miércoles, 18 de enero de 2017

LA HUELGA DE LOS VULE-LÁCTICOS (2)


   Seguimos con el tema de la huelga de los recorridos de Buses Vule, donde hemos tenido ya cinco días en que hemos visto paraderos con gente desolada, recorridos paralizados y acuerdos a los que ni siquiera han llegado. ¿Por qué es legal esta huelga?. Porque de por sí están dentro de la negociación colectiva, que tiene un rol importante al enmarcarse en el Código del Trabajo.
  Los titanes de Vule que se fueron de parelé en estos días, ya tienen la tendalá con candados en Ducaud y la 301c que sólo llega hasta Los Morros con Lo Martínez, con lo que los torombolos tienen que mamarse un viaje en la G16 hacia Lo Blanco, otro viaje en la G08v hacia el Hospital El Pino y, el remate en la 228 hacia la Angelmó. En el caso de la 301e, sólo pasa desde la Alameda en horas punta, mientras que la 301 ni siquiera pasa porque en Ducaud la tienen mas fondeada que paciente en cuarentena.
  En Quilicura, la frecuencia de los recorridos en sí, era tan baja, que en los paraderos hubo mucha gente que se desesperó para tomar los recorridos al centro de Santiago, a los Hospitales del sector Independencia y, a los sectores de El Mañío, la Parinacota, San Luis, Lo Cruzat, Santa Luisa y Lo Marcoleta. Nótese además que, en estos últimos minutos, los recorridos 300 no están tomando ni dejando pasajeros, por lo que la barra pop tendrá que rebuscárselas con los recorridos 400 que se van por Vespucio Norte hacia el Metro del mismo nombre, más los servicios B de Redbus hacia las estaciones del pategoma en Recoleta. O sea, que en Plaza Italia, el despelote será total.
  Pero la comuna que se ha convertido en la vedette de la chantada vulística, ha sido Maipú, porque durante los últimos días, la frecuencia de los buses que salen de Rinconada es muy pobre, varios recorridos salen camuflados y se arriesgan a que terminen chamuscados, apedreados y hasta quemados en sus depósitos. Prueba de ello, el fin de semana las verdosas brillaron por su ausencia y, el lunes llegaron a tomarse el patio de René Olivares, con lo que en Cerrillos quedaron haciendo periquitos y con la mansa angurri desde Maipú porque sus máquinas regalonas ni siquiera pasaban. Otros sectores que quedaron sin microlia fueron Cuatro Álamos, Portal Oeste, Mall Plaza Oeste, Villa San Luis, Campos de Batalla, Javiera Carrera, La Farfana, Santa María de Maipú, Longitudinal, Los Bosquinos y la Villa Hernán Díaz Arrieta (donde vivía nuestra querida Alejandra Correa). Para cubrir los servicios abandonados, las empresas Alsacia, Metbus y Express, cubrieron parte de las rutas con referencia en la Plaza de Maipú, tal es el caso de los recorridos I02, I05, I07 e I18 que quedaron a cargo de Metbus; I09 que quedó a cargo de Alsacia y, los servicios 348, I01, I03 e I10, quedaron a cargo de Express. La parada 5 fue la que tuvo el mayor grado de personas sin recorrido, seguida de la parada 9, que tuvo a este colocolino como protagonista durante dos días, cuando desde Express mandaron buses para cubrir las rutas a Cerrillos y otros puntos (ayudé al mismo chofer para orientar el lunes en la ruta de la I01 y, ayer para la ruta de la 348).
  Y por si fuera poco, el abandono en Quilicura, El Bosque, Cerrillos y Maipú, se nota cada noche cuando, a eso de las 21:30 horas, las máquinas se van a guardar a los depósitos y la barra queda completamente botella en los paraderos. ¿Y quién tiene que ir a salvarlos??. Este pechito.

La imagen puede contener: autobús y exterior

La imagen puede contener: cielo y exterior

La imagen puede contener: cielo, árbol y exterior

viernes, 13 de enero de 2017

LA HUELGA DE LOS VULE-LÁCTICOS


Hace cuatro años que en Buses Vule, sus trabajadores reciben un reajuste piñufla de su salario anual, unos 1.300 piticlines al año, por lo que apenas les dura para el raspado de la olla a presión los 365 días del año. No contentos con esas migajas, los cabeza de manubrio no aguantaron a los gerentes y, se pusieron en campaña para dejarlos en ridículo. Es más, en los patios de Ducaud, Lo Blanco, El Mañío, Lo Marcoleta, Lourdes y Santa Ana, las cosas estaban decantando en un atado que ya estaba oleado y sacramentado. Donde no estaban de acuerdo en esa postura, fue en los patios de Diego Portales, Gabriela, Lo Cañas, El Hualle, Pedro Lira, Plaza Oeste, René Olivares, La Farfana, Michimalongo, Los Presidentes y Uspallata. 
  Entonces, dos de los doce sindicatos de trabajadores de Buses Vule, se enyegüecieron de lo lindo con los jefachos de la empresa del corrupto de Juan Pinto Zamorano, acusado de coludirse con Manuel Navarrete y los hermanos Gómez para acapararse los operadores y recorridos del Transardina y, con platas mas truchas que los españoles que hicieron el Puente Cau-Cau y que se escabulleron piolitas. Con ese punto, los titanes llamaron a asamblea antes de la Pascua, hasta que el 30 de Diciembre de 2016 llamaron a votación, metieron el voto en el hoyito y, por un 98% aprobaron la chantada, la que finalmente se haría efectiva el jueves 12 de Enero de este año.
Y la huelga de los Vule-lácticos partió a las cinco de la matina en Ducaud, lugar donde las gondolillas verdosas del recorrido 301, ni siquiera salieron a la ruta para tomar pasajeros, dejando la mansa patá en Los Morros, Gran Avenida, el Barrio Franklin, San Diego, Alameda, centro de Santiago, los topless de Mapocho, Santos Dumont y la Juan Antonio Ríos. Tras eso, la barra pop quedó con cirrosis hepática porque su microlia no pasaba, por lo que tuvieron que tomar otra máquina de otro operador hacia la zona norte de Chago City..., y mamarse un desesperante viaje en el Metro con la guarifaifa apretada. En Quilicura, los buses verdosos quedaron paraditos en los patios de El Mañío y Lo Marcoleta, claro que allato los parroquianos sabían cómo buscar las alternativas que vayan al centro por Matta, O'Higgins o Vespucio hacia el Cruce Huechuraba o hacia el Metro. Pero donde la cosa se presumía brava, era en Maipú, porque después de un inicio normal de las actividades, en el Patio Lourdes, comenzó el mambo, cuando a punta de barricadas empezaban a avispar a los choferes e inspectores para que hicieran parar los recorridos 348, 350, I02, I05, I07, I09, I09e, I18 e I24..., claro que en este último caso, ese recorrido sale de La Rinconada y tiene patio en Plaza Oeste. Dentro de la misma comuna, el Patio Santa Ana fue un hervidero donde los recorridos I08, I08c e I22 ni se asomaban, mientras que el I12 ya era mas que un dolor de cabeza en los paraderos.
Dicho y hecho. Los reyes del manubrio se aguantaron hasta los tarros de pintura que les cayeron en los vidrios, dejaron a los rompehuelgas con el poto a dos manos y, empezaban así a hacer bajar la frecuencia de cuncunas en las calles. La Gran Avenida se transformó en un mar de lágrimas, la Plaza de Maipú era un saco de nervios a pleno sol y con los patos asados cayendo sobre la masa, la Plaza Italia era un verdadero coliseo romano cubierto por desesperados quilicuranos que ya andaban con la mansa neura, la Estación Mapocho fue un baño de cuatiqueras al por mayor y al detalle, el sector de Estación Central fue un festival de torombolos comiéndose hasta la última tripa que les quedaba, Alameda con Las Rejas fue una guerra de sardinas, Alameda con Nataniel Cox fue una verdadera travesía de despistados, el sector de Franklin se convirtió en un vía crucis para los mas desesperados. Y el Hospital El Pino fue realmente un martirio para los parroquianos que casi se van desmayados y con trombosis arterial.
  La primera gran consecuencia de esta huelga, indica los siguientes resultados.

A.- SERVICIOS DE DUCAUD (Zona San Bernardo): Los recorridos 301, 301c y 301e, con muy baja frecuencia y principales afectados por la huelga de los Vule-lácticos. La 301 desde San Bernardo hacia el norte, casi inexistente (dos buses en ruta), al sur algo más ofertado pero no más de 15 buses. La 301c desde la Intermodal La Cisterna con solo 2 buses al sur, pero con refuerzo de STP Santiago. La 301e con solo 3 buses operando, pero con refuerzo de Subus. Y la 301c2 -del patio Lo Blanco-, solo con 2 buses en ruta.

B.- SERVICIOS DE LOURDES (Zona I, Maipú y alrededores): Servicios I02, I05, I07, I09, I09c, I09e, I18, I24, 348 y 350, con baja frecuencia en algunos servicios por la chantada. La I02 funcionando con relativa normalidad. La I05 sin despacho desde Lo Ovalle hace 35 minutos y, desde Lourdes hace 30 minutos. La I07 sin buses desde Lourdes hacia el Mall Arauco Maipú desde hace 30 minutos. La I09 normal, con 3 buses en dirección (M) ULA y 3 buses en dirección Rinconada (baja frecuencia). La I09c con 3 buses yéndose a Las Rejas y apenas 1 hacia Maipú. La I09e, con una muy baja frecuencia, es decir, 3 buses a Maipú y 2 a (M) ULA. El servicio I18 que dejó a medio Cerrillos botado, porque desde Alameda hacia Maipú, apenas circulaba uno solo, mientras que desde Rinconada a (M) ULA pasaban ocho buses y 15 minutos de retraso (frecuencia irregular). El I24 funcionando con relativa normalidad entre Villa Los Maitenes y Mall Plaza Oeste y viceversa. La 348 sin despachos desde Lo Ovalle a Maipú hace 40 minutos y, desde Maipú a Lo Ovalle, con 20 minutos de retraso. Y la 350 con 4 buses a Ciudad Satélite y 15 minutos sin despacho desde Rinconada, mientras que hacia Rinconada tienen 2 buses en ruta, 31 minutos de retraso y después, ninguno circulando.

C.- SERVICIOS DE SANTA ANA (Zona I La Farfana): Servicio I22 operando con normalidad, I08 con relativa normalidad y, servicio I08c sin operación.

D.- SERVICIO DE LA FARFANA (Zona I La Farfana): Servicio I12, con muy baja frecuencia (1 bus cada 1 hora) entre La Farfana y Mall Florida Center y entre Mall Florida Center y La Farfana.

E.- SERVICIOS DE QUILICURA LO MARCOLETA Y EL MAÑÍO (Servicios 300 desde Santiago): Operando con normalidad y algunos apoyos.

Después de conocido el primer informe, la Gran Avenida, Plaza Italia, Estación Mapocho, Estación Central, Franklin, Alameda, Las Rejas y la Plaza de Maipú, mostraban a la barra pop desesperada repletando los paraderos. En las estaciones intermodales de La Cisterna, Lo Ovalle y Del Sol, el panorama no era muy distinto..., y solo se vino a decantar pasadas las 21:30 horas, cuando en los patios de El Mañío, Lo Marcoleta y Lourdes, las máquinas comenzaban a guardarse para dejar a la pipol varada en los paraderos ubicados en Matta con O'Higgins, Independencia con Dorsal, O'Higgins con Lo Marcoleta, Independencia con Cardenal Caro, Alameda con Chacabuco, Alameda con Las Rejas, Plaza de Maipú y el Mall Plaza Oeste. En el caso de Maipú, los recorridos de Lourdes -salvo la I24 que se llevaría a la barra que esperaba microlia para irse al Mall Plaza Oeste-, dejando a los de Cuatro Álamos, Portal Oeste, la José María Caro, la Clara Estrella y Lo Ovalle con ataque zorricuático, al igual que los que se iban a Lo Espejo, Villa México, Villa Las Palmas, Villa Suiza, Rinconada y Villa San Luis; ya avanzada la noche, el panorama era desolador en la comuna histórica, porque apenas los recorridos de René Olivares (I01, I03 e I10), los de San Juan (I04 e I04c) y el de Michimalongo (I11), más el I21 que pasa por la que fue la casandra de Alejandra Correa (que está muy delicada de salud), podían absorber la demanda de los otros servicios de Buses Vule que yacían guardados en Rinconada, Santa Ana y La Farfana.

Ahora, como la huelga sigue -y se dice que duraría un mes-, les vamos a dar las alternativas a los recorridos paralizados, dependiendo del sector.

A.- DUCAUD (Servicios 301, 301c y 301e): Si te vas al centro desde la Angelmó, toma la G09 en Condell con Ducaud, bájate en Colón con América y agarra la 201e que se va por Autopista Central hacia Santiago Centro, Independencia, Conchalí y Huechuraba. Si estás en el Hospital El Pino, utiliza la G08v que te lleva a la Intermodal La Cisterna para que te vayas después en el Metro. Si estás en Los Morros entre Lo Blanco y Lo Martínez, utiliza el servicio G16 que se va por Raulíes hasta la Intermodal La Cisterna. Si estás parado en Los Morros con Observatorio, utiliza los servicios F20 y G15 hacia la Intermodal. Si estás parado en Los Morros a la altura de Alejandro Guzmán, utiliza el servicio F06 que se va a la Intermodal. Si estás parado en la Gran Avenida y te dirigías al centro, utiliza los servicios 201, 223 o el Metro. Si tu ruta por Gran Avenida es hacia Los Morros y el Hospital El Pino, toma la 201, 223 o 229 hacia la Intermodal La Cisterna y ándate en los servicios F06, F20, G05, G08, G08v, G15 o G16, dependiendo del sector en que vivas, o la 228 si te vas a la Angelmó. Si estás en Franklin y te quieres ir al centro, utiliza los recorridos 201, 214, 223, 226 o 229, o te vas en Metro; pero si estás en la Plaza Matte, toma la 229 hasta la Intermodal La Cisterna y luego todos los recorridos indicados a Los Morros y la Angelmó que aparecen para Gran Avenida al sur. Si estás parado en Estación Mapocho, el Metro te salva, porque te vas hasta La Cisterna y tomas los servicios ya indicados a Los Morros y la Angelmó. Si estás en San Martín, toma la 201 hasta San Bernardo y luego te vas en la G09 si vas a la Angelmó, o hasta la Intermodal La Cisterna para tomar a Los Morros. Para el caso de la Alameda, toma la 229 hasta la Intermodal La Cisterna y combina con los servicios que pasan a Los Morros. Y si te vas a la Juan Antonio Ríos, utiliza el Metro hasta Patronato y la B03 hasta Salomón Sack.

B.- EL MAÑÍO (Servicios 303, 303e): Si estás en El Mañío y quieres salirte de ahí, toma la 430 hasta el Cruce Huechuraba para irte al centro en la 201 por Independencia, o en Vespucio Norte si quieres hacerla más rápida. Si estás en Matta, utiliza la B11 hasta Independencia y toma la 201 hasta el centro, o el Metro en Einstein. Si estás en Panamericana Norte, entre El Cortijo y Jaime Guzmán, anda a Barón de Juras Reales y toma la 214 hasta Santiago Centro. Si estás en Panamericana Norte y vas a Quilicura, si estás entre Dorsal y Vespucio, toma la 214 hasta El Cortijo y en José María Caro toma la B06. Si estás en Panamericana Norte entre Vivaceta y Catorce de la Fama, para el destino Santiago toma la B26 que se va a Estación Central, o en Domingo Santa María toma la B24 hasta Mapocho. Si estás en Plaza Italia, toma el Metro hasta Los Héroes, combina en Línea 2, bájate en Vespucio Norte y agarra la 429, 430 o 435 en la caletera norte de Américo Vespucio. Y si estás en el centro por Monjitas o Plaza de Armas, toma el Metro hasta Santa Ana, combina con Línea 2, bájate en Vespucio Norte y haz el mismo procedimiento del caso anterior.

C.- LO MARCOLETA (Servicios 307, 3’7e, 308, 312e, 313e, 314, 314e, 315e y 316e): Si quieres salirte de Lo Marcoleta, toma la B21 hasta el Metro Einstein y te vas en el pategoma al centro. Si estás àrado en Santa Laura, Rigoberto Jara o Santa Luisa, toma la B13 que te deja en el Metro Vespucio Norte. Si te paras en el Líder de O’Higgins, agarra la B12 que te deja en Independencia con Cardenal Caro y luego te vas en la 201 hacia el centro. Si te paras en la Plaza de Quilicura o en Ramón Rosales, te sirve la B08 hasta el Cruce Huechuraba para después tomar la 201. Si estás en Lo Cruzat, te sirve la B13 hasta el Metro Vespucio Norte. Si estás en Independencia, toma la 201, 223 o 230 y asunto arreglado. Si estás en Panamericana Norte, entre El Cortijo y Jaime Guzmán, anda a Barón de Juras Reales y toma la 214 hasta Santiago Centro. Si estás en Panamericana Norte y vas a Quilicura, si estás entre Dorsal y Vespucio, toma la 214 hasta El Cortijo y en José María Caro toma la B06. Si estás en Panamericana Norte entre Vivaceta y Catorce de la Fama, para el destino Santiago toma la B26 que se va a Estación Central, o en Domingo Santa María toma la B24 hasta Mapocho. Si estás en Plaza Italia, toma el Metro hasta Los Héroes, combina en Línea 2, bájate en Einstein para tomar la B21, Zapadores para tomar la B06 o la B12 y, Vespucio Norte para tomar la B13 o B18. Si estás en la Estación Mapocho o en Independencia, asegúrate tomando la 201 hasta Cardenal Caro y luego los recorridos B06 o B21. Si tomabas la 313e en Quinta Normal hacia Quilicura, toma la B26 hasta Los Acacios con Cardenal Caro y luego te vas en la B06 o B21. Y si estás en el centro por Monjitas o Plaza de Armas, toma el Metro hasta Santa Ana, combina con Línea 2, bájate en Einstein, Zapadores o Vespucio Norte y haz el mismo procedimiento del caso anterior.

D.- LOURDES (Servicios 348, 350, I02, I05, I07, I09, I09c, I09e, I18 e I24): Si dentro de Maipú, tu destino es Rinconada, toma la 109 hasta Rinconada con Las Naciones. Si te quieres ir a la Villa San Luis, toma la 109 que entra por Las Naciones y luego se va por Portales. Si te ibas a Cuatro Álamos, toma la 109 o la I03 hasta el Estadio Santiago Bueras, párate en el CTP (que no tiene nada que ver con CTM) y toma la 509 que te deja justo en el Ekono de Segunda Transversal. Si te ibas a la Satélite en la 350, usa la I11 en el paradero de la Muni y san se acabó. Si tu destino es Plaza Oeste, toma la 118 que te deja directo en el mall. Si tu destino es Cerrillos y te ibas en la I18, la única alternativa es la I01, a menos que te quieras ir por Camino a Melipilla y tomes la 108 o la 109. Si tu destino es Santa Marta con Camino a Lonquén, asegúrate de ir a tomar la 118 hasta el Mall Plaza Oeste, devolverte al Camino a Lonquén, cruzar por la pasarela y tomar la Talagante que te deja en Camino a Lonquén con Santa Marta. Si te ibas en la 348 al Portal Oeste, toma la 118 hasta Vespucio frente al Líder Oeste, cruza por la pasarela y ándate “a patricia” por Aeropuerto hacia el norte. Si tu destino es la José María Caro por Eduardo Frei Montalva, toma la 118 hasta el Barrio Chino y la 121 hacia la cordillera desde Av. Central. Si tu ruta es la Clara Estrella, la Santa Adriana y Lo Ovalle, toma la 118 hasta Vespucio con Astaburuaga para tomar la 119, o hasta el Barrio Chino para tomar la 121. Si tu ruta es el Metro Lo Ovalle, tienes la 108 hasta Departamental con Gran Avenida, o la 118 hasta Vespucio con Gran Avenida y, desde Gran Avenida tienes locomoción directa. Si estás en Metro Lo Ovalle y te quieres ir a Maipú, toma el Metro hacia Departamental para tomar la 108 que se va por Camino a Melipilla, o hacia La Cisterna para tomar la 118 que se va directo por Vespucio. Si estás en Alameda entre Chacabuco y Las Rejas, asegúrate de tomar los recorridos 106, 401, 405 o 421 hacia la Plaza, o la 419 hacia el Hospital de Mierda. Si estabas esperando la I07 en el Metro Las Parcelas hacia Rinconada, toma la 405 hasta la Plaza de Maipú y la 109 hacia Rinconada. Si estabas en el paradero 15 de Pajaritos esperando ese mismo recorrido, toma la 419 que te deja en el Hospital de Mierda y combina con la 109 que se va a la Villa San Luis por Las Naciones y Portales. Si estabas esperando la I02 para irte a La Farfana, en Portales toma la 509 hasta Pajaritos para tomar después la 111 hasta el Mall Arauco Maipú, o en Segunda Transversal toma la 423 hasta Las Parcelas para luego tomar la 404 hacia El Descanso con Vespucio y la 428 hasta Santa Elena, o en Rafael Riesco te vas caminando a Pajaritos y tomas la 111, o en Laguna Sur tomas el Metro hasta Del Sol y un coleto que te lleve a La Farfana. Y si estás parado en Bascuñán esperando la I09 o la I09e, anda a Exposición a tomar la 109 el potito se te mueve hasta Maipú.

E.- SANTA ANA Y LA FARFANA (Servicios I08, I08c, I08n, I12 e I22): Si tienes problemas en la Intermodal Del Sol, asegúrate de tomar la 110 o la 111 hasta Vespucio con Santa Elena para cruzar el puente y tomar El Rosal a La Farfana, o un coleto directo. Si tienes atados al salir de La Farfana, toma un coleto hacia Intermodal Del Sol, Mall Arauco o Plaza de Maipú. Si tienes atados para irte a Fruna, toma la 108, 109 o 118 hasta Camino a Melipilla frente a la Plaza Zaror, cruza hacia la fábrica Moroni y toma la 113 o la 115. Si tu destino es el Mall Vivo Lo Espejo desde la Plaza de Maipú, toma la 118 hasta el Barrio Chino, la H03 por Gabriela Mistral hasta Lo Espejo con Camino a Lonquén y te vas de infantería tres cuadras hacia abajo. Si tu destino es La Farfana desde Plaza Maipú, toma la 110 o la 111 en Pajaritos hasta la Intermodal Del Sol o el Mall Arauco. Si tu destino es Blanco Encalada o Victoria, toma la 109 hasta el Hospital de Mierda y la 419 en Olimpo hacia el norte. Si te ibas en la I12 desde La Farfana al Mall Plaza Oeste, agarra un coleto hasta Américo Vespucio para tomar la 428 en dirección a La Cisterna, o desde el paradero 15 de Pajaritos, agarras la 401 hasta la Plaza de Maipú y en el Teletrak tomas la 118. Si tu destino es El Parrón, toma la 118 hasta el Terminal Pesquero y la G12 que se da la vuelta para regresar a Lo Ovalle pasando por El Parrón. Si te ibas a Lo Espejo por Gabriela Mistral, toma la 118 hasta el Barrio Chino, cruza el puente y la Muni de Lo Espejo y párate en Av. Central frente al Colegio Hernán Olguín Maibée para tomar la 105 o la 125. Si te ibas al Callejón Lo Ovalle desde calle María hasta Haydn, toma la 108 que te deja en Departamental con Gran Avenida y, luego agarra la 226 que se va hasta Lo Ovalle con La Serena. Y si te quieres ir al Mall Florida Center, toma la 108 y bájate en Departamental con Vicuña Mackenna.
Resultado de imagen para huelga buses vule
Resultado de imagen para huelga buses vule

martes, 10 de enero de 2017

OPERACIÓN SANTA PATRICIA 3.0, NI AHÍ CON EL QUE CAE (488ª PARTE): EMBOLIA.


   Con una disertación de Alberto Sanagustín sobre trombosis y embolias, seguimos inmersos en este profundo Túnel en la Ruta de la Operación Santa Patricia, que abre la pauta con algo que ya venía diciendo en Facebook.
  La situación de salud de Alejandra Correa, a 11 días de su hospitalización, no ha mejorado, por lo que Anita Olave en estos momentos, se encuentra sin activar su sesión para informarnos de cómo evoluciona su problema. Además, la hija de Alejandra no está contestando mensajes a través de las redes sociales, por lo que es preferible mantener la cadena de oración y dejar tranquila a la familia en este difícil momento. Somos Operación Santa Patricia, que junto con su grupo homónimo de Facebook y los demás grupos, nos mantendremos alerta en este difícil trance.

  Ahora, el tema que voy a tratar, es más peludo aún y, se trata de la EMBOLIA.

 Una embolia, se origina cuando un coágulo es transportado por la corriente sanguínea y bloquea bruscamente un vaso sanguíneo. Es lo que se denomina “émbolo”, que puede ser un coágulo sanguíneo o trombo, o estar formado por células tumorales, grasa, líquido amniótico o aire.
  La embolia se diferencia de la trombosis en los siguientes puntos:
·         En una trombosis, el coágulo sanguíneo o trombo da lugar a la oclusión (obstrucción) del vaso directamente en el lugar donde aparece, mientras que
·         La embolia no se produce en el lugar originario del émbolo. A partir de un trombo puede desarrollarse un émbolo si se desprende de su lugar de origen y es arrastrado por la corriente sanguínea (es lo que se denomina tromboembolia).
  Una embolia puede afectar a las venas o a las arterias, o tener su origen en ambos vasos sanguíneos:
·         Si el émbolo se produce en la parte izquierda del corazón o en una arteria mayor, la embolia que origina se denomina embolia arterial. Si la oclusión del vaso afecta al cerebro estaremos hablando de una embolia cerebral; también puede afectar a un brazo, una pierna o a órganos del aparato digestivo o urinario (el intestino o los riñones, por ejemplo).
·         Si el émbolo se produce en una vena, se denomina embolia venosa y el émbolo producirá una oclusión en una arteria en el pulmón dando lugar a una embolia pulmonar.
·         La embolia paradójica es un caso especial: aquí el émbolo se origina en una vena pero no llega a la circulación pulmonar, sino que pasa del lado derecho al lado izquierdo del corazón a través de un orificio entre ambas aurículas del corazón, llegando a una arteria de la circulación ocluyéndola.
  La causa más frecuente de una embolia pulmonar es una trombosis venosa en la pierna o la pelvis. En determinadas circunstancias (como por ejemplo en el caso de una fibrilación auricular), los coágulos sanguíneos (trombos) también pueden originarse en el corazón y provocar la oclusión de una arteria. Según la arteria ocluida, provocará la falta de suministro sanguíneo a un órgano a extremidad produciendo una serie de signos y síntomas que permiten reconocer la embolia.
  El tratamiento de una embolia venosa se dirige principalmente a deshacer el coágulo sanguíneo con anticoagulantes (heparina o acenocumarol), mientras que en el caso de la embolia arterial puede ser necesaria una operación quirúrgica. Como prevención, suelen recetarse medicamentos que diluyan la sangre.
 Las causas que producen una embolia están explicadas solo parcialmente. Se cree que las embolias producidas por coágulos de sangre sólo pueden ser producidas por coágulos recientes que todavía no han cicatrizado, cuyo tamaño sea mayor que el diámetro del vaso que obstruyen.
La embolia arterial tiene su origen principal en la parte izquierda del corazón. En aproximadamente el 90% de todos los casos de embolias el origen es una cardiopatía y menos frecuentemente una aortopatía, es decir una enfermedad del corazón o de la aorta respectivamente. Por ejemplo afectación de las válvulas cardiacas (en muchas ocasiones de origen reumático), arritmias como la fibrilación auricular, un infarto cardíaco en el que se produce un trombo en las arterias coronarias, una endocarditis (inflamación del revestimiento interno del corazón) o un aneurisma (dilatación de la pared del corazón o de la aorta). La embolia venosa se origina en una vena de la circulación sanguínea general, frecuentemente en la zona de las piernas. El coágulo (émbolo), que es la causa directa de la embolia, se transporta a través de la parte derecha del corazón a la arteria pulmonar y da lugar a la embolia pulmonar (tromboembolismo pulmonar), que según sea el tamaño del émbolo puede llegar a producir hasta la muerte.
Diferentes tipos de émbolos
  Existen diferentes tipos de émbolos que pueden ser la causa de la aparición de una embolia:
·         La embolia séptica se produce por el denominado émbolo séptico, que contiene patógenos bacterianos. Este puede ocasionar una infección en la zona afectada.
·         Por el contrario un émbolo formado por un coágulo sanguíneo no está infectado con bacterias.
·         Un émbolo metastásico se compone de células tumorales que migran desde el tumor primario, por el torrente circulatorio, hacia otras zonas del organismo produciendo metástasis.
·         Además, pueden aparecer émbolos de grasa (embolia grasa), de líquido amniótico o de parásitos.
·         También es posible que un émbolo se componga de aire (embolismo aéreo) y llegue hasta las vías sanguíneas interrumpiendo el riego. Suele ocurrir por lesiones en las venas o en complicaciones postoperatorias.
·         Al émbolo que queda aprisionado en una ramificación de dos vasos se denomina émbolo cabalgante.
Factores de riesgo:
  Los principales factores de riesgo de una embolia, son prácticamente los mismos que se mencionan en el caso de la trombosis:

  1. Arterioesclerosis
  2. Tabaquismo
  3. Hipertensión
  4. Diabetes mellitus
  5. Obesidad o sobrepeso
  6. Sedentarismo
  7.  Inflamaciones en las venas
  8. Inmovilizaciones prolongadas o cirugías recientes
  9.  Edad como factor potencial de riesgo
Síntomas:
Los síntomas de la embolia dependen del vaso sanguíneo obstruido. En general, los síntomas de una embolia son dolores repentinos. El émbolo impide el suministro sanguíneo impidiendo la función del órgano afectado o produciendo la muerte del tejido. En las zonas del cuerpo que disponen de buena circulación colateral, puede aparecer una pequeña embolia, sin que se produzca una disfunción importante, es decir, asintomática.
  Una embolia en las extremidades (en brazos o piernas) se manifiesta cuando afecta a una arteria mayor, cuyos síntomas característicos se denominan las “6 P”.

  1. Pain (dolores)
  2. Paleness (palidez)
  3. Paresthesia (parestesia, trastornos de la sensibilidad)
  4. Pulslessness (falta de pulso)
  5. Paralysis (parálisis)
  6. Prostation (postración)
  Una embolia pulmonar se reconoce por síntomas tales como una falta de aire repentina (disnea), una aceleración de la respiración (taquipnea), una taquicardia, una caída de la presión sanguínea (hipotensión) y un shock circulatorio. Si el vaso sanguíneo obstruido en los pulmones es grande, la embolia producida en los pulmones puede sobrecargar al corazón y producir la muerte.
  Los síntomas que aparecen en el caso de una embolia cerebral (accidente cerebrovascular) varían según el vaso afectado, por ejemplo, pérdida del conocimiento, parálisis... La embolia de los vasos coronarios, puede producir un infarto cardíaco. Esta última es infrecuente y suele producirse como consecuencia de un trastorno circulatorio, que se expresa en forma de trombosis de una arterioesclerosis subyacente.
 Diagnóstico:

  El diagnóstico de una embolia localizada en las extremidades se realiza en función de los dolores súbitos que aparecen, la palidez de la piel, la diferencia de temperatura corporal respecto a la otra parte, así como por la falta de pulso y los ruidos de los vasos. Entre los procedimientos, están la ecografía Doppler o la angiografía.
  El médico puede determinar una embolia pulmonar con diversas técnicas de imagen. Los mejores resultados para diagnosticar una embolia pulmonar se obtienen con una angiografía de las arterias pulmonares (AngioTAC), también se pueden emplear técnicas de medicina nuclear (gammagrafía de ventilación-perfusión).
  En el diagnóstico de la embolia es recomendable descartar una trombosis, ya que siempre representan un riesgo de producir embolias a posteriori.
Tratamiento:

  Los primeros pasos del tratamiento dependen de dónde se encuentre el vaso sanguíneo obstruido por un coágulo(émbolo).
  En el caso de una embolia aguda en una arteria de una extremidad, las primeras medidas del tratamiento se dirigen a eliminar el dolor, mantener la extremidad afectada en plano y en blando para protegerla contra una pérdida de calor. El médico de urgencias inyecta enseguida heparina intravenosa o subcutánea, ya que este medicamento inhibe la coagulación sanguínea, lo que impide que el vaso afectado se obstruya aún más. A partir de ahí, el tratamiento de la embolia continúa en el hospital donde se decidirá si se procederá a un tratamiento con medicamentos o es necesario realizar una intervención quirúrgica. En aproximadamente un 90% de todos los casos de embolias, suele aplicarse lo que se denomina una embolectomía, en la cual el médico procede a extirpar el émbolo responsable de la obstrucción del vaso. En ocasiones también es posible extraer o disolver el émbolo con un catéter (angioplastia percutánea).
  Las medias de primeros auxilios en el caso de la embolia pulmonar se dirigen a mantener y estabilizar las funciones vitales (respiración y pulso). Para ello, los sanitarios colocarán al paciente en posición semireclinada y le suministran oxígeno. También le administrarán analgésicos para calmar los dolores. Por lo demás, el tratamiento es similar al de una embolia aguda de una arteria de las extremidades. En el caso de un accidente cerebrovascular, como consecuencia de una embolia cerebral, es fundamental comenzar con el tratamiento especializado en un hospital o clínica que tenga una unidad especializada (unidad de ictus).
Junto al tratamiento inmediato de la embolia, se une la indagación y eliminación (si es posible) de las causas subyacentes. Si la causa de la embolia es una trombosis en la pierna, y no puede eliminarse, entonces puede que sea necesario insertar un filtro en la vena cava inferior que funciona de forma parecida a un colador.

Pronóstico:

 En el caso de una  embolia, el pronóstico y la evolución, dependen principalmente de dónde esté situado el vaso obstruido. En principio, cualquier persona ya haya sufrido una embolia, puede volver a padecerla de nuevo. Si existen factores de riesgo, como arterioesclerosis, tabaco, hipertensión, diabetes mellitus, sobrepeso, edad avanzada, por ejemplo, es recomendable realizar una prevención consecuente para evitar una embolia.

Complicaciones:

  En su evolución posterior, una embolia puede estar unida a diversas complicaciones según el lugar donde aparezca. Así, una embolia puede limitar las funciones de las extremidades afectadas de forma permanente e incluso, en un caso extremo, dar lugar a la pérdida del miembro (una amputación por ejemplo). Una embolia cerebral puede provocar parálisis o disfunciones del lenguaje, derivar en una pérdida de la autonomía física, convirtiendo al paciente en una persona que depende de cuidados continuos (un paciente que pasa de autovalente a discapacitado). Asimismo, una embolia pulmonar, lo mismo que un infarto cardíaco, consecuencia de una embolia de los vasos cardíacos, puede llevar a la muerte.
Consejos para prevenir una embolia:

Abandonar el tabaco 
Controlar la presión sanguínea alta (hipertensión)
Prevenir la diabetes mellitus (altas concentraciones de azúcar en la sangre)
Evitar el sobrepeso (obesidad)
Tomar líquidos en abundancia
Ante los viajes largos en avión, en bus, en tren o en automóvil, debe procurar moverse a menudo, ya que en estos casos hay que evitar la inmovilización prolongada.
Además, también se puede evitar una embolia teniendo en cuenta los siguientes remedios:
Tomar anticoagulantes (heparina, acenocumarol) si tiene enfermedades que favorecen la formación de trombos o ha presentado embolias o trombosis previamente.
Ácido acetilsalicílico (AAS) para las tromboembolias arteriales (Aspirina en bajas dosis).
Filtro de cava, en caso de embolias recurrentes (recidivas) o cuando los anticoagulantes están contraindicados.
Medias de compresión antes de intervenciones quirúrgicas o tras el parto.