lunes, 3 de diciembre de 2007

LA TORRE NAHUM Y LOS COLETAZOS.

Ya hemos dicho cómo ocurrió el festival de pífias al interior de Derecholandia, donde el monstruo leguleyo se comió vivo a Don Ricky, trapeó el suelo con Don Pato y dejó chalada a la Gordi. Hemos pillado chanchito a los funcionarios mafiosos que andaban con walkie-talkies en las manoplas, hasta que los carabitates lo dejaron hecho pebre y lo mandaron pa'dentro. Y hemos pillado el chirimoyo del Turco Nahum, que juró de guatusi al incandescente que los tres mil palos eran plata de la Facultad, lo que en opinión de las tres cuartas partes de la Chile NO LO ES.
La verdad es que ese turro viene de los fondos de la familia Nahum Hayal, no de la Mole, porque de ser así, el turqueli le anduvo sacando plata de los 2.375 mateos, a los 254 profes y a los 100 funcionariosaurios. Como decimos la verdad y a los mandamases les duele muy fuerte, las cosas en materia de financiamiento no son para nada de limpias en Derecholandia, producto de que ni siquiera esas platas han pasado por Contraloría Universitaria, lo que constituye un tongo del porte de la misma Facultad, que finalmente tiene su castigo.
En materia universitaria, el hecho de que la inauguración fuera funada, ha sentado un precedente que ni los mismos leguleyos se atreverán a olvidar. Ya vimos cómo pasó la cosiaca y cómo terminó, pero dejamos entrever que el cotelé final fue entre profes concertas, por lo que al final nadie los pescó. En lo político, fue la crónica de un cataclismo anunciado, donde el monstruo universitario se los devoró por completo. Y lo más gravitante, es que Salvador Mohor fue el Pichichi de la jornada, al llevarse todos los aplausos de la masa. Los gusanitos quedaron con cagadera.
Ahora, el Turco Nahum no puede hacerse el lindo con instalar los muebles en su Torre, porque ningún concesionario querrá administrar el Casino, dando como resultado que La Mole no tendrá Casino el próximo año, perjudicando por cierto a toda la masa de hijos de Justiniano y a los reyes de la chupeta, que nuevamente tendrán que manyar en el Cap Ducal de la Chile o en las Clínicas Jurídicas, lugar donde la Patty Navia se zampa todo en espacio chico. ¡¡¿Queeé taaal...?!!.
Y para terminar, los mateítos piteando por las pruebas para los lunes, los aranceles que suben y la página de Derecho que vale callampa. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

"¡ADIOS, ADIOS, ADIOS QUE TE VAYA BIEN, MY LOVE, MY LOVE. ¡QUE TE AGARRE UN CARRO, QUE TE PARTA UN RAYO Y QUE TE PISE UN TREN...!!".

foto de bello_publico en 06/11/07
Publicar un comentario