sábado, 30 de marzo de 2013

OPERACIÓN SANTA PATRICIA, NI AHÍ CON LOS FASCISTAS (UNDÉCIMA PARTE).

 
 Está más que claro que los fachos de mierda y la derecha encubierta son lo mismo, donde sus figuras se venden por separado. La Gordi se tragó un "tusunami" después que se le movió el piso. El "Cencosud" Golborne es un privatizador de mierda que quiere vender el país entero al mejor postor con o sin tarjeta. Allamand es un cafiche de los violadores de los Derechos Humanos. Piñera es un payaso, un mitómano y un maricón que vive de la plaplipla a costa de la gente que ya se aburrió de él. Aylwin es el Monumento Histórico Nacional a los más cínicos de la política chilena, si anda hablando de democracia hasta cuando defendió el Golpe Militar. Frei es el chupasangre que ganó plata fácil con las transnacionales y los fraudes al Tata Fisco. Y para qué decir de Lagos, si ese mequetrefe dejó la mansaca implementando el Transchantete, más otras cochinadas que sus secuaces se mandaron.
  Ojalá que se den cuenta los votantes de la calaña de gente que por moral no debieran haberse metido en política, si la cagaron tupido y parejo. La alternativa está en las otras candidaturas, en el verdadero cambio social, económico, cultural, educacional, político. Un Marcel Claude que está con la masa, un "Karencito" que tiene a fachos de mierda y concertas arrinconados, un "Tarántula" Parisi que los salpica hasta dejarlos listos para la tumba. Los otros ni les creo lo que vociferan, sea que se llamen Velasco, Gómez u Orrego, que son la misma cuestión. Me hartaron los sinvergüenzas, váyanse y no vuelvan nunca más.
 Los acomodos no me gustan, los apitutados tampoco. Si yo llego a ser Diputado, haría una moción parlamentaria en la que se termine con los cargos de confianza a base de pitutos, sea en altos cargos públicos o privados. Su no cumplimiento acarrearía que el que los ponga en sus cargos por amistad u otro que se le parezca, se va cascando de su cargo sin derecho a indemnización.
  Los que lucren con la educación de nuestros hijos, también recibirán las penas del infierno si llegara yo a ser Diputado. Desde que Pinocho cercenó la Educación Pública en este país hace 32 años, estudiar en este país cuesta mucha plata y, de eso se han aprovechado personajes como Joaquín Lavín, Gutemberg Martínez, Harald Beyer y otros para crear instituciones privadas con fines de lucro. Otros como el petazeta Jorge Se Agobia -el más despreciable de todos-, también es uno de los tantos reyes del lucro en la Educación Superior, al igual que Cristóbal Lira, Laurence Golborne, Patricio Melero, Carlos Larraín y otros más. Ah, y qué decir del Grupo Santa Rosa, una sarta de privatizadores de mierda que se quisieron aprovechar de la crisis de la Universidad de Chile para intentar destruirla, si hasta el mismísimo Franco Parisi integró ese nefasto grupito.
  Si llego a ser Diputado, enviaré una moción en la que se derogue la LGE y se sancione a los lucradores con pena de hasta 40 años de cárcel efectiva. Además, las universidades que lucren con sus alumnos y no le paguen bien a sus funcionarios, serán sancionadas desde la multa hasta el cierre definitivo de sus sedes. Y en el caso de los establecimientos de educación pre básica, básica, media o técnico profesional que discriminen a cualquier alumno sea por motivos raciales, de orientación sexual, de clase social o étnico, estos serán sancionados hasta con su clausura, y quienes dirijan aquellos establecimientos sancionados, serán castigados inmediatamente con la cesación inmediata de sus servicios.





Publicar un comentario