sábado, 17 de noviembre de 2007

ZIDANE Y LA FRAPPÉ

La gran final mundialera entre tanos y franchutes, estaba más caliente que mamadera hirviendo. Y cómo no, si el chancho de Materazzi empezó cometiendo penal, Zinedine Zidane que remata igual que Mayercito, pero con mayor fuerza, y la bola que se le cuela a Buffón, desatando el jolgorio en la Torre Eiffel. Pero no contaban con la astucia de la "azzurri", que tenía que empatar la mocha, logrando su premio a través del rey de los tronquelis, Marco Materazzi.
La segunda patuleca tenía a los franchutes machacando la defensa tana de principio a fin, mientras sus rivals se arratonaron sin chistar. El viejo Zizou se llevaba a los bleus al hombro, y el portero que sólo la veía pasar.
Entonces llegamos al alargue, con Ribery agarrando tubérculo en la pastosa de Berlín, mientras Giggi Buffón tapaba hasta un bolón de la "Pata del Diablo". Pero llegamos al minuto 109, cuando el chanta de Materazzi agarró pa' la palanca a Zidane, diciéndole que su mamurri era una puta y una terrorista. Eso calentó al dolape, el cual le aforró un espectacular cabezazo que lo mandó de potosí a la pastosa, siendo descharcheteado de rogelia por el saquero Elizondo. Ahí se acabó la carrera del capi de los franchutes, se acabó el sueño del "bi", y comenzó la otra historia. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

"¡ADIOS, ADIOS, ADIOS QUE TE VAYA BIEN, MY LOVE, MY LOVE. ¡QUE TE AGARRE UN CARRO, QUE TE PARTA UN RAYO Y QUE TE PISE UN TREN...!!".




Lo que le dijo el tano al franchute en la cancholia, tuvo su respuesta más durazna. Malika Zidane, mamurri del crack, se tiró en picada contra el tano, al argumentar en un diario sensacionalista que desprecia a Materazzi. Pero luego se fué en la dura, jurando de guata al car'e galo que quiere los coquimbanos de Materazzi en un plato. ¡Qué final tan sádico...!.

Publicar un comentario