viernes, 21 de junio de 2013

OPERACIÓN SANTA PATRICIA, NI AHÍ CON LOS FASCISTAS (SEPTUAGESIMOSEXTA PARTE).



 Un total de 44 personas detenidas, entre ellas una menor de edad, fue el saldo de la jornada de movilizaciones que se vivieron al interior de la Universidad de Santiago de Chile, USACH.
Todo comenzó al finalizar la marcha de los estudiantes secundarios que se desarrolló ese jueves y que derivó en enfrentamientos entre encapuchados y Carabineros, en el frontis de dicha casa de estudios, en la comuna de Estación Central.
Fue ese el momento en que un grupete de encapuchados ingresó a las dependencias de la universidad y comenzó a destruir el mobiliario y a utilizarlo como barricadas para impedir el ingreso de la policía uniformada.
Dichos reportes llegaron a oídos del rector, Juan Manuel "Sopa de Espárragos" Zolezzi, quien autorizó a los verdosos para que actuara e ingresara a las dependencias de la USACH, desalojando a los encapuchados que casi en su totalidad no eran parte de la comunidad universitaria.
Luego de un par de horas más de enfrentamientos espóradicos, la calma volvió al sector de Estación Central, hasta que mediante una asamblea extraordinaria de un grupo de mateítos descolgados de la federación de estudiantes, se resolvió, tomar por la fuerza las dependencias de los edificios administrativos del recinto incluyendo la rectoría (Ahí quedó el "Sopa de Espárragos" Zolezzi, con una mano en el queque y la otra en la guarifaifa).
El presi de la Federación de Estudiantes de la Casa de Estudios (Feusach), Sebastián "Tantán" Donoso, descartuchó los destrozos y planteó que éstos justifican de alguna manera la intervención de la Fuerza Pública “Sacaron puertas de salas, sillas, mesas, parte de la luminaria y en el frontis se estaba haciendo una especie de fogata con todo eso. Siempre es difícil tomar una decisión respecto de esto, pero creo que los destrozos ameritaban la acción de la policía, muy distinto a la situación que se dio en Casa Central donde el ingreso de Carabineros fue premeditado y sus excusas poco creíbles”.
Los estudiantes movilizados alegan que la federación no está conduciendo bien el proceso de movilizaciones y que esta medida de presión era necesaria para acelerar los procesos al interior de la universidad.
Los dirigentes de la Feusach condenaron este acto asegurando que no se decidió por el estamento estudiantil, mientras que uno de los voceros de la toma, Felipe "Zapatilla de Papiro" Chala, aseguró que la Federación no está dirigiendo correctamente las movilizaciones “Claramente nosotros creemos que la federación no está llevando bien la movilización estudiantil de este año, puesto que no se ha ofrecido ninguna actividad, no ha llamado a radicalizar las protestas y no representa lo que hoy está transmitiendo el movimiento estudiantil”.
Debido a que esta era una movilización que no era aprobada por la federación de estudiantes, el "Sopa de Espárragos" Zolezzi decidió nuevamente, solicitar la presencia de Carabineros en el lugar para que desalojara a los estudiantes que se encontraban en el edificio de rectoría.
Finalmente la acción de la policía terminó con el saldo de detenidos antes mencionado y con los estudiantes a la espera de resolver la forma en que abordarán las movilizaciones de aquí en adelante. ¿Y el "Sopa de Espárragos"...??. Se fue a llorar como las mamás a su depa en el Barrio Alto. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...
 "¡JUGUEMOS EN EL BOSQUE, POR MIENTRAS EL LOBO ESTÁ. ¿LOBO ESTÁ...??!!".
usach
  Tenemos claro que el tema estudiantil, sirve de base para provocar la caída del fascismo y de los más acomodados, como es el objetivo final de la Operación Santa Patricia. Ya hemos provocado las más importantes caídas políticas en esta saga, como Harald Beyer y ahora, el oficial de las lumas en la Casandra Central de la U. de Chile.
Ante la Comisión que analiza el derecho a reunión y seguridad pública, concurrieron el pinochetista Ministro del Interior, Andrés Chadwick; el General Director de Carabineros, Gustavo González Jure; el Rector de la Universidad de Chile, Víctor "Chocolito" Pérez; el presidente de la Federación de la casa de estudios, Andrés "Chemimario" Fielbaum, y la directora del Instituto de Derechos Humanos, Lorena Fries.
 Ante las consultas de la instancia que preside el diputado Rodrigo González (PPD), el ministro Chadwick dijo que es necesario tener una visión equilibrada del tema. Señaló que hay dos derechos de igual jerarquía que entran en conflicto: el de reunión y el derecho a la seguridad de la ciudadanía. Enfatizó que Carabineros no tiene por costumbre generar hechos de violencia por su sola y propia potestad. 

Respecto al ingreso de carabineros a la Universidad de Chile, dijo que a su parecer sí hubo delito de flagrancia, cometido fundamentalmente por desórdenes públicos y por el porte de artefactos explosivos. Ante eso, señaló que Carabineros tiene la obligación de detener o interrumpir la comisión del delito flagrante, y la ley autoriza su ingreso a recintos cerrados.

Añadió que en este último caso, no se puede prevenir lo que ocurrirá al ingreso en un lugar cerrado. Dijo que las imágenes demuestran que se produjeron actos de violencia contra carabineros, y que un oficial tomó la decisión de pegar con una luma, lo que se constituye en el único hecho investigado. 

Reafirmó que el Gobierno respalda la acción de Carabineros para efectos de evitar violencia y actuar frente a un delito flagrante, como el que se pudo apreciar en la oportunidad. 

Por su parte, el General González Jure recalcó que no es su objetivo esconder ninguna mala acción del personal a su cargo. Se preguntó el resultado que se obtendrá, si hay una predisposición a encontrar malo todo el procedimiento de ingreso de Carabineros a la Universidad de Chile. 

Manifestó que el ingreso fue en cumplimiento a la obligación legal de no permitir que se sigan cometiendo daños que afectaran a carabineros y a las personas que ahí estaban. 

Respecto del uso de la fuerza, señaló que es un tema difícil al momento de determinar cómo actuar, pero habría que ver el resultado obtenido en materia de lesionados. En ese aspecto, recalcó que en 2012 se lesionaron 271 carabineros en manifestaciones, mientras que en 2013, ya van 159 efectivos lesionados. 

En cuanto al actuar de la fuerza policial en manifestaciones, dijo que existen 29 protocolos de intervención policial, que ya han sido enviados al Instituto de Derechos Humanos. Entre estos protocolos, se encuentra entre otros objetivos el de garantizar el desarrollo de una manifestación cuando ocurre de forma pacífica y sin armas y que se tiene en cuenta que la fuerza es el último recurso. 

El rector de la Universidad de Chile, Víctor Pérez, reiteró en su intervención el rechazo al atropello que se hizo a la autonomía de la universidad, a la forma en que ingresó a carabineros y cómo se puso en peligro la sustentabilidad del plantel. 

Asimismo, planteó que la toma de los recintos universitarios violenta la convivencia y daña a la universidad y su comunidad. Agregó que responder a una acción de ese tipo con un desalojo, solo generaría mayor violencia en una espiral sin fin. Al mismo tiempo, se mostró orgulloso de sus estudiantes, al poner en la agenda pública el derecho a la educación como un derecho ciudadano, y los invitó a seguir exponiendo sus puntos de vista en forma pacífica. 

Finalmente, la autoridad universitaria valoró la decisión de Carabineros para coordinar las manifestaciones a futuro y el interés de los diputados por estas situaciones. 

Reacciones 

A la salida de la Comisión, el ministro Chadwick reiteró que “respetamos y defendemos absolutamente el accionar de carabineros. Habían serios disturbios”. Recordó que se lanzaban desde la casa central de la Universidad de Chile y desde la calle Arturo Prat todo tipo de artefactos, piedras, ladrillos y bombas molotov.

“Eso está totalmente acreditado y carabineros ante esa situación tiene el deber de ingresar”, precisó, agregando que ninguna universidad está exenta de esa situación y que si hubo alguna situación que amerite una investigación, se hará y por ello, de inmediato Carabineros ha separado a dos funcionarios.

El diputado Gustavo Hasbún (UDI) dijo que la comisión se ha excedido en sus atribuciones, ya que lleva meses funcionando y no correspondía analizar los hechos de la Universidad de Chile, para eso están las comisiones permanentes de Derechos Humanos y Seguridad Ciudadana.

Indicó que Carabineros ha venido en reiteradas oportunidades a explicar sus procedimientos y que algunos parlamentarios se aprovechan para hacer un show y sacar un provecho político determinado.

“El problema no es que vengan a explicar sus procedimientos sino que se busca debilitar el accionar de las policías para quitarle atribuciones”.

Por último, criticó al Poder Judicial: “Carabineros detiene pero quien tiene que administrar justicia no lo hace y en este caso el Poder Judicial está haciendo vista gorda a la función que le corresponde”.

Por su parte, el diputado Rodrigo González dijo que “hemos considerado la necesidad de equilibrio del accionar de Carabineros cuando actúa para combatir el delito y el respeto al derecho a reunión y manifestarse de los ciudadanos y ciudadanas chilenas”.

“No se puede combatir la violencia, que no justificamos, ni la acción de los encapuchados, con más violencia”, afirmó. Añadió que esto no puede volver a repetirse, ya que no ha ayudado que Carabineros irrumpiera violentamente a la universidad a reprimir un presunto delito atacando y apaleando indiscriminadamente a todos los ocupantes.

Finalmente, Lorena Fries dijo que tras observar el proceder de la fuerza policial “hemos tenido que señalar que se cometen abusos por parte de la policía, hemos tenido que decirles que actúan muchas veces con falta de racionalidad”. 

Recordó eso sí que los carabineros también tienen derechos humanos y cuestionó sus largas jornadas de trabajo, el estrés al que están sometidos desde hace unos años, para el cuál no estaban preparados, puesto que no existe política interna para contener ese estrés.
 Conclusión. Carabineros debiera por obligación cambiar toda su estructura orgánica, partiendo desde la cabeza. Y ningún facho de mierda tiene el derecho a defender las atrocidades que se cometen.

 
Publicar un comentario