domingo, 18 de noviembre de 2007

UN SIGLO DE JUVENTUD: LOS AÑOS MÁS DURAZNOS EN LA HISTORIA UNIVERSITARIA CHILENA.

Hace exactamente 34 años, Chilito lindo era una hoguera donde unos quemaban a otros, la sucia política quemó a todita la gente, el desabastecimiento hacía nata, los acaparadores corrían por todos lados, el mercado negro dejaba al país con una inflación terrible, la violencia era el pan de cada día, los odiosínes mandaban, los mayonesos también..., y el estado de Derecho fue violentamente atropellado por Allende y sus secuaces. Lo único que salvaba a un pueblo tan oprimido como el nuestro, no era una cosa, sino que eran dos los hechos que podríamos anotar, como la del recordado Colo Colo ´73, y el nacimiento en Iquique de este gran personaje de la Universidad de Chile, que no es otro que este servidor: EL GRAN VITOKO.
La historia de Chile tuvo un violento giro, cuando la Junta Militar derrocó a Allende, el cual se suicidó al interior de La Moneda con un fusil AK-47 que le regaló su amigui Fidel Castro. De eso se aprovecharon los milicos para tomarse el poder, y hacer lo que quisieron con los mayonesos, rabanitos y ñurdos, desde encanarlos y relegarlos, hasta matarlos y hacerlos desaparecer de la faz de la tierra.
La FECH ni siquiera se pudo salvar de los milicos, los cuales les aforraron monumentales PLR, más el castigo de ser declarados ilegales. No había duda que fueron disueltos por incitar a la sublevación armada, como cuentan algunos angustiados que vivieron los días más duraznos de la historia. Sobrevivir en esa situación tan peluda, tuvo un costo harto caroca para quienes dirigían la Federación, aún en la clandestinidad en que se encontraban.
Promulgada la Constitución de 1980, la Universidad de Chile perdió sus Sedes en Regiones, perdió el Pedagógico y aparecieron las Universidades privadas haciendo nata en todos los medios de comunicación. Fíjese que Pinocho designaba al Rector de la Chile bajo su lógica, sin que los conspícuos se expresaren, los estudiantes se escurrieron e hicieron saltar la liebre, y los funcionarios temblaban como gelatina. Todo comenzó con un nenenenervioso Roberto Soto Mackenney, para continuar en 1987 con el polémico José Luis "Alf" Federici, especímen que se caracterizó por cerrar sin misericordia las moles de Derecholandia y de Galenolandia. Los tres estamentos agarraron el remolque Tremac en todita la Chile, se movilizaron sin perder el tiempo y consiguieron su gran objetivo, antes que la leche se cociera. El resultado fue que "Alf" cayó por talibán, Don Andrés que se revolcaba en el trono de San Pedro con tanta cuática que les metieron los milicos, que decidieron meter a Juan de Dios Vial Larraín posom, después que en la mole de Pío Nono celebraban hasta que les dió hipo. Pregúntele a la Moni Velozo, al "Olguita" Ríos, al "Pichara" Hernández y a otros funcionarios de la mole, que vivieron ese momento tan durazno.
Con esto, la cuática de los lolosaurios de sangre azul, comenzó a dar frutos y a dar pie a la primera derrota de Pinocho, antes de que se enfrente en el Plebiscito del 5 de Octubre Purkuyén de 1988, donde el 54,7% de la masa votante le dijo NONES.
Los guaripolas de la FECH fueron: Yerkopuchento Ljubetic (1984-85), Humbertito Burotto (1985-86), Germán "He-Man" Quintana (1986-87), "Dicom" Núñez (1987-88) y Andrés Lastra (1988-89), período este último, donde los chunchos se fueron a los potreros por jugar hediondo de charcha toda la temporada pelotera. Que lo sepan el negro Valderrama y la Patty Navia.
El próximo capítulo, hablaremos de la FECH de los últimos tiempos, y finalizaremos con la FECH del Centenario.

Publicar un comentario