martes, 26 de mayo de 2015

PITUCA SIN LUCAS, LA TELECEBOLLA DE LOS EMBARGADOS QUE CAYERON EN MAIPÚ (CAPÍTULO FINAL)



  Y llegamos por fin al final de la telecebolla mas pulenta del último tiempo y, que no es otra que "Pituca Sin Lucas", que nos ha mostrado una forma muy diferente y jocosa de ver las diferencias entre cuicos y pobletes.
  Vemos que el Goyito andaba de lo lindo con la Génesis leyendo la Biblia en las calles y haciéndose el "pangélico", pero recibieron un día un tremendo remojón con agua helada en La Reina, el Jonás (pastor alma del pulento y papi de la cabra) se enyegüeció con pistola en mano cuando estos tortolitos se iban a casar y la locateli de la Reineta lo paró y le funó el casorio; ahí la cabra lloró a mares, el amigui del Pastor Soto llegó a amenazar de muerte al Goyo, pero llegaron los "buenos días-buenas tardes" se lo llevaron precioso y luego lo encerraron... Y al final, el Goyo se quedó con la poto loco de la Reineta, la dejó con la mansa guagua y, tras armar la mansa zalagarda en la casandra que arrendaba la Tichi haciendo el manso hoyo para querer recuperar al Tiburón que al final le paró los carros, la Reineta se devolvió a la Villa El Abrazo y no le quedó otra que comerse al enano. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡JUGUEMOS EN EL BOSQUE, POR MIENTRAS QUE EL LOBO ESTÁ... ¡¿LOBO ESTÁ...??!!".





  La vieja Tila con Don Benito, después de varios gallitos, terminaron juntitos y quedaron como dueños de la panadería de la calle Jorge Guerra 18.506. En el intertanto, la Margarina Bravo perdió al Fidel, pero recuperó a la mamá, claro que las intenciones de la pendeja de irse a Cachetonlandia se fueron por el caño cuando la mamá se regresó a Chilito y al final se va a quedar con la cabra. La ex del tata colores no aguantó a la vieja Tila y le gritó ¡¡Pituca sin lucas...!! en la salsoteca, dejando a la clasista de mierda con ataque zorricuático. Y como si fuera poco cagó el Benja. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡QUE SE MUERAN LOS FEOS..., QUE SE MUERAN LOS FEOS... ¡QUE SE MUERAN TODITOS, TODITOS, TODITOS, TODITOS LOS FEOS QUE SE MUERAN...!!".



  El Pepe Toño salió de la canela, hizo cagar al Rafadel, sacó a la Tichi y a sus hijas de Maipú, quiso aplastar a los Gallardo mandando de sapo al maricueca del Esteban Chizarreta para impedir que la Belencita y la Jesús pololearan tranquilos con el Fidel y con el lacho del Salvador..., pero al bandido le salió el tiro por la culata, ya que el Salva mandó a la lona en la Ciudad Satélite al Esteban por hueta hasta que finalmente la vieja Tila lo hizo renunciar al toque; en tanto que, la Belencita no aguantó al tránsfugo de su padre y, antes de que se fuera de La Dehesa con el Fidel, lo encaró y lo dejó como bombo en fiesta; y por último, la Tichi lo echó con viento fresco de su palacete por torturador y pérfido con sus niñitas, dando como resultado, que el cabeza de palangana se tuviera que virar solito a un depa mas ordinario que traficante de sapolio. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡NADIE TE QUIERE, TODOS TE ODIAN, MEJOR COMETE UN GUSANITO...!!".





  Llegamos entonces a los capítulos finales, donde ya se emparejaron la Reineta con el Goyo, la Belencita con el Fidel y la vieja Tila con Don Benito. Y consumado ya el divorcio alejandrista correísta de la Tichi con el Pepe Toño, a la flacuchenta se le allanó rapidito el camino para pegarse la escurrida desde Lo Barnechea hasta Maipú, llegar a la casandra pareada donde vivió tras el embargo, se asomó al balcón, miró al Tiburón y hasta le pidió pololeo. Tras ese instante, el Tiburón hizo entrar a la Centollita, la acomodó en la camelia, se acostaron los dos tortolitos y la palitroque con patas se acurrucó durmiendo apretadita. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡TÁPAME..., TÁPAME TÁPAME, TÁPAME TÁPAME QUE TENGO FRÍO. ¡SI TU QUIERES QUE TE TAPE, VEN A MÍ CARIÑO MÍO...!!".







  Consumado el ponceo de estos dos tortolitos, la palitroque con patas de la Tichi fue de regreso a La Dehesa posom a contarle la pulenta a dos de sus hijas y a la vieja Tila que quedó mutis, mientras que el hombre escualo hizo lo propio con el Fidel y el lacho del Salvador. A la mañana siguiente, la tontorrona de la María Jesús andaba de guatusi al care`gallo en Puesto Bajo soñando con que estaba casadita con el Salva y que ya tenía no uno sino cuatro criaturitas (la primera se llamaría Marisol Gallardo Risopatrón); en el mismo sueño, el lacho llegaba de una pichanga con sus yuntas haciendo barra y pidiendo parrilla para hacer un asado, a lo que la rucia se negó gritando como barraco..., hasta que apareció la Belencita para despabilarla al toque, sacarla del Puesto Bajo y mandarla a cambiarse ropa para ir al Terminal Pesquero. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡COMO PICA LA MACHACA, LA MACHACA COMO PICA, COMO PICA LA MACHACA, LA MACHACA COMO PICA. ¡AY QUE CHACA, CHACA, CHACA CHACA, AY QUE CHACA, CHACA, CHACA CHÁ...!!".



  La Belencita se fue con la Jesús en Transantiago desde Padre Arteaga tomando la 426 que la dejaba en Alameda con Cumming y luego en Av. Brasil tomaron la 119 que las dejaba en Américo Vespucio pasado el Cementerio Metropolitano. Ya en el Terminal Pesquero, la ex del Felipito (al que dejó plantado en la iglesia por el lacho del Salvador) llegó alegando por el olor a microlia, pero la Belencita llamó al lacho del Salvador para lo de los pescados por el tema de que la matea sacó puntaje nacional en la PSU; es ahí donde la Belencita hizo subirse a la María Jesús al furgón de Los Tiburones, hacerle la bromita y encerrarla junto a los pescados, con lo que la llorona quedó con ataque zorricuático y absolutamente "patrolada" con el olor a choro zapato (patrolada significa estropeada). Dentro del recinto pesquero de Lo Espejo, la Reineta llamó al Goyo y al maricueca del Enrí, para anunciar a toda la barra que ya estaban a punto de tener la tremenda guagua, hasta que entra el Tiburón que los hace mirar hacia la entrada donde aparece la palitroque con patas de la Tichi, anuncia el pololeo a los cuatro vientos y el regreso de la Centollita al laburo. En el patio, la Jesús se lo lloraba todo hasta que entró el Miguelito para salvarle el pellejo, la Belencita le mandó su tazón de Armonyl para que aterrice y se acomode en un cojín, el Fidel llama a Don Benito y a la vieja Tila, salieron la Margarina Bravo con su mamá, Don Benito y el Matehue con el primero de los carteles, la Reineta con el Goyo mostrando los cartelitos, el maricueca del Enrí les siguió la corriente, la Tichi con el Tiburón entraron con los cucharones inflables, el lacho del Salvador sale con el anillo pidiéndole matricidio a la rucia, el Pepe Toño aparece con la nariz de tony, Don Benito que le aviva la cueca a la cabra y ésta que se quiebra como oblea y le termina dando el sí al cabro. Así con ese acto, todita la parentela saltó como canguro con hipo por todito el Patio de la Vírgen, incluida la Pitita con la vieja Tila, el Fidel y el Che Chico, que llegaron al sitio del suceso cuando la leche ya estaba cocida; y luego siguieron con un brindis y una reunión en la oficina del Tiburón. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡YA TE LLEGÓOOO, LA HORA FATAAAAL. ¡NUNCA TE CASES CON ESTE ANIMAAAAL...!!".



  El tránsfuga del Pepe Toño se llevó a la Pitita, a la Belencita y a la María Jesús a su depa de Vitacura para dejarles varias sorpresas después de la feroz PLR que le aforró la palitroque con patas de la Tichi; mientras tanto, la vieja Tila en la Ciudad Satélite entró a imponer su clasismo trasnochado pasado a facho de mierda, udiento, Penta y Soquimich en la panadería, lo que dejó al Miguelito con ataque de caspa e increíblemente "patrolado" porque le prohibieron los helados. A propósito de esa clasista de mierda, la vieja Tila quiso estropearle el vestido a la Tichi antes de prepararla para el matricidio con el Tiburón, pero la Belencita se aburrió de esa mierda de mujer y le paró los carros de una para dejarla calleuque el loro. ¡Toma!.
  Entonces llegamos por fin al gran momento, donde la palitroque con patas de María Teresa "Tichi" Achondo Amunátegui, sale con sus hijas y con la petulante vieja Tila desde Lo Barnechea por Padre Arteaga, Raúl Labbé, La Dehesa, Costanera Norte, Apóstol Santiago, Walker Martínez, Autopista General Velásquez y Américo Vespucio Sur hasta el Terminal Pesquero, lugar donde también llega Manuel "Tiburón" Gallardo con sus hijos que salieron de la Ciudad Satélite por Jorge Guerra, Parque Central Oriente, Camino a Melipilla y Américo Vespucio para entrar a vivir el momento más importante de sus vidas locas. Ahí el Miguelito entró a cantar el tema central de la telecebolla, la Reineta llamando al Goyo y al Enrí, mientras Don Benito llegó junto con la Gladys (que dejó al Felipito en Haití)..., y la Pitita junto con el Che Chico abren el rito del matricidio para que entre los tortolitos se dieran el sí, luego de que cumplieran con una serie de cláusulas. El Padre Bustos llegó tarde al ritual, bendijo a la parejita, los casó y las demás parejitas se abrazaron para luego besarse en pleno Terminal Pesquero Metropolitano, todo hasta que sorpresivamente llegó la Gladys al Terminal Pesquero y la jarana comenzó. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡YA TE LLEGÓOOO, LA HORA FATAAAAL. ¡NUNCA TE CASES CON ESTE ANIMAAAAL...!!".









  Y por fin la parejita más esperada regresa a la Ciudad Satélite para pasar la noche de bodas, ya con ambas casandras pintadas de rojo caoba y transformadas en una sola. Ya se notó la pieza grande con la tremenda camelia matrimonial, donde luego de unas cuantas risotadas por el baby doll de la Centolla, los novios finalmente dieron rienda suelta a la pasión. Pero cuando la pareja estaba de lo mas cocoroca en su primera noche de casaditos, llegaron los hijos de ambos por ambas puertas a saltar a la cama matrimonial para desordenar el ambiente..., y la vieja Tila tampoco se perdió la cumbiamba. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡Y FIESTA Y FIESTA, QUE SIGA LA FIESTA. ¡VAMO`A DARLE FIESTA A ESTA GENTE HASTA QUE AMANEZCA...!!".







  Así se acaba la telecebolla mas divertida de los últimos siete meses, que no tuvo siquiera rivales de peso a la hora de los balances en materia e rating. "Pituca sin Lucas", ha sido la entretención de los chilenos que estan chatos de tantas malas noticias, de tanto estrés, de tanta corrupción, de tantos atados con sus jefes y hasta del Transantiago. Se demostró fehacientemente que se pueden hacer culebrones sin necesidad de tanta violencia, sexo, libertinaje o garabatos. Marcó un hito muy importante para Mega, pues no solo terminó con la supremacía de TVN, sino que también sirvió para que actores jóvenes como Mariana Di Girolamo, Monserrat Ballarín y otros, destacaran en roles bastante importantes en la historia. Dejó términos muy freaks para lo que es una comedia rápida como "Matao pa` perro", "Clase media", "Y vivieron felices comiendo ceviche", entre otros. Sobresalieronla Tichi, la Lita (que la rebautizamos como la vieja Tila), la Reineta, la María Jesús, el Enrí, Don Benito, el Tiburón, el Goyo y el lacho del Salvador. Los más odiados han sido la vieja Tila, la Reineta, la Margarina Bravo, el Pepe Toño y el Jonás. La mas esforzada fue sin lugar a dudas la Tichi. Las mas ingenuas fueron la Pitita y la Gènesis. Los más pánfilos fueron el Padre Bustos, el Benja y el Esteban Chizarreta. Los mas barracos han sido la María Jesús, la vieja Tila, la Reineta, el Pepe Toño y el Jonás. Los mas mateos fueron la Belencita, el lacho del Salvador, Miguelito y Don Benito. Los mas jotes fueron el Goyo, el Fidel y el Salvador. Los mas gasparines fueron la Mary Rose McGuill, la Sandra, la Cata Tagle, Aurelio Mackenna, Bernardo Córdova (alias el Comisario Bing Bing Bing), el Rafadel, el Felipín, el Benja y el Pato. La pareja más consolidada fue la de la Belencita con el Fidel. Tres matricidios se fueron al agua (Goyo con la Reineta, Felipín con María Jesús y Goyo con Génesis) y uno solo prosperó (Tichi con el Tiburón). La escapada de la temporada, fue la que protagonizó la Reineta después de dejar plantado al Goyo en el altar. El mas depresivo fue el Goyo. El mas chorizo fue el lacho del Salvador, que mandó a la lona al Felipín por fome y al Esteban Chizarreta por sapo. El mas vapuleado fue el Esteban Chizarreta, que recibió dos certeros cornetes del Goyo en Lo Barnechea y del Salvador en Maipú, más la Reineta que lo pilló de mentiroso. En fin, todo lo que muchos vieron, quedará en el recuerdo de la masa que disfrutó muerta de la risa con las aventuras y desventuras de una familia ricachona que por culpa de un estafador, tuvo que caer en desgracia y vivir la peor de sus pesadillas..., y que nos recuerda que la plaplipla nunca hará la felicidad.
  Si pensamos en el futuro de los personajes después del último capítulo, la Tichi con el Tiburón agrandan la familia teniendo una guagua entre ambos (Luis Emilio), la María Jesús se casa con el Salvador y al año siguiente nace la Marisol, la Belencita estudia Pedagogía y se casa con el Fidel para después irse a vivir a La Serena, la Margarina Bravo tiene casa nueva con su mamá cerca de la casandra de la Alejandra Correa en Maipú, Don Benito y la vieja Tila son acusados ante el Sernac y la clasista de mierda muere atropellada por un camión de la basura, la Gladys con el Felipe se casan en Haití y fijan residencia definitiva, el Goyo es elegido presi del Sindicato de Trabajadores del Terminal Pesquero, la Reineta tiene trillizos con el Goyo y es llevada a la Clínica Bicentenario de Estación Central, la Pitita con el Che Chico se gradúan en el Liceo A-14 Teniente Bello (Centro Educacional Altair)..., y cayeron preciosos el Pepe Toño por estafa, el Esteban Chizarreta por giro doloso de cheques y el Pastor Jonás por asesinar a uno de su congregación. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡QUE SE MUERAN LOS FEOS..., QUE SE MUERAN LOS FEOS... ¡QUE SE MUERAN TODITOS, TODITOS, TODITOS, TODITOS LOS FEOS QUE SE MUERAN...!!".





  Y para terminar, el colchón que le puso "Pituca Sin Lucas" a "Papá a la Deriva" le dió excelentes resultados, porque el lunes ambas telecebollas le dieron guaraca a "Matriarcas" en el rating y, ayer la telecebolla ambientada en Valpo sacó 27 puntetes contra 7 del culebrón de TVN y 10 del cocido de la Doctora Polo en Chilevisión. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡KÍMBARA-KIMBARA KIMBA-KIMBAMBÁAA... ¡KÍMBARA-KIMBARA KIMBA-KIMBAMBÁAAAAA...!!".

Publicar un comentario