domingo, 18 de noviembre de 2007

EL ZARPAZO DEL NEGRO TAPIA.

Los sabandijas que creyeron en la caída al hoyo negro del Negro Tapia, símplemente terminaron con la jeta torcida. Claro, porque el antofagastino salido de la gloriosa mole de Pío Nono no estaba para que se fuera maraqueado tan facilmente.
Después de haber pasado por la mole, lugar donde este Saiyayín de San Bernardo gozó de la fama y la gloria, hasta con la Patty Navia-, el negrurri vivió la etapa más importante y significativa de su perra vida, como la de collerear en los Exámenes de Grado, donde estudiarse las materias de toda la carrera, resulta para el grueso de los leguleyos un verdadero circo romano.
Aquí comenzaron las conjeturas por el real nivel de retención de materia del Negro Tapia, producto de que el locateli se va de falopa y copete en las jaranas, y parrandea junto a Guachupé donde la banda se presente. Preparar el Exámen de Grado en estas lides, requiere de la más alta concentración, pues un pequeño condoro manda todo el trabajo a la misma mierrr... De paso, lo que se daba por hecho de la rendición de tal exámen, no estaba en los cálculos de nadie.
Cuatro días de preparación para transpirar como hipopótamo con anorexia ante la Comisión de Conspícuos, que ya tenía listas las bolas negretes, albas y rogelias, siendo que las primeras mandan a la zorra a los mateos por no estudiar, las segundas -nota del pueblo- para pasar raspando la olla a presión, y las terceras sirven para aprobar y sacar aplausos de la barra pop en la sala. Así fue que los reyes de la chimuchina ya tenían claro que el Negro Tapia estaba fritanga y se iba a echar el Grado.
Pero el negrete sacó el caturro de adentro, dejó chalados a los profes, se zampó toditas las leyes y doctrinas, chupeteó a los fomeques, aburrió a los reyes del Puesto Bajo para luego, simplemente arrollarlos. Se fue de boláilas coloradas y pasó el Exámen de Grado para terminar como Licenciado en Ciencias Jurídicas y Sociales, con ruta expedita para ser Abogado. Les sacó la contumelia a los que juraron de guatusi al sol que el Negro Tapia las iba a ver de ese color, para terminar celebrando con su pierna suave -Oriela López Bartolucci-, sus amigos y su familia en su depa de Balmaceda 2150. O sea, el negro salió del abismo, para volver como el Ave Fénix.
Sabido de este zarpazo en la base rogelia, parten a la jarana Nelson "Guachupé" Alveal, Aitzíber Iragui, Iratxe Ursúa y este metrosexual, que ven un ambiente de amigos muy poco conocidos. Me cuentan que las cosas en Derecholandia, no son como pasaban en la época del "Potoco" Márquez, del "Chancaca" Bussenius, de Rachid Majluf, del "Coco" Gómez, del "Rufo" Cornejo o de Matías Meza-Lopehandía. Eso, porque no existe un órden entre los leguleyos, una disciplina estudiantil y un ánimo de ir a la acción y que tienen que esperar a que yo los maraquée sin misericordia delante de profes, alumnos y funcionarios.
El Negro Tapia no estaba para sorpresas desagradables, ya que invitó a toda la camada a celebrar su espectacular zarpazo en Rancagua para el sábado 28 de Octubre Purkuyén, y culminar el carrete de celebración en Antofa el mismo día del Gran Concierto del Centenario Fech.
Finalmente, este colocolino partió a dormir a la Casa Blanca de los Alveal, roncó con Aitzíber Iragui y se quedó hasta la tarde, cuando la Keka Silva se fué de leche hirviendo para terminar zampándose flor de Puesto Bajo (sumó el sexto). Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

"¡COMO PICA LA MACHACA, LA MACHACA COMO PICA, COMO PICA LA MACHACA, LA MACHACA COMO PICA. ¡AY QUE CHACA, CHACA, CHACA CHACA, AY QUE CHACA, CHACA, CHACA CHA...!!".

Mono y Heraldo, al fondo Lucho Ardilla
Publicar un comentario