jueves, 8 de enero de 2015

PITUCA SIN LUCAS, LA TELECEBOLLA DE LOS EMBARGADOS QUE CAYERON EN MAIPÚ (PARTE 7).


  Con la canción "Te haré el amor" de Antonio Ríos, continuamos con la saga mas truculenta de la farándula cebollera, donde vamos a destapar la olla con la Pituca sin Lucas y toda su fauna.



  Y partimos en el Capítulo 22 con la aparición del estafador del José Antonio en la Ciudad Satélite merodeando la casa amarillenta, sin saber que en el balcón estaba la Tichi con la Pitita; la pituca lo llegó a ignorar. Se acabó el amor entre los tortolitos; la mitómana de la María Jesús y el Felipito, terminaron mas desgastados que llanta del año de la cocoa por culpa de la rucia y del lacho del Salvador. La "Reineta" se hizo la gata en el motel y terminó hecha un quique, cuando entró al acto sexual, el "Tiburón" la confundió con la Tichi y quedó con el poto a dos manuelas. En ese mismo lugar, la "Reineta" no se la aguantó más y se enyegüeció como nunca con el "Tiburón" por el numerito; quería puro virarse pa´su casandra. La tontorrona de la María Jesús se aburrió del Felipito, le devolvió el anillo y se agarró con su mamá; ahí quedó la rucia retamboreada, por infiel. El jote del Fidel anda todo desvelado por la Belencita; la chicoca igual pascual. La "Reineta" regresó a su palacete con la mansa vena; les tiró el raspacachos a la pareja de idiotas por echar con viento fresco a la Jennifer y a sus tres niños y, terminó humillada porque el "Tiburón" le dijo Tichi en el Motel Paso Nevado. La Tichi quedó haciendo muzarañas en el balcón, tomando vinito blanco y se le apareció el "Tiburón"; el hombre escualo le terminó confesando que le dijo "Tichi" a la "Reineta" y la ricura se fue con el colaless en el hoyo. Duelo de princesos en el Terminal Pesquero, mientras la "Reineta" torturaba a los dos idiotas por pérfidos; el Felipito se agarró a palabrotas con el lacho del Salvador, hasta que este último lo despachó por gil. La vieja Tila andaba haciendo de las suyas mandoneando al jote del Fidel que llegó listo para empapelar; andaba jugando a la paca ladrona y la Pitita la pilló nomás. La Belencita recibió a la "Margarina" Bravo que quería al jote del Fidel; justo iba bajando el cabro bueno pa´calentar el asiento. El "Tiburón" quedó con la pálida porque la "Reineta" se fue con maleta y todo; y todo porque el hombrón la confundió con la Tichi, mish. Y el Che Chico empezó a tirar chirolazos a diestra y siniestra; copuchenteó que la Jesu terminó con el Felipito, el Fidel con la Belencita y el "Tiburón" con la "Reineta". Y el coro monumental lo canta as, así, así, así, así...

 "¡TEN CUIDADO QUE VIENE..., LA VIEJA JULIA...!!".




  En el Capítulo 23, la Jesu empezó a parlar con el lacho del Salvador en el water por celulítico; mientras la Gladys andaba "wasapeando" con el Felipito. La vieja Tila va a la Iglesia con Don Benito para hablar con el Padre Bustos; todo por la Primera Comunión de la Pitita. La salsoteca empieza a ser escenario para cosas insospechadas; la Jesú pilló a la Belencita trabajando de mesera. Miren a la paitoca con el lacho del Salvador y a la Gladys con el Felipito en la salsoteca; y el jote del Fidel dándole la dirección de la salsoteca a la pituquini donde finalmente pilla a la Belencita. La Reineta se anda desahogando con la Gladys tras la mansa payasada que le hizo el Tiburón en el motel; y el Goyo le cachó el punto cruz al lacho del Salvador. En el Colegio Altair de Padre Hurtado, el jote del Fidel con la Belencita hablando de cosas profundas; hasta que se les apareció el estafador del José Antonio. Y el coro monumental lo canta as, así, así, así, así...

 "¡TEN CUIDADO QUE VIENE..., LA VIEJA JULIA...!!".




  Ya para el Capítulo 24, la Tichi pillando las mentiras de la María Jesús, mientras la Gladys quiere ver a la Reineta viviendo con el Tiburón; el lacho del Salvador metiendo la cuchara por las minas mientras al lado, la Belencita le confiesa a su mami que anda laburando en la salsoteca. El Pichulotote se apareció por la casandra de la Reineta y dejó al Goyo convertido en membrillo colegial por meterse con la guatona Jennifer. La cañería rota dejó a Don Benito resfriado y en la camelia; y la vieja Tila también cagó pistola. De que la Reineta anda con los turururus porque el Tiburón anda con la Tichi, eso sí que es cierto; el Goyito quedó con un hueso hecho mierda tras irse de comboy con el Pichulotote. Y el lacho del Salvador sigue joteándose a la María Jesús en un toco; y el Felipito, cri cri cri. Y el coro monumental lo canta as, así, así, así, así...

 "¡Y QUE NO ME DIGAN EN LA ESQUINA... ¡EL VENAO, EL VENAO...!!".




  Llegamos al Capítulo 25, donde vemos a tres tristes tigres zampándose a tres minocas; el lacho del Salvador con la tarúpida de la María Jesús, el macabeo del Felipito con la resentida de la Gladys por wasap y, el Goyo con la Reineta después del cornete que el Pichulotote le aforró a domicilio. La Tichi se deja querer por el Tiburón sin asco; pero afuerita se apareció el José Antonio, se desmaya la vieja Tila y lo pilla el jote del Fidel. La Gladys con la María Jesús se agarraron a combo limpio gritonéandose como guachucheras; mientras la Tichi y el Tiburón las pillaron y las castigaron por aniñadas, los princesos se enfrentaron a palabrotas en la calle. El tema de la pelea de las guachucheras llegó hasta el Terminal Pesquero; el Goyo dejó como gilipolla al lacho del Salvador. Y el coro monumental lo canta as, así, así, así, así...

 "¡TEN CUIDADO QUE VIENE..., LA VIEJA JULIA...!!".





  En el Capítulo 26, la Reineta escucha al Goyo que le cuenta de todo; terminaron pelando al Tiburón. La Belencita anda toda angustiada porque el José Antonio hizo desmayarse a la vieja Tila; se cachó que el prófugo anda escondido hablando con el Rafadel y cambiándose el nombre a Ricardo Weón Sale. Al Felipito se le acabó la paciencia; a las dos guachucheras las dejó condicional. El Tiburón anda en el limbo con la Tichi y después con la Reineta; y en el Terminal Pesquero ya andan pelando. La vieja Tila se llevó a la Pitita a la Iglesia para presentársela al Padre Bustos con miras a que la chiquiturri pueda hacer su Primera Comunión: claro, si hasta la cabra chica le copuchenteó que la vieja se va siempre a negro y que con un whiscacho se repone. El Padre Bustos llegó a la casandra amarillenta a dejarle la tarasca abierturri a la Tichi por lo que le sopló la Pitita; cayeron redonditas la vieja Tila por su sarta de "alejandrazos", la María Jesús por gorrear al Felipito y, la mismísima Tichi por poncear con el Tiburón. Las hermanitas Risopatrón son las campeonas de los ponceos y la zalagarda; mientras que la Reineta se quiso comer al Tiburón sin éxito. Y el coro monumental lo canta as, así, así, así, así...

 "¡EL VENAO, EL VENAO... ¡EL VENAO HA DESPERTAO...!!".







  Y el Capítulo 27 parte con el Tiburón que deja a la Reineta con el anillo oxidado y porque anda con la Tichi; el hombre escualo se las cantó claritas a la locateli en su propio palacete y la ricarda no solo no se las aguantó, sino que lo echó con viento fresco y terminó hecha un quique. El lacho del Salvador tiene a la María Jesús mas manoseada que manilla de microlia; el perla quiere puro dejar al Felipito como zapato de mandril. La Gladys no está ni ahí con que los copuchentos anden tejiendo flor de romance con el Felipito; y el venao tampoco. El Goyo con el Enrié, se fueron a chupar como contratados a un restaurante felices de la vida; pero cuando regresaron a la Villa El Abrazo, pillaron a la Reineta llorando a mares porque el Tiburón la pateó por la Tichi y, también la pillaron en Puesto Bajo. Y el coro monumental lo canta as, así, así, así, así...

 "¡COMO PICA LA MACHACA, LA MACHACA COMO PICA, COMO PICA LA MACHACA, LA MACHACA COMO PICA. ¡AY QUE CHACA, CHACA, CHACA CHACA, AY QUE CHACA, CHACA, CHACA CHÁ...!!".





  Si la Reineta se puso a llorar porque el Tiburón la pateó por la pituca, la Gladys también quedó hecha un quique porque el Felipito no quiso quedarse; el hombre escualo le terminó diciendo a la cabra que no le ande sacando el poto a la jeringa. Festival de agarrones surtidos en Maipú, en la Universidad y en el Terminal Pesquero; el Fidel se agarró a la "Margarina" Bravo, la María Jesús pateó al Felipito por la Gladys y, la Reineta mandó al maricueca del Enrié a rayarle el furgón a la Tichi. El Tiburón no aguantó más a los gilipollas en Lo Espejo; el Goyo y el Enrié cagaron pistola por ser tan estúpidos como la Reineta. Y el coro monumental lo canta as, así, así, así, así...

 "¡AHORA TE VAS, TE VAS, TE VAS, TE VAS, TE VAS, TE VAS, TE VAS... ¡PA´LA BBBBBBBBB...!!".



Publicar un comentario