martes, 4 de diciembre de 2007

DAVID CATILAO, DIRECTOR EN LA TIERRA Y EN EL CIELO.

La vida de uno de los Directores de establecimientos educacionales más exitosos de Chile, sus obras, su carisma, su amor por la escuela que hizo y amaba tanto, su pasión por el folclor y la cultura de Chile, su temple, sus enseñanzas, su palabra precisa, su palmarés y reconocimiento del Ministerio de Educación, sus grandes jornadas..., se han apagado definitivamente el jueves a mediodía. Esa gran persona que nos ha dejado para subir al cielo y dirigir tan bien como acá en la Tierra, se llama David Catilao Riveros.
Él ha sido el verdadero creador hace 37 años de un colegio que con el tiempo iba a crecer en infraestructura, alumnos, personal, nivel educacional y credibilidad. Es el forjador de un sueño que con el tiempo se hizo realidad y es -sin lugar a dudas- uno de los mejores establecimientos educacionales de la zona sur de la capital. Es el padre de las generaciones de ayer, de hoy y de siempre, que crearon en 1970 la pequeña Escuela 110, la cual pasó a ser Escuela D Nº. 532 a fines de los años setenta, el Liceo Purkuyén en 1988 y el Centro Educacional Purkuyén en la segunda mitad de los años noventa, siendo una escuela que nació pobre en un barrio también pobre, tuvo un crecimiento admirable, un desarrollo tremendamente encomiable, y desde allí un moderno edificio levantado en ese mismo sector de la comuna de San Ramón.
Su palmarés es tremendo: Director por 35 años del Centro Educacional Purkuyén de San Ramón, Medalla al Mérito Órden Gabriela Mistral, reconocimiento oficial por parte del Ministerio de Educación, ser uno de los Trece Mejores Directores de Establecimientos Educacionales en Chile, Pasantía en Canadá, una gran cantidad de trofeos en sus vitrinas, que han posesionado al plantel como uno de los mejores de Santiago Sur. Realmente, un ejemplo de líder, aparte de ser un ejemplo como profesor, padre, abuelo..., persona al fin y al cabo.
Cuando acá en la FECH se vivía el proceso eleccionario, en el Purkuyén se vivió el drama repentino de ver que su gran Director, ha partido para siempre, a causa de una fuerte descompensación causada por una fuerte depresión, esa que le sobrevino tras su alejamiento del Liceo que tanto amaba. Empezaron luego los llamados desesperados, el llanto desgarrador de su familia y amigos, de todo un Plantel que vió en él a un gran Líder. Las campanas de su Purkuyén querido, no pudieron sonar con la fuerza que acostumbraba hasta ese fatídico día. Un descenlace tan rápido como tan repentino fue.
Entonces, María José Moena, Marcela Ramírez, Rocío Ibáñez y Alfonso Contreras, han ido llamando a los ex docentes, ex auxiliares y ex alumnos. Incluso llegaron a llamar a la FECH, donde por lógica está este servidor, que aún no despertaba desde el "Cerro Castillo de la Chile" y aún no se podía sacar la larga jornada electoral. Pero las secretarias de la Federación no estaban, hasta que fue finalmente Dania Jorquera quien me dió la mala noticia mediante su correo electrónico (desharrapado@gmail.com ), para darme ese lluvioso viernes el aviso de su velatorio en la Iglesia San Vicente de Paul de La Florida.

foto de pinguidanios4toc en 25/10/07




Creo que el cielo azul de ese jueves 8, se nubló por completo con la triste noticia del fallecimiento del Gran Maestro y Líder de la Familia Purkuyén. Llovió el viernes con la triste partida del amigo Director, que hoy está dirigiendo allá arriba. La capilla ya lo tenía cobijado, el cuerpo quieto y el dolor de perder al ser más amado, se iba a transformar en alegría porque desde arriba los va a guiar.
Gilda Aranda, Patricia Martínez, Elisa Bley, María Victoria Jaramillo, Claudia Carreño y quien les escribe, llegaron al lugar junto con la familia Catilao en pleno, listos para partir con el cortejo fúnebre hasta un abarrotado Liceo Purkuyén, que vió a una banda muy preparada para la despedida que Don David se merecía. Mientras tanto, el desconsuelo en su voz ha llegado a desgarrar a Marta León, a Ángela Rosas y a la Sra. María Morales. Sentimientos que denotaron esta mañana de sábado, que los purkuyeninos estábamos más unidos que nunca en el dolor por la pérdida irreparable del Padre de las Huestes Purkuyeninas, pero a la vez, alegría porque el cielo llamó al hombre intachable en todas partes, aquel que ayudaba a los demás, un gran ejemplo a seguir.
Y el pueblo purkuyenino acudió en masa al Plantel de Bellos Recuerdos Queridos, para despedir como se merece al Eterno Director. El pueblo purkuyenino que se sube a cinco microbuses especiales para partir con los profesores, administrativos, auxiliares y alumnos hacia San Bernardo, su última morada. La caravana iba a tomar la Av. Santa Rosa hacia El Mariscal -ruta hacia San Bernardo-, pero tomaron la vía más rápida por la Av. Américo Vespucio y la Carretera Panamericana Sur hacia el Parque del Sendero. En ese bello lugar ubicado un kilómetro al sur de los faldeos del Cerro Chena, la Gran Familia Purkuyén se hizo presente, las sentidas palabras de su familia, de sus amigos, de los Profesores, de los alumnos y ex alumnos, de los padres y apoderados, del pueblo en masa, de quienes viven y trabajan en el Condominio Don Alonso de La Florida, y del sacerdote que ofició la Misa Responsorial en el Camposanto sanbernardino junto a la carretera -en la esquina de Catemito-, han dado la tónica en una mañana soleada, esa que vió a una Dania Jorquera mirando hacia el verde pasto y con el rostro agachado, a una Patricia Vergara que yacía en la entrada puesta en la sombra, y a una Lucía Lira que causó la mayor sorpresa por su llegada.
El momento llegó, la familia Catilao en pleno dió la autorización para el depósito de sus restos bajo tierra..., y el llanto de quienes le rodean fue muy, pero muy desgarrador.
Así, el pueblo purkuyenino ha despedido al Director con más años en su cargo en Chile, al Padre de la Familia Purkuyén, a Don DAVID CATILAO RIVEROS (1944-2007). El pueblo purkuyenino lo recordará siempre, y todas las enseñanzas que ha dejado, ya son un gran legado para las generaciones futuras.

DAVID CATILAO, ETERNO DIRECTOR TANTO EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO. ÉL HA MUERTO, PERO SU LEYENDA VIVE Y VIVIRÁ POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS..., Y ESTE SERVIDOR -DESDE LA FECH- HA DE MANTENER VIVO SU GRAN LEGADO, COMO PURKUYENINO QUE SOY.

¡¡¡GRACIAS DON DAVID..., GRACIAS AMIGO DIRECTOR...!!!.

Este es el HIMNO OFICIAL DEL LICEO PURKUYÉN, escrito por el Prof. Jaime González hace 34 años.

Al son de nuestra voz sonora,
venimos juntos a luchar.
Que del Triunfo llegó la hora,
y el ideal es progresar.

La aplicación, la fe, la ciencia...,
nos llevarán con esplendor...
Y al fin de nuestra existencia,
nos brindarán laurel y honor.

Plantel de bellos recuerdos queridos...,
Liceo Purkuyén, tú eres mi amor...
Y en nuestra alma un recuerdo erigido,
de fe, de luz, de ciencia...
y de honor.

Es nuestra Escuela fortaleza
y semillero del saber.
Avanzaremos victoriosos
con nuestra Insígnia del Plantel.

La aplicación, la fe, la ciencia...,
nos llevarán con esplendor...
Y al fin de nuestra existencia,
nos brindarán laurel y honor.



Publicar un comentario