martes, 30 de julio de 2013

OPERACIÓN SANTA PATRICIA, NI AHÍ CON LOS FASCISTAS (CENTÉSIMO DECIMOTERCERA PARTE).


  En AGORA Chile, el retorno de María José Oliva fue con su 10° Puesto Bajo, más un condoro lingüístico en la palabra LABORAL, que la puso con "V" en vez de ponerla con "B" como corresponde. O sea, la Alejandra Correa (9° lugar, 230 Puestos Bajos) no está sola en el tema de los condoros gramaticales. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡NO SABE, NO SABE, TIENE QUE APRENDER... OREJAS DE BURRO LE VAMOS A PONER...!!".

 

 A propósito de la Ale..., ya todos saben que anda con un atado de salud más brígido que académico bueno para macuquear en la sala de clases, y que se le notó muy fuertemente el sábado y la madrugada del domingo en el Casino Milico con un resultado tan fatídico como real: Diez Puestos Bajos en mas de cuatro horas y media, lo que le contabilizó 230 en el Registro Monumental. 
 Si el principio de parálisis miofacial de la Alejandra va en forma progresiva, como lo señala el "Guatibasich" Ulloa, no es menos cierto que también el Registro Monumental de los Puestos Bajos le juega muy en contra, los condoros gramaticales también quedan registrados (la palabra EXCLUSIVO la pone con S en vez de X; HARTA la pone sin la letra H, EQUIVOCADO la pone con B en vez de V, BECERRA la pone con S en vez de C) y por cierto que ahora DatingChile le bloqueó la sesión, aumentándole la malacué de un guaracazo. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡NO TE AFLIJAS MI NEGRA..., QUE ES LLEGAR Y LLEVAR..., DONDE TÚ YA LO SABES... ¡LA POLAR, LA POLAR...!!!".


 En los pasillos de Derecholandia se filtró un cahuín de aquellos, en que habrían pillado a Fernando Atria prestándole ropa a un candidato, haciendo el mismo juego con otro y repitiendo el mismo sistema con un tercero. De ser así, sería el cahuín más sabroso de la esfera leguleya que entra a la Operación Santa Patricia y, de paso, Atria se llevaría la vergüenza más grande de toda la Universidad de Chile. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡¡HAY RUMORES DE GUERRA EN EL FUNERAL, COMENTAN QUE A MÍ SE ME ACERCA EL FINAL. RUMORES QUE HAY, POR UNOS QUE LLEVAN Y POR OTROS QUE TRAEN...!!!".


  El conflicto de la basura, también entra a darle Blam Blam a la Operación Santa Patricia , donde los recolectores, alcaldes y fachos de mierda están agarrados de las mechas por la mansa cuatiquera que tiene a medio Chile hecho un chiquero.
El lunes 29 de julio los trabajadores de las principales empresas de recolección de residuos domiciliarios han iniciado una huelga reclamando mejores sueldos y condiciones laborales. Se trata, desde luego, de una reivindicación justa, que no sólo debe ser cobrada a sus empleadores sino también a mandantes (municipios) y usuarios finales (nosotros los vecinos). Pero además de desear una pronta solución a los problemas de los recolectores de los residuos (los que seguramente son mayores a las molestias que pasaremos estos días), debiéramos fijarnos en aquellos problemas sistémicos que hay detrás de este conflicto.
La Ley encomienda a los municipios recolectar los residuos, disponerlos y prorratear el costo entre los vecinos. A la vez, obliga a eximir a cerca del 70% de los usuarios. A algunos hogares el cobro lo hace Tesorería junto con las contribuciones territoriales. A otros, deben cobrar directamente los municipios; muchos alegan que se gasta en cobranza más que lo que se recauda. El sistema está desfinanciado por definición.
Los municipios, además, se enfrentan a una oferta concentrada, que por lo que vemos ahora cobra mucho pero paga poco.
El problema no es sólo la cantidad de plata. La gestión de residuos domiciliarios no tiene un norte. Si lo tiene, se trata de cumplir apenas con unos pocos mínimos legales y ambientales.
Los municipios tienden a focalizar su trabajo en la recolección de residuos, y no siempre otorga al manejo de estos la atención que se necesita. ¿Por qué?  Porque nos da lo mismo lo que pase con la basura una vez que sale de nuestra vereda, siempre que la retiren pronto y gratis. Y los alcaldes, en esto, nos dan el gusto.
Retirada la basura, hay que hacerse cargo de ella. La solución histórica ha sido el vertido: en basurales, luego en vertederos y ya en la zona más poblada del país, en rellenos sanitarios. Pasar del vertedero al relleno es valioso: se reduce contaminación de aguas y emisiones de metano. Pero los rellenos no pueden ser la meta, sino un primer paso.
Podríamos evaluar algunas medidas para mejorar el manejo de residuos, entre otras:
1)      Elevar estándares laborales, ambientales y sociales en licitaciones de manejo de residuos por parte de municipios.
2)      Evaluar gestión directa de municipios en algunas funciones. No descartarla a priori por ideología.
3)      Asignar un subsidio de Estado a municipios, proporcional al número de habitantes exentos de pago (corregido, según, por factores de costo).
4)      Ordenar uso de FNDR en un contexto global, y más enfocado a educación y reciclaje (no sólo a camiones y rellenos).
5)      Racionalizar las exenciones de pago, y que Tesorería apoye más en la cobranza. Eso de que “el que contamina paga” debe ser válido para todos.
6)      La forma en que municipios pagan a recolectores y rellenos, y cobran a sus vecinos, debe incentivar (y autoimponer) la reducción y el reciclaje.
7)      Que municipios paguen a recicladores (formales o informales) lo mismo que pagan a camiones y vertederos por retiro y disposición de los residuos. Ellos generan beneficios económicos para los municipios. Muchos de ellos trabajan en precarias condiciones, y si bien obtienen una modesta ganancia por su trabajo, no se justifica aprovecharse de ellos.
Finalmente, el manejo de los residuos domiciliarios  no debe verse aisladamente de la gestión de residuos en general. Es de esperar que los anuncios del Gobierno, primero de una Ley General de Residuos y ahora de una Ley de Responsabilidad Extendida del Productor, se materialicen y contribuyan a que una relación más sostenible con los materiales.
Las primeras consecuencias del paro de los recolectores de basura se comenzaron a notar este martes en varios puntos de la capital, luego que ayer el gremio y las autoridades comunales no llegaran a un acuerdo.
Algunas de las dos zonas más críticas detectadas durante esta madrugada son la calle San Alfonso, en el barrio Meiggs de Estación Central y la intersección de la Avenida Independencia a la altura de la calle Colón.
De ambos, el primero de los puntos se presenta como el más crítico debido a que existen cúmulos de basura en ambos lados de la calle.
Los residuos, dejados allí por comerciantes y transeúntes, se extienden por al menos cinco cuadras y se espera que, de no haber solución al conflicto hoy, se sigan acumulando.
Mientras que una situación similar ocurre en varios puntos de la Avenida Independencia y en Ñuñoa en los sectores de calle San Eugenio y Villa Olímpica.
El lunes el subsecretario de Salud Pública, Jorge Díaz, había recomendado a la población que haga un buen tratamiento de la basura y en lo posible la recicle.
En tanto, el paro de los recolectores continúa luego de que ayer no se llegara a un acuerdo y se espera que hoy al mediodía continúe el diálogo entre los trabajadores y el Gobierno.
 Como ven, el tema se fue al tacho de la basura. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡¡HAY RUMORES DE GUERRA EN EL FUNERAL, COMENTAN QUE A MÍ SE ME ACERCA EL FINAL. RUMORES QUE HAY, POR UNOS QUE LLEVAN Y POR OTROS QUE TRAEN...!!!".

-
Publicar un comentario