martes, 28 de junio de 2011

ANTONIO VESPUCIO LIBERTI, SACÚDETE EN TU CRIPTA PARTE 1: CRONICA DESCENSO RIVER PLATE ESPN



.He hecho tantas cuñas que han botado a tantos, pero ahora tengo que hacer una cuña con un desastre de magnitud 10 en la escala de Richter, con intensidad 12 en la escal de Mercalli y, con una mega OPERACIÓN DANIA que alcanzó el nivel 15. Esto pasó al otro lado de la cordillera, el funesto domingo 26 de Junio Lex de 2011.
Un día que puede marcar un antes y un después de las dos mochas entre RIVER PLATE de Buenos Aires y BELGRANO de Córdoba. La historia cuyo epicentro se localizó en el estadio Monumental "Antonio Vespucio Liberti", esa que tenía a los de la Banda Sangre obligada a ganar por dos goles de diferencia. Esa historia que tuvo a Mariano "Tanque" Pavone de héroe con su gol al minuto 5 de partido..., y que también lo tuvo de villano al perder el penal decisivo faltando 20 minutos par el final, nueve minutos después de que el Guille Farré aprovechar un morrocotudo condoro de dos defensores riverplatenses que ni siquiera se gritaron. ¿Y Pezzotta?. TAMBIÉN, PORQUE SE COMIÓ UN PENAL DEL PORTE DEL ESTADIO.
Tras el penal perdido por Pavone, la cosa ya estaba liquidada de golpe y porrazo. El pobre Atilio Costa Febre no lo puede creer (nosotros tampoco). Los nervios se transformaron muy luego en drama, el drama se transformó en pesadilla, la pesadilla se hizo cada vez más fuerte entre los 54.687 hinchas (de los cuales, 2.984 fueron del "Pirata" cordobés)..., y llegó quizás el peor momento en la historia.
El fútbol bifechorizo, sudaca y del mundeli entero, ha presenciado el terremoto deportivo más grande en toda su historia. Los promedios en la Tabla del DESCENSO del peloteo che, más las campañas como el ajo, más las pésimas actitudes dirigenciales, la soberbia y hasta -se podría decir- el descalabro económico, han determinado lo que nadie quería escuchar: RIVER PLATE DESCENDIÓ A LA SEGUNDA DIVISIÓN DEL FÚTBOL ARGENTINO.

El descenso de un deslucido River Plate, no terminó en eso. Faltaban dos minutos, y la cosa empezab a ponerse hedionda de fea en la galera, en tribunas, en el anillo interior, en el museo, en la Portería, en la Sala de Prensa..., y en las calles, donde se desahogaron destruyéndolo todo. Ahí comienza la funesta guerra civil en el barrio de Núñez, esa que los más recalcitrantes hinchas -dudo que se llamen así-.iniciaron para destruirlo todo, incluso lo que no tenía nada que ver en el cuento.

RIVER PLATE perdio la categoria y descendio a la B

-River Plate, que por primera vez en sus 110 años de historia, ha descendido de categoría, obtuvo su último título de campeón en el torneo Clausura 2008, después de lo cual entró en crisis y en caída libre.

Tras cuatro temporadas de sequía y de un marcado desequilibrio en sus finanzas (el hoyo financiero llegó a los 261 millones de palitroques verdes), River fichó como entrenador a Diego "Cholo" Simeone y conquistó el título de campeón en una campaña que estuvo lejos de figurar entre las mejores de su rica historia. O sea, fueron capis de ese torneo, jugando como el loly.

De los peloteritos de aquella plantilla destacaban el chileno Alexis "El Niño Maravilla" Sánchez, el uruguayo Sebastián "Loco" Abreu, el colombiano Radamel Falcao García y los locales Leonardo Ponzio, Ariel "Burrito" Ortega y Diego "Enano" Buonanotte.

Los rasgos de debilidad e inconsistencia de aquel equipo, quedaron expuestos en el torneo siguiente, el Apertura de ese año, en el que sumó 10 puntetes en 14 partidos, cayó al último puesto clasificatorio y se quedó sin deté a causa de la tirada de esponja de Simeone, quien logró 20 triunfos en 45 encuentros locales e internacionales.

A Simeone le sucedieron cinco entrenadores más: Gabriel Rodríguez, Néstor Raúl "Pippo" Gorosito, Leonardo "Negro" Astrada, Ángel Cappa y el actual, Juan José López, y solamente obtuvo 34 triunfos en 114 partidos. Esto representa su peor cosecha, la que lo condenó definitivamente a caer a los potreros bifechorizos.

Para evitar el descenso, River necesitaba ganar por dos goles de ventaja ante Belgrano de Córdoba, cuando solamente había anotado esa cantidad dos veces durante el Clausura 2011, ante el descendido Huracán y el Newell's Old Boys, penúltimo en la clasificación.

El equipo de López tuvo su última oportunidad tras ocho jornadas sin victorias, con cuatro empates e igual cantidad de derrotas. Y tampoco pudo ganar.
.

La historia del descenso más increíble en la historia del peloteo intermundano, podría condenar también a su archirrival, Boca Juniors, que si no cambia ya su filosofía rancia de juego que ahora tiene, se podría también ir a los potreros. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

"¡Y HOY TE VAS... ¡TE VAS, TE VAS, TE VAS (A LA B)...!!".
Publicar un comentario