sábado, 17 de noviembre de 2007

EL PARQUE GÓMEZ ROJAS Y LA PEATONAL DANIA, CON EL BANCO DE PATRICIA NAVIA.

Este parque debe su nombre a un escritor chileno muy poco conocido y que se llama José Domingo Gómez Rojas. Este parque se encuentra rodeando dos avenidas ubicadas al norte del río Mapocho, con dos puntas extendidas entre las calles Purísima y Pío Nono, frante a la imponente mole llamada Escuela de Derecho.
A este parque llegan estudiantes y funcionarios, camioneros, jardineros y jóvenes con ideales bien definidos. Al parque se llega a conversar, a descansar, a analizar, a enfrentarse con su otro yo, a meditar... y a darse un gusto que muchos se dan; incluso el parque sirve como fuente de inspiraciòn para escritores, pintores, artistas en general, siendo así un espejo para quienes alimentan el espíritu.
Entrando desde la calle Pío Nono, nos encontramos con una zona delimitada para puestos de bebidas y confites, como los de la Sra. María Delgado -en el vértice sur oriente del parque, conectando la calle Pío Nono con la Vía Rumpística-, el del Max -orígen de la Peatonal Artesanal-, el puesto de empanadas en la vertiente de la vía antes mencionada, y la Feria Artesanal -donde emergen las peatonales Vergara, Colo Colo, Moena, Norte, Vía Rumpística, Artesanal y el orígen de la Peatonal Dania, la que será inspiración para este colocolino-. Luego de pasar por el Portón Metálico o Malla Divisoria, el parque toma forma y los senderos se suceden entre las peatonales Bellavista, Dania y Santa María, el nacimiento del Sendero Melipilla y la Punta Purísima -que pone término al parque-. Aquellas peatonales convergen con la Peatonal Dania -como las peatonales Colo Colo, Los Buitres, Sendero Huidobro, Punta de Vacas, Lagarrigue y la Punta de Campanas-, con la Peatonal Santa María -como la Punta Catilao y el Sendero Melipilla- y con la Peatonal Bellavista -como la Punta Dagoberto y la Punta Karina-, y aparecen dentro del trazado de la Peatonal Dania dos rotondas con tronco, como son la de Los Buitres -que intercepta al Sendero Huidobro- y la de Las Palmeras -que intercepta a la Peatonal Lagarrigue- yendo hacia el poniente y poniendo fin al parque.
Gran parte de los funcionarios se paran en los bancos ubicados en las peatonales Dania y Los Buitres y en el Sendero Melipilla -entre las peatonales Colo Colo y Lagarrigue-. Pero la tarde del 16 de Abril Impresionante de 2004, fue testigo de tres Puestos Bajos pillados por este Purkuyenino a una misma persona.
El segundo banco del lado sur de la Peatonal Dania, recibió a las 14:06 horas de ese soleado día a una solitaria y abúlica Patricia Navia. La Patty Navia llega a esa comarca peatonal con una naturaleza que la contempla y la hace dormitar con el sol que abrasaba su diáfano rostro. La quilicurana toca su rostro, agacha la cabeza... y cae medio dormida como diciéndole a su cuerpo que la sostenga. Y este Purkuyenino que sale de la mole, cruza Pío Nono, pasa la confitería del Max, se mete por la Peatonal Dania pasando la malla divisoria del parque, y a la altura de la Peatonal Colo Colo, mira el segundo asiento y se da cuenta de que es la bibliotecaria de Lo Marcoleta que hace pacto con la soledad silvestre. Allí nuevamente este sanbernardino pedestre que domina la Peatonal Dania, pasa el primer banco con parsimonia, toma carrera, va sobre el segundo asiento y fija su vista sobre su idílio número 25..., y la Patty caía y caía en un trance somnífero, con su mano izquierda sobre su cara caliente y quemada por el sol, y con su mano derecha sobre sus delgadas y hermosas piernas cubiertas por mallas negras, las que le hacían juego con su tenida oscura..., esas extremidades que fueron inspiración para este colocolino y que dormían con ella esa tarde soleada. He aquí entonces el 47º Puesto Bajo de Patricia Navia, y este León del Chena que -como en los tiempos de la piscina del Regimiento de Artillería Antiaérea de Colina- símplemente lo aprovechó, se tira sobre la banda derecha y toma carrera hacia la primera rotonda, la de Los Buitres, donde pillo a dos repartidores de pasteles, uno de ellos sentado en un tronco. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

"¡COMO PICA LA MACHACA, LA MACHACA COMO PICA, COMO PICA LA MACHACA, LA MACHACA COMO PICA. ¡AY QUE CHACA, CHACA, CHACA CHACA, AY QUE CHACA, CHACA, CHACA CHA...!!".



La vuelta fue por la Rotonda Los Buitres girando hacia la Peatonal Dania en dirección hacia el este, y parando a unos 90 metros de la Patty Navia, la pillo en su 48º Puesto Bajo, me pongo la Chapa del Purkuyén y emprendo el rumbo. Ahí es donde a la quilicurana se le cae un objeto en el vértice de la Peatonal Dania con la Peatonal Los Buitres, se cambia a una banca donde le daba la sombra y donde este Purkuyenino no la vuelva a pillar en Puesto Bajo... Pero yo iba dominando la situación, tomé carrera y llegué hasta la confitería del Max, donde la Asistente Social Valezka Marcela Muñoz Moraga y la funcionaria de Bienestar Estudiantil de la mole María Teresa Sepúlveda Egaña, le indicaron al confitero los pasos que debe seguir para que su hijo sea atendido en un Consultorio o Centro Médico de la comuna de Independencia, por tratarse de un caso enteramente personal. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

"¡COMO PICA LA MACHACA, LA MACHACA COMO PICA, COMO PICA LA MACHACA, LA MACHACA COMO PICA. ¡AY QUE CHACA, CHACA, CHACA CHACA, AY QUE CHACA, CHACA, CHACA CHA...!!".



Pero este Purkuyenino quería seguir con su salsa, pasó una cabina telefónica y volvió al Parque Gómez Rojas por la misma ruta. Me fuí por la Peatonal Artesanal y empalmé por la Peatonal Dania desde la Vía Rumpística hacia el cruce con la Peatonal Los Buitres, donde pillo nuevamente a Patricia Navia meditando consigo misma en un banco, y con un arbusto que la acurruca hacia un majestuoso tronco que la cobija. Con ese Puesto Bajo, la Patty acumula 49 en todo el Registro Histórico-Monumental de los Puestos Bajos, mientras este colocolino gozaba y hacía gozar a Juan "Bob Esponja" Tobar con todas las historias, mostrándole la grabación del momento idílico donde este metrosexual de la calle Ducaud símplemente se le declara a la Patty Navia, justo en momentos en que la aludida funcionaria abandona el lugar. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

"¡COMO PICA LA MACHACA, LA MACHACA COMO PICA, COMO PICA LA MACHACA, LA MACHACA COMO PICA. ¡AY QUE CHACA, CHACA, CHACA CHACA, AY QUE CHACA, CHACA, CHACA CHA...!!".



En contrapartida y en abierto contrasentido con su metrosexualidad, este Purkuyenino no se atrevió nunca a sentarse al lado de la Patty Navia, no porque yo no lo quisiera, sino porque ella padece un trauma que le impide ser acariciada por hombres, y porque fue este colocolino quien -en dos ocasiones- tuvo una descontrolada reacción hacia ella por su sensibilidad limitativa, en momentos en que esperaba a Benjamín Isaac, hijo del cual existió "paternidad disputada" hace cuatro años entre cuatro personajes a saber: Luis Paredes (por lógica, su cónyuge), El Gran Vitoko (quien les escribe), Gino Ibaceta (vecino de comuna y ex bibliotecario de la mole) y Rubén Hernández (el de la camioneta) (Artículos 293 y ss. del Código Civil). Aparecieron muy luego Ángela Patricia Zerega, Carolina Botto y Jorge "Stone Cold Steve Austin" Montecinos Moris..., y comenzaron las propuestas de Tobar que prefería buscarme otro idílio, sea con Ángela Zerega o Carolina Botto y desechando ya a Patricia Navia. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

"¡ARRIBA EL NOVIO..., GRITABA LA GENTE...!. ¡ARRIBA LA NOVIA..., GRITABA VICENTE...!!".
Universidad de Chile Law School


Vuelvo a la confitería del Max, donde yacían Luis Arnulfo "Maestro Longaniza" Navarrete y luego Patricio Morales; conté todos los hechos vividos en el parque, hasta que apareció enfrente mío Fernando Ríos y conté la papa de este pechito que se lo gozó como chancho en el barro pillando tres veces a la Patty Navia en Puesto Bajo en la Peatonal Dania. En ese instante el Max estaba viendo la telecebolla cuate "Gata Salvaje".
Rematé embalado en la imponente y rojiza mole de Pío Nono. me meto al CED y pego dos telefonazos al porcino. Si bien no fructificó el llamado que le hice a Gloria Quintana, sí tuvo asidero el que le hice a Teresa Quintana..., pero fue finalmente Daniela Véliz, quien escuchó el llamado de este Purkuyenino embalado que le contó sobre el retorno de Gloria Ibacache desde la ciudad de Coquimbo, la llegada de Ósacr "Cabezón" Céspedes con su hija Melanie Crystal..., y la tripleta de Puest"Santa Maradona"os Bajos que se zampó Patricia Navia en la Peatonal Dania del Parque Gómez Rojas, donde La Machaca se entonaba a coro. Esto es un paso más para llegar a Santa Rosa 8420.
En suma, este Purkuyenino tuvo su gran tarde en el Parque Gómez Rojas, supo dominar su ímpetu sobre la gramilla recoletana, hizo revivir sus tiempos mozos dominando la Peatonal Dania, y aprovechando su velocidad, gambeta y dríbling sobre una pálida y melancólica Patricia Navia, que ni siquiera movió un dedo ante la mirada, el suspiro y el sprint de este sanbernardino enamorado. Si este pechito hubiera corrido mucho mas rápido por ese sendero y pillado durmiendo a Patricia Navia esa soleada tarde, los Puestos Bajos de la quilicurana de 37 años, ya serían 50 en total y este Purkuyenino ya estaría celebrando en Santa Rosa 8420 junto con la familia Quintana, el remate final de esta espiral de hechos, notas y Puestos Bajos llamada OPERACIÓN SANTA ROSA.
Acordándome de ese hecho, estuve grabando la canción "Santa Maradona" del disuelto grupo francés Mano Negra, y en cada compás de este tema dedicado al fútbol y a Diego Armando Maradona, vuelvo a contemplar el parque, la Peatonal Dania..., y la pasividad onírica de la Patty Navia, caída y abrazada por Morfeo que la cobija en sus brazos con sus 49 Puestos Bajos -en ese momento- y su cuerpo inspirado en aquella maravilla situada en la Foto 12 de la Página 68 del primer Tomo de mi primera gran obra llamada "Yo, el Gran Vitoko", escrita por este Purkuyenino.
Seis días después, Patricia Navia se agarró su 50º Puesto Bajo, luego de una gambeta rápida de este sanbernardino la tarde del 22 de Abril Impresionante en la Peatonal Dania con la Peatonal Colo Colo del Parque Gómez Rojas. Y así podrían catalogar a este pechito como EL REY DE LA PEATONAL DANIA..., donde iba la Patty. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

"¡COMO PICA LA MACHACA, LA MACHACA COMO PICA, COMO PICA LA MACHACA, LA MACHACA COMO PICA. ¡AY QUE CHACA, CHACA, CHACA CHACA, AY QUE CHACA, CHACA, CHACA CHA...!!".

.

Publicar un comentario