sábado, 17 de noviembre de 2007

SE VINO ABAJO GÓMEZ MILLAS

El último día de Junio Lex, acarreó un millar de atados entre quienes montaron el proscenio gigante en la cancha Calama del Campus Juan Gómez Millas y los Nicoboys, que incluso se apretaron las clavijas ante la eliminación de los bife chorizo ante los ottos por penales en cuartos de final del Mundial de Ottolandia. Este Saiyayín de San Bernardo, llegó a la base roja para dejar haciendo periquitos a las secres de la Fech -principalmente a la tímida Angie-, pedir el vale de colación, llamar a Gina Rojas, partir a zamparse unos espirales crespos -tipo Pauli Veloso- con pollo asado junto a los funcionarios de la mole de Pío Nono (se dice que la Patty Navia no sale al manyi, y se agarró la siestoca en la Biblio con su 304 Puesto Bajo), para partir con camas y petacas al campus ñuñoíno en une TransChago del recorrido 155 "El Salto-La Florida", donde incluso iban varios otros funcionarios Fech.
Eran entonces las tres de la tarde en Las Palmeras 3425, cuando algunos pejerreyes comenzaron a pedir la famosa TUCH, comenzando a ponerse harto amermelados con algunos funcionarios Fech, salvándose este pechito de la marca de los perejiles. Dentro del recinto campecha de la Chile, ya estaban el "León" Valderrama, "Almirante" Arancibia, Nicole Nicolini, "Tatamy" Poblete, Javier Villalobos, Giggio Alveal, "Nastizol" Araya, la Fran, el "Pini", "Arjona" Boccardo, "Guachupé" Alveal, el chico Raúl y toda la camada de ciencianos, socialinos, bachilleratosos, filosofitos, artesas, matasanos, forestines, veterinarios, agrónomos, odontos, químicos, administradores, faceas, arquitectos, leguleyos, ingenieritos, teatreros y demases, sin descartar uno que otro pingüinito.
Cuando hacían prueba de sonido, comenzaron los atados por el atraso en el montaje del escenario, mientras en el interior del campus andaba "Chocolito" Pérez cachetoneando con los Académicos que querían puro irse a sus palacetes. Ya a las cinco y cuarto de la tarde, la pifiadera era monumental en "Calama", los guardias andaban preparados para pillar a los "colados Nestlé", el Jus Chupandi comenzaba de a poco a mandar a la pastosa a varios compadrurris..., hasta que hicieron otro montaje.
Pero a las 19 horillas - y luego de los tremendos atados por los pendónes, las marcas de puchos y el julepe de algunos-, comenzó la prueba de fuego psra los animadores ante 10.000 pericos que repletaban la cancholia, los más bravos eran los de la UTEM, y los que querían sacudirse a toda costa con los "Chancho en Piedra". Abrió el cotelé la banda CHC, que no agarró tanta onda con el respetable; luego llegó la hora de los saludos que enviaron los animadores, donde el chico Raúl puso su cosecha antes de hacerle un "Pato Yáñez" a los ottos delante de la gallada, y este Purkuyenino que manda los suyos, destacando el que se lo mandó a la Patty Navia con esta Declaración que hace 4 añelis atrás le había hecho en el otrora Casino de la Mole, pero con un agregado...

"¡¡NO HAY NOCHE QUE NO SUEÑE CONTIGO, PATRICIA NAVIA..., Y NO HAY NOCHE QUE NO SUEÑE CON USTEDES, TAMPOCO...!!!".

El nombre de la quilicurana ya pasó de la mole a toda la Chile, de la Chile a la prensa, y de la prensa al país. Era sacar el sentimiento de adentro ante una masa sedienta, la gallada saltó de inmediato y el triunfo empezaba ya a consumarse. Los "Guachupé" hicieron todito el esfuerzo, se ganaban al respetable que gozó sin parar y respondieron a las exigencias, salvo algunos desajustes menores (de ahí que a "Guachupé" Alveal le preguntaron ¿Cómo tocó "Guachupito"...?).
Llegó la prueba más fuerte para los animadores, la barra se puso terrible de desagradable, y el chico Raúl entró a pararle la sopaipa a un pendejo que lo tenía maraqueado toda la tarde, hasta que le dijo que lo iba a dejar meado delante de todos. Ahí no le perdonaron su amenaza y se lo empezaban a comer vivo, hecho que hizo terciar a este metrosexual, parandoles la sopáipa a quienes le gritaron "NAZI" a un pendejo, pero que pudo dejar mal parado a este servidor. Pero el oficio de este pechito para salir rápido de la zalagarda, tuvo un tremendo efecto al dar paso a los "Chancho en Piedra", terminaron agradeciendo, pero los revoltosos andaban con la adrenalina a full. El chico comenzó a reivindicarse con un bis de los chascones, los cuales homenajearon a Los Jaivas con uno de sus temas.
Los revoltosos se calmaron, los objetos perdidos que pululan por la cancha "Calama", los pendejudos que se pierden..., y llega el momento histórico para este discípulo directo de Dania Jorquera y eterno enamorado de la Patty Navia, ese momento que entrará a marcar la carrera de este Purkuyenino en la gran tarima, el momento de presentar a LOS JAIVAS.
La agrupación viñamarina fué sin lugar a dudas el plato fuerte de la noche, no había lugar para aburrirse, las diez mil almas extasiaban de júbilo, el chico Raúl que se iba a su morada y los Nicoboys que tienen otro triunfo en la mano. Los Jaivas ya se iban, la gallada quería más, Claudio Parra que preguntaba por el animador, y este Terminator de la Mole que sube al escenario, colocando el "¡¿Quieren que siga..., o quieren que pare...??!". Lógicamente que la barra pedía más, había que darles en el gusto y hacer volver a Los Jaivas, quienes me agradecieron harto, principalmente Claudio Parra, Mario Mutis y Juanita Parra, para dejar el recuerdo del "Gato" Alquinta entre todos los asistewntes.
Un compipa que ejercía el Jus Chupandi en la pastosa que rodeaba "Calama", perdió una zapatilla que más se parecía a los famosos zapatos de Manacho que son de cartón, y paró en la Posta de Ñuñoa, cuando Los Jaivas hacían saltar al resto de los mortales. Después de eso, la hora de los balances, con este metrosexual triunfando en el proscenio ante 10.000 compadrurris que andaban brígidos durante parte de la jornada, pero que al final se rindieron ante el devoto de la Santa Patricia y el encarnado del dios Purkuyén.
Falta conquistar Antumapu, Galenolandia, Odontolandia, los Químicos, Artes Center, la FAU y FACEA, para rematar el 4 de Noviembre a Todo Cachete en el Estadio Nacional, ojalá con 80.000 compipas en las tribunas. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

"¡KIMBARA-KIMBARA, KIMBA-KIMBAMBÁ... ¡KIMBARA-KIMBARA, KIMBA-KIMBAMBÁ...!!".

Publicar un comentario