domingo, 9 de diciembre de 2012

CUANDO EL CHUNCHO SE FUE A LOS POTREROS.

  El Campeonato de 1988, fue tan dramático como increíble, ya que 16 equipos se dieron por entero para disputar uno de los torneos más apasionantes en la historia peloteril chilensis. En la primera rueda, el que anduvo chupeguata fue Colo Colo, que en 15 fechas sólo había cosechado 10 de 30 puntetes (el winer sacaba dos puntarelis, el que empataba sacaba uno y, el que se iba de perdices, no puntuaba), producto de que le ganó a los chunchos y al desaparecido Deportes Valdivia; empató en seis ocasiónes (La Serena, Iquique, Everton, Unión Española, U.Católica y Huachipato) y perdió otros siete partidos (Fernández Vial, Naval, O'Higgins, Cobresal, Palestino, Deportes Concepción y Cobreloa).
  Pero esta historia de la caída de los plumíferos a los potreros, parte desde 1985 después de una gira a Cuatelandia, gira en que los dirigentes se despilfarraron la plaplipla tras la venta de al menos tres muñecos a clubes charros (Mariano Puyol, Carlos "Búfalo" Poblete, Martín "Tincho" Gálvez). Ya entre enero de 1986 y junio de 1988, las cosas iban de mas a menos en el ambiente chuncho, porque los rendimientos deportivos bajaban y bajaban; mientras en la otra vereda Colo Colo y la Cato ganaban los títulos del 86 y 87 respectivamente. En Julio de 1988, comenzaron los primeros atados con la tirada de toalla de Alberto Quintano por diferencias con el "Negro" Greene y su boys, lo que terminó con un jóven Manuel Pelegrini dirigiéndolos en ese torneo, donde partieron empatando con Palestino. A medida que se desarrollaba el Campeonato -que tenía de colista a su archirrival Colo Colo en la primera rueda-, empezó la debacle con una derrota a manos del Cacique (Gol del Leo Montenegro a los 30') y otro costalazo sufrido ante Everton por un pepino a cerapio, marcando cinco fechas seguidas sin verle el ojo a la patata. Tras pegarse un guatzo a manos de Unión Española, la cosiaca se puso color de hormiga, porque sus "hinchas" no aguantaron la mala racha, chupetearon al Pelle y apedrearon los tocomochos de los jugadores. Al término de la primera rueda, los chunchos estabn en la parte baja de la tabla con 12 puntitos, mientras que más abajo estabn los baisanos, los rancahuasos, los albos y los valdivianos.
  En Noviembre de ese año, las cosas empeoraron para las madres (el Colo se pegó flor de levantada sacando 11 de 12 puntarelis posibles en seis partidos, tras zamparse al Vial, a Naval, a los papayeros, a los guata amarilla y a los dragones celestes, empatando con los panaderos). La barra llamada "Imperio Azul" -predecesora de la barra brava "Los de Abajo"-, pidió la cabeza de Pellegrini y éste ni los pescó, con lo que el fantasma de la B ya era inminente. Lo curioso de esto, es que el Pelle se viraba a las Uropas con la excusa fácil de ir a perfeccionarse como deté, pero en Chuncholandia el horno no estaba para boyos cachando que jugaban como la callampa.
  Las fechas pasaban, los Zorros del Desierto se consolidaban en la punta, los legionarios y los dragones hacían tremendo campañón, el Colo seguía levantando, Valdivia daba la sorpresa, la Cato reaccionaba..., y un lote que tiritaba y tiritaba de miedo, mientras Palestino ya quedaba condenado a irse a la B. Pero llegando a la fecha 26, se produjo un paro de peloteros que afectó el campeonato en Chago City, suspendiéndose partidos en San Carlos de Apoquindo, La Cisterna y el Nacional, donde se jugaba el clásico.
  Pero como el dicho de que "de atrás pica el índio" dió resultados en la segunda rueda, el sufrimiento pasó luego de que los chunchos golearan por tres a cero a los albos. Sin embargo, la tarde del domingo 15 de Enero de 1989 se dió una situación increíble en la parte baja de la Tabla de Posiciones, donde estaban con las clavijas apretadas los guata amarilla, los choreros, los panaderos, los rancahuasos y los chunchos (Palestino se fue a Segunda División). ¿Qué resultados se estaban dando en ese lote?. Unión Española fue a boletear a las monjas a domicilio, el "O'Hi-O'Hí" se zampó en Las Higueras a Huachipato..., y los chunchos perdían por dos a cero ante Cobresal, con goles de Sergio Salgado a los 11 y 46 minutos, ante 15.079 pericos que pagaron $6.470.700 en boleterías, todos los cuales eran madres y sufrían como nunca por irse al descenso.
  Álvaro "Pánfilo" Vergara (56') y el quillotano Jorge Pérez (82'), sellaron el empate de las lechuzas, que no les serviría de nada para salvar la categoría, ya que si bien, sacaron 26 puntetes junto a sus rivales directos, panaderos y rancahuasos tenían -7 y ellos -8.
  Mientras en Calama, Cobreloa salió campeón tras darle la dosis a Colo Colo, se iban a la Pre Libertadores Cobresal, Iquique, la Cato y el Colo. Sin embargo, todas las radiolas transmitieron la mocha que piteó el saquero Iván Guerrero, que justo en el minuto 90 de aquel confronte, sentenció lo que ni ellos mismos pensaban que iba a ocurrir...

¡¡¡EL DESCENSO DE UNIVERSIDAD DE CHILE A SEGUNDA DIVISIÓN...!!!.

  Sí..., Waldo Greene se tragaba así un descenso a la división potreril que comenzaba con la zalagarda que armaron por culpa de Alberto Quintano, Fernando Riera y Manuel Pellegrini, que finalmente los mandó al infierno. En ese equipito, la sufrieron Héctor "Manitos de Mantequilla" Giorgetti en el arco (su hijo Matías juega actualmente en Deportes Melipilla); Ricardo "Pituco" Vásquez, Pato Reyes, Carlitros Cisternas y Roberto Reynero en la defensa (su hijo Felipe juega en Huachipato); Marcelo Silva, Luis "Cuchillo" Musrri -hoy deté del San Antonio Unido- (52' Alejandro Rojas), Jorge Pérez y el brasuca Valdir Pereira en el diome (hoy vive y trabaja en San Fernando); Héctor "Tito" Hoffens (52' el "Pánfilo" Vergara) y Cristián "Cepillín" Olguín. A la banca fueron relegados "Radul" Díaz y Horacio "Car'e Pato" Rivas (actual deté de un equipo potreril). Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡AHORA TE VAS, TE VAS, TE VAS, TE VAS, TE VAS, TE VAS, TE VAS... ¡PA´LA BBBBBBBBB...!!". 



 

 El llanterío en Ñuñoa fue brutal, los peloteritos no la podían creer, el Pelle que le decía a Giorgetti que estaban ya en los potreros, el saquero sentenciando el triste final, las radiolas empezaban a darle cobertura y, el descenso chuncho que ya empezaba a dar la vuelta al mundo. Los que más se la lloraron, fueron los creadores del programa "Sintonía Azul" de la Radio Santiago, que frente al micrófono no disimularon su bronca por el amargo momento que vivieron y que no podrán jamás sacárselo de la cabeza.
  Los hechos ya estaban consumados al final de la mocha frente a Cobresal. El fantasma de la B se los comió enteritos en pleno Estadio Nacional, el Pelle se fue muerto del camrín, Giorgetti no quería más guerra y partió llorando a su casandra, Hoffens que daba entrevistas muy bajoneado, el "Cepillín" Olguín masticando el polvo de la vergüenza, el "Negro" Greene fue a llorar a la tele al lado de la Paty Maldonado..., y tuvieron que lidiar un año entero jugando en los potreros ante vacas, chanchos, conejos, cabritos, caballos, gallos, gallinas y hasta huasos retamboreados. ¡¡Era que no poh...!!... Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡AHORA TE VAS, TE VAS, TE VAS, TE VAS, TE VAS, TE VAS, TE VAS... ¡PA´LA BBBBBBBBB...!!". 



  Y para terminar, los chunchos no podrán olvidarse jamás de que la historia los tiene condenados al sufrimiento y de que el descenso a los potreros es algo que nunca jamás en la vida podrán sacárselo de sus cabezas, mientras su papá Colo Colo disfruta de la Gloria, esa que llegó aquella fría noche de junio en el Monumental con la tan ansiada Copa Libertadores de América, copa de verdad (no como la Sudaca que es de cartón), que es el máximo trofeo continental, sumado a otros tantos títulos nacionales y otros dos internacionales (Recopa Sudamericana y Copa Interamericana). Por eso, los GRANDES no descienden jamás..., y Colo Colo por eso es el único GRANDE que tiene el fútbol chileno. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

 "¡KÍMBARA-KIMBARA KIMBA-KIMBAMBÁAA (¡KÍMBARA-KIMBARA KIMBA-KIMBAMBÁAA...)...!!". 
 
Publicar un comentario