lunes, 17 de diciembre de 2007

SE ACABA UNA ETAPA COMO FUNCIONARIO FECH

He estado durante un año y medio con Ustedes, trabajando, haciendo nuevos amigos, abriéndome paso a toda la Universidad de Chile, sabiendo convivir con el quehacer estudiantil y universitario propiamente tal. He defendido con garra y corazón la TRIESTAMENTALIDAD que muchos Académicos odian sin un fundamento valedero. He participado en Movilizaciones, tanto en paros como en las tomas de la Casa Central. He desarrollado mi veta de animador sin siquiera equivocarme en el libreto. He estado siempre al lado de "Guachupé", y he celebrado siempre. He estado siempre presente en los hechos más relevantes que han ido ocurriendo, como la Revolución Pingüina, el Transantiago o las Movilizaciones de la CUT. He pasado al ámbito radial, a través de "Botón de Pánico", programa que no lo quiero abandonar nunca, salvo que la grúa radial me lleve a otro sitio. He estado colaborando tanto en las administraciones del Nico Grau como de Giorgio Boccardo, así como en los primeros días de Jaime Zamorano. Me he quedado mucho en esta Federación y he alojado en ella, tras haber salido de una difícil y compleja situación familiar..., pero la FECH siempre ha estado conmigo.

Hoy, debo decirles con un sentimiento de dolor al partir, pero de alegría al saber que esta centenaria Federación me ha hecho desarrollarme como persona y ser parte del mundillo de los estudiantes de Chile, que me ha llegado la hora de entrar a un mundo mucho más amplio, un mundo en que mi veta artística desarrollada bajo el alero de Guachupé y de esta querida Federación, se pueda expandir mucho más allá de unas simples tocatas: que me ha llegado la hora quizás de abandonar el barco y subirme a una nave mucho más grande llamada "Show Bussiness" y entrar también a otra morada donde yo pueda desenvolverme, siempre que no fuere muy lejos de Ustedes.

Quiero dar las gracias a las Directivas con las cuales he compartido, a los estudiantes con los cuales he compartido experiencias, a los Funcionarios que se han dado por entero..., y a todos quienes de alguna otra manera, han colaborado para que este servidor hiciera un trabajo noble y digno, cuya causa es la Universidad de Chile, a la cual yo he pertenecido durante diez años.

Me inicié en mi querida Escuela de Derecho, pasó el tiempo y Derecho me quedó chico. Continué en la FECH, pasa el tiempo y me estoy dando cuenta que la FECH me está quedando chica. Quizá mañana se vendrán nuevos escenarios, nuevas experiencias, nuevos desafíos..., y veo que nada me queda grande.

Muchas Gracias a Todos. Infinitas Gracias a la masa de Hijos de Bello, a los funcionarios, a los Académicos que siempre apostaron por mantener con dientes apretados el prestigio de nuestra Universidad..., y a Chile entero, que me ha empezado a reconocer.

¡¡GRACIAS TOTALES!!!.

Publicar un comentario