sábado, 15 de marzo de 2014

EMBARÁZAME JUAN PABLO.

  Terminada la exitosísima Operación Santa Patricia y, con la Nueva Pillería en el Poder, las cosas en la cochina política chilenurri han visto carachas nuevas, como el "Patagón" Boriç interviniendo magistralmente y como nunca por el "Bono Marzo" y otras yerbas, no sin antes dejar con ataque zorricuático a los parlamentarios fachos que ya lo andaban sapeando por la ropa y la pintacha, sin saber que la misma "moral" que reclaman la han echado a la mierda durante 41 años. O el tema de las auditorías, donde mas de alguien fue a pegar el grito en el cielo y ya los fachos de mierda alegan por 11.700 pericos que se fueron cascando con el cambio de Gobierno, sin saber que eso pasa siempre y cuando cambia el jefe en cualquier oficina.
  Pero a pocos días de instalados los concertas en el Poder, en la Cámara Alta se vivió la cuatiquera mas ordaca de los últimos 24 años, y su protagonista principal fue el melenudo senador socio listo por la Región de O'Higgins, Juan Pablo Letelier.
  Resulta que el Juan Pablo la tarde del viernes 14 de Marzo Monumental, andaba con varios Ravotril en el cuerpo y se mandó un numerito de aquellos, que ha dejado el tendal entre las funcionariosaurias del sector público que andan con ataque de chiripiorca antes de la PLR:
 ¿Dónde está la cuática?. El Juan Pablo andaba con la jeta muy rápida y soltó que: "Hay una situación poco republicana, lamentable, que habla muy mal de las personas que participan de esto y habla mal del sector político que lo promueve" y continuó tirando el gas mostaza alaraqueando que "hay una situación evidente y vergonzosa, que es en el fondo un mini saqueo a los recursos públicos, porque es una jugarreta para que el Estado les esté pagando sueldos cuando ya no trabajan, que les esté pagando pre y post natal porque se embarazan a última hora", en abierta alusión a las funcionarias del sector público que, según el acusete cara de cuete del Letelier, se agarran un guaguamático para que no vieran el sobre azul con la leyenda PLR.
  Ah..., y el Juan Pablo siguió restregándo el piso con otra de antología: "Son actitudes que no los engrandecen a quienes lo hacen, menos al sector que lo ha impulsado. En todo caso esto ya es un problema nacional, no es de nuestra región, y estoy seguro que tal como se hacen las cosas, se deshacen. Son las triquiñuelas que empequeñecen a la política, lamentablemente", remachó sin asco. 
  Tras ese numerito, las parlamentarias fachas entraron a pegar el grito en el cielo pa' puro querer linchar al melenudo, mientras que desde el Sernam ya le tenían el garrote listo para aforrárselo enterito, junto con una buena dosis de ají en el oyarzún. En las redes sociales, los ciberociosos reventaron las teclas y dejaron como la callampa al Juan Pablo por cielo mar y tierra, todo por mandarse el peor de los numeritos al dejar en ridículo a las mujeres por el tiempo en que entran a la etapa de andar con la guagua y, al momento del cambio de Gobierno que por ende, importa la corrida de ventosa política.

  Es así como lo trataron de misógino, maracuyá, chupavergas, mitómano, puto, toplero, pornográfico, malas pulgas, cafiche, estúpido, callampero, mente de alcantarilla, guarén de acequia, imbécil y hasta de vergüenza nacional. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...


 "¡QUIERO UNA VEZ..., OTRA VEZ..., VARIAS MAAAAAAAASSSS...!!!". 


Publicar un comentario