sábado, 23 de agosto de 2014

OPERACIÓN SANTA PATRICIA 2.0, EL REGRESO (314ª PARTE): EL REALITY DEL METRO (2).


  Con "La fanfarria para el hombre común" de Aaron Copland, en la versión de Emerson Lake & Palmer, continuamos con todo el reality del pategoma en esta Operación Santa Patricia.
  Tras el gran "Terremetro" de la Línea 4 que dejó la escoba en los paraderos, la psicósis interna se hizo sentir cuando los agilados empezaron a dejar la patá con un reglamento en el cual prohibía la entrada a las estaciones del pategoma con bultos grandes, alegando que obstruían a los demás pasajeros que usan el Metrolio como medio de transporte rápido hacia varios puntos de Chago City. Esta situación envenó a la gente que va a los terminales de buses en Estación Central, a los que vienen de regiones, a las señoras con guagua y hasta los que salen de los malls para llevarse sus cargas tratando de pasar por los torniquetes antes de bajar a los andenes.
  La medida fue entera de chantilly, tanto es así que un grupo de vecinos de Pudahuel no aguantó las burlas de los mandamases del Metro, fueron a la Corte de Apelaciones de Santiago a chantarles un recurso de protección y, finalmente la voz del pueblo se escuchó más fuerte, porque el recurso fue acogido y la cuestionada norma se fue a la mierda. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡¡Y YA LO VEEEEEEN Y YA LO VEEEEEEEN.. ¡EL QUE NO SALTAAA..., SE VA A LA BBBBBBB...!!".






  Pero si creían que los condoros en el Metro se quedaban ahí nomás, están todos muy equivocados. Claro, porque a las 02:30 horas del miércoles 20 de Agosto Monumental, una falla en la energización de un tramo de la Línea 5 del pategoma, no fue ni siquiera pillada a tiempo, el servicio funcionó mahometano nomás, hasta que..., a las 19:29 horas se produjo el segundo gran "Terremetro" en plena hora punta de la tarde, donde ahí el tramo entre Cumming y Plaza de Maipú fue el primero en irse a negro. Ya a las 19:55 horas, la Línea 5 cagó completita, dejando trece trenes varados en varias estaciones, así como en los viaductos, en las trincheras y -pa' más recacha- en los túneles. Con todo, cincuenta mil torombolos quedaron atrapados dentro de los vagones que se encontraban detenidos en los puntos mas peligrosones de la red (viaductos y túneles), hubieron escenas de pánico colectivo, desmayos al por mayor y hasta intentos de "alejandrazos" masivos (caídas desde las escaleras de emergencia al momento de evacuar los trenes). La ira de los pasajeros tampoco pudo faltar en esos momentos de alta tensión, más si el servicio quedó "out" y la impaciencia fue brutal. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡¡Y YA LO VEEEEEEN Y YA LO VEEEEEEEN.. ¡EL QUE NO SALTAAA..., SE VA A LA BBBBBBB...!!".

Dos horas estuvo sin energía el transporte subterráneo de la capital, el que debió ser evacuado en su totalidad con cerca de 50.000 usuarios en su interior. (Fotos Agencia Uno)

Dos horas estuvo sin energía el transporte subterráneo de la capital, el que debió ser evacuado en su totalidad con cerca de 50.000 usuarios en su interior. (Fotos Agencia Uno)

  Tras los 118 fatídicos minutos, hubo mucha gente que tuvo que irse de infantería por las plataformas hacia las estaciones, ayudados por personal del pategoma. La odisea de los que quedaron varados en los túneles, fue la experiencia más extrema que vivieron muchos pasajeros que tuvieron que peregrinar entre las penumbras hacia las estaciones para luego de la adquisición del boleto de evacuación (que es una completa burla, salir a tomar los buses del Transantiago. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡¡Y YA LO VEEEEEEN Y YA LO VEEEEEEEN.. ¡EL QUE NO SALTAAA..., SE VA A LA BBBBBBB...!!".

Dos horas estuvo sin energía el transporte subterráneo de la capital, el que debió ser evacuado en su totalidad con cerca de 50.000 usuarios en su interior. (Fotos Agencia Uno)

Dos horas estuvo sin energía el transporte subterráneo de la capital, el que debió ser evacuado en su totalidad con cerca de 50.000 usuarios en su interior. (Fotos Agencia Uno)

Ver imagen en Twitter

Ver imagen en Twitter

Dos horas estuvo sin energía el transporte subterráneo de la capital, el que debió ser evacuado en su totalidad con cerca de 50.000 usuarios en su interior. (Fotos Agencia Uno)

Dos horas estuvo sin energía el transporte subterráneo de la capital, el que debió ser evacuado en su totalidad con cerca de 50.000 usuarios en su interior. (Fotos Agencia Uno)

  Los rescates menos peligrosos pero extremos a la vez, ocurrieron en los viaductos hacia estaciones como Mirador, Pedrero, Laguna Sur y Las Parcelas. En la vereda opuesta, pasajeros evacuados en el interior de los túneles tras peregrinar en la oscuridad hacia las estaciones Baquedano, Irarrázaval, Santa Ana, Quinta Normal, Blanqueado, San Pablo y Plaza de Maipú. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡AGÁCHENSEN QUE VIENEN LOS ÍNDIOS..., AGÁCHENSEN QUE VIENEN LOS ÍNDIOS...!!".

Ver imagen en Twitter

Ver imagen en Twitter

Ver imagen en Twitter

Ver imagen en Twitter

  Después de andar tirándose las pelotas, finalmente se fue cortado el gerente de mantenimiento, mientras que en el Sindicato no se descarta una chantada de aquellas, donde los trabajadores del Metro pitean porque la empresa externa que quedó a cargo de las mantenciones, ha dejado la mansaca en las vías y en el material rodante existente, aparte de las precarias condiciones en que viven. Y también se sabe que por culpa del Transantiago, el Metro quedó hecho mierda por los colapsos ocurridos desde el 2007 a la fecha. A saber, los más recordados son los "terremetros" de Tobalaba, Escuela Militar, Las Rejas, Los Héroes y Baquedano en 2007. Tras el gran "Terremetro" del 2007, hay otros como los de Baquedano en el año 2008, La Cisterna en 2011, Cal y Canto y Plaza de Puente Alto en el 2012 y..., por supuesto el Terremetro de Quilín este año, aparte del ocurrido hace tres días atrás. 
  En el siguiente capítulo, vamos a hablar de las condiciones en que se viaja en Metro, extraídas de un reportaje periodístico hecho en un matinal. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡AGÁCHENSEN QUE VIENEN LOS ÍNDIOS..., AGÁCHENSEN QUE VIENEN LOS ÍNDIOS...!!".



Publicar un comentario