viernes, 16 de septiembre de 2016

OPERACIÓN SANTA PATRICIA 3.0, NI AHÍ CON EL QUE CAE (480ª PARTE): QUE SE BAJEN TODOS (4).



  Con el glorioso Himno de Iquique, vamos a destrozar a todos los candidatos a alcalde y a concejalitos de la Región de Tarapacá, al estilo de la Operación Santa Patricia.

1.- COMUNA DE ALTO HOSPICIO:

  La comuna de Alto Hospicio, es una comuna con muchísimas necesidades en materia de salud, educación, seguridad y calidad de vida. Así y todo el Moncho Galleguillos es amo y señor de la comarca y va por repetirse el plato y apernarse en el poder.
  Para la elección de Alcalde se postulan el Rubén López por el Poder, el gusanocristiano Pato Ferreira, el facho de mierda del Moncho Galleguillos y, los indepes Germán Quiroz, Daniel Sola y Farid Danilla.
  Para los seis cargos al Concejo, la nómina de angustiados es la siguiente:
  En la Lista Burra corren los gusanocristianos Jessica (se repostula) y Erna Becerra (las Hermanitas Calle) y Raúl "Cochecho" Astorga. Y también van los socios listos Robert Vicencio, Nilda Vidal y el Joaco Bezares.
  En la Lista Cachonda van a la pelea los poderistas Karen Lepe, José Luis Rodríguez (el Puma de Alto Hospicio), Pancho Ponce, Nancy Henríquez y la Linda Vignoli, más la indepe Élida Carrasco.
  En la Lista Guarifaifera, aparecen los rádicos Waldo "Piernas Locas" Klein, Cristofito Altamirano, Jano Millán y Freddy "Poroto" Granado. Y también corre el navarrista Moisés Cossio.
  En la Lista Hedionda, los fachos de mierda de Renovación Nació Mal tiran a la jaula a los angustiados Giovanna "Me Chifla" Trincado, Pepe Lucho Astorga, Elisa Acosta, Luzmira Cortés y Lucho Urra.
  En la Lista Intrusa, los amplitudistas lanzan al Juan Pancho Retamal y al Angelito Araya.
  En la Lista Julera, los fachos pobres del "Pri-Pri" lanzan a la jaula a la Gaby Monsálvez.
  En la Lista Lumpen, los recalcitrantes udiotas lanzan a los mequetrefes René Cáceres (se repostula), Eledier Avendaño (se repostula), Lucho Santander y el Toño Mamani.
  En la Lista Molotov, los troskistas que se van a lanzar con todo, son la Rosa Cejas, la Marina Mondaca y el Wilfredo Ramírez.
  En la Lista Oportunista, el marquismo manda a la pelea al Gerzon Moreno, a la Estefanía Mondaca, al Edson Rodrígues, a la Laurita Tobar, al Iván Marambio y al Marcelino Tejerina.
  En la Lista Provechosa, corre el liberal Roberto Escobar. Y también corren los humanistas Cristián Vargas, Jonathan Cortez y Lucho Marambio.
  Y la Lista Satánica trae en primer término a los pepeditos Chalo Prieto, Checho Reyes (se repostula), Pato Bastidas y Orlando Garay (se repostula). Y para rematarla, los rabanitos mandan al choque a Karl Heinz Harder.

Resultado de imagen para alto hospicio

Resultado de imagen para alto hospicio

2.- COMUNA DE CAMIÑA:

  En la Pampa del Tamarugal gritan "Viva ya", pero como hay tanto pueblucho y unas termas, aquí el que pierda se calienta a baño maría. El Sixto García sigue apernado en el cargo y, ya es hora que lo saquen de ahí.
  Para la alcaldía se postulan la Doris Aguilera en la Nueva Pillería, el Sixto García por los fachos de mierda, la Lucy Uribe por los amplitudistas y, la Evelyn Mamani por allá afuerita.
  Para el cargo de concejal, son seis los cupos a los que hay que llegar. Esta es la información:
  En la Lista Burra corren los gusanocristianos Modesto Flores, Jaime Araníbar (se repostula) y el Pato Chamaca. Y también va el socio listo Freddy Mamani (se repostula).
  En la Lista Cachonda van a la pelea los poderistas Javier Challapa, Leonel Araníbar, Pancho Mamani, Jeannette Carlos, Cristián Cayo y Fernando Colque.
  En la Lista Hedionda, los fachos de mierda de Renovación Nació Mal tiran a la jaula a los angustiados Daniela Bráñez, Claudia Caipa, Emiliano Choque, Manolo Linares e Hipólito Castro.
  En la Lista Intrusa, los amplitudistas lanzan al Danny García, al Koke Mamani, al Danny Aguilar y a la Lucía Montaño.
  En la Lista Lumpen, los recalcitrantes udiotas lanzan a los mequetrefes Alex Carlos (se repostula), Segundo Véliz, Pato Rojas y Seba Gutiérrez.
  En la Lista Provechosa, corre el independiente Juan David Supanta.
  Y la Lista Satánica trae en primer término al pepedito Nelson León. Y para rematarla, los rabanitos mandan al choque a Enzo Morales.

Resultado de imagen para camiña

Resultado de imagen para camiña

3.- COMUNA DE COLCHANE:

  En pleno altiplano chileno, el que gana celebra y el que pierde se apuna. Y al que hay que intentar apunar, es al Teófilo Mamani.
  Para la elección de alcalde corren el Honorio Mamani que va como independiente, más la Sonia García por la Nueva Pillería, el Rosauro García por los fachos de mierda y, el Javier García por los amplitudistas.
  Para los seis cupos a concejalitos, vamos a pasar lista desde ya:
  En la Lista Burra corren los gusanocristiano Edgar Mamani y Mariela Calle. Y también van los socios listos Sussana García, Moisés Gómez y el Mauri González.
  En la Lista Cachonda van a la pelea los poderistas Wilfred García, Isidoro Challapa, Guillermo Moscoso y Benjamín García (se salió de la corruptela y se repostula como poderista).
  En la Lista Guarifaifera, aparece el rádico Selvidonio Choque.
  En la Lista Hedionda, los fachos de mierda de Renovación Nació Mal tiran a la jaula a los angustiados Luzmira Challapa (se repostula), Cristóbal Flores, Lino Israel Vilches y el Chumingo Mamani.
  En la Lista Intrusa, los amplitudistas lanzan al Jaime Pato Castro, al Manolo Challapa (se repostula), al Arturo Mamani, a la Eva Mamani, al Richard Mamani y a la Iris Ramos.
  En la Lista Lumpen, los recalcitrantes udiotas lanzan a los mequetrefes Lorenzo Mamani, Eliseo García, Valentín Challapa, Wilfor Moscoso y el Seba Vega.
  Y la Lista Satánica trae en primer término a los pepeditos Juan Choque, Gloria García, Óscar Vílches e Iván Herrera. Y para rematarla, los rabanitos mandan al choque a Augusto Pérez.

Resultado de imagen para colchane

Resultado de imagen para colchane

4.- COMUNA DE HUARA:

  Hemos regresado a la Pampa del Tamarugal, donde aquí el que pestañea, se va a balazos a Pisagua. El rádico Carloncho Silva, está esperando la oportunidad para seguir apernado o para que lo toreen y lo saquen del cargo.
  Entonces, para la alcaldía se repostula el Carloncho Silva, mientras quieren hacerle sombra el facho de mierda del José Bartolo y, el amplitudista Alejandro Capetillo.
  Para los seis cargos a concejalitos, aquí están las opciones para votar:
  En la Lista Burra corren los gusanocristianos Mildred Garrido (se repostula), Esteban Araya y María Fernanda Gómez. Y también van los socios listos Óscar Pantoja (se repostula), Mario Llanes y Feliciano Riquelme.
  En la Lista Guarifaifera, aparecen los rádicos Mauricio Salazar (se repostula), Álvaro Rojas (se repostula), Alexis Abd-El Kader Assmussen, Olimpia Salazar, Grover Mollo y el Ismadel Soto.
  En la Lista Hedionda, los fachos de mierda de Renovación Nació Mal tiran a la jaula a los angustiados Rosario Ilaja (se repostula), Fernando Baltazar y Reinaldo Lafuente.
  En la Lista Intrusa, los amplitudistas lanzan al Rigoberto Barreda, a la Teodolinda Baltazar, al Zenón Pérez, al Elías Mamani y al Checho Platero.
  En la Lista Lumpen, los recalcitrantes udiotas lanzan a los mequetrefes Milko Manzoni (se repostula), Roberto Masoliver, Sagrario Alejandra Oviedo, Renato Cayo, Angélica Tito y Guillermo Montes.
  En la Lista Oportunista, el marquismo manda a la pelea al Yesse Correa y al Miguel Astorga.
  Y la Lista Satánica trae en primer término a los pepeditos Carlos Bartolo, Carla Espinoza, Iván Mollo, Marcos González y Merxes San Martín. Y para rematarla, los rabanitos mandan al choque a Wilfredes Chacama.

Resultado de imagen para huara

Resultado de imagen para huara

5.- COMUNA DE IQUIQUE:

  Iquique ya sobrepasó la barrera de los 150mil electores, ya que este año elegirán 10 concejales. En Iquique se forjó una página grande de nuestra historia, se revive la época del salitre, se quiere y se ama toda la vida, es Tierra de Campeones y, es la tierra natal de quien les escribe. En Iquique, hay un caudillo que jamás baja los brazos y, ese caudillo se llama Jorge "Choro" Soria, que lleva mucho tiempo al frente del municipio y, ahora tendrá que tomarse un descanso, luego de tanto trabajo por la gente de la histórica ciudad-puerto.
  Entonces, para la alcaldía se van a tirar el poderista Miguel Rocha, el concerta Mauro Soria, la udienta de mierda de la Luz Ebensperger, el amplitudista Caco Liendo, la troskista Myla Chávez y el humanista Miguel Díaz.
  Para elegir este año a los diez concejalitos, les tenemos una amplia gama de candidatos.
  En la Lista Burra corren los gusanocristianos Camila Castillo, Hugo Marín, Tito Rodríguez, Jorge Pellegrini y Jorge Gárate. Y también van los socios listos Mitchel Cartes, Néstor Jorquera, Ernesto "Chueco" Pérez, Darío Vidal y Sammy Murillo.
  En la Lista Cachonda van a la pelea los poderistas David Contreras, Alejandra Saravia, Minoska Peñaranda, Adolfo Sáez, Erick Grondona y José Miguel Vargas. También corre la ecologista Gaby Rojas y los independientes Nico Lang, Betty Terrazas y Jimmy Espinoza.
  En la Lista Guarifaifera, aparecen los rádicos Arsenio Lozano (se repostula) y Reinaldo León. Y también van los independientes Marco Calcagno, Erickson Ramírez, Gloria Menche Molina, Hernán Saavedra y Washington Maldonado. Ah, y también van los navarristas Ruth Huerta y Nico Saavedra.
  En la Lista Hedionda, los fachos de mierda de Renovación Nació Mal tiran a la jaula a los angustiados Dominguito Campodónico, Vittorio Canessa, Jamal El Alam Qisieh, Enzo Pérez, Jacqueline Spencer, Cristiancito Tapia, Andrés Vidal, Gabriel Campos y Daniela Solari.
  En la Lista Julera, los levantados de raja de Evópoli mandan a la guerra al Mauro Zurita, al Vladi Ramos, a la Naty Codoceo y al Pancho Díaz. Y los fachos pobres del "Pri-Pri" lanzan a la jaula al Reinaldo Pérez, al Carlos Aburto y al Heriberto Guerrero.
  En la Lista Lumpen, los recalcitrantes udiotas lanzan a los mequetrefes Juan Lima (se repostula), Mauro Prieto, Lucho Busca Amante, Claudia Yáñez, Carlos Marcoleta, Mónica Vidal, Felipe Arenas (se repostula), Solange Sánchez, María Angélica Coronil y Laura Díaz.
  En la Lista Oportunista, el marquismo manda a la pelea a la Carla Bruna, al Cristián Palma, a la Susana Valdés, al Ángel Crispín y al Pedro Varas.
  En la Lista Provechosa, corre el liberal Santiago Villafaña. Y también corren los humanistas Moncho Silva, Pablo Zambra, Lilian Figueroa y Pepe Zambra.
  Y la Lista Satánica trae en primer término a los pepeditos Alfredo Protz, Pablo Imaña, Guillermo Cejas (se repostula), Miguel Ortuño, María Espejo y Octavio López. Y para rematarla, los rabanitos mandan al choque a Bernardo Petersen, Susana Berríos, Matías Ramírez y Pedro Cisternas (se repostula).

Resultado de imagen para alto hospicio

Resultado de imagen para iquique

6.- COMUNA DE PICA:

  Si de Pica te mandan limones, aprende a hacer limonadas o pisco sour. Claro, porque en Pica las municipales saldrán dulces para los ganadores y, amargas para los perdedores. El gusanocristiano Miguel Ángel Núñez es el sheriff de esta comuna.
  Para elegir alcalde, se repostula el gusanocristiano Miguel Ángel Nóñez, mientras también quieren su oportunidad el facho de mierda del Iván Infante, más los independientes Clider Galeas, Miguel Castro, Pancho Cabezas (que se viró de los rabanitos) y Daniel Godoy.
  Para elegir a los seis concejales, tenemos una lista de candidatos.
  En la Lista Burra corren los gusanocristianos Rodolfofofolfo González, Jorge Aguirre, José Abel Madariaga y Catalina Cortés.
  En la Lista Guarifaifera, aparecen los rádicos Rorro Vargas y Feña Meneses. Y también corren los izquierdosos Christopher Álvarez y Alex Lizama.
  En la Lista Hedionda, los fachos de mierda de Renovación Nació Mal tiran a la jaula a los angustiados Carlos González (se repostula), Caco Godoy, Remberto Guajardo, Mónica Medina, Ángel Olivares y Lucho Sanhueza.
  En la Lista Intrusa, los amplitudistas lanzan a Ana González, Claudio Campos y Osvaldo Estica.
  En la Lista Lumpen, los recalcitrantes udiotas lanzan a los mequetrefes Julia Cervellino (se repostula), Fernando Chacón, Rómulo Contreras, Pato Vargas y Héctor Campuzano.
  En la Lista Oportunista, el marquismo manda a la pelea al Carlos Paillalef, al Juan Miguel Amas y a la Olivia Valenzuela.
  En la Lista Provechosa, corren los humanistas Lucho Corrales, Lourdes Zúñiga y Raquel Ojane.
  Y la Lista Satánica trae en primer término a los pepeditos Ruth Ledezma, Eduardito Contreras y Geraldine Espinoza. Y para rematarla, los rabanitos mandan al choque al Joaco Ramírez (se repostula), Carla Loyola y Matías Elizalde.

Resultado de imagen para pica

Resultado de imagen para pica

7.- COMUNA DE POZO ALMONTE:

  La comuna de Pozo Almonte se ubica al centro de la Pampa del Tamarugal y posee siete distritos con varias aldeas. En esta comuna se hacen presentes las ex Oficinas salitreras de Humberstone y Santa Laura, mas otras de poco renombre. Al que tienen que hacerlo caminar por el desierto, es a su actual guaripola José Fernando Muñoz que va a la reelección.
  Para elegir alcalde, se repostula Muñoz de los marquistas, el Richard Godoy por los concertas, el Héctor Castañeda por los fachos de mierda, el Óscar Vásquez por los amplitudistas y, el Lalo Mamani por afuerita.
  Para los seis puestos a concejalito, aquí les tenemos a los siguientes angustiados:
  En la Lista Burra corren los gusanocristianos Isaías Calle, Lucho Martínez y Nelly Vargas. Y también van los socios listos Mario Callasaya (se repostula), Alejandrina González y Emanuel Tebes.
  En la Lista Guarifaifera, aparecen los rádicos Fernando Clavijo y Cristóbal Cabaña (se repostula y es tránsfuga). Y también corren los izquierdosos ciudadanos Germán Manso, Giovanna Poveda, Irene Zenteno y Benigna Cautín.
  En la Lista Hedionda, los fachos de mierda de Renovación Nació Mal tiran a la jaula a los angustiados Augusto Smith, Germán Choque (se repostula), María Isabel Palma (se repostula), Sexilia Ñúñez y Teófilo Ticuna.
  En la Lista Intrusa, los amplitudistas lanzan a la Karen Paola Araneda, al Pepe Aravire, al Davicho Tillar, al Osvaldo Chandía, a la Cruz Medina y al Martino Ramos.
  En la Lista Julera, los fachos pobres del "Pri-Pri" lanzan a la jaula a la Miriam Ramos, al Rolo Barreda, a la Carola Vásquez y a la Rosa Lagos.
  En la Lista Lumpen, los recalcitrantes udiotas lanzan a los mequetrefes Elsa Mamani, Andrés Cappona, Cristiancito Marabolí, Patty Ortíz, Mario Mamani y Juana La Loca San Martín.
  En la Lista Oportunista, el marquismo manda a la pelea a la Cynthia Valdivia (se repostula) y al René Salinas.
  Y la Lista Satánica trae en primer término a los pepeditos Mario García y Jaime Se Agarra. Y para rematarla, los rabanitos mandan al choque a Marcelina Gaete, Miguel Gómez y Marlencita Carrasco.

Resultado de imagen para pozo almonte

Resultado de imagen para pozo almonte

LOS REFUERZOS MAS CHANTAS DEL FÚTBOL CHILENO.


  Con "Chamuyero" de Organización X, vamos a columpiar a los más chantillys del balompié jaguar, no solo los jugadores, sino que también les cae la teja a los entrenadores que tampoco se salvan del Monstruo del Tablón.
  A continuación, vamos a pasar lista a todos los chanteturris que han dejado la mansa cagadita en los diferentes equipos del fútbol criollo, los cuales se están candidateando al Bidón de Oro.

  1. Abdalá Bucaram Jr: La historia del hijo del locuaz ex presidente ecuatoriano, llegó a Chile el año 2004, cuando vino a probar suerte a Santiago Morning, lo que dejó atónitos a todos. El problema es que "Dalo" fue un tremendo paquete, ya que jugó como siete partidos y jamás anotó un gol. Al año siguiente regresó a Ecuador para jugar por un equipo de la cuarta división de ese país, se retiró y ahora es abogado.
  2. Adán "Yamno" Vergara: Lo llevaron desde Universidad Católica al Puerto para comandar la joven defensa caturra en la temporada 2011. Sin embargo las lesiones le volvieron a pasar la cuenta y ya fue desvinculado de Wanderers. ¿Y la Yamna Lobos?. Bien gracias.
  3. Adrián Berbia: Jugó por O'Higgins de Rancagua que venía recién ascendido y, no fue la prenda de garantía que muchos se esperaban, si hasta le hacían goles estúpidos. Actualmente juega en un equipo amateur de Uruguay.
  4. Adrián Bullentini: Un paquete que venía de Argentina a fines de los noventa para reforzar a Provincial Osorno con miras al Campeonato de 1998. El aporte del larguirucho fue horrible, tanto así que jugó como siete partidos y apenas marcó un miserable gol. Y lo peor de todo, es que descendieron tras una Liguilla de Promoción con Santiago Morning.
  5. Adrián "Carucha" Fernández: Considerado el peor refuerzo en la historia del fútbol chileno, "Carucha" llego a Colo Colo en el año 2004, es recordado por dos cosas en su paso por Colo Colo, por un verdadero golazo ante Audax Italiano y por perderse DOS GOLES EN EL AREA CHICA en un clásico ante U de Chile, tras seis meses para olvido para el jugador, "Carucha" partió a jugar a Bolivia, actualmente juega en el fútbol búlgaro.
  6. Adrián Giampetri: Fue apenas un turista que estaba casi listo en Everton de Viña del Mar. Nunca pudo jugar y, pa' más recacha siguió jugando en equipos amateur del vecino país. La peor plancha.
  7. Adrián Scifo: Uno de los grandes desaciertos en los últimos años de los equipos chilenos. Los rojos ocuparon un cupo de extranjero en un jugador que aportó muy poco como lateral y que demostró no ser mejor que Dagoberto Currimilla en ese puesto. 
  8. Adrián Rojas: El compadre se fue a la baja y el 2012 dio bote en Rangers de Talca. Pa' la casa y más encima, en el Sifup.
  9. Agustín Alayes: Llegó el año 2011 como la gran obsesión de Diego Cagna para la defensa de Colo Colo, después de presentar todo un currículum en el fútbol trasandino. En la tienda alba símplemente guateó, porque se la pasaba entre algodones y con muletas y, cuando le tocaba jugar, siempre perdía en los mano a mano. Un desastre.
  10. Aílton Da Silva: Llegó el 2008 a integrar las filas de Universidad Católica y jamás pudo rendir, teniendo a compañeros de la talla de Darío Bottinelli, que ya la rompían hasta cansarse. Fue tanto el lastre, que se cansaron de tenerlo y le rescindieron el contrato por bosta. Lo mandaron a O'Higgins de Rancagua y la historia fue la misma. 
  11. Alejandro Kenig: En 1992, Universidad Católica quería sacarse el estigma de perder todos los tramos finales con Colo Colo y, para eso trajeron a este metepepas que jugó como 19 partidos y apenas marcó tres miserables goles. Una bosta.
  12. Alejandro Márquez: Fue uno de los más destacados en el Sudamericano Sub 20 en Perú y llegó a la “U” desde Unión Temuco tras la partida de Seymour. Finalmente Sampaoli no confió en él y le dio más minutos a Sebastián Martínez, Albert Acevedo y Sebastián Leyton para reemplazar a Marcelo Díaz y Charles Aránguiz. Luego se fue a Palestino y, actualmente juega en O'Higgins de Rancagua.
  13. Alejandro Simionato: En la temporada de 1999, la Católica quería cambiar la mala cueva que tuvo en la pasada temporada y se trajo a este defensor central, que se terminó comiendo uno que otro amague y centro a la olla. Se tuvo que virar de regreso a Cachetonlandia para terminar allá mismo su carrera.
  14. Alejandro Schiapparelli: Este cordobés que jugaba en equipos argentinos y bolivianos, pasó por Deportes La Serena y lamentablemente se atragantó con papaya, ya que pasó a ser un simple paquete. Ahora dirige un club de menor jerarquía en Argentina y se naturalizó boliviano, ya que lo agitaron y lo incitaron a gritar igual que al cocainómano de Evo Morales.
  15. Alejandro "Loco" Vásquez: Llegó para ser el lateral o volante izquiero titular en Audax Italiano durante la temporada 2013, pero terminó sumido en lo más profundo de la banca. La irregularidad que lo ha acompañado en su carrera volvió a aparecer y Jaime Rubilar prefirió en su puesto a Juan Cornejo o incluso a Boris Rieloff, a quien cambió de banda en algunos partidos. Sólo fue titular tres veces.
  16. Alex Von Schwedler: De reconocido pasado azul, este defensor llega el 2009 a Colo Colo y jugó poco y nada. Disputó apenas dos partidos y después se fue a Everton de Viña del Mar, luego de un desastroso paso por el Monumental.
  17. Alfredo Grelak: Un ex jugador argentino que pasó por la Unión Española por el año 1997, mandándose pastelazo tras pastelazo, tanto así que jugó 15 partidos y no anotó ni un miserable gol, además de irse al descenso con los rojos de Santa Laura y jugar en la Primera B. Posterior a eso, su carrera de entrenador fue tan pobre en Argentina, que en 19 partidos ha obtenido un horrible 29,82% de rendimiento. Esto lo llevó a que lo trajeran a dirigir las selecciones menores de Chile y destacar por sus horribles campañas. Símplemente, un sinvergüenza total.
  18. Alfredo Uicich: Según contó Juan Cristóbal Guarello, por el año 1988 un simple vendedor de chaquetas se vino de Argentina y probó suerte en Palestino como arquero. Ese era Uicich, que tras la inauguración del Imperial de La Cisterna, jugó dos partidos oficiales y en esos dos recibió cinco pepas por mocha. Tras esto no aguantó más, Palestino descendió junto con Universidad de Chile y en 2004 murió tras un accidente automovilistico en suelo argentino. Este fue el primer caso más bizarro del balompié jaguar.
  19. Alonso Solís: En la primera parte del Torneo de 1999, esperaron al tico en San Carlos de Apoquindo y con la Católica nunca tuvo la capacidad de mostrar sus condiciones que años más tarde las tendría en otros clubes y en su selección. En sus 48 partidos oficiales ha marcado apenas 9 miserables goles..., y en Universidad Católica ninguno. ¡Que espanto!.
  20. Álvaro Pintos: Llega el Bicentenario y en Cobresal se traen al uruguayo que venía precedido de un gran palmarés. Se apunó en el campamento minero de El Salvador, ya que se desconoce sobre cuántos partidos ha jugado y cuantos goles ha embocado.
  21. Américo Rubén Gallego: Uno de los mas reconocidos entrenadores argentinos que ha llegado a dirigir incluso en México, es contratado en Colo Colo para enderezar el rumbo que extravió su compatriota Diego Cagna. Sin embargo, el verso y la eliminación temprana de la Copa Libertadores al perder de manera increíble en casa, colmaron la paciencia de himchas y dirigentes, los cuales detonaron finalmente en su salida definitiva.
  22. Ángel Fernández: Otro que en la Universidad de Chile llegaba como "apuesta" y terminó dando el manso jugo en las pastosas. Después que lo echaron por malo, de él nunca más se supo.
  23. Ángel Martínez: Este central paraguayo es recordado por su robusta figura, pero guateó en la "franja" como tantos otros que pasaron por la precordillera durante el año 2009. Actualmente juega en el Libertad paraguayo y ya lo vimos mandándose un autogolazo de pechito ante Palestino por la Sudamericana.
  24. Ariel "La Chancha Piggy" Cozzoni: En O'Higgins de Rancagua lo recuerdan con pavor, porque para la "Noche Celeste" de 1996 lo trajeron cojo. Anduvo dando pena en ese campeonato y por culpa de ese paquete se fueron a Segunda.
  25. Arilson Da Costa: Este brasileño llegaba a Universidad de Chile el año 2001 para mostrar el "jogo bonito" que tanto pregonaba. Pero resulta que fue un paquete más entre tantos que han pasado. Lo único que se le puede destacar, es que le anotó un gol a Colo Colo en el mismísimo Estadio Monumental, en lo que fue el último triunfo de los azules en dicho recinto.
  26. Arnaldo Espínola: Después de celebrar el título del Apertura 2004 con la U. de Chile, al paraguayo le sobrevenía la chiripiorca, ya que perdieron en cuartos de final con la Unión Española, los barristas le enrostraron el condoro, le pincharon uno de los neumáticos y la historia del hachero paragua terminó en el Aeropuerto con rumbo a su país.
  27. Arturo Villasanti: Recién ascendidos a la Primera División, en Deportes Iquique la consigna era salvar la categoría, trayendo a un central paraguayo de buen cabezazo y excelente anticipo. Sin embargo, el hachero jamás fue aporte, porque competirle a Mauricio Zenteno fue un suplicio chino y nunca pudo adaptarse al ritmo de competencia. Después se fue a la segunda categoría en Argentina
  28. Boris Rieloff: Pese a su mala campaña en Gimnasia de la Plata volvió a Chile gracias a su gran 2010 en Audax cuando incluso fue comparado con Maicón. En Colo Colo no fue ni la mitad de lo que se esperaba y fue relegado por José Pedro Fuenzalida y Álvaro Ormeño. Siguió el 2012 porque aún confiaban en él, hasta que recaló en Deportes Iquique.
  29. Bryan Cortés: Después que la rompía en Cobreloa, lo traen a Universidad de Chile y sus expectativas no fueron del gusto ni de hinchas ni de dirigentes. Lo más pencahue de todo, es que en el clásico que perdieron con Colo Colo para el Clausura 2013-14 (el del autogolazo de Cereceda), lo pusieron de lateral por la banda momia y se perdió feo. Ahora juega en Santiago Wanderers.
  30. Byron Tenorio: Este defensor ecuatoriano tenía flor de palmarés, si hasta jugó nueve años seguidos por su selección. Llegó a la Unión Española el año 2000 para afirmar la defensa tras su ascenso desde la Primera B, pero el ecuatoriano jugó poco y nada y fue un verdadero paquete. Lo echaron por bosta.
  31. Carioca: Durante la temporada 2003, el brasileño intentó mostrar toda la gala en la cancha. Pero jamás logró convencer a la parcialidad pirata.
  32. Carlos Asprilla: Este colombiano era el mayor del clan Asprilla y era el primo de Faustino. Tenía un tremendo palmarés en su país, hasta que en la temporada 2005 recaló en Deportes La Serena, no siendo figura fundamental y dando pena al año siguiente. Se retiró justo en el equipo papayero y se radicó para empezar a tomar el curso de entrenador.
  33. Carlos Bueno: Llego a U de Chile en el segundo semestre de 2010, hizo 6 goles pero tuvo magras actuaciones, tanto asi que le apodaron "Carlos Malo", a fines de 2010 se fue del Romántico Viajero para ir a jugar al Quretéretaro del fútbol mexicano.
  34. Carlos Morales Santos: En Universidad de Chile lo tuvieron como un lastre entre 1991 y 1992..., y muy bien lo sabe este delantero paraguayo que tuvo dos temporadas para el olvido, marcando poquísimos goles con los universitarios. Después se tuvo que ir a jugar a Argentina y ahora dirige a Gimnasia y Tiro de Salta, sin haber saltado al estrellato.
  35. Carlos Muñoz: Regresó a Santiago Wanderers el 2015 como carta goleadora desde los Emiratos Árabes Unidos, pero nunca tuvo la contundencia goleadora que esperaban en el Puerto. La crisis financiera que tenía a los caturros con el alma en un hilo, lo hizo virarse de nuevo al Medio Oriente.
  36. Carlos Rojas: Fue un paquete en Santiago Wanderers durante su estadía, ya que no vió una en la pastosa. Lo echaron por borracho y por jalero, junto con otros paquetones como Pancho Hörmann, Jaime Bahamondes y Mario Lobo.
  37. Carlos "Caliche" Salazar: Fue un volante colombiano que llegó a los albos como “galleta” por la compra de Macnelly Torres (que llegaría 6 meses después). “Caliche” es uno de los volantes con menos personalidad que ha pasado por Colo Colo, manteniendo un rendimiento bajísimo durante todo el tiempo en que estuvo con los albos. Su logro más destacado es hacer un gol que significó el triunfo de Colo Colo sobre la Universidad de Concepción, aunque por el esfuerzo, el colombiano terminaría lesionado. Al final, le pusieron como sobrenombre "Cafiche" Salazar.
  38. Carlos Tordoya: Era un defensa tan malo, que cuando se lo trajeron a Cobreloa para la temporada 2009, se la pasaba de jarana en jarana. Su registro es pobrísimo, ya que en el cuadro loíno jugó 7 partidos, no marcó ni siquiera un gol, pero lo peor fue cuando su equipo se enfrentó con Colo Colo y perdió por 2-1, gracias a un ridículo autogol suyo. Un fiasco.
  39. Celio Silva: Llegó con todo el cartel que traía desde Brasil, pasó por el Caen franchute y en el 2001 llegó a Universidad Católica, donde símplemente las vio negras, ya que perdió el título ante Santiago Wanderers, luego de que cayeran goleados ante Colo Colo por 4-0 en la última fecha.
  40. Celso Ayala: Llego a Colo Colo el 2006, en su cuerpo tenía 7 torneos locales y 2 títulos internacionales entre River, Atl.Madrid y Sao Paulo, pero llego lesionado y casi nunca jugó, al final le pidieron que abandonara el club por los cupos de extranjeros.
  41. César Díaz: Siempre fue figura donde jugaba..., hasta que en Santiago Wanderers fue una verdadera bosta, ya que en el Apertura 2005 dio puro jugo y jamás pudo sobresalir. Se retiró en Antofagasta cuando terminaba la temporada 2011.
  42. Christofer González: Este volante peruano fue uno de los refuerzos extranjeros que sumó Colo Colo el 2015, pero nunca pudo ganarse la titularidad en el mediocampo, donde tenía mucha competencia. Algunos partidos de Copa Chile y unos pocos minutos en el torneo Nacional fue todo lo que tuvo el peruano para mostrarse. 
  43. Claudio Bieler: Llegó a Colo Colo en 2007 tras ser goleador de la "B" nacional de Argentina en Atlético Rafaela, pero en 6 meses apenas hizo 6 goles, el último de ellos, el que coronó el tetracampeonato albo ante la U. de Concepción. Ya el 2008 partiría a Liga de Quito, donde se convertiría es uno de los máximos idolos del equipo ecuatoriano donde ganó una Copa Libertadores, una Sudamericana y una Recopa. Ah, y en una Copa Libertadores convirtió un autogol..., a favor de Colo Colo en el último minuto.
  44. Claudio Graf: Llega a Colo Colo el año 2010, recomendado por Diego Cagna..., y la verdad es que nunca fue un aporte, nunca fue goleador y jamás convenció a la hinchada alba.
  45. Claudio Latorre: Dio bote en Palestino entrando a la temporada 2014 y jamás despegó. Terminó jugando en equipos de la Primera B.
  46. Claudio Meneses: Fue desechado por Eduardo Berizzo en O’Higgins tras lograr el título del año 2013 y recaló en Audax Italiano, club donde sólo alternó en la titularidad. Con el gran Pupi Vásquez (?) como líder del mediocampo, era poco lo que podía hacer para ganarse un espacio.
  47. Claudio Nigretti: Este entrenador argentino tuvo su momento de gloria cuando dirigió a Provincial Osorno en el 2003 y perdieron en la Sudamericana a manos de Universidad Católica con polémica y todo. Sin embargo, guateó muy feo en Deportes Temuco el 2005, sacó horrible puntaje en el Apertura de ese año y descendieron por el tema del descenso programado, donde alcanzaron horribles 34,1 puntos.
  48. Claudio Rivadero: En la temporada 2000 de la Primera B, Rangers de Talca contrató al volante argentino, pero éste no dio pie con bola, como sí pudieron hacerlo sus compañeros. De lo único que pudo celebrar, es que regresaron a Primera División.
  49. Claudio Spontón: Llegó con un currículum de aquellos desde Argentina a Chile y, en las temporadas de 1993 y 1994 jugó en la Unión Española, sin verle siquiera el ojo a la papa. Casi nunca fue titular, porque el uruguayo Carlos María Morales fue el que se robó la película tanto en campeonatos nacionales como en Copa Libertadores, donde los rojos de Santa Laura llegaron a semifinales y perdieron en guerra de goles con el Sao Paulo..            
  50. Claudio Vivas: Otro chamullento de mierda que llega desde Argentina. El 2014 tomó la Selección Sub 20 de Chile y le fue tan como la callampa, que tras ser goleados por 6-1 ante Uruguay, hizo que Fernando Solabarrieta con Luis Bonini se agarraran a palabrotas en TVN. Al final se tuvo que ir cascando de regreso a su país.
  51. Claus Gold Betig: El nombre de este angustiado suena a europeo, pero es argentino. Resulta que este pendejo llegó muy lolito a Chile, jugó en Everton de Viña del Mar por dos campeonatos y nunca tuvo continuidad. Regresó en la segunda parte del 2009 a su país y hasta fue seleccionado Sub-20.
  52. Cristián Alessandrini: Fue un futbolista argentino de la cuarta categoría de su país, que llega a Unión San Felipe cedido a préstamo. Su registro es horrible, ya que jugó en 9 oportunidades y no marcó ni un solo gol durante la temporada 2008. Tres años después llega a Cobreloa, donde la cosa fue peor, con solo dos partidos disputados y cero gol. Por malo está jugando en Bolivia.
  53. Cristián Bravo: Lo traen desde España y en la Universidad Católica ni siquiera rinde como se pretendía. Aparte de flaitongo, es malo no solo con la pelota, sino que también lo es en la cama.
  54. Cristián Cellay: Una Sudamericana y una Libertadores con Estudiantes, más un paso por Boca lo transformaron en un fichaje bombástico. Llegó con el torneo del 2013 iniciado producto de la lesión de su compatriota Ferrero, pero ni fue capaz de traspasar su experiencia ni de brillar en un equipo como Rangers de Talca que terminó descendiendo. Jugó siete partidos.
  55. Cristián "Cimbi" Cuevas: El mundialista Sub-20 de Turquía, fue comprado por los toffees del Chelsea, que lo prestaron a Universidad de Chile en el segundo semestre de 2014. Jugó poco y como la callampa.
  56. Cristián Jeandet: Llega a Palestino el año 2000 y, jamás pudo hacerle sombra al "Pajarito" Valdés que luego se iría a Italia. Tiene un pobre registro, con 12 partidos disputados y ningún gol. Horrible.
  57. Cristián "Titi" Milla: En Cobreloa jamás pudo hacer lo que sí hizo en Universidad de Chile años atrás, porque durante 2012 vino el declive naranja y el argentino no fue capaz de romper las redes. Por intrascendente en el área se tuvo que virar.           
  58. Cristián "La Nona" Muñoz: Después de salir campeón con Universidad de Chile en el Apertura del 2004, empezó a deambular por varios equipos. Y en Santiago Wanderers nunca mostró el talento que tenía, lo que le valió emigrar a otros equipos por "bosta".
  59. Damián Luna: Trajeron a este delantero argentino que jugó en Universidad Católica durante el 2009 y, se peleó hasta con el Fantasma Figueroa. Un paquete, no demostró lo goleador que era y, le hizo honor al apellido, porque pasaba en la Luna.
  60. Daniel Ferreyra: En Coquimbo lo pusieron de héroe, pero el arquero fue un fiasco. ¿Por qué?. Porque durante la temporada 2007 su equipo jugó como el copi y a tres fechas del final, descendieron a la Primera B. Un mamarracho de arquero.
  61. Daniel Garnero: Uno de los máximos idolos de Independiente llego a U Católica, su misión era remplazar a Nestor Gorosito, pero apenas hizo 4 goles y paso sin pena ni gloria por el equipo de la franja.            
  62. Daniel Sanabria: En el Apertura 2005, llega este defensa paraguayo a Colo Colo, que a fin de cuentas no fue sino un paquete de aquellos. Se fue con el "Cabezón" Espina porque llamaron de nuevo a Dabrowski.
  63. Danilo Baltierra: Durante la temporada 2000, jugó por O'Higgins de Rancagua y, todo su palmarés se fue a las pailas porque, como tuvo un descenso en España, salió como un vil paquete. Tres años más tarde, cuelga los chuteadores en su país.
  64. Darío Cabrol: Este argentino tenía un palmarés de 366 partidos jugados en 10 años, con 73 goles convertidos y un paso por el fútbol franchute, suficientes para que "Victortugo" Castañeda lo trajera a la Universidad de Chile para la temporada 2002. ¿Y qué pasó?. Jugó 34 partidos y apenas marcó 6 miserables goles, teniendo incluso partidos horribles, como el baile que le hizo Colo Colo en el Estadio Nacional.
  65. Darío Cajaravilla: Era un defensa central traído desde el Aldosivi argentino el año 2004, cuando Colo Colo todavía estaba en la quiebra. Fue tan malo, que en siete partidos le ganaban siempre la espalda. Al final se tuvo que devolver a su país.
  66. Darío Franco: Después de la época de gloria que tuvo Universidad de Chile con Jorge Sampaoli, otro argentino llega, pero con cartel. Sin embargo, éste nunca satisfizo el paladar de los forofos azules y duró solo un semestre por malo.
  67. Darío Gigena: Fue un verdadero paquete que llegó el 2008 a Everton de Viña del Mar, porque jugó mas de la mitad de los partidos, marcó pocos goles y siempre fue opacado por su compatriota Ezequiel Miralles. Lo que sí puede ponerse contento, es porque fue Campeón con el Pelao Acosta en la banca.
  68. Darío Husaín: Llego al equipo cruzado en 2004, tras destacadas actuaciones en Vélez y River, pero su paso por la UC fue un fracaso, en 11 partidos marco 3 goles y fue suspendido por 7 fechas por escupir a un jugador de Deportes Puerto Montt, paso sin pena ni gloria.            
  69. Daúd Gazale: Llegó para el Clausura 2011 a Universidad Católica desde Colo Colo sin escalas. Le costó afirmarse y cuando lo hizo anotándole un gol a Magallanes en la final de la Copa Chile, se lesionó. Hoy juega en Audax Italiano.
  70. David Pizarro: En la temporada 2015, Santiago Wanderers lo esperaba con bombos y platillos para mostrar el tremendo pergamino y la magia que tiene en las pastosas. Pasó mas en el quirófano que en la cancha y al final se retiró.
  71. Denis Caputo: Cobresal necesitaba celebrar el Bicentenario trayendo refuerzos argentinos como éste..., y tras el terremoto del 27-F, este paquete no apareció más, porque ni siquiera lo pusieron de titular..., y menos haber hecho goles. Un desastre.
  72. Diego Cagna: Tras la salida de Hugo Tocalli de la banca de Colo Colo, la misión del "puñeñau" era mantener al equipo en racha positiva y conseguir el bicampeonato. Sin embargo, y luego de estar siete puntos por sobre la Universidad Católica, el equipo empata con la Universidad de Chile bajo la lluvia, pierde con Santiago Morning como local, pierde el título en Rancagua y se va de PLR a principios de 2011 tras ser vapuleado por 5-1 ante la U de Concepción como local.
  73. Diego Olate: El rey de los condoros, ya que el 2010 jugaba en Ñublense y nunca se afirmó, por lo que su equipo se fue al descenso por obra y gracia suya. Dos años después, en Antofagasta se iba de condoro en condoro y se compraba todos los amagues que los delanteros rivales le hacían.             
  74. Diego Osella: Si hablamos de entrenadores verseros, este es otro que calza perfecto con ese calificativo. En San Luis de Quillota lideró el ascenso el 2009 y al ño siguiente se fue por mala campaña, teniendo 15 partidos dirigidos y un pobre 24,44% de rendimiento. Y peor fue en Everton de Viña del Mar, porque recién descendieron de Primera el 2010 y en el 2011 dirigió 14 partidos, claro que su rendimiento fue superior al anterior, ya que sacó un 38,09%. Horrible.             
  75. Dwigth Pezzarossi: Este guatemalteco corpulento que la rompía en Palestino, dio jugo en Santiago Wanderers durante la temporada 2002, después de haber conseguido el campeonato del 2001 y sin siquiera jugar, ya que el equipo tenía grandes nombres que dieron vida a su histórica campaña.
  76. Edison Mafla: En la Universidad de Chile, este negro apareció con ganas de mostrar su talento, pero a comienzos de los años 2000, no demostró nada de sus pergaminos. Los dirigentes se fueron a negro con ese colombiano y al final, se deshicieron de ese paquete que se fue sin pena ni gloria.
  77. Edmundo Varas: El segundo caso bizarro es el de Edmundo Varas, chico reality que dice ser futbolista de profesión porque jugó algunas temporadas en la tercera división del fútbol chileno. Después de pasearse por diferentes Discotheques animando eventos y cantando canciones mamonas, coqueteó con Provincial Osorno para probarse en el primer equipo. Finalmente, a mediados del 2008, Palestino le abrió las puertas y en un par de entrenamientos conoció la dura realidad que enfrenta un individuo cuando se da cuenta que no tiene “dedos para el piano”. El periodo de prueba duró la nada misma y Edmundo volvió a las Discotheques y los Reality Show.
  78. Edú Manga: Este volante brasileño, fue uno de los peores paquetes que durante 1998 se trajeron a Universidad Católica. No jugó ni la mitad del Campeonato y ni siquiera marcó goles.
  79. Eduardo Bennett: Este hondureño llegó a jugar por Cobreloa y, lamentablemente fue poco lo que hizo. Fue siempre suplente y cuando entraba, fue un "pecho frío" al entrar al área chica.
  80. Eduardo Bonvallet: Llegó a ser entrenador del mítico Deportivo Temuco en la temporada 2007, intentando salvar a los sureños de caer a la Tercera División..., claro que su esquizofrenia y megalomanía le terminaron pasando la cuenta. Fue tan chanta que no los pudo salvar y se tuvo que echar el pollo antes que bajaran al amateurismo. Fue pura challa.
  81. Eduardo Cesar Dos Santos: Llega la temporada 2009 y Rangers de Talca estaba terriblemente urgido en lo deportivo y en lo económico. Dio puro jugo, no fue capaz de conducir a su equipo, descendió por culpa de su deté que se mandó flor de condoro y, se fue a deambular a México. Ahora juega en la Cuarta categoría del fútbol trasandino.
  82. Eduardo "Tanque Negro" Hurtado: Era un fornido centrodelantero ecuatoriano -y seleccionado- que en 1993 llegó a Colo Colo y solo jugó partidos amistosos, donde hizo dos goles a la selección mexicana en el Monumental. En torneos nacionales las vio todas negras, terminó jugando en el quirófano, se fue cobrando y se regresó a su país.
  83. Eduardo Morante: Llego el 2012 de la mano de Jorge Sampaoli para remplazar a Marcos Gonzalez que había partido a Flamengo, U de Chile pago una cifra muy alta de dinero por el jugador que jugaba en Emelec, pero al llegar se lesiono, por lo que no pudo jugar en todo el primer semestre, en el segundo semestre pudo jugar pero nunca rindió en ese año, lo único destacado que se le recuerda de el fue un gol a Deportes La Serena y un gol a Santiago Morning por Copa Chile, actualmente el jugador sigue perteneciendo a la "U", pero se encuentra sin club tras un fallado préstamo a Deportivo Cuenca. O sea, que vino el burro y, se lo plantó de vuelta al país del Rafa Correa.
  84. Ekele Udojoh: Se inició este nigeriano en la divisiones inferioes del Sharks FC de su país de origen donde no tenía muchas oportunidades por lo que se viene el 2009 a Deportes La Serena, llegando como flamante refuerzo, aunque luego de que no cumpliera las expectativas el técnico del cuadro "granate" Víctor Hugo Castañeda, le informo junto a varios jugadores que no continuaría en el club.1.             
  85. Eloy Ortíz: Este peruano es tío de Joäo Ortíz, se la pasaba entre Perú y Chile y, en Santiago Wanderers fue el peor de los paquetes, ya que en 1988 lo terminaron echando por curagüilla.
  86. Emanuel Centurión: Llego en 2010 de la mano de Gerardo Pelusso, nunca rindio y Jorge Sampaoli a los pocos dias al mando de Universidad de Chile lo "corto" del equipo. 
  87. Ernesto Sinclair: A este panameño lo trajeron a Chile, haciendo inferiores en Colo Colo y en Magallanes entre los años 2002 y 2005. Luego debutó en Estudiantes de La Plata de Argentina, regresa a Chile para jugar en Palestino en la temporada 2008 y, aquí simplemente sucumbió, debido a que varios jugadores alzaron su rendimiento y casi lograron ser campeones, perdiendo la final con Colo Colo en dos partidos y con un global de 4-2. Al año siguiente, se salvaron del descenso ganando la Promoción ante San Marcos de Arica.
  88. Esteban Conde: Llegó a la portería azul para presionar a Johnny Herrera y, aunque no desentonó, se comía goles increíbles. Regresó a Uruguay.
  89. Ezequiel Amaya: Fue campeón el 2004 con Universidad de Chile, pero nunca gravitó. O daba pases malos, o se perdía goles cantados.
  90. Ezequiel Andreoli: Durante la temporada 2003, este argentino llega a Huachipato y jamás pudo mostrarse en la cancha. Un paquete.
  91. Ezequiel Brítez: En la temporada 2009, Óscar Del Solar puso sus ojos en el central argentino, que tenía que afirmar la zaga piducana. Sin embargo, fue un tremendo paquetón, ya que remató su mala campaña con un autogol en Calama, un condoro de su jefe y un descenso absolutamente bullado.
  92. Ezequiel Videla: Llegó campante a la Universidad de Chile junto a Luciano Civelli en el 2012, pero pasó jugando en la clínica, ya que en un partido ante Unión Española, se lesionó de gravedad y nunca más volvió a ser el mismo.
  93. Fabián "Pícaro" Fernández: En 1996 U de Chile se encontraba haciendo la pretemporada en Estados Unidos, tras obtener un histórico Bicampeonato tras la peor crisis del club, Jorge Socias (técnico de U de Chile en ese tiempo) pidió un 9 de aérea, y al Doctor Orozco (presidente de U de Chile en esos años) decidió contratar a este jugador no muy conocido que jugaba en Vélez, pero Jorge Socias se enojo con el Doctor Orozco por traerle un jugador no conocido, lo que llevo a que Jorge Socias renunciara al banca de la "U" (según muchos dicen renuncio ya que el Doctor Orozco lo presionaba para que coloque de titular al "Pícaro"). De este episodio se aprovecharon los archirrivales que cantaron así: "Se fue, se fue, el "Pícaro se fue..., porque no era fleto como los del Ballet..."Al fin y al cabo, "Pícaro" Fernandez jugó solo un par de partidos amistosos demostro su nula capacidad para jugar, al final, "Pícaro" termino jugando en una liga amateur.
  94. Fabián Monzón: Venía de ser campeón en Boca Juniors, pero nunca se acomodó y para peor, se lesionó cuando parecía que mejoraba. Tal como su equipo, un semestre perdido..., o mejor dicho, un año perdido y sin titularidad.
  95. Fabricio Vasconcellos: El último caso fuera de lo común es la aventura que tuvo Fabricio (el huevón del Axe y las fotos porno-gay) en Unión San Felipe el 2004. El bailarín quiso probar suerte jugando a la pelota pero bastaron un par de prácticas para que se diera cuenta que lo suyo estaba en otro lado. Lo mediático de tener a Fabricio entrenando en San Felipe provocó la histeria de las “calcetineras” que empezaron a visitar los entrenamientos del equipo y gritaban durante horas por su ídolo del baile. Todo esto terminó con Fabricio “dejando el fútbol” y retomando su carrera de bailarín.
  96. Facundo Coria: Uno de los grandes "paquetes" que se trajo Colo Colo durante la temporada 2012, ya que nunca fue un "10" que muchos se lo quisieran y, menos se las dió de habilitador y de metepepas. Pobre la imágen del trasandino.
  97. Faustino Asprilla: El mundialista colombiano, era una de las grandes cartas del fútbol chileno y, más precísamente en la U. de Chile. Fue un verdadero fiasco, porque ni siquiera fue capaz de brillar frente a los rivales y, menos le veía el ojo a la papa.
  98. Federico Martorell: El chanta de Salvador Capitano lo trajo el 2007 a Universidad de Chile y el perla simplemente fue un desastre, ya que se contagió del juego corneta de sus compañeros y siempre fallaba en los mano a mano. Al año siguiente se fue a O'Higgins de Rancagua donde mejoró algo de su paupérrimo paso por la tienda chuncha. Tras siete años de ausencia, se titula Campeón con Cobresal, para después jugar un semestre por San Luis y otro de regreso a Cobresal.
  99. Félix Abouchi: Pese a ser nigeriano y haber nacido en ese país, se inició en la divisiones inferiores del Unión San Felipe, club con el cuál ganó el torneo de apertura de la Primera B, el campeonato de la Primera B y la Copa Chile del 2009. En la temporada 2010, fue mayoritariamente supente en casi todo el campeonato chileno de ese año, aunque tuvo que jugar varios partidos.Pese a eso, el técnico del club Ivo Basay le advirtió personalmente, que no continuaría en el club.      
  100. Fernando Brandán: Si se trata de paquetes, este también llega a Chile para jugar en el modesto e inestable Provincial Osorno. Durante la temporada 2008, el argentino formado en Andes Talleres jugó 17 partidos y apenas ha anotado dos miserables goles. De ahí se regresó a su país y terminó jugando en la quinta categoría.
  101. Fernando Gamboa: Para el Campeonato del 2001, se trajeron a este defensor argentino que tenía un gran palmarés. Pero en Colo Colo jugó varios partidos, lo hizo como la callampa y vino a puro cobrar. Impresentable por si las moscas.
  102. Fernando Meneses: Dicen que las segundas partes no son muy buenas..., y para el 2012 no fue la excepción en Universidad Católica, ya que no rindió como se esperaba, anotó pocos goles y hasta se echó el pollo solito después de perder una mocha con Colo Colo. Para peor, un rollo de papel confort lo mandó a la lona en un Clásico Universitario.
  103. Fernando Pierucci: Para la temporada 2003, se trajeron a este argentino que la rompía en Rosario Central. Llega a Universidad de Chile y siempre terminó siendo un lastre para sus compañeros y también para su hinchada, que no le vió siquiera un partido con un pase decente y un gol. No pasó nada.
  104. Fernando Regulés: Era un arquero tan malo, que en Santiago Wanderers no sabía cómo cresta salir a cortar centros y hasta le hacían goles de hoyito..., claro que se parecía mucho al "Rumpy" y además tenía carisma. Y para rematarla, fue este paquetón el que en 1998 los mandó a la Segunda División, tras perder contra Provincial Osorno en el sur.
  105. Fernando Sanz: Su posición natural en el terreno de juego fue de defensa central. Inició su andadura futbolística en la cantera del Real Madrid, pasando por todos los escalafones hasta llegar al primer equipo, previo paso por la Unión Española, equipo en el que jugó un año cedido junto con su hermano Paco Sanz. ¿Qué pasó?. Nunca fueron considerados en el equipo titular y, solo se les vio jugando ante el propio Real Madrid en 1994, con Iván Zamorano incluído.
  106. Franco Costanzo: Este arquero trasandino llegaba como el supuesto sucesor de Toselli a la Universidad Católica, tras la salida de Paulo Garcés. Sin embargo, su cartel se fue a las pailas con actuaciones tan cornetas que terminaron por eliminar al equipo de las competencias internacionales. Hoy es suplente y casi queda como cuarto arquero.
  107. Gabriel Marra: Este defensor argentino llega el 2008 a un aproblemado Deportes Concepción..., y las cosas no fueron nada muy buenas. Tanto él como Leonardo Díaz y el "Peineta" Garcés, se autodespidieron inmediatamente, lo que sumado al reclamo de Santiago Morning, mandaron a los lilas a la Primera B. O sea, estamos hablando de un paquete inducido.    
  108. Germán Real: De los cuatro fiascos que trajo Dabrowski el 2004 a Colo Colo, éste al menos salvó la plata haciendo goles en dos campeonatos. Lamentablemente no pudo continuar en Macul. Lo bautizaron "Diarreal", porque siempre pasaba con diarrea.
  109. Germán Vergara: El defensor paraguayo procedente de Olimpia, después de hacer flor de campaña con Deportes La Serena, llega a la Universidad de Chile que estaba al iniciarse los años 90 volviendo de la Primera "B". Pero lo que más se destaca, es por el autogolazo que marcó tras un lateral, precísamente jugando contra su ex equipo.
  110. Gilberto Palacios: En seis partidos con la Católica, el delantero paraguayo que llegaba con el cartel de metepepas, no hizo ni siquiera un gol, tanto así que después apareció su representante para parlar con el Fantasma Figueroa y lo terminó sacando del equipo de la franja por los pocos minutos que le daban (apenas 22 minutos). Es tan malo "Golberto", que le evocó el gol perdido a Caggiano, esto es, perderse solito un gol ante Ñublense y con arco vacío.
  111. Gilberto Velásquez: A este paquete paraguayo le pusieron “El Chano” desde que llegó por su gran parecido con Lizardo Garrido y esa fue su única gracia en el periodo en que jugó por los albos. Junto a Edison Giménez dieron pena en el Colo Colo de Borghi, dejando el club en muy poco tiempo. Lo del apodo, una verdadera afrenta para el verdadero "Chano" Garrido.
  112. Gino Clara: Llego a Colo Colo en 2010 de la mano del dormilón de Diego Cagna, y con el tremendo verso que traía. Su desempeño fue como la callampa, donde jugó muy pocos minutos sin meter ni un mísero gol: De allí se fue a Rangers, que en ese tiempo jugaba en la Primera "B". Luego se regresó a Argentina jugando por cinco equipos y ahora juega en la Serie D de Italia. Ha jugado como 44 partidos en su vida y ha convertido cuatro miserables goles. ¡Qué vergüenza!..
  113. Gonzalo Barriga: Fue buena figura en el sorpendente Unión La Calera del Apertura 2011 y por lo mismo partió a Unión Española para el Clausura de ese año. El zurdo la tuvo difícil con Fernando Cordero, Rodolfo Madrid y Leonel Mena y jugó poco y nada.
  114. Gonzalo Jara: Se esperaba mucho de Jarita, pero no pudo ser el líder que la U necesitaba. Para acentuar su mal torneo, se notó mucho la diferencia entre su rendimiento en los azules y en la selección chilena. El central está en deuda, ya jugó cinco partidos y por escupir a un rival en un Clásico Universitario, le dieron seis fechas de castigo.
  115. Gonzalo Klusener: Llegó el 2006 a Antofagasta este argentino y jugó 29 partidos, donde apenas convirtió cuatro miserables goles. Un verdadero fiasco si se considera la cantidad de partidos jugados.
  116. Gonzalo Ludueña: Tras llegar de Argentina con el manso currículum, el año 2010 recala en O'Higgins de Rancagua, teniendo un paso un tanto irregular por tanto al campeonato siguiente se marcha a Everton de Viña del Mar para ganar más minutos sin lograr superar la irregularidad mostrada. Un paquete.
  117. Guillermo Beraza: Después de estar en tres distintos clubes de Argentina, aparece recalando durante la temporada 2000 en Antofagasta, donde simplemente se fue un fiasco. A la temporada siguiente llega a Unión Española y también jugó como el ajo. Se fue sin pena ni gloria.
  118. Gustavo Badell: Este defensor uruguayo nunca tuvo continuidad en Colo Colo durante 1993, ya que marcó un autogol en un amistoso y después se devolvió a Uruguay, tras su frustrado paso por la tienda alba, que al final se tituló campeón.
  119. Gustavo Paruolo: Llegó para el Clausura del 2006 a reforzar al Audax Italiano que ya iba en constante crecimiento deportivo y, la verdad es que no tuvo ni un brillo, ya que tuvo como competencia a Carlos Garrido y a Claudio Figueroa. Anotó un autogol y en la final con Colo Colo anotó un gol.
  120. Héctor Giorgetti: Para los que aún lo recuerdan, fue el arquero argentino que se comía facilito los goles en la temporada de 1988 y que, además se fue a la Segunda División en el verano de 1989. Se radicó en Chile y tiene un hijo que juega en la Primera B.
  121. Hernán Altolaguirre: Si Javier Torrente fue un paquete como entrenador de Cobreloa en el declive, este jugador también lo fue. ¿Por qué?. Porque casi nunca fue citado, nunca jugó, nadie lo vió en los entrenamientos y realmente fue un lastre. Impresentable.
  122. Hernán "Trapito" Losada: Losada comenzó su carrera en Independiente en la Primera División de Argentina en 2003. En el año 2005 -y con ese cartel- fue vendido a la Universidad de Chile, pero sólo jugó 6 partidos para el club chileno y sin anotar un puto gol, antes de firmar por cuatro años con Germinal Beerschot de Bélgica en 2006. En el 2008, se incorporó por cuatro temporadas con el Anderlecht belga y ahora juega en la tercera división de ese país.
  123. Hernán Rodrigo López: Este uruguayo llega a Colo Colo con todo el palmarés goleador y un paso por Italia. En la temporada 2000, nunca fue un aporte en la ofensiva y fue siempre un traguilla. Años mas tarde, la terminó rompiendo en el fútbol paraguayo y se llevó varias veces la Libertadores y la Sudamericana. Su paso por Chile, fue para el olvido.
  124. Horacio Cardozo: Otro de los "paquetes" que trajo Colo Colo durante el año 2012 y que, jamás pudo gravitar en el fútbol chileno. Fue un volante central tronco, malo hasta para la cama y cero aporte.
  125. Horacio Chiorazzo: Después de que este argentino la llegara a romper en Bolivia, llega la temporada 2006, recala en Rangers de Talca y no brilló como él lo quisiera..., porque disputó 13 partidos y apenas anotó 3 miserables goles.
  126. Hugo Lusardi: Pobre fue la performance de este volante paraguayo en Palestino. Después de su gran campaña en Cobreloa, en Palestino apenas jugó dos partidos, no hizo ningún gol, pasó al quirófano toda la temporada y se regresó a Paraguay.
  127. Hugo Morales: Un volante argentino que prácticamente no jugó y que más encima renunció con polémica incluida al negarse a viajar con el plantel de Universidad Católica a un partido por el torneo local.
  128. Hugo Notario: Llego el 2009 de la mano de Sergio Markarián, el jugador que provenía de 12 de Octubre nunca rindió como lo hizo en la Liga Paraguaya, tomaba un balón y se caía solo, aunque es recordado con cariño por los hinchas de U de Chile por un espectacular pase a Nicolás Larrondo que le permitió ganarle a U Católica por 1 a 0 jugando con suplentes.
  129. Ignacio Don: Nació en Argentina pero es paraguayo por el jus soli. Llegó el 2007 a Huachipato y fue un tremendo paquete en la portería acerera, mientras tenía jugadores de sobra.
  130. Ignacio Ithurralde: El uruguayo venía con el cartel de seleccionado a Audax Italiano durante el 2011, Sin embargo Labruna prefirió jugársela por los jóvenes Sebastián Silva, Cristián Jelvez y Lucas Domínguez para acompañar a Carlos Garrido.
  131. Ike Uzoma: En 2001, el futbolista nigeriano pasó a la historia del fútbol chileno, al convertirse en el primer jugador de su país y en el primer jugador africano, en jugar en el fútbol de Chile, cuando fichó en Rangers de Talca. Hizo algunos goles, pero no fue un elemento que gravitó.
  132. Ingouloure Mahamat: Este africano llegaba hace algunos años a Cobreloa y, jamás llegó al equipo titular. Sólo se le vio en la filial.
  133. Ismael Espiga: Este uruguayo que pasaba las de Quico y Caco en su país, llega el 2006 a la Universidad de Concepción, donde fue un verdadero lastre. Para el Clausura de ese año, no lo hizo mejor, porque llega a Santiago Morning y pierde la categoría.
  134. Iván Bulos: Muy pobre lo del peruano, que pese a todo, estuvo en la prenómina de la Copa América Centenario. Marcó un gol y jamás completó un partido de los siete que jugó en el Clausura. Y en el Apertura, se pierde goles increíbles.
  135. Iván Gabrich: Este metepepas argentino llegaba con un cartel de 203 partidos jugados y 43 goles, pasando por 8 clubes distintos antes de recalar en Universidad Católica en el año 2001. En la tienda cruzada jugó gran parte de los partidos y apenas marcó 5 miserables goles. Un fiasco.
  136. Jason Silva: Tenía la gran oportunidad de liderar a La Calera, pero el zurdo nunca fue aporte en el cuadro cementero, que terminó descendiendo a la Primera B. Para Silva, en lo personal, varios pasos atrás en su carrera.
  137. Javier Baena: El gran Mirko Joziç solicitó para la zaga colocolina en la temporada 1993 un zaguero central que supliera al "Chano" Garrido..., y le salió un argentino que tenía la misma pinta y chasca del referente albo campeón de la Libertadores. ¿Cuál fue el problema?. Que el chascón fue mas lento que un acuario de machas, tanto así que Tito Garrido le gritaba "¡¡Buena Baena...!!!". Lo que sí puede celebrar, es que fue Campeón con el Eterno.
  138. Javier Cámpora: Era de los pocos que la mojaban entre tanto paquete, claro que en Colo Colo nunca fue muy brillante. Sin embargo, lo más rescatable del "Cachorro", fue cuando le anotó un gol en el último minuto a la U. de Chile en el Estadio Nacional, la tarde en que al guardalíneas se le cayó el banderín.
  139. Javier Delgado: Fue un uruguayo en el que confió Arturo Salah para asumir las labores de creación del equipo azul antes de la llegada de Walter Montillo. Tuvo un montón de oportunidades pero no aprovechó ninguna, se lesionó un par de veces y Pedro “Diarrea” Morales le terminó quitando el puesto.
  140. Javier Reina: Quizás el ícono de las malas contrataciones del año 2016. Llegó para reemplazar a Emiliano Vecchio y hasta los detractores del argentino lo extrañaron. El colombiano tuvo varias oportunidades pero jamás desniveló. Partió como titular, pero perdió el puesto hasta que en el último partido ante Wanderers solo jugó 4 minutos.
  141. Javier Toledo: Llego a Colo Colo en junio de 2013, tras haber sido una de las mayores figuras del ascenso de Rosario Central en Argentina, en Colo Colo hizo poco y nada, solo marco 2 goles, ambos al cornetóide Tanque Sisley por Copa Sudamericana, que fue lo único "rescatable" que hizo. Actualmente, este pobre angustiado juega en Peñarol.
  142. Javier Torrente: Si hablamos de entrenadores chantas, en Cobreloa la tienen clarita..., porque durante el 2012 fue una pesadilla en la banca loína. Resultados cornetas, cañueleros que no corrían y hasta el Huracán Naranja terminó con urticaria. Olvídese de él, si hasta en Calama lo bautizaron como Javier Torrante.
  143. Javier Velázquez: Entre el Clausura del 2011 y el Apertura del 2012, este argentino llega a Palestino y no fue ni siquiera la sombra de grandes jugadores que pasaron por la tienda árabe. Muy lento, cero garra, cero talento, cero remate, cero gol. Un completísimo desastre como refuerzo.
  144. Jean Beausejour: El negro que es fijo en la Roja, se ganó dos Copas América y la rompía en Colo Colo, hasta que le vino la melancolía por irse a la U de Chile por 2 palos y medio y ahí guateó. Le tiraron un billete por mercenario, se perdía en la pastosa, no le veía el ojo a la patata y jugó como la callampa igual que sus compañeros. Por tonto le pasó.
  145. Jean-Paul Pineda: Si en Colo Colo fue un fiasco, peor fue en Rangers de Talca..., porque a la hora de las citaciones, nunca mojaba la camiseta, fue poco fino a la hora de meter goles y, no fue siquiera la solución para salvarlos del descenso a la Primera B. La Faloon Larraguibel lo tenía cortito en la casa.
  146. Jean-Pierre Bonvallet: Fue corta la carrera del hijo del "Gurú", ya que nunca sobresalió en Santiago Wanderers cuando jugó en sus dos etapas.En el Apertura 2004 no hizo ningún gol, lo enviaron a préstamo a Unión San Felipe donde jugó 41 partidos y no hizo ningún gol, hasta que volvió al Puerto, jugó tres partidos y se retiró. Un desastre total ese niño.
  147. Jeremías Caggiano: Delantero que jugó de titular por mucho tiempo, pero que no tenía velocidad, no tenía talento, no tenía fuerza, no tenía remate, no tenía gol y pasaba robándole los goles a los compañeros. Era inofensivo.
  148. Jimmy Maurer: Este gringo loco no entendía cómo cresta atajar y cortar centros en la U. de Conce en la temporada 2012. De seguro que lo quiso llamar Lucho Jara.
  149. John Jairo "Tigrillo" Castillo: Este moreno atacante colombiano es el otro jugador que llegó por la compra de Macnelly y pese a lo mal jugador que es, logró la compasión de la gente. El medio futbolístico sintió lástima por “Tigrillo” quien se esforzaba al jugar pero era malísimo. Luego de 6 meses en Colo Colo se fue a préstamo al Everton de Viña del Mar, donde siguió demostrando lo malo que era. En su último partido por los ruleteros terminó desmayado pero no murió.
  150. Jonathan Bottinelli: Jugó harto durante la temporada 2013, pero casi siempre mal. Por nombre debía transformarse en el patrón de la zaga cruzada, pero su único partido aceptable fue ante Colo Colo, cuando ya no había nada en juego. Lo que más recordarán los hinchas de la UC será su lentitud y su capacidad para estar mal ubicado siempre.
  151. Jonathan Fabbro: Llego el 2006 al equipo de la franja desde Atlético Mineiro, llego con la carta de goleador y de ser amigo de Carlos Tevez. A pesar de que debutó con 2 goles, paso sin pena ni gloria, al final se marcho un semestre antes del término de su contrato.
  152. Jorge "Kike" Acuña: Llego a la "U" en el primer semestre de 2007, nunca rindió y fue despedido del club tras no asistir a un entrenamiento tras una salida nocturna. Después se fue a varios equipos, siguió jaraneando, perdió a la Carlita Jara, se metió a un reality donde dio pena, quiso ser concejal y apenas recibió como 10 votos, todos de los trabajadores de un bar de San Felipe.            
  153. Jorge "Maravilla" Guzmán: Después de obtener dos títulos nacionales con Universidad de Chile en la era Vaccia, emigró a Santiago Wanderers para el Apertura 2003 y le fue como el orto, ya que no jugó ni la mitad de los partidos y anotó pocos goles. De ahí se fue a Audax Italiano y se retiró el 2007 en Deportes Melipilla. Un paquete en el Puerto.1.             
  154. Jorge Serna: Corría el año 2005 y, este delantero colombiano llega a Colo Colo con el cartel de metepepas exímio. Sin embargo, bien poco jugó y apenas marcó un gol, el que le convirtió a la Unión Española en el Estadio Nacional.
  155. José Alfredo Castillo: Este seleccionado boliviano, llegó a Chile el año 2007 con un currículum de 208 partidos disputados y 143 goles convertidos. Jugó por O'Higgins de Rancagua y registró una horrible temporada, con 16 partidos jugados y cero goles convertidos. Qué manera de ser tan paquete y venir a robar.
  156. José Carlos Burgos: A los de Huachipato les gustaba mucho traer paraguayos paquetes, tanto así que en la temporada 2008 lo contrataron y tuvo una actuación pa'l 3 y pa'l 4. Al año siguiente jugó en el descendido Deportes Concepción y hoy está peloteando en un club amateur de su país. Ni un brillo.
  157. José Gavica: Este volante ecuatoriano, nunca se movió de su país. Casi nunca, porque la única vez que jugó fuera de su país fue en 1998, en Everton de Viña del Mar, club que estaba en la Primera B desde 1995. ¿Qué pasó?. Everton no tuvo una campaña aceptable y Gavica fue un paquete más.    
  158.  José Leonardo Cáceres: El "Foca" no fue lo seguro que se pensaba para la zaga colocolina, claro que en su historial de partidos vistiendo la camiseta de Coloo Colo, jugó 15 partidos por torneos nacionales sin marcar ni un solo gol, un partido de Copa Chile y seis de Copa Libertadores donde convirtió un mísero gol, que fue ante el Atlas en México. Lo que sí puede celebrar el paraguayo, es el campeonato del 2015.
  159. José Luis García: Llegó en 2007 de la mano de uno de los técnicos más mediocres de la historia del fútbol chileno (Salvador Capitano). Su rendimiento fue pésimo, nivel amateur, no corría y era incapaz de darle un pase a un compañero. Afortunadamente se viró por malo.
  160. José Luis Villanueva: Se acabaron los años de gloria y, en Antofagasta fue el gran fiasco del año 2012. No le vió el ojo a la papa, fue intrascendente y ni siquiera fue un cuco para los defensores rivales.
  161. Juan Abarca: A la Universidad de Chile lo trajeron de Huachipato y se terminó comiendo un sin fin de amagues ante los rivales. Después se fue a Santiago Wanderers donde al fin pudo hacer algo distinto.
  162. Juan Carlos Caballero: En enero de 2009, este arquero español firmó por Cobreloa, con el que consigue jugar como primer portero en 1ª división. En Cobreloa es apodado "El Rey Juan Carlos". Lástima que a poco andar se lesionó y quedó relegado a la banca. Cuatro años después, regresa a Chile para jugar por el recién descendido Deportes La Serena, donde se retira de la actividad.           
  163. Juan Carlos Cisneros: El año 2000, este argentino llega a Colo Colo y fue otro de los tantos paquetes que recalaron en Macul. Pasó sin pena ni gloria.
  164. Juan Carlos Kopriva: Después de romperla en Perú, este argentino llega a reforzar Deportes La Serena para la temporada 1991, con su buena visión de juego y terrible disparo. Al año siguiente baja su rendimiento y en 1993 recala en Everton, donde símplemente fue un paquete.
  165. Juan Castillo: Uno de los grandes déficit albos en la temporada 2010 fue la portería, ya que Francisco Prieto, Raúl Olivares y Nery Veloso no pudieron consolidarse en el puesto. Por eso para el 2011 llegó el seleccionado uruguayo Juan Guillermo Castillo, quien parecía ser el hombre destinado a quedarse con el puesto. Al principio mostró buenas cosas, pero poco a poco fue cayendo en la irregularidad del equipo y Américo Gallego lo sacó para colocar a Prieto. Con la partida del "Tolo" y el arribo de Ivo Basay, Castillo recuperó su posición, pero tras una torpe expulsión en el clásico ante la U no jugó más y Prieto se quedó con su puesto nuevamente. Descontento con la situación y también con Basay, se fue de la institución para firmar con el Querétaro mexicano.
  166. Juan Ignacio Sills: Era un central argentino tan torpe, que en la U. de Chile pasaba dando lástima a la hora de jugar. Hizo goles importantes, pero pasaba mas en el quirófano que en la cancha. Un fiasco.
  167. Juan José Longhini: Se traen a este argentino a Deportes La Serena durante la temporada 2009, siendo un futbolista que jugaba en ligas amateur de ese país. En la Cuarta Región quedó demostrado lo paquete que fue, ya que andaba mas lento que tortuga de museo. Al final, está jugando en Bolivia.
  168. Juan José Urruti: Este argentino, tenía puros viajes y altibajos deportivos hasta que en 1997 recala en Huachipato, club que lo contrató para intentar darle peso ofensivo. El problema es que el compadre dio harta pena y se retiró.
  169. Juan Manuel Aróstegui: Este delantero argentino, llegó desde Malasia con el antecedente de haber salido de las divisiones inferiores de Boca Juniors (con ese dato los hinchas se ilusionaron hasta llorar). Jugó algunos partidos, hizo un par de goles y se lesionó. Paso más tiempo fuera que dentro de la cancha y se le rescindió el contrato. Ahora, "Malóstegui" juega en la Serie C de Italia.
  170. Juan Manuel Cavallo: Este argentino llegó a Chile con el manso currículum que traía, al decir que se destacaba entre otras cualidades por su potencia en el área rival, con mucha movilidad, además de poseer un perfil zurdo con muy buena pegada de media y larga distancia. ¿Qué pasó?. El 2008 llega a Rangers de Talca y logra disputar las semifinales del Clausura cayendo ante Palestino..., pero ocurre que el compadre nunca le pegó fuerte a la pelota, nunca se atrevió a pegarle desde fuera del área y no era tan brillante. Mish.
  171. Juan Manuel Cobo: El argentino vino a O’Higgins el 2014 tras un buen recorrido en Argentina, pero no estuvo ni cerca de amagar la titularidad de César Fuentes y Braulio Leal. Sólo estuvo entre los once iniciales cuando Berizzo le daba prioridad a la Copa Libertadores, ya que los celestes se titularon campeones en una final épica contra Universidad Católica en el Estadio Nacional en Diciembre de 2013.
  172. Juan Manuel Llop: Acordó su llegada a Santiago Wanderers a fines de 2010 para reemplazar al histórico Jorge Garcés, a quien la dirigencia caturra decidió no renovarle. En el Puerto nunca logró darle una forma consistente de juego al equipo y tras una seguidilla de malos resultados fue cesado al inicio del Clausura 2011. En la actualidad es el director técnico del Jorge Wilstermann de la Primera División de Bolivia
  173. Juan Marcelo Ojeda: Si bien no fue un completo desastre, durante la temporada 2013 cayó en un equipo mediocre y una defensa donde nombres como Mario Berríos, Hugo Bascuñán o Luis Casanova debían protegerlo, cosa que como era de suponerse no pasó. Llegó con el cartel de haber jugado en River y seguramente jugar en Calera no fue un paso adelante en su carrera. Igual hizo buenos partidos.
  174. Juan Pablo Passaglia: Lo enviaron a préstamo a Deportes La Serena donde se fogueó harto y las hizo todas. Regresa a la Universidad de Chile y no fue ni chicha ni limonada. Ahora juega en un club de la tercera división argentina.
  175. Juan Pablo Raponi: De River Plate lo trajeron a Universidad de Chile durante el año 2003 y duró un solo semestre sin siquiera brillar como se pretendía. Después se devolvió a Argentina, se lo llevaron al extranjero y ahora juega en el Federal A del fútbol trasandino. Otro fiasco.
  176. Juan Rivas: Asume Martín Palermo en la Unión Española y necesitaba un volante de creación que tuviera pegada. Pero este argentino nunca pudo afirmarse en la cancha y a la hora de los quiubos, jugó poco y nada..., y ni siquiera fue capaz de mandársela guardar a los arqueros rivales. Paquetón.
  177. Juan Toloza: Para que se den cuenta, el 2012 el sanfelipeño quería puro destaparse en Colo Colo..., pero jamás tuvo continuidad en la tienda alba. Regresó a los potreros por malo.
  178. Julico: Si se trata de brasileños malos hasta para la cama, en Deportes Iquique la tienen más que clara. Jugo pocos partidos, no salvó a nadie y después que le rescindieron contrato, de él nunca más se supo.
  179. Julio Alcorsé: Este argentino llegó a puro cuentear a La Calera el 2004, cuando los cementeros estaban en el ascenso, al decir que juega como delantero, tiene buen juego aéreo, ambos perfiles, puede desempeñarse como media punta y enganche pero preferentemente como delantero de área, potente, muy buen panorama y creador de juego , muy buen aporte goleador y experiencia Internacional. ¿Qué pasó?. Que con los cementeros jugó solo 7 partidos y marcó dos miserables goles. Un fiasco.
  180. Julio César Falcioni: Con el cartel de haber dirigido y roncado en Boca Juniors, el estratego argentino llegó con el típico verso y al final, se fue cortado por dejar a los cruzados con una horrible campaña (6 triunfos, 2 empates y 11 derrotas) y un papelón en la Sudamericana.
  181. Julio "Trenzas" López: Llegó a la U. de Chile desafiando toda lógica y con unas trenzas estrafalarias, después de andar jugando durante varias temporadas en Indonesia. Después de verlo jugar poco y nada, todos se terminaron dando cuenta que el morocho fue nada más que una simple piñata.
  182. Julio "Indio" Moreyra: Lo trajeron a la zaga de Universidad de Chile para suplir al llorón de Máximo Lucas, pero tuvo la desgracia de perder dos finales seguidas: El Clausura 2005 ante la Católica y el Apertura 2006 ante Colo Colo, ambas mediante el expediente de los penales. Jugó 31 partidos con los azules y apenas marcó un miserable gol y, en 290 partidos marcó apenas 9 goles. Impresentable.
  183. Julio Ortellado: Este paraguayo llegó echando la mansa volaíta a Deportes Antofagasta durante el año 2000 en los potreros y no fue ni chicha ni limoná. Al año siguiente estaba en Rangers de Talca y al menos mejoró la productividad. Ahora juega en la Cuarta División del fútbol paraguayo.
  184. Kléver Da Rosa: Este es un caso de aquellos..., porque en Deportes Valdivia el año 1988, este brasileño fue la tremenda figura, descolló como nunca y jamás se achicó. Al año siguiente, fue a Deportes La Serena y guateó parejito.
  185. Leandro Delgado: El zaguero puertomontino nunca le vió el ojo a la papa en Colo Colo durante el 2012. Y peor aún, se fue a comer una boleta en Calama al año siguiente.
  186. Leandro Díaz: Llegó de la mano de Omar Labruna y nadie sabe qué condiciones le vio. Era un 9 de esos troncos y pesados que no marcó ninguna diferencia. Tras cuatro partidos, dos de ellos como titular, fue finiquitado antes de tiempo y regresó a su país.            
  187. Leandro Franco: Su paso por el club albo durante el año 2005, duró poco, por lo que regresó a su país y firmó por el Inter de Limeira, pasando luego al Guaraní de Campinas en el año 2007. Duró poco porque fue poco aporte para la creación de juego y apenas marcó cuatro goles. Pero ya era cosa de tiempo que se regresara al país de la samba y la caipirinha.         
  188. Leandro Grech: Este desconocido aparece en Colo Colo durante la temporada 2003 y, fue tan solo una piñata porque ni Santa Isabel lo conoció.
  189. Leonardo Abálsamo: El 2003 llega al Chago Morning que estaba recién descendido y apenas hace un miserable gol. No duró mucho porque se devolvió a Argentina, claro que pasaron seis años para que en Deportes La Serena pudiera mejorar su horrible marca: Apenas cuatro miserables goles. ¡Cuek!.
  190. Leonardo "Pininito" Mas: Este argentino cuando llegó el 2005 a Huachipato, la rompía de tal manera que los rivales le empezaban a tener miedo. Pero resulta que en el 2008 es fichado por la Universidad de Chile, para ocupar el cupo que dejó el tránsfuga del Pancho Arrué. A fin de ese año fue cesado del club debido a las pocas oportunidades que tuvo para jugar. Durante las temporadas 2009 y 2010, defendió la camiseta de Deportes Iquique, equipo con el ascendió a Primera División del fútbol chileno y fue campeón de la Primera B y luego de la Copa Chile. Actualmente se desempeña como gerente técnico del cuadro iquiqueño.
  191. Leonardo Ramos: Era un uruguayo de los duros, tanto así que para el 2003 lo trajeron a Colo Colo y casi siempre pasaba con ampollas. Un paquete en la cancha..., y en la banca también, porque en el primer semestre de 2016 se fue al descenso con Unión La Calera.
  192. Liber Quiñones: Este delantero uruguayo ya tenía cartel de goleador en su país. Pero el 2010 vino a Cobreloa a puro mandarse guatazos, porque tuvo una temporada para el olvido y no anotó siquiera un gol. Ni siquiera el Huracán Naranja lo recuerda.       
  193. Luc Besala: ¿Se acuerdan del camerunés que jugó alguna vez en el Deportivo Temuco?. Fue en el año 2007, los peñeteñes no ganaban ni un partido y Bonvallet los llegó a revolucionar. Jugó algunos partidos sin convencer y el “Gurú” se portó de lo más racista que era, si hasta lo echó y lo trató de “muerto de hambre”. ¡Qué espanto!.
  194. Luciano Cipriani: Santiago Wanderers luchaba por retornar a Primera División el año 2009 y se traen a este delantero argentino que venía de puros equipos de ascenso y de quinta categoría. El registro dice que Cipriani marcó un miserable gol en Copa Chile, y otro miserable gol que a la postre, le dio el ascenso a los caturros. Fiesta total en Valparaíso, menos para el paquetón.
  195. Luciano Civelli: Fue una de las obsesiones de Jorge Sampaoli para traerlo a Universidad de Chile durante el segundo semestre de 2012. El problema es que el argentino nunca trascendió.
  196. Luciano Leguizamón: Su currículum registraba pasos por River e Independiente, además de ser figura en Gimnasia La Plata y Arsenal de Sarandí (ganó un título local y la Suruga Bank). Pese a todo esto, fue la peor versión de él la que llegó hasta Viña y el Pelao Acosta lo borró de inmediato de las citaciones. Se fue al descenso en abril de 2014.
  197. Luciano Pocrnjiç: ¿Se acuerdan del arquerito argentino que llegó el 2006 a Deportes Antofagasta?. El "leproso" llegó para custodiar el arco de los Pumas y, la primera prueba de fuego fue ante Colo Colo. Un centro cerrado de Gonzalo Fierro y el arquero la manotea hacia su propio arco. ¡Qué autogol más estúpido!. Después tuvo una temporada con puros guatazos, hasta que se volvió a Argentina y la está rompiendo.  
  198. Luis Barbat: En Colo Colo, las cosas no fueron mejores durante 1994, menos si se trata del arquero. Porque se trajeron a un uruguayo de renombre, pero que en el Cacique terminó dando puro jugo, si hasta le mostraron tarjeta roja en un partido por una barrida temeraria. Mal ahí.
  199. Luis Fariña: Fue la gran apuesta de Sebastián Beccacece y como todo su equipo, fracasó. Tenía buenos antecedentes de sus comienzos en Racing, pero en la U jamás demostró sus condiciones. Jugó cuatro partidos como titular y solo una vez en todo el semestre actuó lo 90'. Las lesiones tampoco lo acompañaron.
  200. Luis Núñez: El conocido "Lucho Pato", se fue tan a la baja que, el 2012 fue uno de los fiascos que pasaron por Huachipato, al tiempo que jiugó pocos partidos, se desconoce si hizo o no goles y, después las drogas lo mandaron a la capacha.
  201. Luis Rueda: Fue un refuerzo que en el 2002 prometía gambetazos y goles en Universidad de Chile. Se quedó en eso nomás, porque perdió dos clásicos con Colo Colo y se tuvo que regresar a Argentina.
  202. Luka Tudor: Con todo el manso cartel que lo llevó a ser mundialista en 1987, sumado a que fue el hombre récor por anotar 7 goles en un mismo partido, llega en 1997 a Colo Colo y su performance no fue la que los hinchas albos esperaron. Jugó 20 partidos sin convertir y, luego se retiró de la actividad para dedicarse al periodismo hasta el día de hoy.
  203. Manuel Neira: Muy mal le hizo meterse a un reality en la tele..., porque después de meter tantos goles en Unión Española y en Colo Colo, fue el 2012 a jugar por Unión San Felipe y, no fue siquiera capaz de mojar la camiseta y mandársela guardar a los arqueros rivales. Lo peor es que se fueron al descenso.
  204. Marcelo Pariz: Recién ascendidos desde Tercera División, los iquiqueños contrataron a un volante uruguayo. Y lo que pasó con Marcelo Pariz, fue que no rindió y el equipo tuvo una campaña reguleque.
  205. Marcelo Scatolaro: No fue como su padre, ya que en Huachipato dió tremendo jugo durante la temporada 2012. Para olvidar.
  206. Marcelo "Tiburón" Verón: Fue uno de los llamados "4 Chantásticos" que se trajo el "Polaco" Dabrowski durante el segundo semestre del 2004. Venía del Ceuta (de la quinta división española), juraba de guata que corría por todo el frente del ataque, venía a reemplazar a Manuel Neira, pero ni siquiera le llegaba a los talones y, apenas hizo un gol, que fue ante Cobreloa en el Monumental. Y para variar, era tan narigón que en el camarín lo bautizaban como el "roba aire".
  207. Marco Antonio Figueroa: Si hay un chanta ilustre, ese es el "Fantasma". Como jugador ganó un campeonato con Cobreloa..., pero como entrenador no ha ganado nada: Perdió una semifinal con Cobreloa ante Colo Colo el 2008, perdió un campeonato con la Católica ante Colo Colo el 2009, bajó a la Primera B con Unión San Felipe el 2011, fue un fiasco dirigiendo a la Universidad de Chile entre 2013 y 2014, lo echaron de Cobreloa y lo terminaron haciendo regresar el 2015, bajó a la Primera B con Cobreloa el 2015, agarró un micrófono del CDF en Chillán, lo castigaron con 12 fechas y terminó guateando en San Marcos de Arica. ¡Que vergüenza!.
  208. Marco Estrada: El ex seleccionado nacional y mundialista de Sudáfrica 2010, regresó al fútbol chileno, específicamente a San Luis. Su evidente sobrepreso le jugó en contra buena parte de la temporada. Pese a conseguir el ascenso en mayo, después apareció en el equipo de forma esporádica.
  209. Marco Medel: Llega a Universidad Católica el 2015 y simplemente era un intrascendente de mierda que no daba pases correctos ni se creaba jugadas claras, como sí las hacía en Audax Italiano hace como siete años atrás. Ahora juega en O'Higgins.
  210. Marco Pérez: Este delantero colombiano prometió romperla en O'Higgins de Rancagua durante el 2012..., pero no fue ni fu ni fa. Pocos partidos, muy poco aporte y ni se asustaron los arqueros rivales.
  211. Marcos Correa: Este brasileño era un deleite en su país, pero en 1999 se vino a cagar de frío a Chile..., y precisamente a Colo Colo, donde tras 44 partidos el brasuca hizo 11 goles en una campaña irregular. El gol más celebrado, fue el que le hizo a la U de Chile en la goleada de 3-0 que los albos le endilgaron, debido a la burlesca vuelta olímpica de sus archirrivales.
  212. Mariano Messera: Este argentino tenía el manso currículum de partidos y goles en su país, llegó el 2006 a O'Higgins de Rancagua y, en los 14 partidos que jugó, apenas hizo 3 miserables goles. Muy poco para un futbolista de cartel.
  213. Mario Édison Giménez: Llegó a principios de 2007 como una de las grandes revelaciones del fútbol paraguayo, incluso incursionando en la selección paraguaya, para reforzar la zona ofensiva que tenía a Alexis Sánchez y Humberto Suazo. Pero su aporte fue casi nulo, jugó muy pocos minutos y jamás se mostró como una opción. Sólo estuvo cuando se lesionó Sánchez y casi siempre jugaba en los segundos tiempos. 
  214. Mario Kempes: Un astro argentino que se tituló como Campeón del Mundo en su propio Mundial, llegó a Chile en 1995 para demostrar que a sus 42 años se la podía igual. Fue en Fernández Vial y, si bien jugó 11 partidos marcando 5 goles (por algo le decían "Matador"), la edad lo terminó mandando a la banca.
  215. Mario Rebollo: La misión del zaguero uruguayo en Colo Colo durante 1992, era suplir al gran "Chano" Garrido que se batía en retirada. El problema es que nunca le hizo sombra, jugó pocos partidos y apenas marcó un gol en la Copa Chile. Raro.
  216. Mario Saccone: Era el más clásico de los paquetes en Coquimbo Unido, con dos temporadas, mucho desborde y pocos goles. Lo único que dejó, fue un hijo suyo en La Serena.
  217. Mario "Finiquito" Salgado: Llegó con bombos y platillos a Colo Colo y, la verdad es que su aporte fue paupérrimo. Hizo apenas un gol, jugó como el hoyo y lo echaron por malo. El único finiquito que tuvo, fue en el contrato, porque ahí colgó los chuteadores y se retiró del fútbol sin pena ni gloria.
  218. Mario Sciacqua: Después de la inexplicable salida de Víctor Rivero de la banca de San Luis de Quillota tras su ascenso a Primera el 2015, apostaron por este bielsista para al menos mantener la categoría. ¿Qué pasó?. A pesar de tener partidos interesantes en Copa Chile, en el Apertura de ese año sacó apenas un miserable punto y tras siete fechas, se tuvo que ir. Asumió Miguel Ramírez y los canarios se salvaron en la última fecha del Clausura 2016.
  219. Mark González: Llegó como estrella a la UC tras años en Europa, pero hoy su balance final dice que sólo jugó 220 minutos en la temporada 2014 y que fue titular en dos partidos. Para variar una lesión, algo que lo ha perseguido en toda su carrera, lo terminó borrando durante toda la parte final del campeonato.
  220. Marquinhos Mendonça: Otro brasileño que se las terminó dando de aguatero, ya que en Everton se fue a negro y nunca pudo sobresalir. Lo penca es que los ruleteros recién habían descendido.
  221. Martín Zbrun: Un argentino que llega a Cobreloa el 2015 para intentar afirmar la zaga naranja y salvarlos del descenso. Lamentablemente se comió todos los amagues y se fue con los Zorros del Desierto a la Primera B.
  222. Matías Cahais: En los años 2014 y 2015 jugó en el futbol chileno con la Universidad Católica donde fue suplente en el 90% de los partidos. Aparte de eso, era malo, torpe, piticiego, pánfilo, no cerraba bien pésimo en la marca, horrible en los cruces y hasta fue uno de los causantes de las eliminaciones en copas internacionales y torneos oficiales.
  223. Matías Campos Toro: No tuvo campo para sobresalir y dar el salto en Universidad Católica durante el 2012..., y menos fue un toro en la precordillera. De ahí en más, deambuló por varios equipos hasta que regresó al Audax Italiano.
  224. Matías Cardaccio: Quedará en la historia negra de Colo Colo porque, después que verseó tanto, jugó siempre al límite de la tarjeta roja. Luego de su nefasta experiencia, terminó jugando en la tercera categoría por la filial.
  225. Matías Caruzzo: El Fantasma Figueroa lo trajo a Universidad de Chile con el tremendo currículum que tenía en Argentina. Sin embargo, fue uno de los mas mediocres del equipo, ya que se pasaba comiendo todos los amagues y siempre andaba dando jugo. Después que asumió Lasarte, se viró de Chile y ahora juega en una liga amateur.
  226. Matías Conti:  Insinuó que sería aporte con un gol de chilena en el CAP a Antofagasta, pero a larga sería el único gol que marcó. Nunca convenció a Ronald Fuentes.
  227. Matías Favano: Estuvo dos temporadas en la U de Conce sin siquiera meterle cototo y meter goles..., claro que se clasificaron igual a la Libertadores del 2004 con flor de equipo.
  228. Matías Mier: Lo traen a la precordillera desde Peñarol de Uruguay con el cartel de pulento, pero lamentablemente se fue a la mierda. Se fue a Santiago Wanderers donde hizo algo mejor, regresó a la Católica y desapareció.
  229. Matías Pérez: Un lateral izquierdo uruguayo que arribaba a San Carlos de Apoquindo con la chiva de que iba a ser pretendido por el Barcelona de España. Fue tan malo, que no solo se comía los centros y los amagues, sino que también se comía el banderín del córner.
  230. Matías Pérez-García: Durante la temporada 2012, Jorge Sampaoli se siguió tentando y se trajo de Argentina a este volante que la rompía en All Boys. Sin embargo, fue todo un paquete, ya que apenas jugó como 148 minutos sin siquiera meter un gol, pasó lesionado y después se regresó a Argentina donde jugó por varios otros equipos haciendo carrera.
  231. Matías "Di Caprio" Quiroga: Lo trajeron a Colo Colo durante el segundo semestre de 2011 y, andaba mostrando la pura pintacha nomás. Hizo como tres goles en varios partidos y nunca fue un conductor neto del que los albos requerían.
  232. Mauricio Risso: Llega el 2002 a Rangers de Talca donde llegaron a disputar la final del Apertura que la pierden con Universidad Católica, pero el muchacho guatea federico en el Clausura sin hacer muchos goles. Tres años después llega a Unión Española y sale campeón.          
  233. Mauricio Yedro: El 2012 le costó caleta enrielarse en el esquema de Huachipato, luego de ser descubierto en Santiago Morning años antes. Lo bueno que tuvo él, es que su equipo salió campeón
  234. Mauro Óbolo: Este delantero argentino, arribó el 2014 a Universidad Católica como "carta de gol", pero que anotó solo un miserable tanto en 10 rtidos con la camiseta de la UC durante su breve estadía. Fue el peor chiste que dejaron pasar.
  235. Mauro Olivi: El argentino ha decepcionado en su paso por Colo Colo. Llegó al Cacique como el mejor jugador del fútbol chileno en 2010 desde Audax Italiano y nunca pudo ratificar ese antecedente. En su trayectoria en los albos disputó 53 partidos en torneos nacionales, con 13 goles y cuatro expulsiones, tres de esas fueron en un período corto en 2012, donde incluso se especuló con su salida del club por esos incidentes. Sólo ha jugado de forma intermitente y nunca ha sido titular fijo, entrando y saliendo de la escuadra. Lo único bueno para el ex pinche de la Valentina Roth, fue salir campeón con los albos en el Clausura 2014.
  236. Maximiliano Giusti: Llegó para el Clausura 2011 al Audax Italiano con la misión de reemplazar a Mauro Olivi. Pero su pobre desempeño lo hizo relegar a la banca.
  237. Maximiliano Rodríguez: Este volante uruguayo fue traído por Martín Lasarte. Sin embargo, en el primer semestre de 2015 había dado el toque de alerta de que no sería un año afortunado en materia de refuerzos en los azules. ¿Y?. Se fue por comilón, siendo incluso blanco de las rechiflas de los hinchas azules.
  238. Máximo Lucas: Este uruguayo llegó el 2005 para reforzar la defensa de la U en la época de Héctor Pinto. Lo de refuerzo quedó en el olvido y se convirtió en uno de los peores defensores extranjeros que han jugado por la U. Su bajo rendimiento lo dejó en el banco y después de llorar varias semanas para que le dieran una oportunidad, se fue de la U a solo 6 meses de haber llegado.           
  239. Miguel Ángel Acosta: Zaguero central paraguayo que pasó sin pena ni gloria por Colo Colo durante la temporada 1995, claro que apenas hizo un miserable gol al desaparecido Regional Atacama. Regresó a Chile para jugar en Deportes Puerto Montt (2003) y en Coquimbo Unido (2004).
  240. Miguel Ángel Alba: Poco que decir de este argentino que llegaba el 2014 a Ñublense, tras haber jugado en equipos de menor categoría de su país. Fue un paquete de aquellos, ya que jugó poco, hizo un miserable gol y se fue con las totongas en la maleta de regreso a Argentina. Actualmente juega en Chipre.
  241. Miguel Ángel González: Si hablamos de "paquetes", este calza perfecto en Colo Colo..., porque jamás brilló con luces propias como sí lo pudo hacer en Unión San Felipe al año anterior. Lo único bueno que hizo el "Mágico" en la tienda alba durante el 2012, fue ganar un clásico ante la Universidad de Chile en un amistoso jugado en Temuco..., y anotando un gol.
  242. Miguel Caneo: Tras la partida de Jorge Valdivia, el argentino llegó a Colo Colo para el Clausura 2006 y la Copa Sudamericana, no logrando convencer a la hinchada y siempre siendo la sombra de un Matías Fernández que descolló como nunca para terminar siendo el mejor del continente. Duró tan solo un semestre y se fue como campeón.
  243. Milton Coímbra: Otro seleccionado boliviano que vino a dar lástima en O'Higgins de Rancagua el 2007. Jugó como la callampa, nunca convirtió y la Trinchera Celeste al final lo echó con viento fresco.
  244. Nelson Cabrera: Cerca de un millón de dólares costó el paraguayo nacionalizado boliviano, quien llegó para el Torneo Apertura 2009 como tremenda figura y el "salvador" de la defensa alba proveniente del Cerro Porteño de su país, donde era el capitán y patrón del fondo. Pese a eso, nunca pudo ratificar ese currículum y en su primera etapa apenas jugó siete partidos, demostrando un bajísimo nivel. Tras una serie de préstamos, volvió en 2011 y Américo Gallego lo puso como titular junto a Andrés Scotti en la zaga, pero jamás convenció. Con la llegada de Ivo Basay prácticamente desapareció del equipo y terminó dejando la institución a fines de ese año
  245. Nelson Pinto: El "Chupa" se chupó solito en Palestino y jamás llegó a rendir como sí lo pudo hacer en Universidad de Chile. El año 2012 fue el peor para el angustiado.
  246. Nelson Rebolledo: La peor pasada del lateral ñurdo, fue el 2012 por O'Higgins. Nunca brilló.
  247. Nery Veloso: El "Mónico" jamás se lució en Colo Colo al comenzar el 2010, menos aún si varias veces lo pillaron paveando a la hora de cortar centros. Se fue a la U. de Chile y no lo consideraron. Fue en el 2012 cuando salió Campeón con Huachipato y ahora que deambuló por Unión, Audax y Wanderers, jamás ha podido reeditar sus mejores actuaciones.
  248. Néstor Lotártaro: Consiguió un ascenso con Huracán de Tres Arroyos en Argentina hace varios años. Pero cuando vino a Chile, en Deportes Antofagasta fue un fiasco. Sin comentarios.
  249. Nicolás Gianni: Fue un verdadero fiasco, ya que no fue considerado ni por Fernando Carvallo, ni por Mario Lepe, ni por el Fantasma Figueroa, ni por los suplentes ni por nadie. Tenía mas pinta que papel con caca, pero en la cancha no daba pie con bola, por lo que se fue sin pena ni gloria de la precordillera.
  250. Nicolás Larrondo: Uno de los llamados "olvidados" del fútbol chileno, luego de integrar la Selección Sub 20 que obtuvo el tercer lugar en el Mundial de Canadá el 2007. Después de campañas regulares en Universidad de Chile, llega a Rangers de Talca el año 2012 y lamentablemente su rendimiento se fue a la mierda. No fue su año.
  251. Nicolás Lauría Calvo: Dos temporadas estuvo en Colo Colo (1997 y 1998), cosechó dos campeonatos, pero en su cosecha personal jugó como ocho partidos sin verle el ojo a la patata. Pobre niño.
  252. Nicolás Martinez: Llegó el 2011 a Wanderers como el hermano del “Burrito” Martínez y no le llegó ni a los talones al seleccionado argentino. Tressor Moreno lo opacó en la conducción y lo mandó a la banca. Finalmente, el argentino se tuvo que ir con viento fresco del Puerto.
  253. Nicolás Raimondi: Este lauchero uruguayo, llegaba con el cartel de ser un delantero terrible. Así lo entendían en Deportes Antofagasta, pero se encontraron con que el pepero andaba mas escondido que murciélago de túnel, ya que no hizo muchos goles. Pobre weón.
  254. Nicolás Sartori: Otro defensa paquete que llegó a la U en el último tiempo y que se promocionaba como “un defensa aguerrido, de poca técnica pero positivo para el grupo”. Su mal rendimiento fue notorio y fue despachado rápidamente en los tiempos de la quiebra del club azul, antes de perder la final con Colo Colo.
  255. Nicolás Tagliani: Jugaba de delantero, donde destacó por su corpulencia y fuerza, además de una gran capacidad goleadora. Llega a Chile, juega en Palestino y en Cobreloa, este último club, es en donde no tiene buenos recuerdos, al ser echado del club, por sacarse la camiseta y tirarla al piso, al ir perdiendo por 3-0 con Huachipato. Posteriormente ficha en Colo-Colo, pero no obtiene buenos resultados, siendo despedido del club luego de que fuera sorprendido ebrio con su compañero Vicente Principiano.
  256. Nicolás Trecco: Este argentino que la rompía en San Felipe, llega como carta goleadora a San Carlos de Apoquindo, pero lo único que hizo, fue tocar la guitarra antes que se la tiraran por la cabeza y ponérsela de sombrero.
  257. Nilo Carretero: En Unión La Calera querían tener un volante creativo que hiciera la misma gracia que tenía Ramón Fernández..., pero se equivocaron medio a medio, porque el 2012 contrataron a este argentino chanta y, la verdad es que él nunca mojó la camiseta para demostrar sus condiciones. Muy mala la jugada que hicieron.
  258. Omar Mallea: Se podría decir que, no fue un aporte significativo para Santiago Wanderers, ya que fue tratado de "bosta" por no mostrar su talento.
  259. Óscar Altamirano: Este delantero trasandino, llega el 2010 a la U de Concepción, pero el terremoto del 27-F casi lo manda sacudido de regreso a su país. Después del tiritón, fue una verdadera plasta, ya que nunca le vio el ojo al tubérculo a la hora de entrar al área chica y mandársela guardar a los arqueros rivales.
  260. Óscar Carniello: Llegó procedente de Colón a Everton pedido por Omar Labruna y desde el inicio se notó que no era la solución para la defensa. Tras el despido del entrenador argentino llegó Nelson Acosta y nunca más estuvo en las oncenas iniciales. Sólo fue titular en cuatro partidos, poquísimo para un refuerzo extranjero y, en un equipo que al final de la temporada 2013-14 se fue al descenso.
  261. Óscar Dertycia: Con un tremendo cartel, este pelequén bifechorizo llegó en 1998 a Deportes Temuco tomándose un muday y comiendo merquén. Lo penca es que fue un total paquete, porque jugó solo 10 partidos y apenas marcó un miserable gol. Ya a fin de temporada, les quitaron 15 puntos por planillas falsas, amenazas de paro antes de jugar con Colo Colo y hasta por cheques protestados, lo que definió anticipadamente su descenso a la Primera B..., y por secretaría.
  262. Óscar Garré: Cuando dirigió Universidad Católica el 2004, protagonizó uno de los peores bochornos de que se recuerde en la tienda cruzada. Hizo 6 de 48 puntos posibles, al perder 9 partidos seguidos teniendo un equipo de "estrellas", y por tener una campaña horrible, lo terminaron echando.
  263. Óscar Román Acosta: Llega en 1995 a formar parte del plantel de Universidad de Chile, sin mostrar el cartel que lo trajo, jugando algo así como 12 partidos y marcando apenas 2 miserables goles..., claro que celebró un campeonato con los azules. Al año siguiente jugó en Coquimbo Unido y mejoró en algo su productividad futbolística.
  264. Osmar Molinas: Llego a Colo Colo el 2011 proveniente de Olimpia, nunca rindio en Colo Colo, es recordado tanto por los hinchas de la "U" y por los Colo Colo por un autogol que significo el empate de Universidad de Chile en los últimos segundos de partido en el Estadio Monumetal, el 2012 ni jugó ningun partido salvo algunos en la filial de Colo Colo.
  265. Osvaldo Barsottini: Este central argentino, fue una verdadera pesadilla jugando por la Unión Española en el Apertura 2008, tanto así que pasaba haciendo agua por su zona, habilitaba a los rivales, se comía todos los amagues y fue una soberana plasta. Al final, lo echaron por malo.
  266. Pablo Álvarez: Este lateral momio uruguayo llegó a principios de 2015 a Universidad Católica, pero quizás su actuación que más llamó la atención fue negarse a jugar ante Palestino, en la definición de la liguilla, molesto por no ser considerado durante todo el torneo. El uruguayo ya no está en la UC.
  267. Pablo Bezombe: En 1994 recaló este volante argentino para reforzar a Santiago Wanderers, que estaba en la Segunda División. Sin embargo, ese angustiado fue una soberana bosta, porque se creía Maradona pero jamás lo igualó, menos la embocó. Un pastel.          
  268. Pablo Calandria: Después de tener una exitosa temporada defendiendo los colores de Santiago Morning y salvarlo del descenso, es fichado por Universidad Católica para el 2011, donde jugó 34 partidos y apenas marcó 10 goles. Mario Lepe lo echó con viento fresco, jugó por Santiago Wanderers un total de 22 partidos y convirtió 4 miserables goles. Doble paquete en dos temporadas y en O`Higgins anda todo destapado, y con dos títulos para variar.
  269. Pablo Contreras: De nada sirvió su regreso a Colo Colo el año 2012, porque jugó poco, llegó tarde, mal y nunca. Y para peor, se mandó flor de autogol en una mocha contra Cobresal en el Estadio Monumental. Después se volvió a Grecia y de él, nunca más se supo.
  270. Pablo Fontanello: Este central argentino tuvo un paso fugaz por Santiago Wanderers en el año 2007, donde jugó 9 partidos y apenas marcó un miserable gol. Y peor aún, es que se fueron a la Primera B.
  271. Pablo Gaglianone: Otro paquete más que trajo Colo Colo el año 2000, recomendado por Fernando Morena. Penca, dormilón, malo hasta para la cama, lento y no hizo siquiera un miserable gol. Olvídese.
  272. Pablo Magnin: El argentino jugó poco y marcó solo un gol, muy poco para un delantero que supuestamente debía aportar con goles. Pobre lo del ex Unión de Santa Fe, que fue relegado por Jaime Grondona.
  273. Pablo Monsalvo: Lo trajeron desde Argentina para reforzar al Audax Italiano a partir del año 2010, pero jamás pudo hacerle sombra a Mauro Olivi o a Marco Medel. Hasta para hacerse una chorrera de goles fue malo.
  274. Pablo Vranjicán: Luego de una aceptable campaña en Rangers de Talca, llega a la Universidad Católica, hizo goles solo en Copa Chile y, apenas uno en torneos oficiales. "Charquicán" con lo único que se puede poner contento, es con el título del 2010. Los que lo defienden, puede que estén en lo cierto, pero ocurre que, cuando Vranjicán marcó esos ocho goles, fue cuando en Copa Chile vapulearon al poderoso combinado de San Pedro de Atacama, como por 150 goles contra cero.
  275. Patricio Toledo: Era tan buen arquero en su mejor etapa, pero en 1998 se fue a negro al recalar en Santiago Wanderers. Lo peor de todo, es que se fueron descendidos a Segunda División.
  276. Paulao: Este zaguero brasileño venía con tremendo cartel, siete partidos con la Verdeamarelha y dos títulos locales. Llega a Colo Colo en 1997 y pasó dando pena, porque jugó pocos partidos y pasó mas tiempo en la clínica. Se retiró del fútbol activo cuatro años más tarde en Ponte Preta.
  277. Paulo Díaz: El Coto Sierra lo quería en el plantel de Colo Colo, jugó poco y desentonó. Donde jugó eso sí todos los partidos, fue en el quirófano.
  278. Paulo Garcés: El parralino fue enviado el 2011 desde Universidad de Chile a Unión La Calera. Lo penca es que ni siquiera jugó.
  279. Pedro Massacessi: Recién ascendidos de la Segunda División, Universidad de Chile contrató a este argentino que andaba con cartel, pero en equipos mediocres. Jugó como el orto, pasaba alegándole a los árbitros, no hizo ni un gol y, en un clásico con Colo Colo se fue de rogelia por chuletero y llorón. Se retiró jugando por el FC Jazz de Finlandia.
  280. Pedro "Diarrea" Morales: El volante regresó de Croacia y, como sabemos que las segundas partes generalmente no son buenas, en Universidad de Chile no fue la excepción, ya que jugó poco y no hizo ningún gol. Saludos mandó el Kramer.
  281. Pius Daniells: La historia de este camerunés en Colo Colo por el año 1999, es tan terrible, que lo trajeron en una transaca trucha y hasta con pasaportes falsificados desde el país africano. Al final, nunca jugó.
  282. Rainer Wirth: Llega por el 2012 a Deportes La Serena y, lo peor de todo, es que los goles se los comía rico. Y pa' más recacha, se fueron a la Primera B.
  283. Ramiro Costa: Llegó sin experiencia a jugar por la Católica y apenas hizo seis goles, con lo que se transformó en el niño símbolo de los paquetes. Después se fue a Unión La Calera y más tarde se fue al fútbol griego.
  284. Ramiro Fergonzi: Fue siempre un futbolista de equipos inferiores en Argentina, puesto que llegó el 2010 a defender los colores de Unión San Felipe. El problema es que nunca le hizo sombra al "Mágico" González y jamás se acomodó.
  285. Ramón Lentini: En Unión Española querían reforzarse con todo, pero le achuntaron medio a medio con este paquetón. El bifechorizo era lento, pesado, comilón y no hizo ni siquiera un gol. Duró seis meses y lo mandaron de vuelta a Argentina.
  286. Renato González: El "Cachorro" se declara hincha de Universidad de Chile. Por eso se emocionó cuando se concretó su llegada a la U y lloró al marcar su primer gol con los azules, en la Copa Chile. Pero después no tuvo muchas oportunidades y dejó de ser opción para Martín Lasarte el 2015. A partir del 2016 y, luego de ser cortado por el nefasto de Beccacece, juega en la Universidad de Concepción.           
  287. Reny Vega: Desde Venezuela, el experimentado arquero vistió la camiseta de Colo Colo durante el Apertura 2012, relegando a Pancho Prieto tras la boleta de 5 a 0 que el antofagastino se comió ante Universidad de Chile..., pero el llanero también "cooperó" y por malo lo sacaron de la titularidad en la portería del Cacique. 
  288. Ricardo Lunari: Llegó como apuesta para llevar a Santiago Morning a pelear el ascenso, pero a poco de asumir, su propuesta se fue a la mierda. Al año siguiente se fue a Valdivia, después al fútbol colombiano y hoy vuelve a dirigir a los cerveceros.
  289. Ricardo Martínez: Un zaguero paraguayo recomendado por el Fantasma Figueroa para intentar cerrar la defensa de Cobreloa a comienzos del 2015..., pero que terminó jugando en el quirófano. Cuando su equipo se fue al descenso, el angustiado también se fue cortado por chantilly.
  290. Roberto Bonet: Rangers de Talca venía urgido por el tema del descenso, por lo que se trajeron para el segundo semestre de 2009 a este volante paraguayo que duró solo un semestre, sin obtener grandes resultados. Lo peor es que se fueron descendidos a la Primera B por culpa del entrenador.
  291. Roberto Floris: Jugó por Everton en la temporada 2009, pero no repitieron el éxito conseguido el año anterior..., y menos le pudo hacer sombra a Jaime Riveros. Al año siguiente se regresó a su país.
  292. Roberto Gamarra: Este delantero paraguayo que la rompía en su país, llega el 2010 a O'Higgins de Rancagua a dar más penas que alegrías. Jugó 14 partidos y apenas marcó un miserable gol. Su travesía le duró poco, porque se devolvió a Paraguay.
  293. Roberto Gutiérrez: Llego a Colo Colo en 2011 tras destacadas actuaciones en U Católica, se ganó el odio de los hinchas cruzados, pero también se ganó el odio de los colocolinos por sus pesimas actuaciones, hizo muy pocos goles, después se fue a Palestino donde "revivio" su racha goleadora que lo llevo al Atlante de México.
  294. Roberto Ovelar: El "Búfalo" llegó del fútbol peruano a la Católica, pero fue tan malo que apenas hizo cinco goles con dos entrenadores distintos. Un desastre.
  295. Roberval Emison da Conceiçao: En Audax Italiano vendían jugadores a destajo y, para reemplazar a Fabián Orellana en el 2009, se trajeron a este brasileño que mostró algunas cositas. Claro que pasaba en la banca y, cuando entraba, hacía pocos goles. Era que no.
  296. Rodrigo Daniel Astudillo: Después de decretada la quiebra y perdida la final del Apertura 2006 ante Colo Colo, en Universidad de Chile estaban con un síndico que más tarde sería Diputado. Y para superar la mala racha, se traen a este argentino que jugó tan solo ese torneo, con un registro de 11 partidos jugados y 5 goles marcados, poco para un delantero. Después, se devolvió a su país.
  297. Rodrigo Mora: Fue ofrecido a Colo Colo, pero Tapia lo desechó. Llegó a la U durante el Clausura 2014, se calzó la mítica 11 e hizo un gol de chilena en su primer partido ante Guaraní por la Libertadores. Pintaba bien, pero después de eso no hizo nada más, se perdió un gol cantado -de chilena- en un clásico ante Colo Colo (se la tapó Justo Villar) y de ahí en más, desapareció. Hasta Isaac Díaz le ganó el puesto y eso es mucho decir para un delantero de estirpe.
  298. Rodrigo Riquelme: Este paraguayo nacionalizado chileno, llegó a Colo Colo para la temporada 2009 y, nunca cuajó con el paladar de los hinchas albos. Ya en la segunda parte de ese año, Hugo Tocalli experimentó con una inédita dupla (Sebastián Toro con José Manuel Rey) y terminó dando resultado.
  299. Rodrigo Stalteri: Fue poco lo que jugó, pero en Cobresal lo recuerdan por su estirpe goleadora, la misma que lo sufrieron los hinchas de Universidad de Chile cuando en 2002, los mineros los derrotaron por 3-2, precisamente con dos goles de este delantero, que se retiró en 2011.
  300. Rodrigo Tello: Llegó con bombos y platillos a Audax Italiano después de pasársela todo el rato allato en las Uropas. Sin embargo, se fue en puros saltos y peos y terminó jugando en el Sifup.
  301. Rubén Capria: El "Mago" llegó junto con un lote de jugadores a reforzar a Universidad Católica durante el 2004, teniendo un cartel de aquellos. Sin embargo, ni él ni sus compañeros pudieron evitar la debacle futbolística que los hizo quedar eliminados tempranamente en el Apertura y sin llegar a los play-offs. Y sobre él, le pesó tanto la responsabilidad que no fue ni siquiera la sombra de lo que fue como futbolista.
  302. Rubén Ramírez: Un "paquete" en Audax Italiano durante el 2014, ya que no fue incisivo en el área chica y, menos tuvo instinto asesino. Chao.
  303. Salvador Capitano: Fue quizás el deté que mas fiasco tuvo en Universidad de Chile durante 2007, con 6 partidos dirigidos, 5 puntos obtenidos de un total de 18 posibles y apenas un miserable gol convertido.
  304. Santiago Gentiletti: Provincial Osorno tuvo un paso mas quedesafortunado en la Primera División durante el año 2008, por lo que llamaron a este central argentino para intentar afirmar la zaga lechera. Fue un tremendo paquete, porque jugó 8 partidos y marcó un estúpido autogol en Viña del Mar ante Everton, con lo que varias fechas más tarde se concreta su descenso a la Primera B. En 2009 es nuevamente prestado pero esta vez a O'Higgins de Rancagua, ya que en este club jugaría durante la temporada 2009/2010 y disputaría un total de 29 encuentros.
  305. Sebastián Beccacece: Antes de que Martín Lasarte se fuera de la banca de la Universidad de Chile, el chascón ex ayudante de Sampaoli llegó echando jugadores a destajo. Parte el Clausura y los malos resultados que siguen hasta hoy, pasando por un asado donde cinco peloteros se fueron cortados y, más encima, no hay plata. Una vergüenza. Finalmente, a "Beccachiste" lo echaron con viento fresco.
  306. Sebastián Jaime: Celebró el título de la UC, pero el aporte de Jaime fue escaso. Sólo jugó un partido completo y no marcó goles, pese a que lo trajeron para que marcara la diferencia.
  307. Sebastián Taborda: Fue un delantero uruguayo que pesó menos que un paquete de Fruggelé en la Católica durante la etapa negra de Óscar Garré, Jugó 15 partidos y apenas marcó 2 miserables goles. De ahí hizo carrera en varios equipos de Europa y América y actualmente juega en Peñarol.
  308. Sergio Marclay: En la temporada 2005 llega a Everton de Viña del Mar y, durante dos temporadas ha jugado 20 partidos y ha marcado un miserable gol. Se regresó a su país sin pena ni gloria.
  309. Sergio Migliaccio: Después de su descenso a la Primera B en 1998, Provincial Osorno trajo a este arquero que, la verdad de las cosas, fue un soberano paquete, ya que se comían tantos goles por culpa de su fallas garrafales durante dos temporadas. Para el 2004, Migliaccio regresó a Chile, jugó por Cobresal y apenas duró una temporada.
  310. Sixto Peralta: Volante argentino que tenía el manso cartel, llega a la Católica el 2012 y no rinde ni siquiera en la cancha (Ni siquiera con la señora).
  311. Toninho Dos Santos "el Bíblico": Se acabó la época de gloria con Mirko Joziç y, en Colo Colo la cosa en 1994 no pintaba bien. Claro, porque se trajeron a un paquete que a las finales hizo varios goles, el 90% de penal. Una bosta.
  312. Vicente Principiano: Tras declarada la quiebra en Colo Colo en 2002, Colo Colo trajo de refuerzo a Principiano, no jugó casi nada, le hizo perder dinero al club, y es recordado por su paso por Colo Colo por haber sido detenido por estado de ebriedad donde el alcotest marcó 1.75 litros de alcohol, y en el auto andaba con un compañero de equipo.
  313. Víctor Hugo Castañeda: El cabeza de chancho de Carlos Heller, después que le corrió ventosa a Beccacece, llamó a "Victortugo" con el "Scooby Doo" y el "Cuchillo" Musrri para intentar salvar la plaplipla en Chuncholandia. Guaté con los archirrivales, no mejoraban en la pastosa y al final, faltando 11 días para la Pascua se fueron de PLR. Las segundas partes nunca son buenas.
  314. Wagner Valiente: Si hablamos de paquetes, en Universidad Católica sí que lo tuvieron..., porque este delantero brasileño en 1998 vino a puro pasear a Santiago y jamás pudo mostrarse. Era un delantero muy torpe, jugó como cinco partidos, no hizo ni un gol, se perdía en la cancha, pasaba dando jugo y se terminó llevando las pifias del respetable. Se fue sin pena ni gloria.
  315. Waldo Ponce: El peor retorno de un jugador al fútbol chileno y, más encima a Universidad de Chile, club que tanto ama y que, ni siquiera Sampaoli lo puso durante 2012. Varios años después, se fue a la U de Conce y también anda en las mismas. Conclusión, pasó jugando por el Quirófano FC.
  316. Walter Ávalos: A este metepepas paraguayo, lo trajeron a Universidad de Chile para sacarle lustre a la corona del Apertura. Sin embargo, no fue ni chicha ni limonada y se fue cortado por penca.
  317. Walter Capozucchi: En Everton de Viña del Mar tienen el tremendo ataúd con la caracha del argentino que, en 1994 lo cambiaban del puesto de volante al de lateral izquierdo. Fue tan penca, que ostenta el récor de ser el que mas veces ha recibido tarjetas rojas en una misma temporada por chuletero. Y para peor, su equipo bajó a Segunda.
  318. Walter Fernández: Este argentino llegó a Chile en 1991, mostrando un currículum futbolero que lo llevó a jugar incluso a Europa. En Universidad de Chile tuvo un desempeño de regular para abajo, disputando 24 partidos y marcando 4 miserables goles. Su equipo terminó en el décimo cuarto lugar de la tabla y debió disputar la fatídica Liguilla de Promoción para no irse de nuevo a Segunda.
  319. Walter Ibáñez: El central uruguayo jamás convenció a los hinchas de Universidad Católica durante el 2015, puesto que jamás tuvo un desborde con opciones y menos un juego coherente. Siempre se la pasaba jugando al límite de las expulsiones y por ser tan chuletero y alegador, lo terminaron sacando de la titularidad. Al final, le rescindieron contrato y regresó a Perú, donde sí lo toleraban.




Gilberto Palacios