lunes, 24 de junio de 2013

OPERACIÓN SANTA PATRICIA, NI AHÍ CON LOS FASCISTAS (SEPTUAGESIMONOVENA PARTE).



  Con el tema "Black Hold Sun" de los Soundgarden, iniciamos esta 79° Parte de esta truculenta Operación Santa Patricia, comentando el tema que nos empieza a convocar. Me refiero al bajo rating que tendrán las mal llamadas "Primarias".
 El tema no es muy fácil de digerir, pero sí podríamos sacar varias lecturas previas que nos harán entender el porqué ese tipo de elecciones tiene menos rating que las Argandoña.
 Partamos de la base que estas son elecciones que se instauraron por ley, y que la misma ley fue un fiasco. Sigamos con el tema de que casi ningun partido político se atrevió a hacer Primarias Parlamentarias y, terminaron haciendo un show patético que tiene aburrida a la barra. Queda también de manifiesto que son los fachos de mierda y los concertas los que van a votar, dejando a los indepes y a los que por amplia mayoría somos oposición real y sin maquillaje. Y también queda de manifiesto que la farandulización de los politiqueros en la tele, ha hecho que el rating de los debates sea ridículo y ninguno de los candidatos se atreva a hablar de los reales problemas de este país, sea salud, educación, previsión social, trabajo, fin al binominal, Asamblea Constituyente y nueva Constitución para Chile.
 Es por eso que este 30 de Junio Lex, no vaya a votar, bótelos a la basura y léase esta Operación Santa Patricia, lo mejor que le puede pasar a Chilito lindo. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡DISCULPENLOS, DISCULPENLOS, NO LO HIZO BIEEEEEN..., ¡NO ESTOY NI AHÍ...!!"



  En este mismo tema, las instrucciones del Servel son claras: A las ocho de la madrugada se abren las votaciones y se cierran a las seis de la tardecita. Se vota por uno, sea facho o traidor. Se vota donde mismo lo hace, o donde lo mande el Servel. No es obligatorio pasar por las Primarias para ser Candidato en las elecciones de verdura. Sólo votan los que votan por el duopolio, nosotros no. Y lo más importante, es que no es obligatorio. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡QUE SE MUERAN LOS FEOS..., QUE SE MUERAN LOS FEOS..., QUE SE MUERAN TODITOS, TODITOS, TODITOS, TODITOS LOS FEOS QUE SE MUERAN...!!".




 Finalmente, habrá Cuarta Urna, donde se votará en Noviembre por los Consejeros Regionales. Veamos entonces las ventajas y desventajas que tendrá este sistema, como lo apunta nuestro medio asociado Cambio21, que tiene la papa.
Mientras el mundo político sigue discutiendo intensamente sobre las reformas a la Constitución que tienen o no tienen que hacerse a partir de 2014 (si es que no antes), lo concreto es que el próximo 17 de noviembre los ciudadanos de todo el país tendrán derecho a elegir a una autoridad local que hasta el día de hoy es designada de forma indirecta por todos los concejales de una región, los que, a su vez, deben constituirse en un colegio electoral por cada una de las provincias respectivas.
Son los Consejeros Regionales.
  Los Cores (así se les denomina coloquialmente) duran cuatro años en sus cargos, pueden ser reelegidos y sus facultades se han ido cambiando a medida que se han modificado las leyes de descentralización, regionalización y fiscalización respectivas.
  Entre las más importantes destaca la aprobación de los presupuestos (a través del Fondo de Desarrollo Regional) que están destinados a paliar las distintas necesidades de la población, como colegios de la jornada escolar completa, consultorios y todo lo relacionado con la infraestructura (pavimentación e iluminación de juntas de vecinos y clubes deportivos).
  En la administración de Patricio Aylwin, tras el término de la dictadura, vuelven a tener existencia legal (antiguamente existían los Coredes o representantes de organizaciones sociales), con lo que adquieren -de paso- el carácter de "gobiernos subnacionales" que funcionan de forma paralela, pero de todas maneras interrelacionada, con el gobierno central y el poder ejecutivo.
  Esta subdivisión la componen los Cores y el Intendente, presidente del Consejo Regional que es nombrado por el mandatario y que en esta ocasión no fue incluido en la reforma para ser elegido en votación directa, lo que fue criticado por diversos sectores.
  ¿Cómo funciona? El intendente propone proyectos y los consejeros evalúan, quedando dos alternativas básicas: aprobarlo o introducirle modificaciones, lo que en rigor significa vetarlo, por mucho que en la Ley Orgánica Constitucional no exista la figura del rechazo.
  Si bien la elección directa de los Cores implica un avance en cuanto a descentralización, democratización y la autonomía que tendrán los ciudadanos para elegir a sus representantes comunales, es la redistribución territorial del proyecto de ley aprobado en el Congreso la que podría causar confusión en la población a la hora de concurrir a las urnas.
 Por ejemplo, la provincia de Santiago (región Metropolitana) quedó dividida en seis zonas electorales o "circunscripciones". Ellas son: (1) Pudahuel, Quilicura, Conchalí, Huechuraba y Renca; (2) Independencia, Recoleta, Santiago, Quinta Normal, Cerro Navia y Lo Prado; (3) Maipú, Cerrillos y Estación Central; (4) Ñuñoa, Providencia, Las Condes, Vitacura, Lo Barnechea y La Reina; (5) Peñalolén, La Granja, Macul, San Joaquín y La Florida; y (6) El Bosque, La Cisterna, San Ramón, Lo Espejo, Pedro Aguirre Cerda, San Miguel y La Pintana.
  En tanto, la VI Región quedó comprendida en las circunscripciones de Rancagua y la que comparten Mostazal, Graneros, Codegua, Machalí, Olivar, Doñihue, Coltauco, Las Cabras, Peumo, Coínco, Malloa, Quinta de Tilcoco, Rengo, Requínoa, Pichidegua y San Vicente.
  A su vez, la provincia de Cautín (La Araucanía) se fraccionó y quedó con dos circunscripciones: Temuco y Padre Las Casas, por un lado, y Galvarino, Lautaro, Perquenco, Vilcún, Melipeuco, Carahue, Chol-Chol, Freire, Nueva Imperial, Pitrufquén, Saavedra, Teodoro Schmidt, Cunco, Curarrehue, Gorbea, Loncoche, Pucón, Toltén y Villarrica, por el otro.
  Por último, Valparaíso y Concepción tendrán dos y tres circunscripciones por separado.
  Otra cosa, el Consejo Regional de cada región estará integrado por un número de Cores determinado según el tamaño de su población. En cifras, habrá 14 representantes en las regiones de hasta 400.000 habitantes; 16 en las regiones de más de 400.000 habitantes; 20 en las regiones de más de 800.000 habitantes; 28 en las regiones de más de 1.500.000 habitantes, y 34 en las regiones de más de 4.000.000 de habitantes.
 De esta forma, Santiago elegirá cuatro consejeros, mientras que Arica, Iquique, Antofagasta, Copiapó, Elqui, Talca, y otras provincias tendrán entre 7 y 10 elementos.
 Preocupado de esta situación, el ex intendente metropolitano Marcelo Trivelli señaló en una columna -antes de la votación final en el Parlamento- que con esta repartición, si bien se cumple con el mandato constitucional, se produce una "letra torcida" que "afecta la desconcentración del poder".
 "La conformación del mapa electoral se aparta de la división político- administrativa del país, incurriendo en el mismo error (vicio) que las circunscripciones senatoriales o los distritos que eligen diputados. En una misma elección, las bases territoriales serán diversas, atentando contra uno de los principios básicos de la democracia: la participación informada de la ciudadanía".
  El diputado Lautaro Carmona (PC) aprobó la iniciativa, pero con reparos. "El establecimiento de un número fijo de consejeros por región atenta contra la necesaria proporcionalidad y representación que debiera existir entre el número de ciudadanos por región y el número de Cores a elegir, lo que también dificulta que puedan estar representadas todas las fuerzas políticas", declaró.
  A su juicio, las nuevas circunscripciones provinciales "desvirtúan totalmente la representación regional, ya que finalmente no se elegirían consejeros regionales, sino que representantes provinciales, lo que es una burla a la representación democrática o, más bien, desvestir un santo para vestir a otro".
  Contrariamente, el senador UDI Jovino Novoa felicitó el respaldo del gobierno para la indicación de la redistribución de circunscripciones, mientras que los RN Baldo Prokurica y José García Ruminot destacaron el aumento de recursos en el Fondo de Desarrollo Regional y la exclusividad que podrían tener los Cores en este nuevo orden.
 Leonardo Grijalba (DC), Core de la provincia de Santiago, intentó develar algunos misterios en diálogo con Cambio21.
-¿De qué manera los aspirantes a Core podrán hacer campaña en las comunas de las nuevas circunscripciones provinciales?
-En mi provincia vamos a ver territorios en los que viven cientos de miles de vecinos, donde un consejero tendrá circunscripciones más grandes que las de los diputados y en el que incluso puede aparecer con una votación que iguale a la de un senador.
-¿Qué pasará con los apoyos cruzados que se van a dar entre los candidatos a Core y los candidatos al Parlamento?
-Hay circunscripciones que atraviesan cuatro diputados, diputados cortados y distritos que no corresponden a la circunscripción del Core. Habrá una mezcla muy rara, porque puede existir un candidato a Core del PPD que no va a tener como apoyo a un candidato a diputado PPD en su distrito, o un Core DC sin un competidor del mismo partido en sus comunas, pero con o sin senador DC en carrera. Es por eso que tiene que firmarse un acuerdo sumamente amplio y de respaldos recíprocos entre los partidos para resolver esta verdadera ecuación matemática.
-¿De dónde vendrán los recursos para enfrentar la dura competencia electoral si ya es complejo este ítem para varios legisladores?
-La campaña será bastante onerosa, sobre todo donde habrá que cubrir 6 ó 7 comunas. Incluso es complicado que los candidatos al Parlamento que tengan gigantografías en la ciudad incluyan a un lado y en letra chica a los candidatos a Core, dado que una parte de la ley aprobada en el Congreso es muy mala. Hoy a un diputado se le devuelven $500 ó $600 por voto sacado. En cambio a los consejeros sólo $47. Entonces, uno se enfrenta a una situación adversa. La dieta de un consejero es de $600.000 y se mantiene con la ley. Mejor ni comparar con la dieta parlamentaria. Los candidatos a Core deben armarse de coraje y de muy buenos zapatos para salir a caminar.
 A manera de conclusión, el sociólogo de la Universidad Central Emilio Torres aseguró que el proceso de elección de los Cores "ha sido muy mal difundido e informado y prácticamente va a ser una sorpresa que desconcertará a la población, por lo que solamente participarán los que están interesados en esta nueva expresión".
 De forma tajante, el profesional manifestó a este medio que "todo esto ha sido procesado como ajuste para el propio sistema de partidos, pero sin tener un impacto profundo en aras de reconquistar o reentusiasmar a la población civil con una política menos cupular, que era como la intención de introducir un elemento de mayor apertura al sistema binominal".
 "Lo peor es que ese mensaje ya no llegó a la población, lo que involucra un fracaso del gobierno (que presentó el proyecto de ley), pero también del resto de los partidos, que no han sabido poner al servicio de la población este instrumento; más bien lo han incorporado a sus propias lógicas", remarcó.

 Lea detenidamente el tema..., y apréndaselo de memoria...

Publicar un comentario