sábado, 24 de diciembre de 2016

LA COPA DE VERDURA, NO LA DE CARTÓN (3).


  Llegamos a la tercera parte de la saga, donde partiremos en los noventa y terminaremos en el 2016.

COLO COLO ROMPE LA HISTORIA Y LA COPA SE MODERNIZA: 1990-99.


  La edición de 1990, nuevamente conducido por el entrenador uruguayo Luis Cubilla, como en 1979Olimpia llegó a la cima de América. Contó con un excelente plantel, en el que sobresalió nítidamente la figura de Raúl Vicente Amarilla, centrodelantero elegante, goleador y de extraordinario juego aéreo. Dentro de un equipo compacto, puede decirse que él condujo a Olimpia hacia el título. En la final de ida, los guaraníes ganaron por 2-0, gracias a los goles de Amarilla (46') y Samaniego (50'). En la final de vuelta, el conjunto guaraní debió enfrentar a un inesperado y fortísimo rival: Barcelona de Ecuador. En el último encuentro, disputado en su estadio de Guayaquil (el Monumental Isidro Romero Carbo), Barcelona cumplió una actuación excepcional, pero ni aun así pudo quebrar la resistencia granítica de Olimpia. Trobbiani abrió la cuenta para el "Ídolo" en los 61', pero antes del final, aparece el de siempre, Raúl Vicente Amarilla. ¿Y qué pasó con los chilenos?. Colo Colo se topó en segunda ronda con Vasco da Gama empatando los dos partidos y cayendo en tanda de penales (erró Rubén Espinoza), mientras que Católica perdió en la tercera ronda con Olimpia, con un global de 6-4. No hay que olvidar también el castigo que se le aplicó al Atlético Nacional de Colombia y a todo el fútbol colombiano por el tema de las amenazas telefónicas al árbitro Juan Cardelino, por lo que el partido con Vasco da Gama se anuló y se trasladó a Santiago de Chile, lo mismo que ante Olimpia, a la postre campeón. Y también hay que consignar al equipo venezolano Pepepanga de Isla Margarita, que tras su participación en esta edición de la Libertadores donde alcanzaron la segunda ronda y se fueron eliminados con un global de 9-0, desaparecieron como institución. El partido con más goles, fue el que protagonizaronUniversidad Católica y Olimpia, con empate a cuatro goles. La llave más holgada, fue la del Pepepanga contra Independiente con un global de 9-1 para los argentinos, récord jamás alcanzado en este certamen. Y la paliza de la temporada la protagonizó precisamente el Independiente de Avellaneda, que vapuleó al Pepepanga a domicilio.
  El año 1991Colo-Colo dejó la copa por primera vez en tierras chilenas, rompiendo el maleficio causado por el "Robo de Avellaneda" de 1973, el Tongo de Asunción de 1989 y, la Maldición del Nacional de 1990. Conducidos por el técnico croata Mirko Jozic, contaba entre sus estrellas con Marcelo BarticciottoJaime PizarroGabriel MendozaLizardo Garrido y Daniel Morón, quienes basaron su campaña en el poderío como local, al ganar los siete partidos que disputaron, derrotando por ejemplo en semifinal al Boca Juniors de Batistuta, Navarro Montoya y Latorre por 3-1 (goles de Martínez a los 64' y 83' y de Barticciotto a los 66', más el descuento de Latorre en los 73') y en el último encuentro al Olimpia paraguayo por 3-0. La final de ida fue empate a cero en el Defensores del Chaco, con 48.000 asistentes y dos expulsados (Cáceres para el local, Martínez para la visita). Y el partido de vuelta, la final mas memorable, con 66.517 personas controladas en el Estadio Monumental David Arellano de Macul, con $204.653.500 de la época como recaudación (hoy equivalentes a 330 millones de pesos), con el arbitraje del brasileño José Roberto Wright y, con los dos golazos de Lucho Pérez (12' y 17') y el restante de Leonel Herrera Silva (85'), goles que hicieron dar rienda suelta a las emociones de todo un país que quería lavar sus heridas por el escándalo del Maracaná. ¿Y qué pasó con el otro chileno?. Deportes Concepción no pudo con la neblina y cayó en segunda ronda ante uno de los colombianos desterrados, el América de Cali (los equipos colombianos no podían jugar en su país por el escándalo de las amenazas y el terrorismo organizado por los carteles de Pablo Escobar. Debieron jugar en la ciudad venezolana de San Cristóbal y en las ciudades estadounidenses de Miami y Los Ángeles). La guerra de goles se desató en La Bombonera, donde Boca Juniors venció a su clásico rival River Plate por 4-3. Y la paliza de la temporada la propinó el Flamengo, que humilló al Táchira por 5-0. 
  Al año siguiente, São Paulo, el viejo club de Leônidas y Zizinho, entre otros grandes, tuvo por fin su reconocimiento internacional de la mano de un entrenador monumental como Telê Santana. El veterano técnico recurrió a los jóvenes y les inculcó su estilo de fútbol alegre, veloz y contundente. El resultado de tres años fue excelente: ganó dos Copas Libertadores y fue finalista en otra, perdiendo por penales. En 1992 doblegó a Newell's Old Boys de Argentina, no sin antes caer en el Gigante de Arroyito ante 45.000 personas con gol del Toto Berizzo a los 39' de penal, e igualar la serie en el Morumbí ante 105.185 torcedores que vieron el gol de Raí de penal en los 65' y, los penales, donde ganaron 3-2. Para Sao Paulo marcaron Raí, Iván y Cafú, fallando Ronaldäo; mientras que para los leprosos marcaron Julio Zamora y el Chocho Llop, fallando el Toto Berizzo, Mendoza y Gamboa. ¿Y qué pasó con los chilenos?. A Colo Colo le salió un muy mal negocio meterse desde la primera ronda siendo campeón, ya que se fue deshidratado en la siguiente con el Barcelona ecuatoriano. Católica se tomó un café amargo en la misma ronda y Coquimbo se fue cortado a la primera. ¿Curiosidad?. El Criciuma brasileño, al tiempo que jugaba Libertadores, era un equipo de la Segunda División. Hubo un desempate entre el Caracas y el Marítimo, que se terminó decidiendo en penales a favor del segundo de los nombrados. Y la paliza de la temporada la propinó San Lorenzo, que en la fase grupal humilló a Newell's Old Boys por 6-0 como visita.
  Ya en 1993, el bicampeonato le llegó como anillo al dedo al Sâo Paulo de Telé Santana, porque en la final derrotó a Universidad Católica de Chile con un global de 5 a 3. , y un año después fue subcampeón. Sus principales figuras fueron MüllerRaíCafú y Palhinha. Nos quedamos en la final de la Libertadores de ese año, ya que el rival del elenco paulista fue la Universidad Católica, quizá el último equipo chileno en llegar a la final y, a todas luces repetir la hazaña de Colo Colo. Pero los esfuerzos cruzados se fueron rapidito a las pailas en el Morumbí ante 99.104 torcedores, cuando Daniel López se mandó flor de autogol en los 30', Vitor estira las cosas en los 40', Gilmar pone la tercera diana a los 54', Raí pone en cuatro a los precordilleranos en los 60' y Müller pone la manita en los 65'; Almada puso el del honor en los 85'. Con ese marcador de 5-1 tan abultado, ya estaba claro que los adiestrados de Telé Santana ya eran bicampeones, llegaron con esa premisa a la revancha en el Estadio Nacional (se controlaron 39.702 personas), perdieron 2-0 (goles de Lunari en los 9' y Almada de penal en los 15'), pero supieron manejar la ventaja de la ida hasta el final. Bicampeones y con merecimiento. ¿Y qué pasó con el otro chileno?. Cobreloa llegó a segunda ronda y guateó con los paraguas de Cerro Porteño en su propio feudo. Hubieron dos desempates en la fase de grupos, ya que en el Grupo 1 el Minervén ganó 1-0 al Caracas y en el Grupo 4, el América de Cali le apagó la tele al Atlético Nacional por 4-2. La llave más holgada, fue la del Flamengo contra el Minervén, que en octavos de final registró un 9-2 favorable a los brasileños. Y la paliza de la temporada la propinó precisamente el Flamengo, que en octavos de final le enchufó un terrorífico 8-2 al Minervén.
En 1994Vélez Sarsfield correspondió en logros deportivos lo que había conseguido como institución, considerada una de las más importantes de Argentina. Y fue un ex futbolista del club, Carlos Bianchi, el encargado de conducir a un plantel que peleó de igual a igual en cualquier terreno. El 31 de agosto se consagra Campeón de América frente al São Paulo en la definición por penales en Brasil, tras vencerlo primero 1-0 (gol de Omar Asad en los 35') en el Estadio José Amalfitani ante 51.000 personas, y perder por el mismo marcador en el Morumbí ante 89.819 personas (gol de Müller a los 33'). Previamente, en la zona de grupos, finaliza primero delante de un irreconocible conjunto de Boca JuniorsPalmeiras y Cruzeiro de Brasil. Luego supera en los duelos a Defensor Sporting de UruguayMinerven de Venezuela y Junior de Barranquilla, antes de llegar a la instancia final con la escuadra paulista y derrotarlos en la tanda de penales por 5-3 (anotaron para los de Liniers Trotta, Chilavert, Zandoná, Almandoz y Pompei; para los locales lo hicieron André Luiz, Müller y Euller, fallando Palhinha). ¿Y qué pasó con los chilenos?. Unión Española llegó a tercera ronda y perdió en guerra de goles con el Sao Paulo en el Morumbí, mientras que Colo Colo se tomó un café amargo ante el Junior de Barranquilla en el Monumental, tras caer en penales por culpa del "Manteca" González. Y la paliza de la temporada la propinó el The Stronguest, que en la altura de La Paz se folló al Minervén por 7-1.
  Con un equipo compacto en sus tres líneas y con los goles de la formidable dupla atacante que integraron los jóvenes Jardel y Paulo Nunes, Grêmio de Porto Alegre volvió a conquistar la preciada Copa Libertadores en 1995. Mario Jardel, precisamente, fue el máximo artillero de esta edición, con la elevada marca de 12 goles. El equipo dirigido por Luiz Felipe Scolari tuvo algunos pilares fundamentales como el zaguero y capitán Adilson, el hábil volante Arilson y los mencionados delanteros. Hacía 28 años que en la Copa no se marcaban tantos goles como en esta ocasión. Grêmio superó en la instancia final al Atlético Nacional, finalista por segunda vez..., y lo hizo en la ida disputada en el Olímpico Monumental de Porto Alegre, ante 54.257 espectadores que gozaron con el autogol de Víctor Marulanda (35'), la clarinada de Mario Jardel (43') y la de su compadre Paulo Nunes (55'), más el descuento de Juan Pablo Ángel (72'); y en la vuelta disputada ante 48.965 paisas en Medellín, ni siquiera el gol de Víctor Hugo Aristizábal les borró la sonrisa a los brasucas que igual pascual se llevaron la Copa de Verdura. ¿Y qué pasó con los chilenos?. A la Católica le dieron vuelta la parrilla en Núñez, mientras que la U. de Chile se fue penando en el desempate ante los cruzados (y por boleta). Precisamente hubo un desempate en el Nacional, donde la Católica goleó 4-1 a la U. de Chile en partido que terminaría con incidentes. La llave con más goles, fue la del Caracas y el Sporting Cristal, donde se marcaron 13 goles y el global fue de 8-5 para los peruanos. Y la paliza de la temporada la propinaron el Palmeiras y el Sporting Cristal, que pisotearon a los equipos de El Nacional y Wilstermann por 7-0 en sus partidos disputados en fase grupal.
  En la edición de 1996 descollaron figuras emergentes como el argentino Hernán Crespo, los chilenos Marcelo SalasEsteban Valencia, el uruguayo, Sebastián Abreu y otros consagrados como el brasileño Edmundo, el uruguayo Enzo Francescoli y el argentino Leonardo Rodríguez. El título lo obtuvo River Plate ante el América de Cali de Colombia, su mismo rival en la obtención de su primer título diez años antes. Sí, porque los de la Banda Sangre -tras eliminar en semis a la U. de Chile con el llamado "Robo de Rodas"-, van al Pascual Guerrero de Cali, reciben una sonora pifiadera de 50.000 personas y pierden con gol del "Pitufo" De Ávila en los 25'. Pero en la vuelta, 72.000 forofos se dieron cita en el Monumental de Núñez para dar la vuelta olímpica tras el 2-0 que los "gallinas" le endosaron a los cafeteros, producto del doblete de Hernán Jorge Crespo (6' y 65'). ¿Qué pasó con los chilenos?. Universidad de Chile llegó a la semifinal y guateó por culpa de Alfredo Rodas, mientras la Católica se fue en primera fase. Dos hechos curiosos para destacar, como que por primera vez un equipo uruguayo pierde por paliza como local (Peñarol se fue boleteado 5-1 ante San Lorenzo) y, que en un solo partido el marcador se definió por dos autogoles, como pasó en el partido de ida entre el Espoli y el Corinthians (Jorge Ballesteros a los 44' y Belmer García a los 75', anotaron en propia portería, dejando como ganador al "Timao" por 3-1). La llave con más goles, fue la de Sporting Cristal contra River Plate con 10 goles y un global de 6-4 para los trasandinos. Y la paliza de la temporada la propinaron América de Cali y River Plate, que arrollaron al Guabirá y al Minervén por 5-0.
En la Copa de 1997, se enfrentaron Cruzeiro de Brasil y el equipo peruano Sporting Cristal tricampeón del fútbol de su país, bajo la dirección del uruguayo Sergio Markarián. Ambos equipos, habían sido rivales en la fase de grupos. La eliminatoria entre ellos, se igualó sin goles en el Nacional de Lima ante 45.000 personas, claro que la contienda se definió en el partido de vuelta de la final por el cuadro brasileño, al ganar 1-0 a poco menos de 5 minutos, de terminar el encuentro con un gol de Elivelton en los 75', ante una concurrencia récord, para una final de Copa 106.853 espectadores asistieron al Estadio Mineirão. ¿Qué pasó con los chilenos?. Colo Colo llegó a la semifinal eliminando a la Católica y topándose con quien históricamente ha sido su bestia negra, por la vía de los penales. Además, se produjo la paliza más grande de esta edición de la Copa Libertadores, donde el Bolívar le enchufó un terrorífico 7-0 al Minervén en la altura de La Paz. Y también se destacan los "pokers" de Alberto Federico Acosta (Universidad Católica frente a The Strongest) y de Antonio Vidal González (Bolívar frente a Minervén).
En los años posteriores, Vasco da Gama junto a Palmeiras entran en la galería de los campeones. Desde 1998, se le agregó el nombre del auspiciador oficial, por lo que fue conocida como Copa Toyota Libertadores, durante 9 años hasta 2007, y durante el patrocinio de Toyota, al campeón también se le entregaba un platillo. Ese mismo año, incursionaron equipos de México, pese a que este país está afiliado a la Concacaf. Inicialmente participaron gracias a los cupos obtenidos a través de la Copa Pre Libertadores, que enfrentaba a los clubes mexicanos y venezolanos. Dicho sistema permaneció hasta el 2004, cuando Venezuela y México obtienen dos cupos directos cada uno al ampliarse el torneo a 36 equipos. En 1998, es la primera vez que en la Copa Libertadores, se implantan estímulos económicos, merced al acuerdo entre la Conmebol y la Toyota Motor Corporation. En ese sentido, todos los equipos que han avanzado a la segunda etapa del torneo recibieron 25 mil dólares por su participación. Por primera vez, dos equipos mexicanos fueron invitados a participar en la Copa Libertadores. El campeón fue Vasco da Gama, enfrentando al Barcelona de Ecuador, ganando ante 72.000 personas en el Monumental de Guayaquil 2-1(Luizâo en los 24' y Donizete Pantera en los 45' para los brasucas; Ávila en los 79' para los ecuatorianos) y ante 35.000 personas en el Sâo Januario de Río de Janeiro por 2-0 (Donizete Pantera en los 7' y Luizâo en los 33'). ¿Y qué pasó con los chilenos?. Colo Colo llegó a octavos y se fue cortado ante el Barcelona de Guayaquil, mientras que la Católica guateó en la fase grupal. Por primera vez, los mexicanos entran ala Libertadores en calidad de "invitados", eliminándose con los equipos venezolanos en la fase previa disputada en el segundo semestre del año anterior. La llave mas holgada fue la de Nacional contra Grêmio, con un global de 5-1 para los brasileños. Y la paliza de la temporada la propinó Peñarol, que vapuleó a Oriente Petrolero por 6-1. 
  Y finalmente, el Palmeiras cierra el Siglo XX ganando la Libertadores a costa del Deportivo Cali, claro que los colombianos en el estadio Pascual Guerrero ganaron la ida por la cuenta mínima con el gol de Víctor Bonilla en los 42', hecho que se revirtió en la vuelta disputada en el Pacaembú con triunfo del "Verdâo", primero en tiempo regular por 2-1, gracias a los goles de Evaír (64') y Oseas (75') (el empate transitorio fue de Zapata en los 69' de penal) y, después en una emotiva tanda de penales, donde los cariocas finalmente ganaron por 4-3. ¿Y qué pasó con los chilenos?. Colo Colo y Católica llegaron a segunda fase, donde los albos no se la pudieron con el Deportivo Cali tras perder 2-0 en Cali y ganar apenas por 1-0 en el Monumental y, donde los cruzados de forma increíble cayeron en su feudo con los uruguayos del Bella Vista. Este certamen, ha sido el último en el cual la fase grupal constaba de dos equipos por país asociado. Y la paliza de la temporada la propinó el Corinthians brasileño, que apabulló por 8-2 al Cerro Porteño paraguayo.



UN NUEVO SIGLO: 2000-2009.

  Luego de 22 años, Boca Juniors alzó nuevamente la Copa Libertadores en el año 2000, quitándole el sueño del bicampeonato al Palmeiras. Un empate a dos goles en La Bombonera (Arruabarrena anotó los dos goles bosteros en los 22' y 61'; Renivaldo Pena en los 43' y Euller en los 63' para el "Verdâo") y otro sin goles en el Morumbí, determinaron la suerte en los penales, la cual se selló con un 4-2 desde los doce pasos para los trasandinos. ¿Y qué pasó con los chilenos?. La U de Chile, la Católica y Cobreloa, simplemente guatearon en la fase grupal. Desde esta edición, la fase grupal ya no tiene a dos equipos por país, enfrentando a dos equipos de un país competidor. Y la paliza de la temporada la protagonizó el América de México, que humilló al Olimpia paraguayo por 8-2.
  En la edición 2001, los xeneizes defendieron el título, con Juan Román Riquelme como figura, y por segunda vez en su historia, Boca se consagró bicampeón del torneo derrotando en la final en tanda de penales al Cruz Azul mexicano..., claro que los bosteros habían ganado en el Azteca con gol de Delgado en los 81' y habían perdido en La Bombonera con gol de Palencia en los 45'. ¿Y qué pasó con los chilenos?. Deportes Concepción regresa después de 10 años a la competencia, vuelve a quedar en segunda fase y guatea frente al Vasco da Gama; Cobreloa pierde el partido en Calama ante Rosario Central en segunda ronda, empata en Argentina y chaolín bombín; y la U. de Chile símplemente se fue cortada en la fase grupal. Y la paliza de la temporada la propinaron Rosario Central y Cerro Porteño, que vapulearon sin contemplaciones a Universitario y a la U. de Chile por 6-0.
  Al año siguiente, en el 2002Olimpia de Paraguay regresa a la gloria de la mano de Nery Pumpido para obtener su tercera Copa Libertadores de América, derrotando en tanda de penales al Sâo Caetano tras perder la ida ante 32.000 personas en el Defensores del Chaco por 0-1 con gol de Aílton Delfino en los 61' y, ganar en el Pacaembú por 2-1 ante 32.000 torcedores que celebraban el gol de Aílton Delfino en los 31', pero que sufrieron con los goles de Gastón Córdoba a los 49' y de Richart Báez a los 59', hecho que motivó la tanda de penales ganada por los paraguayos. ¿Y qué pasó con los chilenos?. Santiago Wanderers se fue cortado en la fase grupal, la Católica llegó a segunda ronda y perdió por penales ante el Sâo Caetano y, Cobreloa en segunda fase perdió la llave ante Olimpia porque a un amermelado se le ocurrió lanzar un camote al guardalíneas, lo que obligó no solo a suspender el partido de ida, sino que a decretar la derrota por secretaría a los naranjas. En esta edición se registró un inédito e inolvidable empate a 5 goles entre el The Strongest y el Atlético Paranaense en el Hernando Siles de La Paz. Y la paliza de la temporada fue en la Pre-Libertadores entre mexicanos y venezolanos, donde otra vez el América se matricula con una goleada terrorífica y su víctima fue el Trujillanos, a quien masacró por 7-1.
  En el año 2003Boca Juniors se alzaba nuevamente con el título junto a su figura Carlos Tévez, dejando con la tarasca abierta al Santos, a quien derrotó por 2-0 en La Bombonera con goles de Delgado a los 32' y 83' y, por 3-1 en el Morumbí ante 73.103 espectadores, con goles de Tévez a los 21' para abrir la cuenta, el empate transitorio de Alex en los 75', el desequilibrio de Delgado en los 84' y la rúbrica de Schiavi en los 95'. ¿Y qué pasó con los chilenos?. Cobreloa llegó hasta cuartos de final donde se topó con Boca Juniors y perdió los dos partidos por 2-1; Colo Colo -que estaba en quiebra desde el año anterior- y la Católica, simplemente dieron jugo en la fase grupal. En esta edición, se produce la llave con más goles en la historia entre Santos y Nacional, con un 6-6 global. Y la paliza de la temporada la protagonizó el Fénix de Uruguay, que vapuleó al Cruz Azul mexicano por 6-1 y, que en su mismo grupo fue vapuleado por el Corinthians por 6-1 también.
  En el 2004, el Once Caldas de Colombia dio la gran sorpresa, al derrotar por los lanzamientos penales al campeón defensor Boca Juniors, merced a un empate en blanco ante 37.000 personas en La Bombonera y, a un 1-1 registrado ante 38.000 personas en el Palogrande de Manizales, con arbitraje del actual alcalde de Coihueco Carlos Chandía y, los goles de Jhon Viáfara (7') y Nicolás Burdisso (52'), lo que terminó por decidirse desde los 12 pasos con todos los bosteros fallando y dos cafeteros convirtiendo. ¿Y qué pasó con los chilenos?. Cobreloa dio vergüenza, al quedar último en su grupo y con cero puntos; la U de Conce y Colo Colo corrieron la misma suerte, pero sacaron puntos, aunque los tres simplemente fueron un completo fiasco. Por primera vez en la historia, comienzan los bolilleros, los grupos que fueron 9 y los enfrentamientos entre los mejores y hasta los peores segundos en rondas de eliminación. Y la paliza de la temporada la propinó el Barcelona de Guayaquil, que apabulló al Maracaibo por un contundente 6-1.
  En el año 2005, el São Paulo le devolvió la alegría a los garotos con Luiz Fabiano comandando el ataque y ganándole la final al Atlético Paranaense, tras empatar en la ida a un gol en el Beira Río (autogol de Durval en los 14' y Aloisio a los 52') y golearlo por 4-0 en la vuelta disputada en el Morumbí ante 71.986 personas que gozaron con los goles de Amoroso (16'), Fabâo (52'), Luizâo (70') y Diego Tardelli (89'). ¿Y qué pasó con los chilenos?. Universidad de Chile llegó a tercera ronda (octavos de final), se topó con el Santos y se dieron vuelta porque Robinho les pintó la cara en Brasil; Cobreloa guateó en la fase grupal (segunda ronda) y quedó chupeguata; y Colo Colo quedó out en la primera fase (fase previa) ante el Quilmes por el expediente del gol de visitante. Por primera vez se juega una ronda previa de eliminación, la cual queda como primera fase. Se produjo además, la llave mas holgada de este certamen, la que ganaron la Chivas Rayadas de Guadalajara por un global de 8-2 ante Universitario, merced a sus triunfos por 3-1 y 5-1 respectivamente. Y la paliza de la temporada la propinaron los brasileños Santos y Santo André, quienes en sus respectivos grupos vapulearon por 6-0 al Bolívar y al Deportivo Táchira, respectivamente.
 Para el año 2006, el São Paulo perdió contra el Internacional de Porto Alegre y los colorados del Beira Río (donde brillara Elías Figueroa y donde años más tarde lo haría Charles Aránguiz) se consagraron por primera vez campeones de la Copa Libertadores de América, gracias a su triunfo por 2-1 en el Morumbí ante 71.745 espectadores (doblete de Rafael Sobis en los 52' y 61' y, descuento de Edcarlos a los 75') y el empate 2-2 en el Beira Río ante 55.000 personas (29' Fernandâo, 50' Fabâo, 66' Tinga y 85' Lenilson). ¿Y qué pasó con los chilenos?. Colo Colo se emborrachó con tequila y se fue cortado ante las Chivas Rayadas de Guadalajara por un global de 8-4 en primera fase; la Unión Española y la Universidad Católica, quedaron eliminadas en la fase grupal. La llave más holgada, fue en la primera fase, donde River Plate le aforró un terrorífico 8-0 global a Oriente Petrolero. La guerra de goles la protagonizaron Tigres y Deportivo Cali, con un marcador de 5-4 para los mexicanos. Y la paliza de la temporada la propinó River Plate, que humilló en primera ronda a Oriente Petrolero por un tenístico 6-0.
  En 2007 y con la figura de Juan Román Riquelme, Boca Juniors consiguió su sexta corona continental, goleando en la final más desigual de la historia a Grêmio (récord global de 5-0). Ese marcador global se cimentó con un 3-0 en La Bombonera ante 52.352 espectadores (Rodrigo Palacio a los 19', Juan Román Riquelme de tiro libre a los 74' y autogol de Patricio a los 89') y un 2-0 en el Olímpico Monumental de Porto Alegre ante 43.952 personas (doblete de Juan Román Riquelme en los 69' y 81'). ¿Y qué pasó con los chilenos?. Cobreloa no puede romper el maleficio de la primera ronda y guatea ante el Paraná; Audax Italiano hace buena campaña, pero queda eliminado por diferencia de gol en la fase grupal; y Colo Colo pasa por última vez de la fase grupal, ya que en octavos se topa con el América de México y pierde por un global de 4-2. La llave más holgada, fue la del Santos frente al Blooming, que en primera fase terminó con un global de 6-0 para los brasileños. Y la paliza de la temporada fue la que le propinó Boca Juniors al Bolívar por 7-0.
En 2008 nuevamente cambia de denominación, al ser patrocinado por el Grupo Santander de España, siendo ahora identificada como Copa Santander Libertadores, durante 4 años hasta 2012. En esa temporadaLiga de Quito ganó la Copa Libertadores —siendo también la primera vez para un equipo ecuatoriano— con la conducción técnica del argentino Edgardo Bauza. En el partido de ida, en Quito, Liga sacó una importante ventaja de 4-2 en el Estadio Casa Blanca de Quito ante 55.359 espectadores (para los ecuatorianos anotaron Bieler a los 2', Guerrón a los 29', Campos a los 34' y Urrutia a los 45'; mientras que para los brasileños anotaron Conca a los 12' y Thiago Neves a los 52'); en el partido de vuelta disputado en el Maracaná ante 86.027 personas (78.918 pagados), el Fluminense ganó 3-1 (hat trick de Thiago Neves en los 12', 28' y 58' y la apertura de la cuenta por intermedio de Bolaños en los 6'), resultado que igualó el marcador global y llevó el partido a tiempo suplementario. Debido a que ningún equipo logró marcar, se tuvo que ir a la definición por penales, donde el arquero ecuatoriano José Francisco Cevallos atajó tres disparos, siendo clave para obtener el triunfo por 3-1 en la tanda de los penales. ¿Y qué pasó con los chilenos?. Audax Italiano por fin rompe el maleficio de las primeras fases, pero en la fase grupal queda último y eliminado; la misma suerte le pasó a Colo Colo y Católica, claro que en el caso de los albos la diferencia de gol los cagó. La llave más holgada, fue la del Cruzeiro ante Cerro Porteño, con un global de 6-3 para los brasileños en primera fase. La llave mas pareja y con más goles, fue la del Boyacá Chicó con el Audax Italiano en primera fase, decretándose un 4-4 y con los audinos clasificando por diferencia de gol. Dos guerras de goles se desataron en esta edición, ambas con marcador de 4-3 y, en estas dos ganaron Boca Juniors a Colo Colo (ahí renunció Claudio Borghi) y el América de México sobre River Plate. La final de ese año, fue la que tuvo mas goles (10), dejando un global de 5-5. Y la paliza de la temporada la propinó el Santos al San José de Oruro por 7-0.
  En 2009, en la 50º edición de la Copa, Estudiantes de La Plata obtuvo el tetracampeonato de América tras consagrarse luego de 39 años siendo dirigido primero por Leonardo Astrada y luego por Alejandro Sabella. En la final se enfrentó al Cruzeiro de Brasil, igualando 0-0 como local ante 52.000 espectadores en el Estadio Ciudad de La Plata y, venciendo por 2-1, el 15 de julio, en la revancha disputada en el Estadio Mineirão de Belo Horizonte ante 64.800 espectadores (Henrique para el Cruzeiro en los 51'; "La Gata" Fernández en los 56' y Mauro Boselli en los 72' para los pincharratas). ¿Y qué pasó con los chilenos?. Everton y Colo Colo, guatearon en la segunda fase, mientras que la U. de Chile llegó a la tercera fase y se inclinó ante el Cruzeiro. La llave más holgada, fue la de Palmeiras frente al Real Potosí, con un global de 7-1 para los brasileños en la primera fase. Y la paliza de la temporada la protagonizaron las Chivas Rayadas de Guadalajara, que vacilaron a Everton y lo aplanaron por 6-2.
  En esta edición ocurrió una polémica, tras el retiro de Guadalajara y San Luis de los octavos de final. Esta situación comenzó con el anuncio de la Conmebol de aplazar una semana los partidos de los clubes mexicanos clasificados a octavos de final, con el fin de encontrar una solución satisfactoria al problema planteado por el grave brote de gripe A (H1N1). Se planteó la posibilidad de que eligieran otro país para disputar sus partidos como local, a fin de evitar la expansión del brote, aunque esta postura generó molestias en los dos equipos mexicanos. Con este planteo, sucedieron algunos rechazos a recibir a los equipos mexicanos, como el gobierno de Chile y Bogotá, Colombia, pese a que existió la voluntad para que se pudiera jugar allí por parte de la Federación Colombiana de Fútbol y de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional chilena.
Días después, debido a que sus rivales se negaron a jugar en México, y ante la postura oficial de la Conmebol de que ambas llaves se celebren con los dos equipos mexicanos jugando en condición de visitantes, el día 20 de mayo, en partidos únicos que, en caso de quedar empatados, se definirían en tiros desde el punto penal, la Federación Mexicana de Fútbol anunció la deserción de los clubes Guadalajara y San Luis y el retiro de México de cualquier competencia de la Conmebol.
Finalmente, la Confederación decidió el avance directo a cuartos de final de São Paulo y Nacional. El año siguiente, la Conmebol buscó volver a integrar a México a sus competiciones, decidiendo introducir a San Luis y Guadalajara directamente en los octavos de final de la Copa Libertadores 2010.



DEL TERREMOTO DE CHILE HASTA HOY: 2010-2017.

La Copa Libertadores de 2010 contó con una particularidad, ya que clasificaron directamente a la fase final los equipos mexicanos San Luis y Guadalajara, generando que Racing Club de Montevideo y Deportivo Quito no puedan acceder a los octavos de final a pesar de finalizar en la segunda ubicación en sus respectivos grupos. La inserción de San Luis y Guadalajara en la fase final se debió a que en 2009 dichos equipos se retiraron de la competición, tras el pedido de la Conmebol de que disputaran sus partidos de local en el extranjero por del grave brote de gripe A (H1N1) en México.
Al final, luego de la postergación de un mes del torneo debido a la disputa de la Copa MundialInternacional de Porto Alegre se alzaría con su segunda copa siendo dirigido, primero, por el uruguayo Jorge Fossati y posteriormente por Celso Roth, aunque esta vez su víctima fue las Chivas Rayadas de Guadalajara, que se convirtió en el segundo equipo mexicano en llegar a la final del torneo. En la ida, los colorados ganaron por 2-1, silenciando a 30.870 forofos que se dieron cita en el Omnilife de Guadalajara, merced a los goles de Giuliano (73') y Bolívar (77'), después que el "Bofo" Bautista abriera las esperanzas mexicanas; y la vuelta fue mero trámite ante 56.000 personas en el Beira Río, porque el marcador fue de 3-2 para los de Porto Alegre (abrió la cuenta Marco Fabián de la Mora para los aztecas a los 43', empató Rafael Sobis a los 62', desequilibró Leandro Damiâo a los 76', prolongó la fiesta Giuliano en los 90' y, Omar Bravo decoró la derrota de su equipo en los 92'). ¿Y qué pasó con los chilenos?. La U. de Chile llegó a la semifinal, enfrentó a las Chivas Rayadas de Guadalajara y con dos condoros de Miguel Pinto perdieron en el Nacional; Colo Colo y la Católica, salieron terremoteados y eliminados en la fase grupal. La llave más holgada, fue la de Real Potosí contra Cruzeiro, que registró un global de 8-1 para los brasileños. Y la paliza de la temporada se la plantó el Cruzeiro al Real Potosí por 7-1 en primera fase.
  Al año siguiente en una final de dos equipos legendarios del torneo; reeditando la final de 1962, otro equipo brasileño se coronó campeón del torneo, esta vez fue el Santos, liderado por NeymarElano y Ganso que consiguió su tercer cetro continental después de 48 años, al vencer por 2-1 al uruguayo Peñarol, que llegaba a su décima final, récord en la historia del torneo. En la ida ante 70.000 personas en el Centenario, uruguayos y brasileños no se hicieron daño, pero en la revancha disputada ante 40.200 torcedores en el Pacaembú, Neymar (46') y Danilo (68') hacían saltar a la fanaticada, que aunque sufrió con el autogol de Durval (79'), terminó celebrando..., claro que con vergüenza por los escandalosos incidentes armados por los uruguayos en la cancha. ¿Y qué pasó con los chilenos?. La Católica llegó sólo a cuartos de final y por culpa de Paulo Garcés, quedaron eliminados ante Peñarol; la Unión Española quedó última en el mismo grupo en que estaban los cruzados; y Colo Colo, cuando lo tenía todo para clasificar a tercera ronda, pierde en el último minuto y estalla la crisis. Y la paliza de la temporada, se la propinó el Cruzeiro al Deportes Tolima con un humillante 6-1.
En el año 2012Corinthians logró su primer campeonato, venciendo a Boca Juniors que alcanzó su décima final igualando el récord de Peñarol, tras empatar 1-1 en Buenos Aires ante 41.901 espectadores (goles de Roncaglia a los 73' y Romarinho a los 84') y, ganando por 2-0 la revancha en São Paulo ante 37.500 personas (goles de Emerson Sheik a los 53' y 72') y así obtener el título en forma invicta. ¿Y qué pasó con los chilenos?. Universidad de Chile, que venía con el impulso de ganar la Sudamericana (la de cartón), llegó a su última semifinal y se topó co Boca Juniorse perdiendo la llave en La Bombonera; Unión Española llegó a octavos de final y, también se topó con los bosteros perdiendo los dos partidos; y la Católica guateó en la fase grupal. Y la paliza de la temporada corrió por cuenta de los equipos de Lanús, Corinthians y Universidad de Chile, que golearon por 6-0 en sus respectivos partidos a Olimpia, Deportivo Táchira y Deportivo Quito, respectivamente.
  En la siguiente edición, la de 2013Atlético Mineiro de Brasil se coronó por primera vez campeón del certamen frente a Olimpia de Paraguay. En la primera final, jugada en el Estadio Defensores del Chaco de Asunción ante 40.736 espectadores, el resultado fue favorable para Olimpia por 2-0 (Alejandro Silva a los 22' y Wilson Pittoni a los 93'), mientras que a la siguiente semana, en el Estadio Mineirão en Belo Horizonte, capital del Estado de Minas Gerais ante 62.547 espectadores, Atlético Mineiro repitió el marcador con otro 2-0 (46' Jo y 86' Leonardo Silva), emparejando así la serie (2-2), para forzar una serie de tiros penales en la que triunfó el elenco brasileño por 4-3. En esta edición, la Copa Libertadores cambió nuevamente de patrocinador, pasándose a llamar Copa Bridgestone Libertadores. ¿Y qué pasó con los chilenos?. Deportes Iquique debuta en la Libertadores y en segunda fase queda eliminado; lo mismo les pasó a la U. de Chile y a Huachipato, que regresaba a la arena internacional después de 38 años. Se vuelve al sistema de bolilleros y, para la primera fase quedan 2 y para la segunda van 4. La llave mas holgada fue 8-4 entre Sâo Paulo y Bolívar, con resultado favorable a los brasileños. Y la paliza de la temporada, la propinó el Sâo Paulo, precisamente al Bolívar en primera fase, goleándolo por 5-0.
En la edición 2014San Lorenzo se coronó campeón por primera vez en su historia, tras derrotar 1-0 a Nacional de Paraguay en el partido de vuelta de la final, disputado en el estadio Nuevo Gasómetro de Buenos Aires ante 43.900 espectadores. Un gol de penal ejecutado por Néstor Ortigoza a los 36 minutos del primer tiempo, le dio el triunfo al equipo de Buenos Aires. El partido de ida en Asunción ante 36.000 personas, había terminado empatado a un gol, con goles de Mauro Matos a los 64' y de Julio Santa Cruz para Nacional, en los 93'. ¿Y qué pasó con los chilenos?. Unión Española fue el último equipo chileno en pasar de la fase grupal y se topó en octavos con Arsenal de Sarandí, perdiendo en la vuelta; O'Higgins y la U. de Chile, quedaron eliminados en la fase grupal. La guerra de goles se desató en el Estadio Santa Laura, donde Independiente del Valle derrotó a domicilio a la Unión Española por 5-4. La llave más holgada fue la de San Lorenzo con el Bolívar en semifinales, con un global de 5-1 para los argentinos. Y la paliza de la temporada precísamente la propinó San Lorenzo en semifinales, arrollando al Bolívar por 5-0.
En 2015River Plate se proclamó vencedor del certamen después de 19 años y consiguió, de esta manera, su tercer título en el torneo. Derrotó en la final al club mexicano Tigres, rival al cual ya se había enfrentado en la fase de grupos. En la primera final realizada ante 40.000 espectadores en el Estadio Universitario de Monterrey, no se abrió el marcador. La diferencia entre ellos, se produjo en el partido de vuelta, jugada ante 69.000 espectadores en el Estadio Monumental de Buenos Aires, en donde el local venció 3-0, gracias a los goles de Lucas Alario (44'), Carlos Sánchez (74' de penal) y Ramiro Funes Mori (78'). ¿Y qué pasó con los chilenos?. Colo Colo cagó en la fase grupal por la diferencia de goles, Palestino pasó la primera fase y guateó en la grupal jugándole el partido a Boca Juniors y, la U de Chile dio la cacha en la misma fase y quedó colista. La guerra de goles se desató en Chiclayo, donde Juan Aurich perdió por 5-4 ante el Tigres mexicano. La CONMEBOL descalificó a Boca Juniors tras los incidentes en el partido de revancha ante River Plate disputado en La Bombonera, debido a que la barra local agredió con elementos químicos a jugadores visitantes. La vergüenza de este certamen fue el Zamora de Barinas, que remató último, con cero punto y 21 goles recibidos. Y la paliza de la temporada la propinó Boca Juniors, que apabulló al Zamora de Barinas en La Bombonera por 5-0.
En 2016Atlético Nacional fue el vencedor del torneo luego de haberlo ganado por última vez en 1989, obteniendo de esta forma su segunda estrella. El camino del conjunto verdolaga hacia la gloria fue sólido, teniendo un rendimiento muy eficiente en el grupo 4 estando compuesto por PeñarolSporting Cristal y Huracán. En el cual terminó invicto, con la valla imbatida y con 5 triunfos consecutivos, empatando solamente en la fecha final ante el club argentino. Obteniendo resultados notables tanto de local como de visita, como el triunfo 0-4 ante el equipo uruguayo. En octavos se enfrentó de nuevo ante Huracán, la ida terminó 0-0 y se definiría todo en Medellín, en la vuelta se vio vencida por primera vez su valla al conceder 2 goles en su estadio, aunque terminaría venciendo por 4-2 tanto en el partido como en el global al equipo del globo. En cuartos apareció otra escuadra argentina siendo esta vez Rosario Central el rival, en la ida se produjo el fin del invicto del equipo cafetero, luego en la vuelta el conjunto verdolaga consigue sobreponerse al 1-0 en Rosario ganando 3-1 en los descuentos del partido con gol de Orlando Berrío en los últimos momentos del encuentro. En semifinales triunfa por 4-1 en el global ante São Paulo venciendo en ambos partidos, siendo todos los goles en esta serie obra de Borja. En la final, se enfrentó a la sorpresa de la competición Independiente del Valle, quienes anteriormente habían superado a Colo-ColoRiver PlatePumas UNAM y Boca Juniors. En la ida en Quito, se produce el empate a 1, mientras que en la vuelta Borja vuelve a convertir el gol que le da el triunfo y el campeonato a los colombianos, además de ser la primera vez, que un equipo colombiano gane el torneo sin ir a los penales. El jugador Alejandro Guerra que pertenecía al equipo cafetero, es el primer futbolista venezolano en ganar la Copa Libertadores, en toda su historia. Anteriormente; Rafael Dudamel llegó a la final de 1999 con Deportivo Cali, perdiéndola ante Palmeiras por los penales. Esta edición, fue la última en la que participaron los clubes mexicanos. ¿Y qué pasó con los chilenos?. La U. de Chile dio la mansa cacha en la primera fase ante el corneta River Plate con un penal ridículo de Monzón, un estúpido autogol de Johnny Herrera y un juego como la callampa; Cobresal también dio la cacha, pero en la fase grupal; y Colo Colo se fue cortado por diferencia de gol y por la modorra del Coto Sierra, que fue rebautizado como el Coto Siesta. Se desataron dos guerras de goles, ya que River Plate le hizo 4-3 al Trujillanos en el Monumental de Núñez y, Peñarol le plantó el mismo marcador a Sporting Cristal en el Centenario. La llave más holgada, fue la que disputaron Oriente Petrolero con el Santa Fe, con un global de 6-1 para los colombianos. Y la paliza de la temporada la propinaron Sâo Paulo, River Plate y Corinthians, que no tuvieron piedad en basurear y humillar por 6-0 a Trujillanos, The Strongest y Cobresal, en sus respectivos partidos.