sábado, 24 de enero de 2015

PITUCA SIN LUCAS, LA TELECEBOLLA DE LOS EMBARGADOS QUE CAYERON EN MAIPÚ (PARTE 9).



  Con la cortina de cómputos de la Teletón del 2014, iniciamos esta novena parte de las saga de todos los capítulos de "Pituca sin Lucas", donde nos vamos a preparar para un matricidio que pondrá a prueba, no solo al Goyo con la Reineta, sino que también al Tiburón, al maricueca del Enrié, a los Gallardo, a las Risopatrón, al Padre Bustos y a todo el mundo. Aquí les presentamos seis nuevos capítulos de este tremendo exitazo que ya tiene 27,2 puntos de sintonía, contra 9,3 de Chilevisión, 5,7 de Canal 13 y 4,2 puntos de TVN.



  Partimos en el Capítulo 35, donde la Belencita con la María Jesús se tratan de lo peor; al lado, otro duelo entre los princesos, donde el Felipito terminó dejando al lacho del Salvador convertido en un pobre infelíz. A la Reineta con el Goyo se les perdió el motel por asopados; le consultaron al Tiburón que andaba con la Tichi y el hombre escualo no les dijo ni pío. La vieja Tila regresó con un esguince en primer grado, alegando como las maracas y terminando con jaqueca por latera; el Felipito dejó fritanga al lacho del Salvador; lindorfeó con la Gladys y se peleó con la tarúpida de la María Jesús. Mientras la vieja Tila andaba convalesciente y llamando a Don Benito, sigue la angurri de las Risopatrón por el estafador de su papi; la María Jesús le enrostró a la Tichi que el Tiburón la anda siguiendo y, la pituca le aforró un monumental charchazo por atrevida. En su casandra empezaron a intimar la Reineta y el Goyo, después que se cuentearon al Tiburón que no los pescó ni en bajada; el maricueca del Enrié terminó afuerita por andar sapeando como los fachos de mierda. La Tichi terminó haciéndose la víctima después de aforrarle flor de charchazo volador a la mentirosa de la María Jesús por desubicada; si la flaca no se hubiera jugado el pellejo sola después que el José Antonio la botó a la calle, andaría arrendando pocilgas en una población callampa si no fuera por el Tiburón. Entre la Gladys y la vieja Tila, las dos son uña y mugre para criticar sin fundamento; y la María Jesús no pudo recuperarse del cachamal que la Tichi le aforró por sublevada. La Reineta sigue jugando al poto sucio para querer cuentearse al Tiburón; y pa´ más recacha, metió a la Tichi al baile. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡LO QUE GUARDO ES UN MONO COGOTERO, UNA VACA Y UN TERNERO Y UN TORO MARICÓN...!!".





  En el Capítulo 36, la Reineta demostró que anda entera de chalada y con los tornillos por el suelo; se engrupió al Goyo, le hizo escenitas juleras al Tiburón, quizo palanquear a la Tichi y, el maricueca del Enrié, bien gracias. El Goyo hizo salir a toda la pescadería para terminar declarándosele a la Reineta; la Tichi con el Tiburón quedaron con la sanguchera abierta. El Fidel terminó aterrizando con la Belencita en el cole; el pololeo de estos dos, no pasó mas allá de la mera ilusión. La vieja Tila con Don Benito, sacaron la cuenta de los morbosos que andaban pidiendo fiado en la panadería; cagaron pistola el Che Chico, la María Jesús, el lacho del Salvador, el Padre Bustos, Miguelito..., y el propio Don Benito. Los ratis andan tan bravos, que pillaron a la vieja Tila y preguntaron por la Tichi; el estafador del José Antonio anda encamado en un hotel viendo una pichanga y al lado del Rafadel. Las hermanitas Risopatrón andan lloriqueando como nunca en el water; y Don Benito pillando de mentirosa a la vieja Tila porque la fascista de mierda nunca le dijo que salieron arrancando de La Dehesa por culpa del José Antonio. Ah, y el pelafustán le mandó la mansa carta a la Tichi tras enterarse que su ya ex pierna anda laburando en el Terminal Pesquero; todo después que cortó relaciones con la Reineta. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡TENGO..., LA COSA MARAVILLOSA..., LA SANTA Y LA PELOTA... Y TODO ES PARA TÍ...!!".






  El Capítulo 37 nos muestra al Goyo mostrándole la mansa patata al Tiburón por el cuentito del matricidio que quiere tener con la Reineta; el hombre escualo tuvo que darle la pasá después que quedara como padrino cacho. La vieja Tila recibió a Don Benito después de que le chamulló tupido y parejo; tras eso, la Tichi supo de que llegaron los ratis, para después encaarar a la María Jesús por echarse cuatro ramos en la universidad. A propósito, salieron las notas del último control, donde la Gladys sacó nota 7; los envidiosos entraron a dejar malena al Felipito. Al Terminal Pesquero mandó la Tichi a trabajar a la María Jesús por porra y cafiche; el lacho del Salvador ya la va a tener lista pa'l joteo desatado. Los ratis volvieron más bravos que un maremoto para pillar a la Tichi de mentirosilla; y la Reineta se acurrió porque cachó que el Tiburón ni le cree, aparte de que el casorio es más falso que reajuste de empleo mínimo. Y por si no lo creen, las hermanitas Risopatrón ya cacharon que la Tichi le mintió al Detective Córdova -más conocido como el Comisario Bing Bing Bing- y a los ratis; después llamó al Rafadel y se le apareció el Tiburón. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡LO QUE GUARDO ES UN MONO COGOTERO, UNA VACA Y UN TERNERO Y UN TORO MARICÓN...!!".








  Entramos al Capítulo 38, mientras la Tichi y el Tiburón pelaban de lo lindo en los balcones de la calle Jorge Guerra, aparece el estafador del José Antonio sapeando como nunca; el tiro le salió por la culata a ese pobre degenerado mental. El jote del Fidel tuvo una noche de aquellas; se besó con la "Margarina" Bravo, Don Benito le corrió ventosa por andar haciendo un romance ilegal y pilló al estafador del José Antonio en plena calle, logrando espantarlo sin asco por gil. Llegó la hora del castigo para la gorrera e infelíz de la María Jesús por su último guatazo universitario; la Tichi la sacó de su camelia a las cuatro y media de la madrugada y se la llevó a la rastra al Terminal Pesquero. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡¡¿AY A QUÉ HORA...?..., A LAS CUATRO´ E LA MAÑANA, SI SEÑORA...!!".



  Hablando del castigo, la tontorrona entró con julepe alegando como las maracas hasta que se topó con el lacho del Salvador; la Reineta le advirtió que se la van a comer al pil pil por llorona (¡Qué atroooh galla...!). La Pitita fue a comprar tempranito a la panadería de Don Benito, peló con el Miguelito por lo del José Antonio, hasta que apareció la Belencita y se la zampó a la escuelita. De vuelta al Terminal Pesquero, la Reineta le mostró el vestido de novia a la Tichi, hasta que el Tiburón las pilló copuchenteando; mientras tanto, la María Jesús se andaba haciendo la mosquita muerta al lado del lacho del Salvador. La vieja Tila quiere puro aserrucharle el piso al Miguelito en la panadería de Don Benito; el viejujo terminó piteando que la cosa hormonal anda en pleno auge. Los atados del infelíz del José Antonio, siguen dejando la mansaca en el clan de las aporreadas barnecheínas; la María Jesús con cagadera, la Belencita con ataque de caspa, la vieja Tila con "alejandrazo", la Pitita con peritonitis y la Tichi con ataque zorricuático. El show ordaca de la Reineta sigue en las oficinas del Tiburón; el Goyo que se anda haciendo el lindorfo frente al compu y, el maricueca del Enrié que se anda haciendo el gilipolla. A la María Jesús se le quedó muy grande el colaless; porque le dijo al lacho del Salvador que ni cagando se iban a poner a pololear. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡YA TE LLEGÓ... LA HORA  FATAL... ¡NUNCA TE CASES CON ESTE ANIMAL...!!".




  En el Capítulo 39, la Gladys recibe un mensaje en el compu con la imágen del Titanic; aparecen la Reineta con el Goyo invitándolos al matricidio chantete, mientras el maricueca del Enrié aparece de... ¡marinero! (¡Obvio!). El Fidel le contó la pulenta a la Belencita el momento en que pilló con las manuelas en la masa al estafador del José Antonio con cara de zombie; y la vieja Tila quedó gélida. El Felipito se sigue mandando correspondencia con la Gladys por "féibuc"; la revolucionaria invitó al doctorcito al matricidio. El jote del Fidel le dijo las cosas bien claras a la "Margarina" Bravo; que se dejara de andar vendiendo la pescá. La Belencita no puede dormir con el estafador de su papurri; y la vieja Tila quedó hecha mierda, más aún si la picante de la "Margarina" Bravo la entró a encarar. La Reineta fue a pegar en la pera a la casandra del Tiburón; mientras que el Padre Bustos le metió el Espíritu Santo al Goyo y al mariquita del Enrié. Primer cara a cara entre la Tichi y el estafador del José Antonio, después que dejó a su familia en el hoyo, sin casa y sin lujitos: el perla quiso engrupirla, pero la flacuchenta lo mandó cortado por frescolín. El Goyo pilló al maricueca del Enrié mirando al Onur; después el crespo terminó convertido en cebolla picada finita. La Tichi tuvo una jornada horrible después de que se enfrentó con el José Antonio en la camioneta; pilló al Tiburón con la Reineta, le dió crisis de angurri y se fue a la camelia a zamparse otro Puesto Bajo. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡COMO PICA LA MACHACA, LA MACHACA COMO PICA, COMO PICA LA MACHACA, LA MACHACA COMO PICA. ¡AY QUE CHACA, CHACA, CHACA CHACA, AY QUE CHACA, CHACA, CHACA CHÁ...!!".




  Y rematamos en el Capítulo 40, donde la vieja Tila entró con la bala pasá a laburar en la panadería de Don Benito, echando la foca a los ratis; justamente llegaron ellos con el Comisario Bing Bing Bing y la clasista de mierda empezó a armar su funesto show de chamullos y "alejandrazos". El Terminal Pesquero tiene muchos cahuines por contar; la Reineta entró joteando rico, la Tichi se acurrucó al Tiburón antes de toparse con la ricarda frente a la Virgencita y, el Goyo pilló de traicionero al lacho del Salvador y al Tiburón por comerse a la Reineta en la Ciudad Satélite. El tema del casorio mula, también llegó a las pailas de la "Margarina" Bravo; contó la cabra que la Reineta anda con el manso babero. A la María Jesús le gusta reclamar como contratada; no le gusta el olor a pescado y tendrá que acostumbrarse nomás. La Reineta ya se está preparando con el Goyo, mientras las Risopatrón se cagan de la risa con el mensajito de los tortolitos; la salsoteca es el lugar de la despedida de soltero del broca, donde el Benja se jotea a la Belencita. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡YA TE LLEGÓ... LA HORA  FATAL... ¡NUNCA TE CASES CON ESTE ANIMAL...!!".









Publicar un comentario