viernes, 3 de abril de 2015

OPERACIÓN SANTA PATRICIA 2.0, EL REGRESO (361° PARTE): DESASTRE EN EL NORTE (4).

 

  Con "Atacama" de Los Jaivas, llegamos a la cuarta parte de este especial sobre el desastre que devastó el Norte de nuestro terruño, aquí en la Operación Santa Patricia. Y nos toca analizar con lupa la publicación pretensiosa que el diario "Las Últimas Noticias" emitió el martes 31 de Marzo Monumental, lo que provocó por cierto la indignación de los damnificados del aluvión, principalmente en Copiapó, Chañaral y otras zonas.


container
Si bien, quedó claro que los container, donde descansa el personal de la empresa, no estaban cerrados con llave, si había un cierre perimetral que estaba asegurado con candado.
 Dos días antes, en Emol había aparecido un artículo donde se da a conocer el testimonio de una de las trabajadoras de Frutícola Atacama (propiedad del Gabo Ruiz-Tagle, amigo con ventaja de Pancho Malo, con oficina en Av. Las Condes con San Damián y planta en Nantoco, Tierra Amarilla) que se encontraba dentro de un container en el momento del aluvión que afectó a la localidad de San Antonio (Tierra Amarilla), en la Región de Atacama, donde relata el dramático suceso. Además, la mujer relató que se enteró por otras personas que algunas de sus compañeras lograron escapar del recinto gracias a que “se vinieron panderetas abajo”.
Uno de los problemas de señalar un tema tan delicado como una “historia trucha” es que aquí hay una situación de política laboral detrás que es preocupante: Nadie puede trabajar, bajo ninguna circunstancia, en una situación de encierro forzoso y arbitrario. Si las panderetas no hubieran caído, estaríamos lamentando, quizás, otras muertes. Acá se está vanalizando un tema grave.
relaves
Algo similar sucede con el tema de “Los relaves al tope”. La situación de los relaves en el norte es crítica. Se han realizado múltiples denuncias desde mucho antes de la catástrofe y no hay voluntad política para investigar y legislar al respecto. Si bien, se ha señalado, de parte de las autoridades de la región de Coquimbo, que no hay contaminación de relave en el agua destinada para el consumo, nada se ha dicho respecto de la contaminación del suelo ni del barro que inundó las ciudades. Por el contrario. Lo más alarmante de esta situación es que el alcalde de Copiapó, Maglio Cicardini, confirmó que los vecinos están sintiendo picazones en su cuerpo y en los pies producto posiblemente de los metales pesados de los tranques de relaves abandonados junto a la capital regional de Atacama.
cam
Y ahora aparece nueva información respecto de “Hombre lava camioneta con agua mineral”, en donde se desmiente este tema, citando únicamente la fuente de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC) de Atacama, Organización a la que correspondía la camioneta que está siendo aseada.
Camioneta
La información que nos llegó, fue la siguiente:
El domingo 29 de marzo de 2015, a las 13:00 horas, un grupo de pobladores de  Copiapó recorría las calles de esa ciudad, arriba de una camioneta, repartiendo agua potable a los vecinos afectados por el aluvión, cuando se encontraron con un hombre de avanzada edad que caminaba tambaleándose mientras agarraba, con una de sus manos, un envase vacío de agua .
​Dos voluntarios, entre ellos Pedro Jofré, saltaron del vehículo para asistir al anciano que se encontraba en evidente estado de deshidratación. Después de llenar dos bidones con agua, lo acompañaron, tres cuadras, hasta su casa, cargando el líquido y sosteniéndolo.
​Un par de metros antes de llegar al domicilio y casi en frente de la vivienda del desfalleciente hombre, los voluntarios se encontraron con la puerta abierta de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC) de Atacama. En el interior una funcionaria, manguera en mano, regaba las plantas mientras fumaba con tranquilidad. Jofré y su acompañante, llamaron la atención de la trabajadora estatal y le pidieron que se acercara para expresarles su molestia por lo que consideraron una insensatez, dada la necesidad de agua que tenían los copiapinos, y una imperdonable indiferencia ante el drama que estaba viviendo su vecino. La funcionaria respondió a las críticas diciendo “Yo no voy a salir a ofrecerles agua, si los vecinos la necesitan, que vengan ellos a buscarla”.
Regando
​Disgustados por la respuesta de la mujer, Jofré y su acompañante decidieron guardar silencio, dar media vuelta y cruzar la calle para despedir al octogenario en la puerta de su casa, pero la historia no terminó ahí. Cuando volvieron sobre sus pasos, se encontraron con que otro funcionario estaba lavando la parte delantera de una camioneta con una escoba y un bidón lleno agua, similar al que ocuparon para auxiliar al anciano.
Anciano
​Sin mediar más palabras, decidieron fotografiar el hecho y subir las imágenes a redes sociales para hacer la denuncia y expresar su molestia por “el descriterio” de los funcionarios de la SEC de Atacama.
La persona que firma este texto es Marianela y asegura ser la autora de la fotografía que ha circulado en la web.
En estas situaciones de crisis, como la que estamos viviendo en el país, no sólo en materia ambiental, sino también de representatividad y credibilidad de nuestras autoridades, tenemos que actuar con mesura. El rol de los medios resulta fundamental a la hora de construir el escenario mental y la opinión de las personas. Por esta razón, hay ciertos temas que no se pueden abordar con tanta ligereza o con una clara tendencia al odio, como lo sucedido días antes con el titular “Otra tragedia en el Día del Joven Delincuente”.
Sobre todo si consideramos que mucha de la información que se obtuvo del norte en las primeras horas fue gracias a las redes sociales y al reporteo ciudadano. No podemos fomentar la pérdida de confianza también entre nosotros mismos.

  La morgue de Copiapó está repleta: 
  Si bien el Pato Bustos, caporal del Servicio Médico Legal, contó que están trabajando para identificar los cuerpos, este laburo es muy peludo y requiere, no solo de una alta concentración, sino que de cumplir con ciertos protocolos legales. El ex mirista descaseteó que los datos se los entregan las policías y los bomberos, pero nos resulta muy sospechoso que, habiendo una cantidad de cuerpos encontrados, tengan la desfachatez de ningunear a la población que quiere saber sobre sus familiares directos que han sufrido la tragedia y ver si están vivos o muertos. Así se va desenmascarando a los charlatanes de la ONEMI que, tal como ocurre con la Gordi y esta mierda de gobierno, le siguen mintiendo a la barra pop.


 ¿Y dónde está el meteorólogo...??. 
  Más de alguien en las redes sociales se andaba creyendo la chiva de que a Jaime Leyton lo echaron con viento fresco de la Dirección de Meteorología de Chile, cosa que resultó ser falso. El tema es que el 96% de los meteorólogos en Chilito lindo no le achuntan al clima, meten modelocas en la tele que no saben nada de nada, los datos que mandan son entero de charchas y al final, se les viene el guaraponte y sufren cuando les cae la helada. Ah, Iván Torres que se las da de senséi, ¿le habrá achuntado?.


 El perro rescatista. 
  Para los que creyeron en el can que rescataba al más chico, la foto no corresponde a la tragedia del norte, sino a una similar que ocurrió en la India. Por lo tanto, no existió ningún perro rescatista.




 Intrigas en Diego de Almagro: 

  Esta historia tiene indignados a los parroquianos de Diego de Almagro, ya que a través de un grupete de "wasap", se difundió que habían cuerpos de dos finados que estaban encerraditos en un container desde hace varios días atrás. El Cristián Romero fue el chiche de esta historia, ya que según él, se enteró el viernes, escribió el sábado y se expandió rápidamente por las redes sociales. ¿Entonces, dónde está la trampita?. En que la tragedia ocurrió la madrugada del miércoles 25 y Romerito lo wasapeó el sábado 28. ¡Mish!.




 El rati que contó la verdad: 

  El ocultamiento de información, las mentiras, las intrigas y un mar de estupideces que los políticos hacen para burlarse de la gente que más lo necesita, lo vamos a desenmascarar al estilo de la Operación Santa Patricia. Como a la Gordi la encararon fuerte en Chañaral, a la Feña Villegas casi la botan al barro a patadas en Copiapó, así como fue la mismísima presi (previa reunión con Andrónico Luksic, Anacleto Angelini y Carlos Heller) que ordenó a Marcos Vásquez que mandara callar a los ratis que estuvieran dando información fidedigna, so pena de ser dados de baja y ser encanados sin juicio previo, lo que resulta ser contrario a la Constitución y a las leyes. Sí, porque un detective de Chañaral se desahogó al contar la pulenta de que habían finados que se los llevó la corriente y desaparecidos que cayeron al mar, además de que la Gordi lo hizo callar o si no, lo mataban. Esto se agrega a la versión de bomberos de la misma ciudad, que tenían anotados 91 desaparecidos en la tragedia. Esto huele muy mal. 

Tragedia en el norte: Bomberos dice que hay 91 personas desaparecidas en Chañaral

Onemi: Catástrofe en el norte registra 25 fallecidos y 101 denuncias por presunta desgracia
Publicar un comentario