lunes, 27 de junio de 2016

LA ROJA JUBILÓ A MESSI (PARTE 1)


  No hay nada más bonito para Chilito lindo, que ver a la Roja llegando a otra final de una Copa América, aunque ésta sea distinta a la del año pasado. Esta distinción la hacen pocas selecciones en el mundeli y, para nosotros los mortales que vivimos y comimos fútbol, el enfrentarse con Argentina en otra final seguida, es una cosa mucho mas grande que el Metlife Stadium de East Rutherford (New Jersey).
  El tema del Copete Centenario se enredó cuando el mandamás de los Conmebolitos, el paragua Alejandro Domínguez, se mandó flor de carril al descartuchar que "el que ganara el partido del domingo, es Campeón de América". Ahí comenzó todo el enredo, porque el perla insinuó que esta Copa Centenario es igual a la Copa América y que, si Chile perdía con Argentina, perdía no solo la Copa América que se ganó el año pasado, sino que también el derecho de participar en la Copa Confederaciones, desatando un mar de reacciones en su contra. Tras esas desafortunadas declaraciones, el mismo Domínguez salió a aclarar, pero el daño ya estaba hecho y hasta la FIFA intervino. ¿Por qué?. Primero, porque la Copa Centenario es un torneo conmemorativo, a diferencia de la Copa América que es oficial; segundo, porque el derecho de participar en la Copa Confederaciones, lo posee Chile al ganar la edición del 2015 y ser representante por ende del pichangueo sudaca, junto con México (por la Concacaf), Australia (por ganar la Copa Asiática de Naciones), Nueva Zelandia (por Oceanía), el ganador de la Euro 2016, el ganador de la Copa Africana, el Campeón del Mundo vigente (Alemania) y el país organizador del próximo Mundial (Rusia); tercero, porque la Centenario no otorga premio, pero tiene una validez de 100 años hasta que se juegue la Bicentenario y ahí se puede revalidar; cuarto, porque como estos trofeos son distintos el uno del otro, Chile no se jugaba la revalidación de la pasada corona, mientras que Argentina no le arrebataba tampoco la Copa América a Chile si le ganaba la mocha: y quinto, porque el ser Campeón de América tiene una revalidación de cuatro años y sirve sólo para Copa América. ¡Tomen!.
  Si las cosas en la Roja estaban tan claras como el agua del Mapocho, en Argentina las cosas estaban más revueltas que la cresta, porque primero les retrasaron el vuelo desde Houston hacia Nueva Jersey, luego aparecen los atados de la AFA porque la Justicia trasandina los tiene intervenidos (la FIFA amenaza con su desafiliación), después el "Fideo" Di María anda en puros algodones y, por último, el Lío Messi que entró a hacerse el sobrado, sin darse cuenta que lleva tres finales sin verle el ojo al tubérculo. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡QUE SE MUERAN LOS FEOS..., QUE SE MUERAN LOS FEOS... ¡QUE SE MUERAN TODITOS, TODITOS, TODITOS, TODITOS LOS FEOS QUE SE MUERAN...!!".

Festejos en todo el país. Lo escribiremos con mayúsculas porque CHILE ES BICAMPEÓN DE AMÉRICA y sigue entrando en la historia. Nuevamente le ganó a Argentina en penales. Foto: AP en español

Festejos en todo el país. Lo escribiremos con mayúsculas porque CHILE ES BICAMPEÓN DE AMÉRICA y sigue entrando en la historia. Nuevamente le ganó a Argentina en penales. Foto: AP en español

Festejos en todo el país. Lo escribiremos con mayúsculas porque CHILE ES BICAMPEÓN DE AMÉRICA y sigue entrando en la historia. Nuevamente le ganó a Argentina en penales. Foto: AP en español

  Entonces llegamos al domingo 26 de Junio Lex, día en que se cumplieron cinco años del descenso de River Plate a los potreros bifechorizos..., fecha precisa para que "Macanudo" Pizzi y el "Tata" Martino (enconados rivales a la hora de los clásicos rosarinos entre canallas y leprosos) entren a mover sus piezas. Martino mandó a Sergio "Chiquito" Romero en la valla; al Gabo Mercado, al Nico Otamendi, al "Mirón" Ramiro Funes Mori y a Marcos "Chupa Verga" Rojo de hacheros; en el diome entraron Javier "El Jefecito" Mascherano, el fundido de Lucas "Justin Bieber" Biglia y Éver "Pierna de Guagua" Banega; y de metepepas quedaron el Lío Messi, el "Pipa" Higuaín y el "Fideo" Di María. Pizzi lanzó las cartas mandando al "Cóndor" Bravo en el pórtico; puso de hacheros al "Huaso" Isla, al "Pitbull" Medel, a "Dedito" Jara y al "Palmatoria" Beausejour; en el diome quedaron el "Carepato" Díaz, el "Príncipe" Aránguiz y el Rey Arturo Vidal; y de metepepas el "Chapa" Fuenzalida, el "Turbomán" Vargas y el "Maravilla" Sánchez.
  Con el pito en la jeta, el brasuca Heber Lopes abre la gran final del Copete Centenario, donde a los 4', Varguitas se pierde un gol increíble; desde los 5' y hasta los 27', fueron los bifechorizos los que no dejaron que la Roja urdiera en la pastosa, tanto así que el "Pipa" Higuaín tenía una inmejorable posición para convertir, pero Gary Medel y el palo evitaron la apertura de la cuenta; en los 28', un foul táctico del "Carepato" Díaz al llorón de Messi, hace que el pelequén se apresure en mostrar la amarillenta al volante tapón chilenurri, pero como él tenía amarillenta, lo mandó tempranito a las duchas; desde la rogelia a Díaz, lo que era favorable a los albicelestes, no lo fue tal, porque Chilito arregló el pastel y le salió perfecto; el Rey Arturo guapeó todo el rato hasta cuando llegaron los penales, y se ganó hasta un chuletón de Rojo que se fue con rogelia directa por chuletero, Sobre esto que pasó en el minuto 43, el alaraco de Mariano Closs lo terminó haciendo mierda tratándolo de irresponsable y con ganas de no convocarlo más. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡ADIOS, ADIOS, ADIOS QUE TE VAYA BIEN, MY LOVE, MY LOVE. ¡QUE TE AGARRE UN CARRO, QUE TE PARTA UN RAYO Y QUE TE PISE UN TREN...!!".

Festejos en todo el país. Lo escribiremos con mayúsculas porque CHILE ES BICAMPEÓN DE AMÉRICA y sigue entrando en la historia. Nuevamente le ganó a Argentina en penales. Foto: AP en español

Festejos en todo el país. Lo escribiremos con mayúsculas porque CHILE ES BICAMPEÓN DE AMÉRICA y sigue entrando en la historia. Nuevamente le ganó a Argentina en penales. Foto: AP en español

  Para la segunda patuleca, Sánchez mandando a pasear a Mercado, el Rey Arturo que se come toda la cancha, Varguitas que casi mata a la defensa che, la zaga cerrando todos los espacios..., y Bravo mandándose las mejores actuaciones. Cero a cero, igual que el año pasado en Ñuñoa, por lo que con los cambios y los jugadores fundidos, llegamos al alargue para intentar perforar los arcos. En Chile entran el "Comando" Puch por el "Chapa" Fuenzalida, el Nico Castillo por Varguitas (en la primera, casi vacuna al "Chiquito" Romero que salió a sacársela en el alargue) y el "Gato" Silva por un machucadísimo Alexis Sánchez que agarraba para la paipa a los argentos que se dedicaron a chuletearlo. En Argentina sacan a Di María por Krannevitter (Fantino hizo mierda al "Fideo" por cagarse en las tres finales seguidas), cambian al "Pipa" por el "Kun" Agüero (por julepe a que lleguen a los penales y otra vez mande la pelota afuera del estadio) y cambian en la quemada al guagualón de Banega por Erik Lamela (que hace cinco años vivió una tragedia peor, como irse al descenso con River). Y es en el alargue donde Claudio Bravo se mandó la tapada del campeonato, al manotear un testazo a quemarropa del "Kun" Agüero (99')... Y todo siguió igual para ambos, porque llegó el momento más dramático de la mocha, el de los penales. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡JUGUEMOS EN EL BOSQUE, POR MIENTRAS QUE EL LOBO NO ESTÁ. ¡¿LOBO ESTÁS...?!!".

Festejos en todo el país. Lo escribiremos con mayúsculas porque CHILE ES BICAMPEÓN DE AMÉRICA y sigue entrando en la historia. Nuevamente le ganó a Argentina en penales.

  En el arco sur se instala el drama y la jarana, cuando los relojes marcaron las 22:46 horas. Parte el Rey Arturo, remata anunciado hacia un costado y el "Chiquito" Romero que le ataja el tiro. Se pensó que con eso y con Messi ejecutando, íbamos partiendo mal, pero si un monstruo como Vidal falló, otro monstruo como Messi iba a correr la misma suerte..., porque se ubica frente a Bravo que lo mira, lo asusta, le recuerda que en el Barça entrenan todos los días..., y manda la redonda a la tribuna elevando el remate que finalmente le cayó a un hincha chileno que finalmente se la llevaría de recuerdo. Ahí comenzaba la caída de Lionel Messi, que tras mandar el penal a la mierda, se puso a llorar a grito pelado arrodillándose y alejado del resto de sus compipas..., y empezaría además la tragedia albiceleste. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡AHORA TE VAS, TE VAS, TE VAS, TE VAS, TE VAS, TE VAS, TE VAS... ¡PA' LA BBBBBBB...!!".

Festejos en todo el país. Lo escribiremos con mayúsculas porque CHILE ES BICAMPEÓN DE AMÉRICA y sigue entrando en la historia. Nuevamente le ganó a Argentina en penales. Foto: AP en español

  El Nico Castillo convierte para la Roja, iguala Mascherano, el "Príncipe" le manda un fierrazo que Romero no puede atajarlo, Agüero batió a Bravo con un remate esquinado y, el "Palmatoria" Beausejour le cruza la bola al palo momio cuando "Chiquito" Romero se tiraba al otro palo. Iba así ganando la Roja por 3-2 en tiros desde los 12 pasos, hasta que llega el cuarto tiro para los bifechorizos, evento en que Martino se manda un carril de aquellos y mete a Biglia para que patee, estando lesionado. El machucado de Biglia remata con poca potencia estando entre algodones y Bravo con las dos manoplas le adivina el lado y le ataja el lanzamiento. Entonces, llega el penal definitivo, el del quillotano Francisco "Gato" Silva, que antes de mirar feo a Romero se concentra como caldo Maggi, mientras Messi sigue con su lloriqueo, esconde el caracho en su camiseta, alaraquea por su cuarta final perdida, grita que quiere que le traigan una pala para enterrarse vivo y no hay nadie que lo consuele, porque la cara de los cachetones era ya de funeral en la pastosa de East Rutherford.
  Con el tremendo funeral que tenían los bifechorizos, el "Gato" empezaba a ronronear en el arco sur, la leche estaba ya cociéndose y cuando el cucú marcaba las 22:54 horas, el desprolijo de Heber Lopes corre a Bravo de un lado hacia el otro, los argentos entran a llorar a mares, el oriundo de Quillota que mira feo a Romero, el saquero se lleva el pito a la tarasca, carrera corta, remate al ángulo superior derecho de "Chiquito" Romero y ¡Adivinen!.

¡¡¡CHILE CAMPEÓN DE LA COPA AMÉRICA CENTENARIO...!!!.

Festejos en todo el país. Lo escribiremos con mayúsculas porque CHILE ES BICAMPEÓN DE AMÉRICA y sigue entrando en la historia. Nuevamente le ganó a Argentina en penales.

Festejos en todo el país. Lo escribiremos con mayúsculas porque CHILE ES BICAMPEÓN DE AMÉRICA y sigue entrando en la historia. Nuevamente le ganó a Argentina en penales. Foto: AP en español

Festejos en todo el país. Lo escribiremos con mayúsculas porque CHILE ES BICAMPEÓN DE AMÉRICA y sigue entrando en la historia. Nuevamente le ganó a Argentina en penales. Foto: AP en español

Festejos en todo el país. Lo escribiremos con mayúsculas porque CHILE ES BICAMPEÓN DE AMÉRICA y sigue entrando en la historia. Nuevamente le ganó a Argentina en penales. Foto: AP en español

La actual generación del fútbol chileno sigue confirmado que es la mejor de la historia al conseguir el segundo título consecutivo de Copa América, nuevamente ante Argentina y a través de penales. La Roja sigue en la cúspide y así lo festejaron los jugadores en la cancha del MetLife Stadium de Nuw Jersey.

  Esas 82.066 personas que repletaron el coloso de East Rutherford, vieron cómo la pastosa se teñía de rojo fuerte, porque la Roja repetía la gracia ante unos argentinos que fueron tan mala leche en todo el partido, que jugaban con cañueleros averiados que eran un verdadero lastre (como el "Justin Bieber" Biglia), que hasta querían ganar por abandono y, que hasta andaban con ganas de reclamar y comprarse hasta al saquero. Mientras la Roja festejaba su bi campeonato, en Argentina no había paz, fue un mar de lágrimas, un autoentierro masivo encabezado por el Lío Messi y otros más, el mismo Messi que continuó con su crisis de angustia sentado en la banca y tratando de ser consolado por su staff técnico que también andaba por las mismas, al igual que otros pichangueros.
  Comenzaba entonces la premiación a las 23:20 horas, Claudio Bravo recibiendo el guante de orégano, el Edu Vargas llevándose el bototo de orégano por ser el Pichichi del torneo, Alexis Sánchez se llevó el Balón de Oro por ser el mas pulento del certamen..., y llegó el momento en que Claudio Bravo levantó la pesada Copa Centenario de 7 kilos y 24 kilates bañada en oro puro..., todo para pasar a la challa artificial y la parafernalia. Y para que la Roja la hiciera completita, terminaron JUBILANDO a Lionel Messi, el cual en una conferencia de prensa mas movida que funcionario de la Onemi, anunció quebrándose que tiró la toalla en forma definitiva y que de ahí para adelante, él no estará ni ahí con la Albiceleste, por el hecho de que llegan a las finales y se cagan enteritos. Es más, no solo el "Pulga" se quiere virar, porque también le estarían siguiendo la corriente Mascherano, Agüero, Di María, Higuaín, Biglia, Lavezzi y Banega. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡¡Y YA LO VEEEEEN Y YA LO VEEEEEEEN... ¡EL QUE NO SALTAAA..., SE VA A LA BBBBBB...!!!".

La actual generación del fútbol chileno sigue confirmado que es la mejor de la historia al conseguir el segundo título consecutivo de Copa América, nuevamente ante Argentina y a través de penales. La Roja sigue en la cúspide y así lo festejaron los jugadores en la cancha del MetLife Stadium de Nuw Jersey.

Festejos en todo el país. Lo escribiremos con mayúsculas porque CHILE ES BICAMPEÓN DE AMÉRICA y sigue entrando en la historia. Nuevamente le ganó a Argentina en penales. Foto: AP en español

Festejos en todo el país. Lo escribiremos con mayúsculas porque CHILE ES BICAMPEÓN DE AMÉRICA y sigue entrando en la historia. Nuevamente le ganó a Argentina en penales. Foto: AP en español

  Las celebraciones por la obtención de la Centenario, empezaron justo cuando el "Gato" Silva se la mandó guardar a Romero. Y así ocurrió, porque ya en Plaza Italia salieron 37.748 personas a festejar el triunfazo de la Roja que terminó jubilando a Messi y compañía. En comunas como Puente Alto, San Joaquín, Conchalí y Renca, amigos y familiares de los cracks armaron la mansa jarana con un festival de vuvuzelas, mientras las plazas de Renca y de Puente Alto se repletaron de hinchas. En regiones no se quedaro atrás..., porque desde el Paso de Chacalluta hasta la Antártica, todo fue alegría, muchas vuvuzelas y bocinazos, familias con hijos, muchas banderas chilenas, etc... ¿Y en Cachetonlandia?. Un mar de lágrimas porque, llevan 23 años sin ganar (la última fue en Ecuador), siete finales perdidas (Copa Rey Fahd de 1995 ante Dinamarca, Copa América 2004 ante Brasil, Copa Confederaciones 2005 ante Brasil, Copa América 2007 ante Brasil, Mundial Brasil 2014 ante Alemania, Copa América 2015 ante Chile y Copa Centenario 2016 ante Chile) y cuatro finales en las que Argentina ni siquiera la embocó (2007, 2014, 2015 y 2016), estas últimas con Messi. Es más, hubo un aviso de bomba en la AFA, los periodistas que empezaron a hacer mierda a Martino y al cobarde de mierda de Messi, hay atados al por mayor entre los clubes, Macri y la jueza María Servini de Cubría citan a los fifos por las plapliplas truchas de "Fútbol Para Todos" (el CDF argentino)..., pero ya Infantino y los suyos tienen con la soga al cuello a los ches, porque pueden ser desafiliados inmediatamente por infringir gravemente la norma y su Selección podría hasta ser suspendida. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡HAY RUMORES DE GUERRA Y DE FUNERAL, COMENTAN QUE A MÍ SE ME ACERCA EL FINAL. RUMORES QUE HAY, POR UNOS QUE LLEVAN Y POR OTROS QUE TRAEN...!!".











Publicar un comentario