jueves, 19 de febrero de 2015

OPERACIÓN SANTA PATRICIA 2.0, EL REGRESO (345° PARTE). LOS DE ABAJO..., DE LA TABLA.




  Con la canción "Dale Barra Brava" de Los Miserables, volvimos en gloria y majestad a sacarles la mierda a los pelafustanes con el garrote en esta Operación Santa Patricia, que no va a descansar hasta meter a los mafiosos a la jaula y de por vida. 
  Y vamos a darles duro con el tema que deja a los peloteros con ataque de caspa, que tiene mucho que ver con la crisis que tiene nuevamente a los chunchos metidos en el fondo de la tabla, luego de que hace dos meses fueron campeones por 17° vez, aprovechando que el Colo se fue a pique en Pancho ante los caturros. Estos pajarracos ni siquiera se reforzaron y, después de empatar a duras penas con los legionarios y darles la zumba a los rancahuasos, empezaron con su seguidilla de guatazos ante los caturrines en la República Independiente de Playa Ancha, para seguir en Ñuñork con un costalazo muy federico ante Antofa, donde Ronald González le metió un golazo al "Macareno" Herrera y lo pilló en Puesto Bajo a 15 minutos del tantán. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡COMO PICA LA MACHACA, LA MACHACA COMO PICA, COMO PICA LA MACHACA, LA MACHACA COMO PICA. ¡AY QUE CHACA, CHACA, CHACA CHACA, AY QUE CHACA, CHACA, CHACA CHA...!!".





  Mientras los mateítos lideraban la tabla hasta los dos costalazos que lo relegaron a la tercera plaza, los albos remontaban, los pirulos ganaban a los tumbos y el Chantasma Figueroa tiene la mansaca en las Calamas con su equipo ahogado en la mugrienta zona del descenso..., en Chuncholandia el horno no está para boyos, porque llegó Don Nelson con los dragones celestes y los mató en el tantán; con los acereros apenas empataron, pero el "Toro" Benegas cagó solito y se fue de rogelia por gil. Pero lo mas ordaca ocurrió a la entrada del Huachipatódromo, donde una patota de pasteles entró con bombas de ruido, palos, tubos de PVC, camotes y hasta cortaplumas a puro dejar la tendalá burlando los dispositivos de seguridad y sembrando el pánico en las tribunas; no contentos con eso, los sopaipillas andaban con bengalas metidas en los calzoncillos y, como estos malacates no pudieron entrar para hacer sus fechorías, se fueron a los cerros a quemar pastizales y provocar un incendio forestal que bien pudo terminar en tragedia. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡JUGUEMOS EN EL BOSQUE, POR MIENTRAS QUE EL LOBO ESTÁ. ¡¿LOBO ESTÁ...??...!!".





  Los verdaderos hinchas ya están aburridos de ver cómo una tropa de mugrientos hace lo que quiere con tal de destruir a su propio equipo. Es así como la noche del 13 de Febrero Festivalero en el Estadio Nacional para la mocha entre los chunchos y los paelleros, cuando el Fabi Carmona les daba algo de respiro a los 14', comenzaba otra vez el funesto show de las bengalas y las bombas de ruido, esas que con el empate conseguido transitoriamente por el che Gonzalo Abán en los 31', se transformaron luego en un saco de mierda que hacía presagiar algo peor que suspender el cotelé por culpa de estos engendros de Don Sata que, creyendo amar a su club, atornillan al revés y alejan a las familias de asistir al estadio. Después de que los cumas se aweonaron brígido, los pajarracos sin Martín Lasuerte que andaba con la espalda como la callampa, ya tenían al "Chilindrino" Espinoza jugando como el loly y terminando en las duchas por chuletero, los defensas cubriendo menos que una Isapre, los volantes perdiendo pelotas más fáciles que prostituta con liquidación de pago, los delanteros que no le pegan ni al quinto bote..., y para rematar la farra, el "Tanque" Ferreyra los vacunó en el minuto 84 por pavarotis, con otro Puesto Bajo del "Macareno" Herrera, una pifiadera monumental y una guerra desatada entre los sopaipillas y el "Calcetín" Heller. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡COMO PICA LA MACHACA, LA MACHACA COMO PICA, COMO PICA LA MACHACA, LA MACHACA COMO PICA. ¡AY QUE CHACA, CHACA, CHACA CHACA, AY QUE CHACA, CHACA, CHACA CHA...!!".



  Penúltimos quedaron, con apenas 5 puntetes de un total de 21 posibles, a 11 de Calerita (que es el que ronca en el Clausura), mientras el Colo quedó a tres puntos de los cementeros peleando el título. Después que Gustavo Pañales descaseteó que ya no les dió el cuero y que campeones no serán, reaparece Martín Lasuerte en la banca y con la espalda como el copi, se preparan para intentar sacarse los balazos en el copete Libertadores ante Emelec sin el charrúa Mathías Cornudo -que quedó con 3 fechas de civil por una rogelia que recibió cuando jugaba por Cerro Porteño-..., y comienza nuevamente a rondar el temita de los flaitongos que andan con las bengalas, las bombas de ruido, los palos y hasta un bombo. Esa onda.
  La jornada del 17 de Febrero Festivalero en el Estadio Nacional, empezó con los sopaipillas del Movimiento LDA metiendo lienzos, bombos, bengalas, tronadores, palos, tubos de PVC y hasta cuchillos y escopetas a las cuatro de la madrugada, siendo requisados por los polis en un control de rutina. A la hora del partido, un bombo fue pillado en el codo sur, mientras una patota de bellacos entró con bengalas metidas en los calzoncillos hediondos a pichí y a mierda impregnados con pendejo incluido, mientras el Pepe Roa, el "Calcetín" Heller, el maricón Jadue y los polis quedaron con el caracho mas tembleque que sismólogo con Parkinson, sabiendo que la Conmebol tiene a los chunchos con tarjeta amarilla por culpa de los gilipollas que andan con bengalas y, sin derecho a llevar gente a los partidos fuera de Chilito. Mientras eso pasaba en las tribunas, en la pastosa los muñecos jugaban como las reverendas, no le achuntaban nunca al arco, hasta que en los 64' los ecuatorianos los pillaron de contra y los mataron gracias al pepón de Bolaños, que dejó mutis a los forofos azulejos que, entre los 77 y los 95, no solo presenciaron un nuevo guatazo, sino que, aparte de tragarse una profunda crisis, terminaron viendo un horrible y ordinario espectáculo donde los asquerosos entraron a prender las bengalas y a lanzar bombas de ruido que casi llegaron a la pastosa (bien pudo suspenderse la mocha y determinar como resultado un 3-0 para Emelec)..., y más aún, un grupete de 13 pelafustanes saltaron las vallas hacia la pista de rekortán para querer buscar un protagonismo que no lo tienen. Es ahí donde en Azul-Azul los jerarcas quedaron muertos tras el triste y escandaloso espectáculo, descartuchando que, ante estos delincuentes perdieron muy feo. El veedor de la Conmebol, lógicamente salió enyegüecido por el vergonzoso final ocurrido en Ñuñoa y, no se descartan sanciones durísimas a los chunchos, que parten desde jugar sus mochas de local a estadio vacío, una fuerte multa económica que los deje patricios y en quiebra y, hasta la DESCALIFICACIÓN del certámen. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡AHORA TE VAS, TE VAS, TE VAS, TE VAS, TE VAS, TE VAS, TE VAS, ¡PA´ LA BBBBBBBBB...!!".





 

 Y terminado el partido con derrota de la U ante el ordenado Emelec, la guerra en las redes sociales no se hizo esperar, porque mientras los colocolinos entraron con los memes para burlarse de los azules, entre estos últimos comenzaba una guerra civil en la cual los mas cuerdos hacían mierda a los mas revoltosos por sus estupideces, que a todas luces, son absolutamente injustificables y terminan manchando a su propio equipo. Estas verdaderas lacras, no solo hacen lo que quieren con tal de recuperar un poder que hace ratito lo perdieron a raíz de sus violentas acciones, sino que además son muy cafiches, se meten a las campañas de candidatos a hacer matonaje político, usan sus cochinos recursos para comprar copete, cigarros, drogas y estupefacientes para terminar volados. Como ya estos patos malos no tienen beneficios y los de la concesionaria que los administra les cortaron las manuelas de una, a estos mismos lameculos no se les ocurrió otra idea que declararles la guerra rayándoles las instalaciones del Centro Deportivo Azul (CDA), ubicado en Av. El Parrón, al lado del estadio donde juega Palestino y así, profundizar aún más una crisis que los tiene con el agua hasta el güergüero. Y peor aún, si Colo Colo ganó al Atlético Mineiro por 2 pepinos a cerapio (goles de Flores a los 39' y Paredes a los 67'), mucho peor sería que desde Quilín los castiguen con cinco mochas sin público, entre ellas, el Superclásico. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡AHORA TE VAS, TE VAS, TE VAS, TE VAS, TE VAS, TE VAS, TE VAS, ¡PA´ LA BBBBBBBBB...!!".

Carlos Heller y crisis de la U: "Estamos cayendo en un pozo que no podemos salir"






Publicar un comentario