jueves, 22 de octubre de 2015

OPERACIÓN SANTA PATRICIA 3.0, NI AHÍ CON EL QUE CAE (409ª PARTE)


  Con "Roll em up" de Vanilla Ice, despotricamos todos los cahuines en esta Operación Santa Patricia. 
  Y todo parte en la Ruca Monumental, porque el Colo venía de irse de perdices en el San Cooler de Apoquindo ante la Segundólica, en una mocha donde las provocaciones entre barristas y peloteros fueron el peor condimento, claro que el mas ordaca fue el Esteban Pavez, que le tiró flor de pollo al Marco Medel, a vista y paciencia del saquero, que con retrovisor y todo, le sacó la rogelia y terminó con seis fechas de civil por el Campeonato de Apertura, mientras el "Visogol" Paredes se fue con una por el gesto a los segundones de mierda y Fierrito salvó jabonado. Esa onda.
  En eso llegamos al fatídico domingo 18 de Octubre Purkuyén, con 30 mil compadrurris yendo a la Ruca para ver la peor pichanga del Colo en este torneo, ante San Marcos de Arica que se le plantó de igual a igual en la pastosa y le terminó ganando el quien vive a los albos que sufrieron con la rogelia que le plantaron a Fierrito por un pisotón en los 41'. No pasaba eso cuando el Coto Sierra sacó al "Chupete" Suazo en el minuto 68 y la historia mas truculenta recién comienza. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡LO QUE GUARDO ES UN MONO COGOTERO, UNA VACA Y UN TERNERO Y UN TORO MARICÓN...!!".



  La PLR que le aforraron de una a Humberto "Chupete" Suazo, partió en el minuto 68 de la mocha ante San Marcos de Arica, cuando el "Coto" Sierra lo sustituyó por el Juancho Delgado. Ahí el oriundo de Llo-Lleo empezó a enyegüecerse de una, tratando de "cagón" al Coto (que es su jefe directo) y sacándole la madre a Pedro Reyes, justo cuando el Nico Bubas provocaba la sorpresa batiendo a Justo Villar en el minuto 70 para los "Bravos del Morro", marcador que fue el definitivo. Consumado el guatazo albo, la telecebolla de Suazo siguió en los camarines, con los insultos del metepepas al deté y al ayudante, hecho por el cual el sanantonino le dijo a Pedrote "¡¿Y voh, qué mirai...?. No te hagai el weón, a voh te hablo CTM...!!". Ahí hubo un grupo de peloteros que intentaron calmar al goleador, mientras otros lo dejaron pasar por la calentura del momento.
  Con el correr de las horas, las cosas en Colo Colo iban empeorando cada vez más. El Coto Sierra citó entonces al plantel para loe entrenamientos el lunes, día en que Suazo se hizo el loco y se quedó en San Antonio con su family. El martes apareció Humbertito a la hora de los entrenamientos en la Ruca Monumental, donde el Coto le dijo "¡Oye Humberto, ven que tenemos que hablar muy seriamente!"..., pero el dolape todavía andaba con la menopausia y le dijo al estratego albo "¡Yo no hablo con mediocres...!!". Con estos antecedentes, la Coto Sierra no le quedó otra que llamar a los referentes albos (Villar, Fierro, Paredes, Valdés) para citarlos en el estacionamiento y terminar finalmente marginando al "Chupete" de todos los entrenamientos del Eterno Campeón por ordaca, grosero, alzado y rosquero. Toma. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡NADIE TE QUIERE, TODOS TE ODIAN, MEJOR COMETE UN GUSANITO...!!".

Suazo frente a San Marcos de Arica

  Como nosotros atacamos y destrozamos mas que el Huracán Patricia, las cosas en Colo Colo tras la pataleta ordinaria y bajomundista de Humberto "Chupete" Suazo no estaban para sonrisitas, porque el Coto Sierra fue con informe en mano a la Comisión Fútbol para contarle la pulenta al mandamás de Blanco y Negro, Aníbal "Zip Zup" Mosa, quien escuchó al deté y le terminó prestando el manso ropero. Es ahí donde el "Chupete" mandó al Fernando Felicevich para reunirse con el "Zip Zup" Mosa para pelar sobre el manso numerito que se mandó el Humbertito. Es ahí donde el mandamás albo la picó finita y le aplicó la feroz PLR al "Chupete" Suazo por injurias graves contra el Coto Sierra que es su empleador (Artículo 160 Nº. 1 letra D del Código del Trabajo), por no concurrencia a los entrenamientos durante dos días seguidos (Artículo 160 Nº. 3 del Código del Trabajo), por abandono injustificado (Artículo 160 Nº. 4 del Código del Trabajo) y por incumplimiento grave de las obligaciones que impone el contrato de trabajo (Artículo 160 Nº. 7 del Código del Trabajo). Ah..., y por si fuera poco, el "Zip Zup" quiere mandar el caso a los Tribunales, claro que, según mi opinión jurídica, el "Zip Zup" tiene todas las de ganar, "Chupete" está completamente cagado por gil y Colo Colo se saca un peso de encima. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡ADIOS, ADIOS, ADIOS QUE TE VAYA BIEN, MY LOVE, MY LOVE. ¡QUE TE AGARRE UN CARRO, QUE TE PARTA UN RAYO Y QUE TE PISE UN TREN...!!".



  Pero la telecebolla aún no termina..., porque el Feña Felicevich pidió al "Zip Zup" Mosa que le pague una indemnización de 336 palitroques, a lo que el guaripola albo le contestó que no y, que le podían pagar 126 melones (No hay que olvidarse que el "Chupete" recibía 40 palos mensuales tras su regreso desde Cuatelandia, donde llegó mas reventado que piñata de plumavit). O sea, la cuática sí o sí se va a Tribunales. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡NADIE TE QUIERE, TODOS TE ODIAN, MEJOR COMETE UN GUSANITO...!!".



  Si la decisión del Coto Sierra de marginar al "Chupete" Suazo fue la que correspondía, quizás para algunos hinchas es incomprensible, pero para la gran mayoría fue un tremendo golpe de timón que muchos entrenadores quisieran tener. Cada institución deportiva (que es una persona jurídica de derecho privado) tiene su jerarquía, pues aquí primeramente van los presidentes, los dirigentes, el cuerpo técnico, cuerpo médico, formadores y, en último término, los jugadores, que son subordinados de los detés y a ellos se les tiene que respetar por el bien del club (eso no lo hizo "Chupete" Suazo).
  En México, pitearon que el sanantonino también andaba con pataletas y lo terminaron castigando por aniñado. Es más, cuentan las malas lenguas que el "Chupete" habría engañado a su pierna con otra, igual que Bonvallet. Y es más, José Luis Villanueva mandó una carta incendiaria defendiendo al pelequén.
  ¿Y cuál será el final de todo esto?. Muy sencillo. "Chupete" no se devuelve a México ni se va tampoco a jugar a Medio Oriente, sino que cuelga los tatos y se dedica a su familia en su querido San Toño.
  Así se termina la carrera de un goleador que lo echaron del San Cooler de Apoquindo para empezar rompiendo redes en San Luis de Quillota, seguir perforando las mallas en Audax Italiano, triunfar y ser no solo ídolo sino goleador del mundo jugando en Colo Colo (obtuvo tres de los cuatro títulos con Borghi a la cabeza), darle alegrías a todo un país jugando por la Roja, seguir su senda goleadora en México y España y, regresar a Colo Colo ya desgastado físicamente, pero lamentablemente terminando con una polémica que lo terminó dejando fuera de las pastosas y, quizás ante la Justicia. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡ADIOS, ADIOS, ADIOS QUE TE VAYA BIEN, MY LOVE, MY LOVE. ¡QUE TE AGARRE UN CARRO, QUE TE PARTA UN RAYO Y QUE TE PISE UN TREN...!!".



Publicar un comentario