sábado, 4 de marzo de 2017

OPERACIÓN SANTA PATRICIA 3.0, NI AHÍ CON EL QUE CAE (499ª PARTE): EL PLANILLAGATE.


  Con el video de uno de los tantos arengazos de Colo Colo, empezamos a tomar la Cuesta de los Completos con el “Planillagate”, que tiene a Colo Colo en el ojo del huracán por el tema del Cucho Salvatierra, todo analizado con pinzas y harto gas sarín para arrojar, al más puro estilo de la Operación Santa Patricia.
  Todo parte en la mocha disputada el domingo 26 de Febrero Festivalero en la pastosa del “Germán Becker” de Lo Temuco, cuando en la banca alba pusieron erróneamente al Cucho Salvatierra de preparador de atajapepas, siendo que el ex hachero albo no lo ejerce y es solo ayudante técnico de Pablo Guede. Y no solo los peñeteñes lo sabían, pues los rancahuasos andaban con los estribos caídos y se pusieron a reclamar como las maracas por el condoro, a sabiendas que ellos también tienen atados similares a los albos. A estos dos, agreguemos a los pepes, los cuales también saltaron a mariconear por querer los puntos por secretaría, sin saber que carecen de argumento jurídico.
  Evidentemente, el tema tiene con ataque de caspa a los alboadictos, los cuales empezaban a atacar a los clubes involucrados en los atados por las planillas. En la Ruca Monumental, no esperaron más tiempo y trataron a Marcelo Salas, Reinaldo Hoffman y Johnny Ashwell de lo que son, unos irresponsables de mierda y maricones con ganas. Es más, Oscarcito Meneses no aguantó más y aclaró que el tema es administrativo y no antirreglamentario, por lo que invocó los artículos 37 de las Bases y, 108 del Código de Procedimiento y Penalidades, donde dichos condoros son causales de multa y no de resta de puntetes como pretenden estos fracasados de mierda que estaban invocando el artículo 53. Pero apareció el ex mandamás del Tribunal de Disciplina Ángel “Carolino” Botto, que aclaró que el Cucho Salvatierra infringió el artículo 37 Nº.1 y no el 53 Nº.1.
  El mentado artículo 53 Nº.1 de las Bases, dice que “No podrá firmar la planilla, ni ubicarse en el banco, ni cumplir función alguna, un Director Técnico que no tenga contrato registrado con la ANFP en esa calidad y su finiquito con el club anterior. Lo mismo se aplicará para las funciones de Entrenador Ayudante, Preparador Físico o Entrenador de Arqueros.”. Por lo tanto, esta norma sanciona a quienes no tienen contrato registrado con la ANFP y, el Cucho lo tiene desde 2010 como deté, siendo además, deté de la Sub-15. Por lo tanto, los piteos de Salas, Hoffman y Ashwell, no tienen base jurídica ni fundamento plausible para llegar a quitarle puntos al Colo, por lo que en este caso se aplica una multa nada más, como señala Botto en concordancia con el artículo 37. Así de claro.
  Como nos gusta lanzar el gas pimienta a los fracasados de mierda que se andan defendiendo como las prostitutas en los escritorios para pedir por secretaría los puntos que en cancha no lograron, nosotros creemos que los chupeteos no causarán efecto por ser extemporáneos y destemplados. Además, el Tribunal de Disciplina es un ente autónomo de los quilincitos, por lo que está dirigido por abogados que demás saben interpretar una norma. Y tampoco hay que olvidarse que, del 100% de todos los equipos, un 90% se condorea en las planillas.
  La resta de puntos opera en los siguientes casos:
1.   Cuando un entrenador dirige sin estar autorizado para hacerlo o para firmar la planilla, así como cualquier integrante del área técnica que no se encuentre registrado en la ANFP (El caso de Mario Poversnik en Unión La Calera).
2.   Cuando cualquier miembro del cuerpo técnico no tenga registro en el club.
3.   Cuando un miembro del cuerpo técnico dirija durante el torneo en curso otro equipo, y registre otra calidad para encubrir.
4.   Cuando cualquier miembro del cuerpo técnico aparezca dirigiendo en mas de dos equipos en una misma temporada (el caso Hisis que provocó el descenso de Cobreloa).
5.   Cuando el entrenador coloque un jugador extranjero que exceda el límite para tener extranjeros en cancha (Óscar Del Solar en Rangers, Luis Marcoleta en Curicó, Ivo Basay en Wanderers, José Luis Sierra en Unión Española y, Rodrigo Meléndez en Unión Calera).
6.   Cuando un club haga mala inscripción de un jugador (el caso de Joan Muñoz en Colo Colo).
7.   Cuando un club no cumpla con el minutaje de los jugadores Sub-20 al término de un campeonato.
8.   Cuando en un club se falsifiquen las planillas.
9.   Cuando existan antecedentes de irregularidades en los sueldos y planillas de un plantel.
  Después de todo eso, las mariconadas han continuado en las radios ADN, Agricultura, La Clave, Cooperativa y Bío-Bío, ya que sus pseudo periodistas ya estaban subiéndose al chorro por el tema y hasta anduvieron celebrando.
  En la radio de la avenida Eliodoro Yáñez, el enfermito mental de Juan Cristóbal Guarello chupeteó que había un desorden administrativo en Colo Colo y que, estaba a favor de la posible resta de puntos que jamás se va a concretar, lo mismo pelaron Danilo Díaz, Luka Tudor y Pancho Mouat. En la radio de la calle Manuel Rodríguez, el fracasado de Milton Millas andaba lloriqueando como las putas junto a Pedro Carcuro y otros cafiches. En la radio de la DC, andaban calladitos y después se metieron con los clubes llorones. En la radio de los Mosciati, la cáfila de llorones encabezada por Fernando Solabarrieta, Eduardo Figueroa, Roberto Vallejos y Álvaro Lara, andaban gritando a los cuatro vientos que al Colo se lo iban a pitear para después ganarse un jubilazo del que no se lo merecen. Y el caso más patético, lo constituye la radio de Miguel Nasur, porque el Koke Hevia anduvo piteando que al Colo le van a quitar 4 o 7 puntos, cosa que después se la compraron los pánfilos de Andrés Solís y Cristián Peñailillo; es más, el Rafa Olarra con “Chamagol” González andaban haciéndose los lindorfos, la Grace Lazcano andaba jugando a las muñecas con su celular y, Paulo Flores no fue capaz de pararles los carros a estos ignorantes de mierda. O sea, son todos weones.
  No solo el palo le llega a las radiolas…, porque también se cagan en la tele gritando como las maracas y no saben leerse un puto reglamento; es así como pillamos de mentirosos a los pseudo periodistas Sergio Jara, Fernando Tapia, Claudio Bustíos y otros pánfilos más que, de nada les sirven esos 5 años de universidad.
  Y en los sitios deportivos en Internet, Lucho Reyes y la Carola Fernández, sin duda se pusieron a redactar como loco las estupideces, sin saber que el periodismo no le pisa ni los talones al Derecho.
  En conclusión, Colo Colo no puede ser sancionado con resta de puntetes por un error de planilla, los denunciantes no pueden alegar por una situación que claramente no amerita sanciones duras, todos los que se pongan a reclamar por querer los puntos por secretaría son todos unos maricones y, el palo a los medios por andar abriendo el pico, no se lo van a sacar nunca. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así…
 “¡QUE SE MUERAN LOS FEOS…, QUE SE MUERAN LOS FEOS… ¡QUE SE MUERAN TODITOS, TODITOS, TODITOS, TODITOS LOS FEOS QUE SE MUERAN…!!”.
Resultado de imagen para caso salvatierra
Publicar un comentario