domingo, 10 de abril de 2016

OPERACIÓN SANTA PATRICIA 3.0, NI AHÍ CON EL QUE CAE (442ª PARTE): LOS FUNESTOS APRIETES DE LOS BARRAS BRAVAS (2).

 

  Con "Rumor de Guerra" de Héctor el Father, seguimos destrozando a los barras bravas que andan apretando futbolistas a destajo en esta Operación Santa Patricia.
  Y todo parte en el año 1988 con el "apriete" mas violento que se ha registrado en nuestro balompié, ese donde la barra "Imperio Azul" agarró a camotazos a jugadores, cuerpo técnico y dirigentes de Universidad de Chile, por la mala campaña que finalmente se coronó con el descenso a la Segunda División. Los tocomochos quedaron con los vidrios pa` la historia y las llantas como el natre.
  En el año 2011, las cosas en Santiago Wanderers de Valparaíso estaban más bravas que picoroco con epilepsia. ¿Por qué?. Porque la patota de "Los Panzers" amenazó con cuchillos a los peloteros bifechorizos Jerónimo Barrales y Franco Quiroga, por la pobre campaña que los caturros arrastraban. Quiroga soltó que estos choros al peo andaban con cuchillos y se los querían apuñalar. ¿Cuál fue el resultado?. Que tras su paso por Chilito, Quiroga y Barrales se fueron y no volvieron nunca más. ¿Y quiénes le pagaron con dádivas a estos delincuentes?. Reinaldo Sánchez y el Koke Lafrentz.



  En medio de la cornetóide campaña que atravesaba el Colo en el Apertura 2012 (aquella donde el archirrival los vapuleó por 5-0 en la fase regular), el metepepas Carlos "Cachetoncito" Muñoz, reconoció haber sido amenazado de muerte por parte de barristas albos pasados a droga que metían armas blancas en los bombos. El delantero y el club, interpusieron una denuncia "contra quienes resulten responsables". Muñoz no habría sido el único cañuelero, mientras que el principal inculpado, fue el ex líder de la Garra Blanca y engendro de Pinochet, Francisco Muñoz, alias "Pancho Malo". ¿Y por qué Carlitos Muñoz lo denunció en ese momento...?. Porque Pancho Malo y sus secuaces lo intimidaron por celulítico. ¿Y quién le pagó a Pancho Malo?. Sebastián Piñera, Gabriel Ruiz-Tagle y Cristián Varela. Resta de 10 puntos.



  En ese mismo año, centenares de forofos albos entraron indignados al Estadio Monumental pidiendo una explicación como Condorito por la campaña corneta que los tenía undécimos en el Apertura y, por la vergonzosa guaraca de cinco a cero que los chunchos les propinaron en el Nacional, bajo el interinato de Lucho Pérez, que ocupó el puesto de deté que tenía el descharcheteado Ivo "Hueso" Basay, el cual terminó la práctica en la pastosa en medio de los insultos de los garreros que al final lo echaron con viento fresco y saltaron triunfantes y campantes. ¿Y quiénes les ofrecieron y les dieron regalías a estos malandrines?. Mario Desbordes, Cristián Varela y Gabriel Ruiz-Tagle. Resta de 10 puntos.



  De que hay una relación de amor y odio entre el Pato Rubio con los chascones y sopaipillas de la barra de los Chunchos, claro que existe. A partir del segundo semestre de 2013, el formado en Colo Colo vivió una de sus actuaciones más bipolares jugando por los plumíferos. ¿Por qué..?. Porque cuando anda mas prendido que parrilla de orangután, queda como ídolo, pero cuando juega como la callampa y no la emboca, se gana el repudio generalizado, como pasó después del clásico que perdieron en la Ruca Monumental con el pepón de Felipe Flores en el último minuto, hecho por el cual los hinchas azulejos no le aguantaron su pasado albo, lo apretaron de una, le rayaron la fachada del depa donde vive, lo insultaron y le mandaron el siguiente mensajito: "Díganle que vinieron Los de Abajo". ¿Y quiénes les ofrecieron regalías a estos delincuentes?. José Yuraszeck, Carlos Heller, el Doctor Orozco y el Cristián Barra. Resta de 10 puntos.



  Y lo del polémico asado de los dolcevitos en La Pintana, sumado a la mala campaña que los chunchos aún tienen a pesar de ganarle a Iquique, desembocó en dos aprietes consecutivos de la barra "Los de Abajo" este año. Primero lo hicieron con el quinteto de carreteros en la puerta misma de la casa de eventos "Los Alfareros", llegando con palos, escopetas y hasta cuchillos para amenazarlos luego con filtrarles fotos y videos del asado, si no le ganaban a los "Dragones Celestes". Y a los dos días después, otro apriete, donde los chupasangre llegaron armados y con claras intenciones de pitearse a los involucrados y al Pato Rubio en el CDA. Ahí salió Johnny Herrera y éste entró a vincularse con los barristas, hecho que está descrito en el Artículo 66 bis letra D y podría acarrearle inmediatamente 10 fechas de castigo y, si existe autorización o vínculo entre Heller y los barristas, los chunchos perderán automáticamente 10 puntos, quedando últimos en la tabla acumulada y con riesgo de DESCENSO a la Primera B, como señala la letra A del mismo artículo.



Publicar un comentario