martes, 27 de noviembre de 2007

EL ORDACAZO

Como la callampa ha sido la actuación de la Roja adulta en la Copa América de este año en Chavezlandia. Claro, porque de un tiempo a esta parte el Pelón Acosta se estaba asustando porque el "Enano de la Providencia" se taimó tupido y parejo para no venir a la Selección, ya que piteó por la indisciplina que había. Entonces nadie pescó en bajada los dichos del porteño. Lo mismo pasó con el "Mago" Jiménez.
Con la premisa de tener al Mati , al Choro Navia, al Mago Valdívia y al Chupete Suazo, los rogelios se fueron listos para dejar atrás el papelón de la Copa América realizada hace tres años en Chololandia, en que apenas empataron un partido ante los paraguas y perdieron los otros dos en la era del "Juvedance"

Y todo comenzó en el caliente atardecer de Puerto Ordaz, cuando a la Roja le tocó jugar con los ecuatorianos un partido en que jugaron malena gran parte de la mocha, y se soltaron en los 10 minutos finales. Valencia abrió la cuenta para los monitos a los 16', el Chupete Suazo empató a los 20', Benítez puso la segunda estocada a los 23', y ya nadie extrañaba que la Roja jugaba como el ajo y los bananeros pudieran embocarla de entradita en la segunda manga..., pero el Chupete a los 79' y el "Piña" Villanueva a los 86' -con un pulento tiro libre que dejó patuleco al asopado de Mora-, le dieron los tres puntetes a Chilito sin merecerlo, mientras los cuates se sirvieron la caipirinha de los garotos para darles la dósis por dos pepinos a cerapio, con porotos de Nery Castillo (23') y Moncho Morales (29').

El hotel de concentración en Puerto Ordaz se llamaba Mara Inn..., y es allí donde los peloteros se concentraban para los partidos de este campeonato. Posee habitaciones de lujo, bar restorán, sauna y jacuzzi para los más califas, piscina para los reyes del chapuzón, y es un 4 estrellas.

Con las lesiones del "Kalule" Meléndez, Miguelito Riffo y la cuática del Mati Fernández, les tocó jugar en el Monumental de Maturín con los garotos que no tenían a sus estrellas consulares. Pero bastó que Robinho los volviera a su oscura realidad metiendo las pepas en los minutos 35' (de penal), 76' y 83'. Un 3-0 que no deja márgenes para los palos de ciego, mientras los cuates le ganaron 2-1 a los monitos en la mocha de fondo.
Llegamos entonces al 4 de Julio Monumental , y las cosas empezaban a ponerse rancias en Chavezlandia, pues se clasificaron con un empate hediondo de charcha ante los charros en Puerto La Cruz, se fueron a celebrar en el Mara Inn de Puerto Ordaz, pitearon que llevaban 17 días encerrados, el Pelón le pidió permiso a Maynogatonga y este último les dió la pasá. La madrugada del 5 fue entonces el corolario de una jarana que empezaba súper entrete, pero que continuó con una tomatera monumental en el bar. En eso, pasó lo que les voy a contar en este instante.

A eso de las tres de la mañunga, la parranda de los rogelios ya estaba terminando, porque los peloteros Claudio Bravo, Nico Peric, "Boconcito" Ormeño, Seba Rocco, "Chupalla" Fuentes, Miguelito Riffo, Pepe Lucho Cabión, "Chupete" Suazo, Mark González, Mati Fernández, "Colocho" Iturra, Arturo Sanhueza, "Kalule" Meléndez, Gonzalo Jara, Gonzalo Fierro, "Piña" Villanueva y Juan Gonzalo Lorca partieron a acostarse como cabros bien obedientes. Pero los más sobrados -Tellito, el "Choro" Navia, el "Mago" Valdívia, "Potencia" Vargas y Pablito Contreras- se fueron de jamonada, agarraron al toque la mansa garrafa con 54 litros de tintolio, se curaron hasta que les dió hipo, les dio la tremenda pataleta y rompieron de todo. Ah, y pelaron los encargados del hotel, que los cinco curagüillas que andaban con la pipa, se pasaron de ordacas y depravados, al llegar a manosear a una camarera hasta dejarla hecha pebre...,y continuaron agarrando a patadas las puertas y mamparas del bar restorán. Da vergüenza.

Pizarro tenía harta razón en renunciar a la Roja. La indisciplina salió en todos los medios de comunicación mundiales, mostrando a todas luces el desprestigio que ha quedado de manifiesto con estos reyes de la mamadera larga que, despilfarraron la gran oportunidad de su vida en representar al peloteo chilensis. Por andar tirándose jamón pierna ahumado con mermelada de alcayota en el caracholi, los pillaron haciendo el ridículo delante de todita América.

Y el partido con los brasucas el día sábado 7, era lo que muchos esperaban lo que iba a pasar. La paliza que los verdeamarelhos le comenzaban a aforrar a los chilenurris, comenzó a los 15' con el cabezazo del negrete Juan, para seguir a los 22' con Julio Baptista y a los 30' con Robinho, los que dejaron 3-0 la cuenta en la primera patuleca. Y así llegamos al segundo tiempo, donde la vergüenza fue tremenda, Robinho, Wagner Love y Jossué sellaron el tremendo baile que finalmente llegó en el mismo instante en que el saquero tocó el pito que sentenció el tenístico 6-1 (Chupete Suazo puso el descuento).

Realmente, una participación que da asco verla y recordarla. Un equipo que confundió la pelotita con la jarana, el amor a la camiseta por la plata, y la pasión por las malas artes.

El regreso era como se esperaba. Un mar de hínchas pifiando, agarrando a xuxadas a los peloteros y al Dolape, desde el Aeropuerto hasta Juan Pinto Durán, y el bromista que le manda antiácido a los peloteros pa' la caña. En tanto que el "Bichi" Borghi se comió los choritos con limón, y mandó a la zorra al "Choro" Navia por longi, agilado y amermelado. Y para rematar el festín de xuxadas a los responsables directos del papelón en Chavezlandia, el Pelón Acosta se echó solito al agua, antes de que le aforraran la P.L.R. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así , así...

"ADIOS, ADIOS, ADIOS QUE TE VAYA BIEN, MY LOVE, MY LOVE. QUE TE AGARRE UN CARRO, QUE TE PARTA UN RAYO Y QUE TE PISE UN TREN...!!".

Publicar un comentario