jueves, 28 de abril de 2016

OPERACIÓN SANTA PATRICIA 3.0, NI AHÍ CON EL QUE CAE (450ª PARTE): EL LEÓN DEGOLLADO (1).


  Con el himno de Deportes Concepción, nos vestimos de morado e iniciamos el ataque a todos los que se robaron a la institución lila, aquí en esta Operación Santa Patricia, la única que se mete a la cancha a atacar con todo y vapulear a todos los corruptos, mafiosos, patos malos y otros seres de horrible calaña que pululan por toda Jaguarlandia.
  La historia del descalabro de uno de los clubes deportivos con más raigambre de la ciudad de Concepción, que incluso ha participado dos veces en la Copa Libertadores de América (que es un logro), no comenzó ni este año ni el anterior, sino que esto parte desde 1993, cuando los dirigentes penquistas se agarraban a combos y patadas por las planillas y el Conce se fue a los potreros por segunda vez en su historia (la primera fue en 1981, seis años después de ser sub campeón detrasito de la Unión Española, a la postre taita de ese campeonato). No duró mucho esa estada en la B, porque tras una manita que le hicieron a San Felipe en la penúltima fecha, los lilas regresaron a Primera. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡JUGUEMOS EN EL BOSQUE, POR MIENTRAS QUE EL LOBO NO ESTÁ. ¡¿LOBO ESTÁS...??!!".



  Los torneos siguientes están marcados, por las inestabilidades económicas y dirigenciales, que no permiten el desarrollo de buenas campañas para el equipo morandé, que no logra ascender del 10° lugar, de las tablas generales hasta los torneos de 1997, pese a que el equipo se reforzó en esos años, con jugadores de la talla de Daniel "Loro" MorónJorge "Koke" ContrerasJuan "Candonga" Carreño, el seleccionado venezolano Dioni Guerra (el mismo que le marcó a Chile en una mocha válida por las Clasificatorias rumbo a Francia '98 por su selección en la calurosa ciudad de Barinas, que terminó con el mostacholi de Azkargorta mandándose una frase para el bronce y yéndose con viento fresco) y el bifechorizo Ariel Mangiantini entre otros. Destaca la notable campaña de 1998, donde los morandés obtienen el 5° lugar general, accediendo de paso a la Liguilla de Copa Libertadores (donde fueron eliminados en la primera fase por la Universidad de Chile), el entrenador Óscar "Preuniversitario" Del Solar contaba con un plantel donde destacaban jugadores como Cristian "Pelado" MontecinosLuis "Chiqui" Chavarria (el mismo que le aforró una patada memorable a Enzo Francescoli en el Estadio Nacional, para años después hacerse mas famoso aún por el "gol fantasma")Luis "Soquete" GuajardoClaudio "Sotana" Mele (le dicen así, porque cuando jugó después en Cobreloa, se comió una boleta 5-2 ante el Colo en Calama y Huaiquipán le hizo un gol de hoyito en el tantán), Pedro JaqueMauricio PozoMarco BautistaMauro DonosoMarcelo JaraDarwin PérezJorge TorresNéstor ZanattaChristian TrapassoFabián Guevara y el bifechorizo Mario Vargas entre otros.
  Los atados financieros regresaron tras su descenso en 2002 y posterior regreso en 2004. Claro que para el año 2006, las cosaa en el Conce no podían ser peores, porque los quilincitos cacharon la pudredumbre ue había y dejaron en receso a los lilas por el Apertura y el Clausura (la filial fue aceptada en Tercera). Durante ese año, la dirigencia intenta, de diversas formas, reunir los fondos necesarios para el pago de estas obligaciones y el retorno del equipo al fútbol profesional, estableciéndose la sociedad anónima deportiva como nueva forma de operación del club a partir de noviembre de 2006. Después de prolongados litigios con los quilincitos, su Tribunal Patrimonial decidió la vuelta del equipo a Primera División durante el campeonato de 2007, donde las turbulencias económicas no los dejaron siquiera entrenar en Valle Nonguén. El más destacado del León de Collao en ese torneo fue Daúd "Turco" Gazale, que incluso fue llamado a la Roja del "Loco" Bielsa y se fue después a Colo Colo. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡A VER A VER..., A MOVER LA COLITA... ¡SI NO LA MUEVE, SE LE VA A PONER MALITA...!!".





  En el Apertura del 2007, los penquistas partieron como la callampa (estuvieron decimoquintos entre 21 participantes y con la ventosa que le corrieron a Jaime "Toalla" Nova) y terminaron el torneo ganando mochas importantes con Fernando "Palito" Cavallieri en la banca. Ya en Junio Lex de ese año -justo antes del "Ordacazo" en Copa América-, se anunció la venta del club a un grupete de inversionistas alemanes representado por el abogado penquista Mario "Chukrut" Munzenmayer. El acuerdo consideró la venta del 90 por ciento de la institución al grupo económico, durante los próximos 30 años, renovables por un período similar. El otro 10 por ciento quedó en manos de la antigua dirigencia, que, además, tiene derecho a escoger dos miembros de la nueva mesa del directorio. La transaca tuvo un valor aproximadamente igual a los mil millones de machacantes, de los cuales 650 se destinarán al pago de los pasivos sociales, y 350 se emplearán en mejorar los recintos deportivos que posee la institución. La concesión de los bienes activos y derechos federativos de Deportes Concepción con la inmobiliaria creada por los nuevos inversionistas, y bautizada como León de Collao S.A., fue firmada en agosto de 2007, convirtiendo a Deportes Concepción en el segundo club chileno, después de Colo-Colo, en funcionar bajo esta modalidad administrativa. El nuevo proyecto deportivo para la institución apuntó a "recobrar la identidad regional a partir de la práctica deportiva", con inversiones planificadas en el ámbito inmobiliario, que podrían desembocar en la construcción de un estadio polideportivo para 2011, cosa que al final fue pura chiva. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡QUE SE MUERAN LOS FEOS..., QUE SE MUERAN LOS FEOS... ¡QUE SE MUERAN TODITOS, TODITOS, TODITOS, TODITOS LOS FEOS QUE SE MUERAN...!!".



  ¿Qué pasó entonces con los ottos y con "León de Collao", ah, ah, ah...??. La incertidumbre dirigencial continuó hacia fines del 2007 y comienzos de 2008, puesto que las plapliplas prometidas por los inversionistas ottos no llegaron nunca a manos de la concesionaria, y aparece el interés de los dirigentes históricos por buscar nuevos inversionistas que permitan garantizar la continuidad de giro y el funcionamiento del club en los años siguientes. El problema parece solucionarse, al menos de manera momentánea, con el arribo de una parte de los recursos prometidos durante enero de 2008, aunque las primeras fechas del Apertura 2008 debieron jugarse sin el nuevo entrenador Jorge "Peineta" Garcés ni refuerzos, por fallas en el pago de los finiquitos del año anterior. O sea, tanto los ottos como los concesionarios, símplemente estafaron al club lila, lo que más tarde desembocaría en el primer gran descalabro, la suspensión del equipo y el descenso a los potreros por insolvencia. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡QUE SE MUERAN LOS FEOS..., QUE SE MUERAN LOS FEOS... ¡QUE SE MUERAN TODITOS, TODITOS, TODITOS, TODITOS LOS FEOS QUE SE MUERAN...!!". 

Publicar un comentario