sábado, 17 de noviembre de 2007

PARADA MONUMENTAL: NO HAY NOCHE QUE NO SUEÑE CONTIGO, PATRICIA NAVIA.

Después de ese dramático ultimátum hacia Patricia Navia por su consumo reiterado de comida chatarra, Óscar Ricardo "El Juez Garzón" Escobar Palacios quedó muy mal parado y me dijo:

"¡Pero Víctor...¿Cómo se te ocurre decirle eso a la Patty, le dijiste "¡Muérete!" delante de todos, qué será de "tu hijo"...?!!".

Ese momento fué para mascar la rabia, al ver en este pechito que su inseparable brazo derecho no quiere cuidarse. Y eso le dolió a Patricia Navia, que sintió en su corazón que su otro 50% le hizo una monumental parada de carros. Eso le causó remordimiento en su interior, eso que no podía contener, mientras este pechito iba almorzando rápidamente y terminando en una frenética carrera por el Casino, para rematar frente a Sonia Manzol cuando digo entonces:

"¡Aquí va el Súper Purkuyenino que quiere terminar su obra...!!":

Luego, Escobar y la Patty creyeron que yo iba muy triste: "¡Te equivocas Patty..., contigo no estoy triste...!!", fué lo que yo le dije. Me vino entonces un lapsus amoroso y apoyé la pera sobre la cabeza de la Patty Navia, esa cabeza muy delgada y estrecha que nunca más dejaré de tocar. Me habló de un acuerdo sobre las crónicas que yo escribía y de su autorización para publicarlas. Pero este pechito la reprendió por su mala alimentación, y de ahí en mas, la Patty Navia dijo sentirse harto vieja para todo esto.

"¡No creas eso, Patty. Tú no te creas vieja, tú no tienes esa alma de vieja. Tú tiene el alma jóven todavía. Tú tienes un alma como de 20 años... Tú tienes una cara como de 22...!", ffue lo que le dije yo, mientras "El Juez Garzón" Escobar preguntaba por el cuerpo de la funcionaria (¡Ah, miércale...¿Y, el cuerpo de cuánto...??!!), y luego le respondí: "¡Tienes un cuerpo de 29..., de como de la edad mía...!":
Ese alarde sentimental de este pechito, hizo que "El Juez Garzón" Escobar escuchara de labios de la Patty Navia, esa expresión de sorpresa mayúscula: "¡Y Usted le da... fuerza Patty Navia...!", fué lo que la quilicurana engranó. Mas luego, llega el momento de la promesa que hizo Patricia Navia hacia mi persona:

"¡Yo le prometo que cuando nazca el Benja, se lo voy a mostrar para que lo conozca y se dará cuenta de que el Benja va a nacer sanito y sin problemas...!".

Respondió Escobar diciendo: "¡¿Ah, y quién va a ser el padrino...?!!", hasta que yo le engrané: "¡Esperemos nomás, esperemos nomás. Hay que darle tiempo al tiempo...!!". "El Juez Garzón" prosiguió en su afán preguntón: "¡Hay que ponerse con la fiesta, con el billete...!", y este pechito tiró el engranaje por la guagua de la Patty Navia, respondiéndole al bibliotecario: "¡Ah, pa' padrino cacho... Ya poh, y si es pa' padrino cacho, yo me preparo...!!". Y mi última palabra fue "¡¡Me preparo...!!", antes de que Patricia Navia interviniera con su "¡Ya, ¿dónde está la crónica...?!".
Le dije que no era una crónica, sino un "estatuto" (el llamado Estatuto de la Comisión Proteína, creada por este discípulo directo de Dania Jorquera y por funcionarios de Portería), que se lo entregué a la "Yoghurt de Mora", pero la Patty Navia insistió en que yo lo fuera a buscar. Pero yo tenía una copia de aquel y yo le pasé la copia para que se estudiara los considerandos cuarto, quinto (ambos sobre alimentos prohibidos) y sexto (sobre alimentos que obligatoriamente debe consumir). Más luego, proseguí diciéndole que dejara sin efecto los considerandos primero, segundo, tercero, séptimo, octavo y noveno, y rematé en el último considerando diciéndole: "¡Y el 10, pa' que no te dé sueño..., pa' que no te dé sueño, acuérdate...!", sabiéndose que a las nueve de la noche se debe acostar la Patty, por problemas de atraso.
Y llegó el momento más romántico de la conversación entre este pechito y la Patty Navia, cuando ella me dijo: "¡Me acuerdo de Usted...!!". Y lo que viene, da para cerrar los ojos..., da para una consulta con el Rumpy..., da para una cita de enamorados..., da para cualquier comentario, y para el extinto programa televisivo "¡Ay, Amor!", que tiene como sucesora natural a "Pasiones". Allí, este pechito sintió un flechazo de parte de Patricia Navia, diciéndole entonces:

"¡PAAAAATTYYYYYYYYYY...!!".

Fué lo que exclamé, haciendo dejar muerta de la risa a Patricia Navia que no pudo contener ese alarde sentimental que yo no quería sacar, pero lo saqué.

"¡¡PATTY, PATTY, PATTY, CÓMO SUEÑO CONTIGO TODAS LAS NOCHES...!!".

Fué lo que seguí exclamando, aún con más fuerza, dejando que de su boca emanaran risas... Y Patricia Navia recibió la tercera estocada sentimental de este pechito, que fué la rúbrica en el Casino.

"¡¡¡NO HAY NOCHE QUE NO SUEÑE CONTIGO, PATRICIA NAVIA...!!!":

Fué símplemente la DECLARACIÓN de lo que al día siguiente fue interpretado como un amor platónico, tal como lo define Carolina Muñoz en Referencia Electrónica.
"¡Tu amor platónico la Patty Navia...!!", fué lo que me dijo cuando le conté el hecho; pero yo no lo quería reconocer, hasta que me dí cuenta de que lo era... Y mi pensamiento no paraba en eso que me decía "Eli De Caso", tal como le dicen a Carolina Muñoz.

Pudiste dejarme embrujado esa tarde en el Casino.
Admitiste mucho y poco, y me sigues teniendo enamorado.
Tú no lo querías, pero quisiste..., y quisiste sacarme de la línea.
Te entregué lo que te sirve para cuidarte y cuidar a tu hijo.
Y me hiciste decir que soñaba contigo todas las noches.

Lo celebraron algunos alumnos apostados en el Casino (Gonzalo Neira), lo celebraron en la Portería..., y fué Ángela Zerega, que en el CED me vió estupefacto, pero a la vez me vieron como un hombre que casi se declara. "¡¡¡Grande, Vitoko...!!!", fué lo que Gonzalo Neira me respondió a la salida del Casino. "¡¡¡Ese Vitoko, Grande Papurri...!!!", fué lo mque efusivamente me dijo Fernando Ríos en la Portería..., y ya ese hecho pasó a ser histórico.
Eran entonces las 14:44 horas del jueves 4 DE JULIO MONUMENTAL del año 2002, y ya ese hecho de que este pechito haya expresado su sentimiento hacia Patricia Navia, se convirtió en ese desahogo que dió rienda suelta a las emociónes. Los "Na-Na" suben al firmamento, pues San Bernardo y Quilicura ya no existen para los románticos. Los sectores de la Angelmó y de Lo Marcoleta, ya no son excusa fácil para esta pareja de delgados especímenes que viven una gran fantasía en Pío Nono con Santa María. Y los roles de estudiante y funcionaria, desaparecen de la faz universitaria para reaparecer en la faz monumental, esa que los cobija desde aquella tarde del 5 de Julio Monumental del 2001, cuando Patricia Navia sacó de su boca ese "¡¡Ay, Víctor... ¡No me estés dando el fiiiiiiloooo...!!!", y este pechito símplemente aceptó.
¡Qué ganas de rozarle su cara, tocar su pelo y perpetuar su vientre...!. ¡Qué ganas de dar gracias y seguir soñando con ella...!. Es que Patricia Navia, es algo que me dejó marcado para siempre, y la siento parte de mi vida, como ella se lo dijo una vez a Sonia Manzol.
¡¡Ay Patty Navia... ¡Cómo me tienes...!!!:

Publicar un comentario