lunes, 7 de noviembre de 2016

EL TITI-CAGAZO, PEOR QUE HACERSE EL BOLIVIANO (5).

   Llegamos a la quinta parte de esta truculenta telecebolla que tiene a los bolivianos con sangre en el ojo y con todo el continente haciéndole un bullyng mas grande que el Templo Votivo de Maipú. Y claro, como si el caso de Nelson "Rompehuesos" Cabrera no fuera suficiente para que los fifos le cercenaran cuatro puntetes por su inscripción antirreglamentaria, ahora se les vino otro atado de aquellos, el del argentino naturalizado boliviano Damián Lizio, el mismo que jugó por O'Higgins de Rancagua hace algunos años atrás.
  Resulta que Lizio llegó hace cinco años al país de Evo y Choquehuanca, actuando de forma interrumpida en clubes bolis y con tres mochas en su cuerpo. Pensando en las exigencias FIFA para defender a una selección nacional, Lizio no cuenta con los cinco años de residencia en Bolivia. El ex jugador de O’Higgins, que ahora está en Botafogo, estuvo en cuatro pleitos de estas Eliminatorias.
  Lizio, quien además dijo presente en la Copa América de Chile en tres partidos, estuvo ante Uruguay, Venezuela, Paraguay y Colombia. Solamente ante la Vino Tinto su elenco sumó puntos, al obtener una victoria por 4-2 el 12 de noviembre de 2015. En la Federación Venezolana ya piensan en impugnar este cotejo. En caso de que se aplique el reglamento con otro castigo para Bolivia, los verdes quedarían en el último lugar de las Eliminatorias con un punto, mientras Venezuela alcanzaría cinco unidades. O sea, Bolivia deberá puntos cuando dispute las Eliminatorias para Qatar 2022.

Damián Lizio: el otro problema que se le viene a Bolivia
   Como sabemos que la FIFA vuelve a tener en la mira a los bolis por mandarse su segundo "Cabrerazo", tenemos que contarles de la profunda crisis que ahora tienen y que, no podemos descartar que en los partidos que les quedan, no llenen los estadios.
  La crisis que vive el fútbol de Bolivia tras el tejazo que el aplicó la FIFA por la resta de puntetes en la tabla de posiciones de las Eliminatorias Sudamericanas camino al Mundial Rusia 2018, parece no tener fin y ahora son los cañueleros de ese país, los que se han unido para pedir la renuncia del presidente de su Federación, a quien acusan de todo lo que están viviendo. Los miembros de la selección de Bolivia, mediante rueda de prensa, soltaron la pepa y pidieron a grito pelado la renuncia de Rolando "Tiro Loco" López, presi de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), cuestionándolo por el hecho que los ha perjudicado y ha ahogado cualquier esperanza de pelear por la clasificación la Mundial.

  Pero el terremoto futbolístico grado 9.5 Mw que azota a los bolis, también afecta a los bifechorizos. Porque el maricueca de Martín Liberman se cabreó de basurear a Chilito porque Juan Cristóbal Guarello le pegó un cuernofonazo y lo ninguneó a más no poder. Y tras eso, el colorín tuvo que lanzarse en picada contra sus propios seleccionados tras el guatazo que se pegaron ante los paraguas en Córdoba: "Se creen Aerosmith y son un asco".
  Ahora que Liberman resultó ser tan asqueroso como el "Pollo" Vignolo, el "Chavo" Fucks, Roberto Cassini, Fede Langone, Fernando Niembro, Pablo Giralt, Rodolfo De Paoli y otros mequetrefes que saltaron con la noticia falsa, los mas cuerdos en esta pasada son Alejandro Fantino y Horacio Pagani, que no solo se fueron en picada contra la "generación de mierda" que tiene a la Albiceleste por el momento afuerita de la Plaza Roja, sino que se lanzaron en picada contra los mafiosos de la AFA, que durante 50 años han hecho puras cochinadas para ganar títulos y Copas del Mundo a costa de otras selecciones. Y lo peor que le va a pasar a Argentina, es que jueguen contra Brasil, Brasil los aplaste en el Mineirao y, para que la pesadilla se complete, la mocha la va a arbitrar un chileno llamado Julio Bascuñamñamñam. ¡Toma cachito' e goma!.

Publicar un comentario