domingo, 18 de noviembre de 2007

UN SIGLO DE JUVENTUD: LA ÉPOCA DE LOS GRANDES RECTORES:

Con la Rectoría de Juvenal Hernández, la Chile comenzaba un período de esplendor en una época en que entraban a tallar las disputas políticas, la muerte del salitre natural, la matanza de 60 monicacos en el edificio del Seguro Obrero, la aparición en el poder de los radicales Pedro Aguirre Cerda -que instituyó el lema "Gobernar es Educar"-, Juan Antonio Ríos -que instituyó el lema "Gobernar es Producir"- y Gabriel González Videla -el Plan Serena y la Ley de Defensa Permanente de la Democracia, que mandó a la zorra a los comunistóides y con un vuelo sin escalas a Pisagua-, la terminación e inauguración de la Escuela de Derecho de la Universidad de Chile por el arquitecto Juan Martínez (conocida actualmente como La Mole de Pío Nono), la vuelta de Ibáñez al poder y el voto femenino.
Era la época en que la ciudad de Chillán fue sacudida por un fuerte terremoto que devastó varias ciudades del centro-sur de Jaguarlandia, destruyendo todo lo que había a su paso, desde los edificios más altos, hasta las mismísimas totongas. Era la época en que el mundo estaba pendiente de lo que pasaba en las Uropas con la Segunda Guerra Mundial, la cual dejó al descubierto un panal de finados, la destrucción de ciudades, la bomba atómica en Japón, el fin de los nazis en Ottolandia y del fascismo en Italia, el comienzo de la guerra fría y la separación alemana. Mientras la Chile vivía una etapa de esplendor académico, la FECH vivía los años de la gripe, porque no se registran datos de los guaripolas que lideraban esta Federación entre 1937 y 1945, pero sí hay datos de que entre 1945 y 1948 hemos sacado a la luz los nombres de tres dirigentes, como lo son Felipe Herrera, Jorge Iván "El Tata" Hübner y Jorge Barzelatto.
Los años 50, ya tienen una cara distinta en el mundo, con Perón en Cachetonlandia, Batista y Castro en Cuba, Kruschev en la URSS, Mao en la China, Stroessner en Paraguay, Ibáñez y Alessandri Rodríguez en nuestro país. Era la época de los inicios del rock and roll en Yanquilandia con el mítico Elvis Presley, Bill Halley y sus Cometas y otros cultores. Era la época en que Yuri Gagarin lanza al espacio el Sputnik I. Era la época de otro de los más grandes que llegó a asumir la Rectorçia de la Casa de Bello, como es el caso del Profesor Juan Gómez Millas y su gran impulso. Era pues la época en que Ricardo Claro se fue cortado de la FECH por sapiola, y era la época de los dirigentes José Tohá, Germán Urzúa, Víctor Barberis, Roberto Bohbendrich y Patricio Fernández, entre otros monicacos de ese tiempo..
La loca década de los 60, nos perpetúa en hechos tales como la construcción del Muro de Berlín, la invasión norteamericana a Cuba, el asesinato de Kennedy, el Mundial de Fútbol realizado en nuestro país en 1962, la llegada de Frei Montalva al poder, el comienzo de la Guerra de Vietnam, la descontrolada Reforma Agraria y la Reforma Universitaria en Chilito lindo, la expansión rockera y hippie en el mundo entero, la Nueva Ola en nuestro terruño y Woodstock en Gringolandia. El Rectorado de Gómez Millas, era quizás uno de los más connotados en los Anales de nuestra Universidad, sólo comparable con Don Andrés Bello y con Juvenal Hernández.
La FECH tuvo una notable participación en el período de la Reforma Universitaria de fines de la década de los sesenta, y siempre tomaron la delantera, aunque fué en la Católica donde se inició dicho proceso de cambios, sacando la administración de los curitas del poder, para dar paso a que los Académocos tomen la batuta. Guaripoleaban la Federación hasta 1973 los pelagatos Lucho Maira, Quique Miquel, Toño Cavalla, Jorge Navarrete, Jaime Ravinet y Alejandro Rojas hasta el 11 de Septiembre de 1973, fecha en que las Fuerzas Armadas derrocaron a Allende y se tomaron el poder. Ahí la FECH es declarada ilegal y de paso, fue disuelta.
En el próximo capítulo, hablaremos de la vida durazna de la FECH y de la Chile, bajo el régimen militar.

Publicar un comentario