domingo, 17 de julio de 2011

OPERACIÓN DANIA IX: CRÓNICA DE UN FRACASO ANUNCIADO.

En la segunda parte de la OPERACIÓN DANIA, habíamos anunciado claramente el descenlace de una apuesta que nunca iba a resultar. Claro, como si el Pulpo Paul hubiera adivinado lo que pasaba, el franjeado "¿Dime Por Qué?", nunca iba a responder a las expectativas de audiencia que TVN pedía a gritos para salvar la tarde, que hasta Mayo Monumental se les convertía en noche de terror.
Todo parte cuando la consultora Time Ibope, les indicaba a los caporales del canal estatal, que la gallá no los pescaba ni en bajada a eso de las cinco de la tarde. En eso estaban, cuando llamaron al mula de Daniel Sagüés para armar un franjeado que lo estaban vendiendo con bombos y platillos y, que tenía como finalidad mostrar de forma tan estúpida como ridícula las diferencias entre hombres y mujeres. Ahí el primer y más importante de los fiascos que se avecinaban.
En la primera semana de ese mes, la periodista Carolina Cuevas Díaz -que antes reporteaba en Canal 13-, llamó a la FECH para tratar de ubicarme. En medio de las grabaciones del documental "El Hombre Mapa", logro comunicarme con la Caro Cuevas, la cual me tenía la invitacion hecha para ese franjeado, pues ya me tenía lista la pauta para estar en la marcha blanca y en el capítulo de apertura del "¿Dime Por Qué?". Pasaron los días, pasaron las horas, pasaron los contactos, voy al canal ubicado en Bellavista 0990, le aviso al recepcionista..., hasta que la susodicha sale y me comunica que cambiaron arbitraria e ilegalmente las pautas, postergando de manera estúpida mi participación en esa pomada y llamando a Felipe Camiroaga, no sin antes prometerme que me iban a llamar en un mes mas. Incumplimiento grave de contrato de parte de TVN hacia mi persona, ya que nunca me llamaron en el lapso que me tenían estipulado, por lo que ellos arriesgan ser demandados ante los Tribunales de Justicia, so pena de pagar una fuerte indemnización por daño moral.
La barra pop no ve la tele, no es tan estúpida como en la pantalla enana juran creer..., y prueba de ello, la temática del cocido -como lo dije en innumerables oportunidades-, era tan trasnochada, que lo único que pretendía, era exacerbar los ánimos revanchistas de las mujeres que se quedaban en sus palacetes haciendo sus tareítas domésticas, sin fijarse que la mayoría de ellas veía las telecebollas de otros canales -mal llamadas "comedias"- y sin darse cuenta que la barra está en otra. Sí, la barra está en los paraderos esperando tomar el Transantiago, está laburando, está estudiando, está en los cibercafés, está en los topless y en los cafés con piernas, está manejando las micros, está manejando autos y motos, está en el Metro... ¡¡No está ni ahí con la tele!!.
Y así fue pues, que la tarde del viernes 15 de Julio Monumental, fue la consumación del fracaso televisivo más grande de la tevé criolla. Al recién asumido mandamás de Programación del canal estatal, Marcelo Bravo, no le quedó otra que aplicar la SÚPER OPERACIÓN DANIA al franjeado, y cortarlo definitivamente, como muchos de los que han estado de acuerdo conmigo, lo hemos pedido a gritos en Estación Central, en Maipú, en Santiago Centro, en San Ramón, en Cerrillos, en La Florida, en Renca, en Pudahuel, en Puente Alto, en Quilicura, en Las Condes, en Providencia, en El Bosque, en Peñalolén y en otras partes. El ya fallecido cocido, apenas marcaba horribles 4,4 puntetes de rating, muy por debajo de lo que pretendían los ejecutivos de TVN, siendo que hasta el 13 de Mayo Monumental, las cifras marcaban entre 5 y 6 puntarelis, punto muy débil para la estación pública.
Este fracaso ya consumado, lo tenían asumido los ejecutivos del canal estatal desde hace un mes atrás. Y no les quedó más remedio que sacar la guadaña, afilarla y cortar entero el proyectito que partía con bombos y platillos para terminar en el fiasco más grandote de la pantalla chica durante este año. Así y todo, los panelistas se fueron sin billullo pa' la casandra, mientras que la Karencita y el Julián, tendrán que ir a sacarse los balazos a Vitacura y a Cerrillos, para ver cómo cresta salir del tete en que se metieron. De antemano, la Karencita se tiene que dedicar a bajar de peso a los gordolfos en "La Dieta del Lagarto", mientras que el Juliancito tendrá que abocarse a su pomada sabatina "Un Minuto Para Ganar", donde les está yendo mejor, sin olvidarse que es el rostro de la Caja Los Héroes. ¡¡Toma!!.
Y para rematar esta tremenda OPERACIÓN DANIA que, dejó como consecuencia el fracaso y la cancelación definitiva del sepultado "¿Dime Por Qué?" -con terremoto grado 9,9 en la escala de Richter, intensidad 11,8 Mercalli y nivel destructivo 14,7 de Operación Dania-, los caporales de TVN mandarán a flote un culebrón nacional llamado "Esperanza", que copará el horario del proyecto recientemente muerto y, del que yo fuí uno de los sepultureros en esta saga. Y el coro monumental lo canta así, así, así, así, así...

"¡¡TAAAN TAAAN TARÁÁÁÁN. TAAAAN TARÁN TAN TAN TAN TAN... ¡TARAAAAAAAAAAAANNNNN...!!!!".
TVN saca de pantalla "Dime por qué" de Doggenweiler y Elfenbein
Publicar un comentario