viernes, 15 de agosto de 2014

OPERACIÓN SANTA PATRICIA 2.0, EL REGRESO (307ª PARTE): EL TERREMETRO.


  Con la canción "En el Metro" de la legendaria Banda Metro, entramos a un nuevo y subterráneo capítulo de esta Operación Santa Patricia, que trae toda la chimuchina que pasó en el Metrolio el 13 de Agosto Monumental, donde por una grieta en un riel cercano a la estación Quilín, no solo el pategoma quedó hecho un quique, sino que también le rebotó al Transchantete. Este hecho lo han bautizado los ágiles del diario La Cuarta como el "Terremetro", algo así como el terremoto, pero en el Metro.
 Todo parte a las seis veinte de la madrugada cuando desde Alameda 1414 avisaron de la grietita que dejó la escoba, con lo que el servicio quedó out entre las estaciones Grecia y Vicuña Mackenna de la Línea 4. Es así como se produjo un colapso monumental entre las 06:30 y las 08:30 de la matina en la estación Vicente Valdés, lugar donde ya en la superficie, la barra salió con la mansa vena para agarrar a como dé lugar una microlia que los lleve a sus pegas, pero la varazón de sardinas fue total. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡CARAMBA CARAMBA YA VIENE EL LUNES, CARAMBA..., YA VIENE EL LUNES...!!".



  A las nueve de la madrugada, el guaripola de Puente Alto Germán "Marcelo de Cachureos" Codina, se rajó con 10 buses para trasladar a la barra desde las estaciones Grecia (Ñuñoa) y Vicente Valdés (La Florida) a sus casandras desde las cinco de la tarde, mientras la afluencia de torombolos baja en el paradero 14 de Viñuca Mañeka. Ya a las 09:27 horas, se informa de que los operadores del Transguatazo reforzarán los servicios para intentar salvar a la barra que por culpa de la grieta no se pudo ir en el pategoma. Ah..., y en Baquedano también quedó la mansaca con el arribo de desesperados que tomaron la Línea 5 para embuchárselas a la Línea 1. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡CARAMBA CARAMBA YA VIENE EL LUNES, CARAMBA..., YA VIENE EL LUNES...!!".





Ver imagen en Twitter











  Para los que no cacharon, la grieta tiene 90 centímetros de profundidad, se ubica pasada la estación Quilín y, por eso tuvieron que cortar la electricidad en el tramo comprendido entre las estaciones Los Presidentes y Vicuña Mackenna, con una extensión de casi siete kilómetros de longitud por la Autopista Vespucio Sur. El tema del mega "Terremetro", tuvo su tsunami en las calles con sardinas varadas en Plaza Italia, en Américo Vespucio y en Vicuña Mackenna. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡CARAMBA CARAMBA YA VIENE EL LUNES, CARAMBA..., YA VIENE EL LUNES...!!".



  El "Terremetro" dejó la mansaca también en parte de la Línea 1, en el tramo comprendido entre las estaciones Tobalaba y Los Héroes, con un verdadero maremoto humano que se comió hasta a los guardias y asistentes de andén, que nada pudieron hacer. En La Cisterna, la Línea 4A fue un saco de atados con gente que ya iba resignada al colapso nervioso y, casi al "alejandrazo" masivo en los andenes. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡ME DUELE AQUÍ, ME DUELE ALLÁ, AY QUE TERRIBLE LA ENFERMEDAD. TENGO GASTRITIS, APENDICITIS, MAICONITIS Y VARIAS WEÁS MÁS...!!".





  Pero si Ustedes creyeron que lo peor del "Terremetro" ya pasó, están todos equivocados..., porque a las 16:00 horas se adelantó la hora peak para facilitar el regreso tempranero de las personas a sus palacetes. Para esto, el Transantiago destinó el refuerzo de su flota normal con 20 buses y otros 80 que prestaron los titanes de Pullman Bus en las áreas donde se produjo incluso el epicentro de los atados. Pero nada. Se vino la réplica mas fuerte del "Terremetro" con una cuatiquera tremenda en los paraderos ubicados en el tramo afectado, con torombolos que se subieron a las cuncunas como verdaderos animales y, donde ni siquiera los choferes se salvaron.
  Las filas fueron interminables en Grecia, hay refuerzos de buses en Providencia y en la estación Vicente Valdés, un taco monumental en Américo Vespucio y varios parroquianos haciendo dedo. De hecho, la marea humana fue terrible en los sectores de la Rotonda Grecia y en el paradero 15 de Vicuña Mackenna, mientras en los sectores donde el ahora patelaucha no funcionó por culpa de la mansa grieta que pillaron en los rieles cercanos a Quilín, la pataleta de la barra pop no se hizo esperar, apuntando los dardos a la Gordi, a los mandamases del Metrolio y al Transguáter, que una vez más demostró por qué es el hazme reir de los santiaguinos. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡QUE SE MUERAN LOS FEOS..., QUE SE MUERAN LOS FEOS... ¡QUE SE MUERAN TODITOS, TODITOS, TODITOS, TODITOS LOS FEOS QUE SE MUERAN...!!".

Ver imagen en Twitter





Ver imagen en Twitter

Ver imagen en Twitter

  Y para rematarla, la vapuleada Línea 4 cerró a las diez de la noche, mientras los titanes de la corriente cortaban la electricidad en la vía para meterle harto fierro a los rieles agrietados, los causantes del mayor desastre técnico en nuestro Metro de Santiago, el mas limpio y seguro de América Latina. Se demoraron todo lo que tuvieron que demorarse en reparar la mansa cagadita que había en los rieles para dejar a las cinco de la madrugada del jueves 14 de Agosto Monumental las vías tiqui-taca y, con esto, la Línea 4 empezó a funcionar como de costumbre. Y por si fuera poco, el "Terremetro tuvo sus réplicas en las Líneas 1 y 5, con trenes que se detenían por mas tiempo de lo normal y mucha gente llegando atrasada a sus laburos. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡QUE SE MUERAN LOS FEOS..., QUE SE MUERAN LOS FEOS... ¡QUE SE MUERAN TODITOS, TODITOS, TODITOS, TODITOS LOS FEOS QUE SE MUERAN...!!".

img
Publicar un comentario