viernes, 5 de julio de 2013

OPERACIÓN SANTA PATRICIA, NI AHÍ CON LOS FASCISTAS (OCTOGESIMOQUINTA PARTE).



 En la pista elevada de la Operación Santa Patricia, con la canción "Ultraviolento" de Los Violadores, iniciamos esta 85ª Parte con un comentario de una persona que me escribió en la 80ª Parte de esta mega saga, referente a la situación en Cartagena.
  Resulta que en ese balneario del Litoral Central, el Rorro García anda casado con la Cámara de Comercio, al igual que los anteriores alcaldes sinvergüenzas que han habido antes que él. Es tan corrupto el desgraciado, que no les renueva la patente a los comerciantes que toda su vida han trabajado allí y, para colmo de males, mandan a los ratis para perseguirlos como criminales. Y más encima, es mitómano y concerta.
  ¿Qué hay que hacer en estos casos?... Denunciarlo altiro a él y a sus Concejalitos ante los Tribunales de Justicia para luego, destituirlos inmediatamente de sus cargos. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

  "¡NADIE TE QUIERE, TODOS TE ODIAN, MEJOR COMETE UN GUSANITO...!!"



  Las relaciones entre la UDI y RN no pasan por su mejor momento, es más, desde la noche de las primarias quedó en evidencia una vez más la permanente tensión entre ambos partidos y la crisis en el INJUV agitó aún más las aguas en la derecha. La abrupta caída del gobierno anoche de la directora del INJUV, María José Domínguez, a todas luces aparece como un intento de evitar que el conflicto escale más ante las denuncias por faltas a la probidad y el uso de recursos fiscales en encuestas políticas. Una trama en que todos los caminos conducen a Joaquín Lavín, el brazo derecho del abanderado presidencial Pablo Longueira, a quien RN tiene entre ceja y ceja.
Desde el 25 de junio que está en la Contraloría General la denuncia de la Asociación de Funcionarios del INJUV que pideuna investigación sumaria contra Domínguez (UDI) por faltas a la probidad. A ello, se sumó ayer la denuncia que hizo el renunciado subdirector de la institución, Tomás Fuentes, que en entrevista con El Mostrador aseguró que la encuesta sobre participación de jóvenes que el ministro de Desarrollo Social, Bruno Baranda, dio a conocer el domingo 23 de junio –una semana antes de las primarias- contenía preguntas políticas, lo que no se puede hacer con recursos fiscales.
“En la verdadera encuesta a la que tuve acceso, había una parte del cuestionario que buscaba intención de voto. Se preguntaba si se votaba por la Alianza o por la Nueva Mayoría, si era la Alianza, preguntaban por Andrés Allamand o Longueira y si era la Nueva Mayoría, preguntaban por cuál de los cuatro candidatos (…) El martes 18 se dio la instrucción que la encuesta completa fuera enviada al mail privado de Domínguez, lo que se hizo el jueves 20, con la orden que no se me mandara a mí, que era el subdirector, ni al jefe de estudio. El viernes 21 la encuesta ingresó por oficina de partes, pero mutilada”, dijo Fuentes.
Después del consejo de gabinete que ayer se realizó en La Moneda desde las 19:00 horas, el ministro del Interior, Andrés Chadwick, dijo que la situación del INJUV estaba siendo “evaluada” por el ministro Baranda y que “ya se han adoptado algunas medidas y él sigue evaluando si se hacen necesario adoptar otras”.
Rato después el propio Baranda –junto a la subsecretaria Luz Granier- en un inédito punto de prensa cerca de las 23:00 horas anuncio la salida de Domínguez del gobierno y un sumario interno. “Ella ha presentado su renuncia (…) ha preferido dar un paso al costado con mucha nobleza. Ella piensa que esta renuncia puede ayudar y colaborar a descomprimir la tensión que ha vivido el INJUV, ella misma y la coalición de gobierno en los últimos días”.
Más allá de las declaraciones formales, lo cierto es que Domínguez no dio un paso al lado voluntariamente, sino que el gobierno le pidió la renuncia.
Este escándalo explotó cuando está latente el enojo de Allamand con la UDI y en especial con Lavín, por el trato que se le dio la noche de las primarias en la sede del gremialismo cuando fue a reconocer el triunfo de Longueira. Fue en esa instancia donde se acuño la frase “hasta cuando me humillas” del candidato RN, lo que llevó a RN  a pedir la salida de Lavín de la campaña presidencial y lo obligó el miércoles a dar disculpas públicas a Allamand.
En RN confiesan que el tema del INJUV efectivamente estaba complicando más las cosas, ya que las relaciones siguen en un estado muy delicado, a pesar de las disculpas públicas que dio Lavín.
Es que desde la propia mesa directiva de RN reconocen que la relación con Lavín “es mala”, que en realidad “no existe una relación” y en privado recalcan que el problema pasa porque “sigue la desconfianza con él”.
Considerando que de la mano a las faltas a la probidad en que incurrió la saliente directora del INJUV está la crítica directa al blindaje que aplicó Lavín y su círculo para proteger a Domínguez a pesar de sus faltas, el generalísimo de Longueira queda en una situación compleja.
Además, por un detalle no menor. La encuesta del INJUV que se denunció que tuvo una arista política, financiada con recursos fiscales, fue visada el 5 de junio y Lavín dejó el ministerio de Desarrollo Social el día siguiente, el 6, para sumarse a la campaña de Longueira.
Ya en la tarde, el timonel de RN, Carlos Larraín, había advertido que “la conducta del INJUV es inexplicable, porque no es ecuánime. De los 15 directores regionales, creo que hay 11 que pertenecen a la UDI, eso explica muchas cosas”.
Y sobre la encuesta aseguró que “no sabía” de ese sondeo, pero si precisó que “eso es botar la plata”. El timonel habló después de reunirse ayer en la tarde por 45 minutos con el ministro Chadwick en La Moneda, cita de la cual no quiso dar detalles y de la que sólo dijo que habían tratado “temas administrativos”.
En RN reconocen que el tema es delicado, incluso para ellos, ya que también afecta de alguna forma al actual ministro Baranda,
Es muy cercano a Carlos Larraín, fue su secretario general en RN hasta que llegó al gobierno y si bien en RN dicen que el timonel lo respalda, en el partido confiesan que Baranda no tiene un piso sólido, que “no lo quieren” y consideran que “fue desleal con Allamand” en todo momento. En esa línea, recuerdan que el ministro siempre “estuvo con Golborne” y cuando ingresó Longueira a la carrera, “no hizo nada” por el abanderado de su propia tienda.
Las delicadas relaciones en la derecha ya no se pueden esconder debajo de la alfombra. Larraín ayer fue contundente al respecto: “los diputados de RN están bastante sentidos, no han percibido ese cariño que la vida política necesita” y aseguró que el hecho que los parlamentarios no quisieran reunirse con el Presidente Sebastián Piñera “eso indica algo, hay un poco de distanciamiento”.
La comisión especial de Juventud de la Cámara de Diputados sesionó ayer en la mañana entre las 10:30 y las 11:30 horas. A ella llegó el presidente de la Asociación de Funcionarios del INJUV, Daniel Jiménez, para explicar los antecedentes de lo que sucede en la institución con la gestión de Domínguez.
El punto es que Jiménez no estaba citado, por lo que por reglamento necesitaba que la mayoría de los integrantes de la comisión aprobaran su ingreso, esto era el voto de 7 de los nueve diputados.
No pudo, porque si bien seis parlamentarios aprobaron la idea, tres se opusieron, que serían los de la UDI.
En todo caso, la comisión optó por citar para el próximo jueves a la Asociación de Funcionarios y al ministro Baranda para escuchar todas las versiones y tener sobre la mesa los antecedentes de las acusaciones.
En la bancada de RN –con la cual Fuentes se reunió el miércoles para informarles de todos los antecedentes que posee- consideran que ante lo delicado de las acusaciones “es necesario escuchar a todas las partes, porque son denuncias son graves y preocupantes”.
  Es así como la Operación Santa Patricia regresa para destapar este y otros escandalillos más. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así, así...
 "¡ADIOS, ADIOS, ADIOS QUE TE VAYA BIEN, MY LOVE, MY LOVE. ¡QUE TE AGARRE UN CARRO, QUE TE PARTA UN RAYO Y QUE TE PISE UN TREN...!!".
Publicar un comentario