sábado, 17 de noviembre de 2007

POR AMOR AL RIDÍCULO.

Antes, el fútbol era un verdadero espectáculo en Chile, pues era una época en que no habían entereses mercantilistas de por medio y se jugaba siempre por amor a la camiseta.
La gente llenaba los estadios, aunque el equipo pierda; no habían disputas entre clubes y Asociaciónes por el vil billullo; cuando jugaban los Clásicos Universitarios, en las Ues se preparaban, era todo bonito en el Nacional, se llenaba el coloso ñuñoíno, y no había por dónde encontrar un partido hediondo de charcha.
Eso bien lo sabían el Colo, los pirulos, los chunchos, los pepes, los baisanos, los tanos, los autobuseros, y los equipos de provincia. Eran tiempos en que los dirigentes de la Asociación Central de Fútbol manejaban la máquina sin ningún atado, y no habían "vendidos" como ahora.
Ya en la década de los noventa, cuando el Cacique tocó el cielo de América, comenzaba la movida de las piatas brujildas, los árbitros comprados, los arreglines para que algunos equipos ganaran Campeonatos -como el caso de la "U" en 1994-, la televisación de las mochas a través de la tele abierta y la por cable, que lamentablemente dejan las pastosas vacías, el manso soborno que mandó al viejito Magallanes a caer desde los potreros a los peladeros amateurs en 1993, los torneos chantas que afloran hasta hoy, los contratos truchos que dieron vida al Choco Channel, el contrato inconstitucional que firmaron el Choco Channel, los ANFPandas y Canal 13 de la Ponticuica, para dejar a los demás canales sin derecho a emitir fútbol chilensis en sus bloques deportivos -favoreciendo de lleno a los hínchas de la Cato, y perjudicando a los del Colo y los de la U-, los corruptos que pululan en Quilín 5635, los chupamedias que ejercen el Jus Chupandi dentro y fuera de la cancholia, los malos resultados de la "Roja" en el concierto sudaca, y el festival de Puestos Bajos que se manda Don Choco ante la Conmebol y ante los Fifos. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

"¡COMO PICA LA MACHACA, LA MACHACA COMO PICA, COMO PICA LA MACHACA, LA MACHACA COMO PICA. ¡AY QUE CHACA, CHACA, CHACA CHACA, AY QUE CHACA, CHACA, CHACA CHA...!!".

Agrego también la intervención antideportiva de la Intendencia Metropolitana, la cual ejerce un terrorismo comunicacional que inhibe al respetable, a las "barras bravas" que no se toman su tazón de Armonyl en las tribunas, a los patos malos que se meten en las barras, y a la poca cultura deportiva, la cual hace que nuestro fútbol se convierta en una monumental chacota, la cual hace que el peloteo muera de a poco, por causa de quienes juegan POR AMOR AL RIDÍCULO.
Publicar un comentario