domingo, 14 de septiembre de 2014

OPERACIÓN SANTA PATRICIA 2.0, EL REGRESO (324ª PARTE).


  Con "No más alcohol" del grupo Suggs, iniciamos este nuevo y truculento capítulo de la Operación Santa Patricia, con los fraudes mas brígidos que han dejado la mansa cagadita en la cochina política criolla, como consigna Cambio21.
 A veces la avaricia se apodera de los seres humanos y se olvida la ética. Lo hemos visto en algunos empresarios chilenos que han obtenido ganancias millonarias y que consideran lícito hacerle trampas al tata Fisco, porque, finalmente, terminan pagando por ello multas que les resultan irrisorias.
 La empresa privada, que es el motor del desarrollo de nuestro país según estos mismos mequetrefes que se lo pregonan, ha mostrado casos de serias faltas a los códigos que las deben regir. Atrás quedó el caso Chispas (1997), llamado "el negocio del siglo", que fue un escándalo bursátil y político, en el que se vendieron las acciones de Enersis a un precio elevadísimo a Endesa, defraudando a los cientos de accionistas de la compañía. Ahí José Yuraszeck estuvo involucrado y la plaplipla que se perdió, fueron 1.599 millones de tellebis verdes, unos 750 mil millones de machacantes.
 Lo que era una sospecha pasó a ser realidad y se destapó el caso de la colusión de las Farmacias en el precio de los remedios. Las cadenas de farmacias Ahumada, Cruz Verde y Salcobrand, se coludieron entre sí para subir sus precios, por lo que se descubrió esa cochina trampa y sus próceres terminaron en el chucho.
 Luego nos remeció el caso La Polar en 2011, por la repactación unilateral de créditos a más de un millón de clientes. Es ahí donde el gerente se fue al patíbulo por ladrón y corrupto.
 Para qué decir cómo algunos han manejado la elusión y evasión de impuestos. Durante el gobierno de Piñera se conoció el caso del perdonazo del Servicio de Impuestos Internos a Johnson's, que alcanzó a 118 millones de dólares, unos 59 mil palitroques, mas del doble de la última Teletón hace dos años atrás. En esta situación hay una lista bastante extensa de grandes empresas que no pagan los impuestos como corresponde y piden condonaciones. 
Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡QUE SE MUERAN LOS FEOS..., QUE SE MUERAN LOS FEOS... ¡QUE SE MUERAN TODITOS, TODITOS, TODITOS, TODITOS LOS FEOS QUE SE MUERAN...!!".


Délano: Fraude Tributario

 En los últimos días hemos conocido otro caso relacionado con millonarios fraudes, como el cometido por el histórico financista de la UDI Carlos Alberto "Choclo" Délano, quien formó parte del directorio de la Teletón por 17 años y, debido al conocimiento público de sus acciones, debió virarse de su cargo.
 El Servicio de Impuestos Internos (SII) lo echó al agua, junto a otro ejecutivo del Grupo Penta, Carlos Eugenio "Coco Liso" Lavín, por fraude tributario (en el marco del denominado caso de fraude al FUT) que está siendo investigado por la utilización indebida de boletas de honorarios falsas de sus cónyuges para así disminuir la base imponible del impuesto a la renta de la sociedad de Inversiones Penta III. El hoyo fiscal de estas irregularidades alcanzaría los 400 millones de pesacotes.
 Otro que ya lleva un tiempo en la palestra pública (2012) es el que encabeza el empresario guaripola de Soquimich Julio Ponce Lerou con el caso Cascadas, que en concreto consistió en vender baratini y comprar cariolo perjudicando a los accionistas minoritarios.
 Recientemente la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) le aforró un monumental tejazo a ocho pericos y a la corredora LarraínVial a pagar multas por 164 millones de dólares ($90.200.000.000) por infringir las leyes, una de las mayores sanciones en la historia de nuestro país. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡QUE SE MUERAN LOS FEOS..., QUE SE MUERAN LOS FEOS... ¡QUE SE MUERAN TODITOS, TODITOS, TODITOS, TODITOS LOS FEOS QUE SE MUERAN...!!".


Multas históricas a Ponce Lerou

 Las sanciones son las mayores desde el caso Chispas, por el cual la SVS multó, en 1997, con dos millones de UF a seis ex ejecutivos de Enersis. El motivo: cuestionamientos a la operación de la venta de control de la compañía a Endesa España. La SVS aplicó ahora el mismo criterio que en esa oportunidad: no cursó las multas máximas que fija la ley (de hasta 75 mil UF por persona), sino que hizo uso de su derecho a fijar los montos en hasta un 30% de la operación irregular cuestionada.
 Los principales multados fueron Julio Ponce Lerou, con US$ 70 millones; Aldo Motta con 24 millones de dólares; Roberto Guzmán Lyon con US$ 22 millones y Leonidas Vial -el que se quiere robar a Colo-Colo- con US$ 20 millones.
Ante este caso, el abogado querellante, Mauricio Daza, quien representa a los accionistas minoritarios de SQM -Potasios, Norte Grande, Oro Blanco y Roberto Lobos Cerda-, declaró que "la señal que se manda al mercado es equívoca, porque la multa que se aplica a Julio Ponce Lerou es de US$70 millones y el beneficio estimado es de US$128 millones, con lo cual tras pagar la multa se quedará con una ganancia de US$58 millones".
Agregó que "para Julio Ponce una multa de US$ 70 millones no tiene un efecto sancionatorio ni disuasivo real si se consideran las ganancias que obtuvo y que, según la revista Forbes, posee un patrimonio estimado de US$2.300 millones".
"Todo esto avala la tesis que hemos sostenido ante el Ministerio Público y que puede derivar en penas que van desde los 541 días hasta los 10 años de presidio efectivo". Añadió que "a partir del número de operaciones realizadas y los montos involucrados, se debiese aplicar el máximo. Pediremos 10 años de cárcel para Julio Ponce Lerou". 
Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡FALSO..., FALSO FALSO..., COMO BESITO DE SUEGRA...!!".


Graves formas de corrupción

En torno a este tema el ex ministro y ex candidato presidencial Jorge Arrate afirmó que "ellos (los empresarios) tienen una postura de una arrogancia supina. He leído, como con una mezcla entre risa y sentimiento de tragedia, las declaraciones que hizo el presidente de la CPC (Confederación de la Producción y el Comercio), Andrés Santa Cruz, cuando se entrevistó con el ministro Arenas hace unos días. Él señala que no basta la agenda público-privada que le propone el ministro, sino que es preciso que se dejen de tener pendientes cambios constitucionales, que no se siga planteando modificaciones al mercado del agua, que no se siga denostando al empresariado, que se reconozca a los empresarios como el motor del desarrollo, o sea, ya lo que pide es que los que no piensan como él dejen de pensar. Eso es un acto de arrogancia del que yo creo que no están conscientes; probablemente si el señor Santa Cruz se lee a sí mismo y medita un poco pueda tomar conciencia de lo que ha dicho".
Añadió que el empresariado "ha sobredimensionado un ciclo económico que es habitual en todas las economías. Ninguna tiene una línea recta como comportamiento o ascendente. Todas tienen fluctuaciones. Y esa fluctuación hacia abajo ellos la han tratado de intensificar con el propósito de dificultar la reforma tributaria y otras reformas que impulsa el gobierno".
Agregó que no es una generalidad de los empresarios, pero "estamos hablando de los que son emblemáticos, como Ponce Lerou, que es el dueño de Soquimich, que es una de las empresas más importantes de Chile y, más allá de lo que los tribunales vayan a determinar, que es algo que está pendiente, la Superintendencia de Valores y Seguros ha llegado a la convicción de que él y el señor León Vial y corredores de Bolsa han estado vinculados a un mecanismo destinado a obtener ganancias ilícitas".
"Y para qué decir el grupo Penta- continúa Arrate-. Aquí estamos ante una acusación muy grave, porque hay un fraude al fisco a través de boletas en que incluso aparecen vinculados familiares de algunos empresarios. Uno no puede pronunciarse definitivamente mientras no haya una verdad judicial, pero el hecho es que el empresariado esto lo está sintiendo. El señor Délano ha renunciado a la presidencia de la Teletón. Realmente aquí estamos frente a un cuadro de formas de corrupción empresarial que son muy graves".
Arrate recordó que "en Chile todos están de acuerdo con la transparencia cuando se trata del sector público. Aquí el tema es que hay síntomas muy graves de corrupción, de erosión en la relación entre dinero y política y eso es muy serio para un país. Y eso se debe a que se le exige transparencia solo a los municipios, instituciones y funcionarios públicos, pero el mundo privado es como el far west". Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡QUE SE MUERAN LOS FEOS..., QUE SE MUERAN LOS FEOS... ¡QUE SE MUERAN TODITOS, TODITOS, TODITOS, TODITOS LOS FEOS QUE SE MUERAN...!!".

Jorge Arrate

"Se sienten dueños del país"

En relación cona estos hechos, el abogado Ricardo Hormazábal, presidente de Acusa AFP, explicó a Cambio21 que esto sucede porque " ellos se sienten dueños del país desde que lo hicieron en dictadura y se mantuvo en democracia. Esta gente, usando la plata de los trabajadores chilenos, se siente dueña de las empresas, universidades, medios de comunicación y hasta de nuestros políticos. Ninguna persona puede tener más poder que un Estado democrático y esa es una norma que hay que tener siempre presente. Aquí se les ha permitido a los empresarios un conjunto de ventajas usando platas ajenas que es inaceptable".
A esto agregó que "demuestra que estamos frente a una cultura inculta en la que se piensa que los pobres son los que roban, cuando la mayor parte de ellos son gente honesta, esforzada y de trabajo. Aquí queda demostrado que estos ricos, que hacen ostentación de su riqueza, no respetan ninguna regla".
En este contexto, Roberto Fantuzzi, presidente de Asexma, declaró a Cambio21 que situaciones como las ocurridas "nos afectan las confianzas. Una de las críticas que hacíamos desde el sector privado al gobierno era que todas estas reformas traían como consecuencia un desequilibrio en el sentido de la confianza y, lamentablemente, los antecedentes que se entregaron anteriormente trajeron como consecuencia una duda inmensa en la capacidad de los empresarios de autorregularse".
 Agregó que "hay hechos lamentables y a cualquiera se le puede encontrar algún defecto y, lamentablemente hay yayitas más graves que otras, más aún cuando uno predica una situación y hace justo lo contrario y estamos en esta discusión eterna que nos llenamos los chilenos de un negativismo que no comparto". Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡AHORA TE VAS, TE VAS, TE VAS, TE VAS, TE VAS, TE VAS, TE VAS... ¡PA' LA BBBBBBBB...!!".

Mi foto
 
Publicar un comentario