lunes, 26 de enero de 2015

PITUCA SIN LUCAS, LA TELECEBOLLA DE LOS EMBARGADOS QUE CAYERON EN MAIPÚ (PARTE 10).


  Con la canción "Llora Conmigo" de los Beat 4, comenzamos a desmenuzar los episodios más candentes del exitazo llamado "Pituca Sin Lucas", que parten en un matricidio tan fallido como chantilly, para luego seguir con mas humor y drama. Mientras tanto, el cómputo de rating marcaba en esa semana candente 27,9 para la apuesta de Mega, contra 8,7 de Chilevisión, 5,6 de Canal 13 y 3,9 de TVN.



  Y precísamente marcamos el Capítulo 41, donde el Goyo se hizo una tremenda despedida de soltero en la salsoteca junto al lacho del Salvador, el Tiburón, el Fidel, el Benja, el Miguelito, Don Benito y toda la tropa, el lacho presentó a la Katyuska, pero apareció el maricueca del Enrié. Entonces, llegamos a la semana fatal, donde ya estaban todos listos para lucirse antes de partir a la casandra del Pulento; ya estaban pintosos la María Jesús con el lacho del Salvador, la vieja Tila con Don Benito, la Belencita con el Benja, la Tichi con la Pitita, el Felipito con la Gladys, el jote del Fidel con la "Margarina" Bravo, el Enrié con el Goyo que andaba comiéndose las uñas porque la Reineta no llegaba..., hasta que empezó la guerra de nervios. En coleto llegan a la Parroquia Nuestra Señora del Carmen de Maipú la Reineta vestida de novia junto con el Tiburón, mientras el Goyo la esperaba y el maricueca del Enrié andaba haciéndose el importante; adentro andaba la vieja Tila alegando hasta que la Tichi le cerró el pico, la María Jesús que se le fue un tornillo al envidiarle el vestido de la Gladys..., y los dos gilipollas entraron a bailar de puro pavarotis. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡YA TE LLEGÓ... LA HORA  FATAL... ¡NUNCA TE CASES CON ESTE ANIMAL...!!".





  Y así empezó todo con el Miguelito cantando lindo el Ave María, los noviecitos en el altar, el Padre Bustos oficiando la misa, el saludo de la Paz entre los asistentes..., y por fin el instante mas importante de la ceremonia. El Goyo le dió el sí al Tatita Dios, pero la Reineta dejó helado al curita y a todos en la Iglesia, porque miró al Tiburón, lo quiso avispar diciéndole que no se iba a casar con el Goyo y que amaba al papi de los Gallardo, pero el hombre escualo le dijo clarito que no la amaba y que mejor pisara el palito y ya; es ahí donde la Reineta se arrancó de la Iglesia como los cobardes, todos los feligreses quedaron de una pieza, el maricueca del Enrié que partió rapidito a pillarla y, el Padre Bustos se dió cuenta de la mansa embarradita que quedó, mandando al Miguelito a cantar. El Tiburón no se guardó nada y le aforró flor de repasadita al Goyo por prestarse para ese show tan ridículo que armó la Reineta desde el Terminal Pesquero, mientras el cabezón chico quedó llorando a mares porque la Reineta lo dejó plantado en el altar sin poder pisar el palito como quería. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡LLORA..., LLORA MUCHACHO, LLORA Y RECUÉRDALA..., LUEGO LA OLVIDARÁS...!!".





  Mientras el Tiburón con el lacho del Salvador trataron de consolar al Goyo después del funesto circo en la Iglesia, la Reineta iba en una loca carrera por las calles de Maipú, donde un solterón -que es amigo del "Tarzán" Rojas, hijo de la Ale Correa- le gritaba que por ser tan mijita rica, era mejor que ella se casara con él y no con el guataca y mariconcito del Enrié, a lo que el pluma gay le contestó algo así como "¡Cómo que guatón..., el HD estúpido...!!", mientras una pareja de adultos quedó mirando la escena. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡JUGUEMOS EN EL BOSQUE, POR MIENTRAS QUE EL LOBO ESTÁ. ¡¿LOBO ESTÁ...?...!!".





  En la Ciudad Satéite, el tema de la Reineta no dejó indiferente a nadie, ni siquiera a las Risopatrón; si la María Jesús dió en el clavo al tratarla de locateli, la Pitita cachó que la Reineta perdió al Tiburón porque al hombre escualo le gusta la Tichi (¡Toma!!). El Tiburón se llevó al Goyo a la Ciudad Satélite para que parara el llanterío por prestarse para ese show tan ordaca que hizo con la Reineta; mientras tanto, la Gladys quedó parlando con el Felipito y al ladito la Belencita tomando once con el Benja. Entonces, las locuras de la Reineta siguieron a toda carrera por Rinconada, 5 de Abril, Esquina Blanca, Camino a Melipilla, Ramón Subercasseaux, Rondizzoni, Ñuble, Santa Rosa, Mac-Iver y Moneda para llegar al Palacio de la Moneda eludiendo a moros y cristianos e implorando hasta a la Chanchelet; es más, corrió por la Alameda pasando por el GAM-GAM, la Plaza Baquedano, el Parque Balmaceda y su remate en el Puente Condell, lugar donde la conchalepas-conchalepas quería lanzarse al Mapocho y terminar con su horrible espectáculo. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡YA TE LLEGÓ... LA HORA  FATAL... ¡NUNCA TE CASES CON ESTE ANIMAL...!!".







  El Capítulo 42 tiene al maricueca del Enrí llevándose a la casandra a la llorona de la Reineta tras 23 kilómetros de travesía después de que ella misma funó su propio casorio y dejó plantado al pobre Goyo, que también la cagó; la Reineta se echó a la camelia a puro llorar como los barracos echándose a morir por puras tonteras, el Tiburón la terminó ninguneando por andar dando el tremendo jugo, el Goyo quedó pa´la corneta, el Felipito con la Gladys partieron derechito a la casandra de la Reineta, la Tichi le dijo al Goyo que él también era parte del show, la vieja Tila quedó boquiabierta con Don Benito y la "Margarina" Bravo sacándose los pillos con el Miguelito. Volviendo al Reinetazo, el maricueca del Enrí recibió al Felipito con la Gladys que entraron para intentar terminar con la funesta telecebolla que armó la Reineta; pero ocurre que la ricarda le echó la mansa foca al Tiburón que la dejó con el cucharón partido en 69 partes, mientras el Enrí con los matasanos quisieron aplicar la técnica de Tony Kamo para que la loca de remate quedara sofocada completamente y con flor de Puesto Bajo. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡COMO PICA LA MACHACA, LA MACHACA COMO PICA, COMO PICA LA MACHACA, LA MACHACA COMO PICA. ¡AY QUE CHACA, CHACA, CHACA CHACA, AY QUE CHACA, CHACA, CHACA CHÁ...!!".






, Ya en la casandra de Don Benito, el jote del Fidel con la "Margarina" Bravo salieron para irse al Cine Hoyts del Mall Arauco Maipú, mientras Don Benito y la vieja Tila bailaron hasta que la retamboreada se volvió a desmayar; en el cine, pillaron chanchito a la Belencita con el Benja. Los doctorcitos dejaron al maricueca del Enrí a cargo de meterle pastillitas, Ravotril y Ritalín con jugo de naranja y Amprazolam a la Reineta; después la ricura pidió como diez cassatas y ocho galletones. El Che Chico entró a patear a la Pitita; no quieren caer en lo mismo de la Reinaciéndoseta con el Goyo. Don Benito se le declaró a la vieja Tila que se fue a negro, pero sin que le hicieran respiración boca a boca; aprendan Patty Navia, Gretel Perroni y Alejandra Correa. Al otro día del funesto show en la Iglesia, el maricueca del Enrí le dijo a la Reineta que saliera de su pieza a orearse, salir al sol y cambiarse los churrines; la locateli todavía no se da cuenta de que el Tiburón no la ama ni la pesca en bajada, el pluma gay se enyegüeció de una, la trató de cabra chica y la loquita tiró la taza de puro picota. En el Terminal Pesquero, la María Jesús sigue haciéndose la mosquita muerta con el lacho del Salvador; apareció luego el Felipito y los pejerreyes salieron arrancando de una. Y para cerrar este capítulo, la Belencita se volvió a encontrar con el jote del Fidel; pero apareció la "Margarina" Bravo y quedó la mansaca. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡JUGUEMOS EN EL BOSQUE, POR MIENTRAS QUE EL LOBO ESTÁ. ¡¿LOBO ESTÁ...?...!!".






  Llegamos al Capítulo 43, donde la María Jesús anda puro dando lástima en el Terminal Pesquero, más si el Felipito se le apareció; y el lacho del Salvador quiere guerra. El Goyo regresó a la casandra de la Reineta; pero la Reineta no solo le cerró la puerta, sino que anda hedionda a poto y a ala. Los princesos volvieron a sacarse los cueritos al sol por la tontorrona; el Felipito trató de lo peor al lacho del Salvador y, el otro le contestó que el doctorcito se anda ponceando a la Gladys. El Goyo dejó al Enrí con una lágrima en la garganta; y la Reineta salió de su pieza con cara de zombie. El Tiburón pilló a la Tichi haciendo la cimarra; hasta que apareció la Cata Tagle para revolver el gallinero. La Reineta se levantó sin sacarse el erda a de mierda se le decque a la clasistno seaco de novia; mas encima terminó pidiendo de todo. Y DonBenito con la vieja Tila cierran este capítulo en la panadería; más encima, el vejete ni se acuerda de cuando se le declaró. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡YA TE LLEGÓ... LA HORA  FATAL... ¡NUNCA TE CASES CON ESTE ANIMAL...!!".






  El Capítulo 44 nos trae a la vieja Tila poniendo en duda a Don Benito en la panadería; "haga méritos" le dijo al final. El lacho del Salvador le contó la legal a la Gladys de que la mentirosa de la María Jesús va a volver con el Felipito; y el Tiburón los mandó al manyete. Los Gallardo en pleno, le intentaron levantar la moral al Goyo tras la mansa tapita que le hizo la Reineta; lloraba mas que prostituta con orden de embargo. En la salsoteca Havana Salsa (Domínica con Bombero Núñez), el lacho del Salvador le echa la foca a la Belencita porque la María Jesús anda mas perdida que péndex en fiesta de separados; el Benja se la va a llevar y el jote del Fidel se quedó con los puñeñaus hechos. El lacho del Salvador le enderezó el mate al Fidel después que quedó haciendo muzarañas afuerita; justo bajó el Goyo con pijama amarillento a puro seguir llorando todo un río. El Tiburón con la Tichi entraron a pelar tupido y parejo en los balcones; cayó redondita la Cata Tagle. El maricueca del Enrí leyó la carta donde la Reineta pidió cinco bolsas de papas fritas, un barros luco, un palta mayo y una sopaipa pasá pa´ quedar como morza; la tontorrona le dijo que diera vuelta la carta donde no quería ni abrir la jeta, tiene su pieza más desordenada que cumpleaño de monos y amenazó con encuevarse hasta que el Tiburón se le aparezca (¡¡Saaaa...!!!). En el Terminal Pesquero, el Tiburón le pide al Goyo que se dejara de lamentos y partiera a la pega; después lo llamó el maricueca del Enrí desesperado por las estupideces de la Reineta. La Gladys con el Felipito siguen con sus tertulias universitarias; mientras que en el Terminal Pesquero le empezaron a hacer bullyng al Goyo porque quedó sin luna de miel como el Pepe Tapia. En el Colegio Altair (que está haciendo de Liceo A-14 Teniente Bello para el culebrón), se sacan los trapitos al sol la Belencita, la "Margarina" Bravo, el Benja y el Fidel; mientras que el lacho del Salvador tiene joteada a la Jesus. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡JUGUEMOS EN EL BOSQUE, POR MIENTRAS QUE EL LOBO ESTÁ. ¡¿LOBO ESTÁ...?...!!".




 


  Entramos al Capítulo 45, donde mientras el lacho del Salvador se intenta comer con limón a la María Jesús, el Tiburón llegó a la casa de la Reineta para sacar del atolladero al maricueca del Enrí; el hombre escualo trató de carerraja al géiser, la Reineta que no para con la tonterita de obsesionarse con el Tiburón que ya ni la pesca, el Tiburón prefiere a la Tichi, la Reineta que perdió todos los tornillitos y terminó amargada. La Pitita le contó la papa al Miguelito porque se le apareció el estafador del José Antonio; mientras que el Fidel con el Benja se disputan a la Belencita y el lacho del Salvador con la María Jesús estaban durmiendo juntitos y a poto suelto en un motel. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡POLLI-TO CON PA-PAS..., POLLI-TO CON PA-PAS..., POLLI-TO CON PA-PAS..., POLLI-TO CON PA-PAS...!!".





  La Tichi empezó a temblar después de que se topó con el estafador del José Antonio; la inocentona Pitita mandó una cartita y se la respondieron, la vieja Tila quedó con el tornillo chueco y hasta el Tiburón entró a picar la jaiba. El Benja se quedó en la cocina ayudando a la Belencita; pero entró la vieja Tila y cagó la fiesta. El Goyo no puede tener tanta mala pata; perdió a la Reineta por gilberto, los del Terminal Pesquero le andan haciendo bullyng por todas partes y ahora la Jennifer le metió el manso golazo de media cancha porque la guagua que espera la guatona, es del pobre desgraciado. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡EL GOLAZO ME METIÓ, DE MEDIA CANCHA LO TIRÓ. EN LA POBLA TODOS SE BURLAN Y CUANDO ME MIRAN ME GRITAN GOOOOOL...!!". 







  Llegamos al Capítulo 46, donde la gordolfa de la Jennifer le fue a meter el tremendo golazo en el Terminal Pesquero al Goyo; ya en la casandra, el maricueca del Enrí lo retó por gil, mientras la Reineta ni siquiera se da las ganas de parlar con la pareja de pendejos. El Benjita es muy seco para irse de vivaracho con la Belencita; para qué decir de Don Benito con la vieja Tila, y del Tiburón con la Tichi. El Goyo con el maricueca del Enrí regresaron con las chatarras en las manuelas; la Reineta se les escapó y los dos pasteles querían hacer la denuncia a los verdes por presunta desgracia. Regresó el Comisario Bing Bing Bing con los ratis para hacer cantar a la Tichi por el tema del Pepe Toño; lo sapean por una nueva estafa y el Rafadel se hace el chistosito. Los pastelitos se fueron a pegar la mansa denuncia a los polis porque la Reineta se les corrió de la casandra; pero fue Don Benito quien la pilló deambulando por la Ciudad Satélite vestida de novia mostrando las callaguaguas y entrando a armar una zalagarda de proporciones con la vieja Tila, la Belencita, el Miguelito y el Tiburón. De que a la Reineta se le ha corrido la teja, de eso nadie lo duda; el Tiburón obviamente le terminó parando los carros y, al final le cerró el pico diciéndole que está enamorado de la Tichi. Segundo cara a cara entre la Tichi y el Pepe Toño; el estafador cagó por cínico, los ratis entraron a pillarlo y la flacuchenta no lo aguantó más y le pidió el divorcio. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡AHORA TE VAS, TE VAS, TE VAS, TE VAS, TE VAS, TE VAS, TE VAS ¡PA´ LA BBBBBBBBBB...!!".




  Y para cerrar esta parte de la saga, llegamos al Capítulo 47 donde el Pepe Toño cagó con la Tichi porque ya supo que los ratis lo andan buscando; la flaca no lo quiere por ser estafador, porque abandonó a su familia y por hipócrita. Se acabó el amor para la Reineta; el Tiburón le dijo que prefiere a la Tichi antes que a una enferma del mate. La María Jesús anda con la teja corrida después que anduvo en un motel con el lacho del Salvador; llegó luegó el Felipito y las cosas andan malena canta el tango. La vieja Tila pateó a Don Benito por hacerse el lindo revolviendo el gallinero con la Reineta; la "Margarina" Bravo lo terminó consolando. La Tichi le cerró el pico a la vieja Tila por andar hociconeando como los loros y la mandó llorando pa´ su pieza por fome; después llegó el Comisario Bing Bing Bing y se le vino la noche. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡JUGUEMOS EN EL BOSQUE, POR MIENTRAS QUE EL LOBO ESTÁ. ¡¿LOBO ESTÁ...?...!!".



Publicar un comentario