jueves, 3 de octubre de 2013

OPERACIÓN SANTA PATRICIA, NI AHÍ CON LOS FASCISTAS (CENTÉSIMO OCTOGESIMONOVENA PARTE).



  El drama del Cacique, no es para cagarse de la risa..., pero sí para ver cómo anda la cosiaca en esta Operación Santa Patricia.
 Si la semana pasada Lucas Domínguez reconocía que el trabajo con sicólogos para tratar el mal momento deportivo de Colo Colo no fue tomado en cuenta por los jugadores del plantel albo, que querían levantar cabeza en el torneo solitos, luego de la derrota ante Cobresal los ánimos se vinieron por el suelo -y al más puro estilo porrazo de Alejandra Correa- y, por ende, la presencia de la sicóloga del club, María José Martínez, se hizo habitual en los entrenamientos del Cacique.

Y es que el ánimo de varios peloteros del Eterno se ha ido por el suelo ya que los resultados no llegan, y lo que es peor, suman derrotas y un montón de críticas de la hinchada. Era que no poh.

Por eso mismo es que la María José tomó al toro por las astas (no al Sebastián) y le dedicó varias horas a realizar charlas personales con varios integrantes del plantel, especialmente con los más criticados por la barra popular, para ahondar en sus bajos rendimientos deportivos.

Según sapea este jueves La Tercera, incluso el paragua Justo Villar cayó en la dinámica de la sicóloga, principalmente por las duras declaraciones que se mandó sobre el rendimiento de varios compañeros tras el guatazo del sábado ante los legionarios.

Para los próximos días se espera realizar terapias grupales en la búsqueda de respuestas y soluciones para el cornetero rendimiento de Colo Colo en este torneo. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...


 "¡QUE SE VAYA BLANCO Y NEGRO..., SE LOS PIDO POR FAVOR... ¡ESOS SON LOS SINVERGÜENZAS QUE ESTÁN ARRUINANDO NUESTRA INSTITUCIÓN...!!!".

Aunque no pescaron en su momento, igual los jugadores de Colo Colo pasarán por el sicólogo para tratar de salir del mal momento deportivo.


Omar Labruna es uno de los pocos técnicos que ha logrado sacarle trote a Colo Colo en los últimos tres años. Claro, pues de la mano del argentino, los albos ganaron la fase regular del Clausura 2012 y lograron clasificar a la presente edición de la Copa Sudamericana.
Sin embargo, el dramón judicial que tuvo tras verse involucrado en un accidente automovilístico, en el que metió al baile a su señora, terminó jugándole en contra y al final tuvo que virarse del cacique por la puerta trasera.
Errores más, errores menos, la cosa es que Don Omar tiene clarita la película sobre el momento que está atravesando el Eterno, quien está ubicado en la antepenúltima posición en el campeonato de Apertura y cada vez ve más de cerca al Fantasma de la "B", lo que sería un verdadero terremoto grado 12 para la mitad más uno de Chilito lindo.
De hecho, el ex técnico de Audax comparó la actual situación del Colo con el descenso que sufrió River Plate el año 2011, ese que nosotros en este blog también lo contamos en una saga.
"Cuando descendió River se nos cayeron las lágrimas a mi familia. Ojalá que (en Colo Colo) se den cuenta a tiempo que en todos los lugares la inversión es importante", lanzó el deté  en chachareo con CHV.
Sobre la misma, Labruna aprovechó de pegarle un palo a Blanco y Negro por no romper el porcino durante su estadía en Macul.  "Colo Colo era un gigante dormido y lo pusimos de pie no me ayudaron a reforzar el equipo en los puestos necesarios", verseó.
Por último, agregó que "me impresionó para bien la llegada de Arturo Salah, pero (ahora están) con esa sensación de ante la menor adversidad derrumbarse y pierden los partidos", remató el estratega, quien aseguró que tiene una oferta de Huracán pero que su idea es seguir trabajando en el Calcetín de Tierrra. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡QUE SE VAYA BLANCO Y NEGRO..., SE LOS PIDO POR FAVOR... ¡ESOS SON LOS SINVERGÜENZAS QUE ESTÁN ARRUINANDO NUESTRA INSTITUCIÓN...!!!".



 Y para terminar, tenemos el arsenal de palometas de los candidatos que no saben respetar la legalidad, lo que realmente como Operación Santa Patricia, nos apesta y nos hace hasta vomitar. También tenemos la instalación de un letrero que espanta a los patos malos en Villa Alemana, un avión con atraso y la amenaza de bomba de un tontorrón que se fue a la capacha allato en las Calamas..., y los civilitos que dejan a los cara de túnel irreconocibles en los certificados. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡QUE SE MUERAN LOS FEOS..., QUE SE MUERAN LOS FEOS... ¡QUE SE MUERAN TODITOS, TODITOS, TODITOS, TODITOS LOS FEOS QUE SE MUERAN...!!".

Publicar un comentario