sábado, 30 de marzo de 2013

OPERACIÓN SANTA PATRICIA, NI AHÍ CON LOS FASCISTAS (DUODÉCIMA PARTE).

  Hablar de la justicia en esta copia infelíz del Edén, es un verdadero saco de problemas. Claro, si vemos que durante estos veintitrés años de gobiernos tan descriteriados, los patos malos salen libres por culpa de jueces que ni siquiera se saben las leyes procesales y penales como corresponde, o porque quienes imparten justicia han estudiado en universidades privadas sin siquiera haber pasado por alguna Clínica Jurídica.
  Estos pobres angustiados, se han pasado todo el tiempo sentenciando al lote, pues en vez de condenar a tipos que son más peligrosos que la Adriana Barrientos haciendo topless en programa farandulero. La Reforma Procesal Penal, en vez de mejorar la vetusta y anticuada justicia que tenemos, la empeoró de tal manera, que los jueces de garantía andan con el derecho metido en el orto, los fiscales andan acusando al tuntún sin pruebas, y al final las víctimas de los delincuentes comunes y de los otros, son las que más pierden y muy feo. Y para colmo de males, esta Reforma la hizo la Universidad Diego Portales, que es requeterrecontra privada.
  Estos especímenes, cacarean que ciertas personas son un "peligro para la sociedad", pero después los dejan libres y al final ellos mismos son un "peligro para la sociedad". Ah, y varios de estos sacadores de vuelta, tienen vínculos con los grupetes plaplipleros Angellini, Errázuriz, Luksic, Matte y Piñera, así como a la derecha encubierta, a los fascistas de mierda y a los genocidas venidos desde la Dictadura de Pinocho.
  Si llegara algún día a ser Diputado, patrocinaré de inmediato una acusación constitucional contra los jueces que no sentencien como corresponde, así como a aquellos que no condenen a penas privativas de libertad a quienes representen un peligro para la sociedad (estafadores, coimeros, defraudadores, evasores de impuestos, ladrones, mecheros, violadores, asesinos, torturadores, lanzas, escaperos, pungas, genocidas, homicidas, psicópatas y seres vinculados a crímenes de lesa humanidad). Enviaré una moción para que dicha acusación se fundamente en el NOTABLE ABANDONO DE DEBERES y en todo lo relacionado con actuaciones judiciales de dudosa calaña. Aprobada la acusación -y siguiendo la vía constitucional que corresponde-, ésta pasará inmediatamente al Senado, el cual actuará como jurado, y podrá conforme a la votación de mayoría y por al menos una causa como mínimo, destituir a uno o más involucrados, los cuales no podrán ejercer ningún cargo público o privado de por vida, y tendrán que vérselas ante la Justicia. Existen casos de jueces destituidos que terminaron sin pega, como Hernán Cereceda en 1993, y Luis Correa Bulo en 1999.







  Aunque les cueste creerlo, todos sabemos que la clase política en Chile es una mierda. Sí, todos los políticos que Ud conoce, están tan desprestigiados y desacreditados, que ya la gran mayoría de los ciudadanos con derecho a sufragio no les cree ni lo que rezan en sus campañas y actuaciones públicas.
  El año pasado, un 60% de los ciudadanos no fue a votar, mientras que un 80% del total -contando votos a listas alternativas, votos nulos y votos blancos- les dió un fuerte golpe a esta clase política tan vapuleada, que hoy por hoy con el voto voluntario se puede repetir la receta.
  Hemos visto que el sistema electoral actual, es tan perverso que salen electos seres que sin tener mayoría salen ganando puestos en cargos importantes. El sistema binominal -herencia del genocida de Pinochet-, posibilita que si una lista con dos candidatos no dobla a la otra, salen electos el que gana de la lista que saca la primera mayoría y el que saca la tercera mayoría, en desmedro de quien sale segundo. En las Municipales también se repite la misma payasada.
  El tema es abolir la Constitución de Pinochet, y mediante una Asamblea Constituyente se redacte una nueva Constitución mucho más democrática y participativa. También lo es eliminar el sistema binominal cambiándolo por uno proporcional, en que salen electas las más altas mayorías en todas las votaciones. Terminar también con los quórum, con las leyes perversas y con los apitutados que se apernan en el Senado y en la Cámara Baja.
  De salir Diputado, patrocinaré estos temas, enviaré una moción para derogar la actual Constitución heredada de la Dictadura, y derogar todas las leyes y decretos antidemocráticos existentes, como la Ley de Seguridad del Estado, la Ley Antiterrorista y la Ley Estadio Seguro. Además, enviaré una moción para que se destituya a todos los Ministros que incurran en actitudes violentas y ofensivas, así como potenciar a la Comisión Ética del Congreso, que sanciona a los honorables que causen desórdenes y se agarren a garabato limpio en todas las sesiones. El Presidente de la República también sufrirá las consecuencias, pues enviaré una moción para que se modifique el requisito de los dos tercios de los votos para su destitución, siendo reemplazado por la mayoría simple, en caso de que el Mandatario no cumpla con sus deberes para con el país. Así es que cuídense.



Publicar un comentario